Publicidad

Pan de pipas

Hoy os traigo uno de mis panes integrales que habitualmente hago en casa con harina integral y pipas. Los que habéis asistido a mis cursos de pan me oís decir que hasta hace un par de años no hacía muchos panes de pipas, porque este ingrediente es delicado y si no las usas pronto o las usas sólo de vez en cuando se enrancian rápido. Hace como un par de años descubrí esta mezcla de pipas ecológicas con otras semillas de calidad excepcional y que no enrancian —los que las uséis habitualmente sabréis que es tal cual lo digo— y estoy encantada con los resultados.Estos panes con pipas son muy sabrosos, y en mi casa gustan especialmente con paté o con lacón cortado en finitas lonchas y servido con un poco de pimentón agridulce de la Vera y un chorrete de aceite de oliva virgen extra.

Pan de pipas

Receta de pan de pipas

Ingredientes

300 g de harina integral de trigo de fuerza
50 g de harina integral de espelta
150 g de harina de fuerza
10 g de sal
10 g de levadura fresca —o 3,3 g de levadura seca de panadero—
320 g de agua
40 g de mezcla de pipas para la masa
75 g de mezcla de pipas para rebozar

Preparación tradicional

A mano


1. Mezclar las harinas y la levadura desmigada.
2. Añadir el agua, la sal y mezclar.
3. Empezar a amasar hasta que tengamos obtengamos una masa uniforme, casi al final del amasado añadir las pipas que van dentro de la masa.
4. Formar una bola con la masa, depositarla en un cuenco aceitado y dejarla reposar durante dos horas, tapada con plástico transparente, untado también en aceite y pegado a la masa, pero sin apretar.
5. Sacar la masa a la mesa de trabajo y formar una bola. Dejarla reposar durante 5 minutos.
6. Dar la vuelta a la bola. Estirar la masa por el extremo más alejado, plegarla hacia el centro y sellar. Repetir por el extremo derecho, el más cercano y finalmente el izquierdo. Dar la vuelta.
Formado
7. Poner en un plato hondo las pipas. Pincelar la hogaza con agua por la zona bonita —por donde no hemos hecho los pliegues— y dándole la vuelta rebozar la parte mojada en las pipas.
8. Cerner harina integral, preferiblemente de centeno, sobre un paño de algodón limpio que usemos exclusivamente para estos menesteres. Dejar reposar la hogaza sobre él durante una hora y media con la parte de las pipas hacia arriba. Tapar con un paño.
9. Precalentar el horno a 250ºC, calor arriba y abajo, con una piedra de hornear sobre una rejilla colocada a media altura. Próximamente os hablaré del asunto piedra. Si no tienes piedra pon una bandeja de horno de las normales para que esté muy caliente.
10. Pasado el tiempo de reposo, traspasar con cuidado a la piedra o a la bandeja. Te puedes ayudar de una pala con harina o con papel de hornear. Abrir el horno, depositar la hogaza, echar en la base del horno el contenido de una taza de agua y cerrar rápidamente la puerta.

No pasa nada por echar el agua en la base del horno, pero si te da miedo, cuando enciendas el horno pon una bandeja de hornear sobre la base, y echa el agua en ella.
La taza no se mete en el horno. Sirve para echar el agua, nada más.

11. Transcurridos 10 minutos de horneado a 250ºC, abrir una rendija la puerta del horno, y dejar salir el vapor durante unos 10 segundos. Cerrar de nuevo y bajar la temperatura a 220ºC. Continuar el horneado durante unos 20 o 25 minutos más, hasta que esté bien cocido.
12. Sacar a una rejilla hasta que se termine de enfriar.

Thermomix


1. Echar todos los ingredientes en el vaso de la Thermomix, menos las pipas de rebozar. Mezclar 5 segundos a velocidad 3. Programar 5 minutos a velocidad espiga. En los últimos 30 segundos añadir las pipas por el bocal.
2. Sacar la masa a la mesa de trabajo y formar una bola. Dejarla reposar durante 5 minutos.
3. Dar la vuelta a la bola. Estirar la masa por el extremo más alejado, plegarla hacia el centro y sellar. Repetir por el extremo derecho, el más cercano y finalmente el izquierdo. Dar la vuelta.
Formado
4. Poner en un plato hondo las pipas. Pincelar la hogaza con agua por la zona bonita —por donde no hemos hecho los pliegues— y dándole la vuelta rebozar la parte mojada en las pipas.
5. Cerner harina integral, preferiblemente de centeno, sobre un paño de algodón limpio que usemos exclusivamente para estos menesteres. Dejar reposar la hogaza sobre él durante una hora y media, con la parte de las pipas hacia arriba y tapar con un paño.
6. Precalentar el horno a 250ºC, calor arriba y abajo, con una piedra de hornear sobre una rejilla colocada a media altura. Próximamente os hablaré del asunto piedra. Si no tienes piedra pon una bandeja de horno de las normales para que esté muy caliente.
7. Pasado el tiempo de reposo, traspasar con cuidado a la piedra o a la bandeja. Te puedes ayudar de una pala con harina o con papel de hornear. Abrir el horno, depositar la hogaza, echar en la base del horno el contenido de una taza de agua y cerrar rápidamente la puerta.

No pasa nada por echar el agua en la base del horno, pero si te da miedo, cuando enciendas el horno pon una bandeja de hornear sobre la base, y echa el agua en ella.
La taza no se mete en el horno. Sirve para echar el agua, nada más.

8. Transcurridos 10 minutos de horneado a 250ºC, abrir una rendija la puerta del horno, y dejar salir el vapor durante unos 10 segundos. Cerrar de nuevo y bajar la temperatura a 220ºC. Continuar el horneado durante unos 20 o 25 minutos más, hasta que esté bien cocido.
9. Sacar a una rejilla hasta que se termine de enfriar.

Amasadora


1. Echar todos los ingredientes en el cuenco de la amasadora, menos las pipas de rebozar el pan. Poner el accesorio gancho. Mezclar 5 minutos a velocidad media.
2. Sacar la masa a la mesa de trabajo y formar una bola. Dejarla reposar durante 5 minutos.
3. Dar la vuelta a la bola. Estirar la masa por el extremo más alejado, plegarla hacia el centro y sellar. Repetir por el extremo derecho, el más cercano y finalmente el izquierdo. Dar la vuelta.
Formado
4. Poner en un plato hondo las pipas. Pincelar la hogaza con agua por la zona bonita —por donde no hemos hecho los pliegues— y dándole la vuelta rebozar la parte mojada en las pipas.
5. Cerner harina integral, preferiblemente de centeno, sobre un paño de algodón limpio que usemos exclusivamente para estos menesteres. Dejar reposar la hogaza sobre él durante una hora y media, con la parte de las pipas hacia arriba y tapado con un paño.
6. Precalentar el horno a 250ºC, calor arriba y abajo, con una piedra de hornear sobre una rejilla colocada a media altura. Próximamente os hablaré del asunto piedra. Si no tienes piedra pon una bandeja de horno de las normales para que esté muy caliente.
7. Pasado el tiempo de reposo, traspasar con cuidado a la piedra o a la bandeja. Te puedes ayudar de una pala con harina o con papel de hornear. Abrir el horno, depositar la hogaza, echar en la base del horno el contenido de una taza de agua y cerrar rápidamente la puerta.

No pasa nada por echar el agua en la base del horno, pero si te da miedo, cuando enciendas el horno pon una bandeja de hornear sobre la base, y echa el agua en ella.
La taza no se mete en el horno. Sirve para echar el agua, nada más.

8. Transcurridos 10 minutos de horneado a 250ºC, abrir una rendija la puerta del horno, y dejar salir el vapor durante unos 10 segundos. Cerrar de nuevo y bajar la temperatura a 220ºC. Continuar el horneado durante unos 20 o 25 minutos más, hasta que esté bien cocido.
9. Sacar a una rejilla hasta que se termine de enfriar.

Consejos y preguntas

  • ¿Dónde puedo conseguir la harina integral de fuerza?
    Sobre esta harina os tengo que es la que mejor responde a mis expectativas, con diferencia en harinas integrales. Es de mi harinero de cabecera y desde el momento en que me llegó mi primer pedido con ella, hace ya mucho tiempo, no he dejado de consumirla. Tiene una fuerza aproximada entre W230 y W260. Es perfecta. Si compras otra harina integral que no ponga de fuerza, y te apetece tener un pan más esponjoso, juega con las proporciones y combinando la harina integral con harina de fuerza blanca.
  • No tengo harina de espelta, ¿puedo poner otro tipo de harina?
    Admite todos los cambios que te apetezcan. Es de lo más agradecido.
  • ¿Cómo conservo este pan?
    Si te sobra —cosa que dudo— y no lo vas a usar, nada más enfriarse córtalo en rebanadas, envuélvelas en plástico transparente y al congelador. Para descongelarlas puedes ponerlas directamente en la tostadora desde el congelador, o sacarlas un poco antes. Ojo, que en el proceso de manipulación se pierde alguna pipa, hay que tenerlo en cuenta.

¡Vamos todo el mundo a hacer pan!
Su

Publicado por , el Panes integrales. Etiquetas: ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 31 comentarios para "Pan de pipas".
  1. Mª José says:

    Que rico pan, pero yo quitando tu pan milagro, no me atrevo mucho con los panes.

  2. Margarida says:

    Pues la verdad es que dan ganas de ponerse a amasar ya!!!!! Tiene una pinta increíble!!
    Besos

  3. cocinaros says:

    Me encanta el pan con semillas! Le da un toque crujiente riquísimo! Ideal el paso a paso!

  4. bea says:

    Gracias por la receta, fantástica como siempre.
    Me gustaría nos explicases el tema de las piedras para hornear.

  5. Maite says:

    Ole, ole, ya tenemos deberes para el fin de semana, además tengo esa mezcla de pipas y semillas tan rica que ya me está llamando ;)Bss.

  6. Maria says:

    Me encanta el pan. Hasta el punto de que esta mañana me he levantado a las 6.30 para hacer unos bollitos para llevarnos mi hija y yo al cole recién hechos. Tengo las pipas metidas en la cabeza hace mucho tiempo. En el Amasadero, no tenían estos días. Tengo que pedir hoy harinas, a ver si puedo conseguirlas.

    A todos los panarras que no se deciden… hacerlo. Hay un antes y un después. Sin duda. Y el pan dura tierno más de 4 días sin problema. Con el comprado no suele pasar ese “milagro”. No es sencillo que salgan perfectos a la primera, tienen su aquel, pero ir viendo como mejoras, como la textura es la que tú buscas, como la greña sale… no tiene precio!!!

  7. VERÓNICA says:

    Pues yo soy de las que empecé a hacer pan precisamente porque me apasiona el pan con harina integral y con semillas de todo tipo y, cuando los encontraba, que tenía que ser en sitios especiales, eran muy caros. ¡tiene una pinta espectacular!

  8. Cristina says:

    Tema pendiente el de los panes… Éste es de 10!

    Besos manchegos

  9. May says:

    Me encanta el pan de semillas, pero nunca he hecho pan, no me atrevo, con amasado y cosas de esas, aunque leyéndote dan ganas de salir corriendo a por las harinas y tenerlo preparado para esta noche cenar. Besos!!!!

  10. Javier says:

    Yo tampoco creo que vaya a sobrar mucho pan. Tiene una pinta estupenda. Saludos.

  11. Toñi says:

    Gracias por esta aportación Su, la voy a probar seguro porque me encanta el pan de semillas.

    Hice tu pan milagro, qué ilusión, qué buen aspecto. Falló solo ligeramente que estaba pelín crudo, quizás debió subir algo más, pero vamos, le doy un 9,5, la próxima vez lo hago más planito y lo tuesto un poco más

    Una cosa, me sabía a aceite, quizás sea mejor el de girasol que el de oliva virgen extra para el pan? (no para éste que ya veo que no lleva)

    Gracias otra vez!!

  12. Me encanta le pan con semillas, no porque a lo mejor sea más sano o con más fibra, es sólo porque me encanta encontrarme con trozos crocantes. Las semillas de girasol son mis favoritas.

  13. Leonor says:

    Estoy cogiendo un vicio con el pan casero. Hoy he echo el pan multicereales porque se me habían acabado los panecillos integrales con muesli. Gracias por enseñarme y poner el gusanillo de hacer pan en mi vida. Suerte.

  14. francisca Balaguer says:

    Mi marido que es muy panero ya los hace el. De cada vez le salen mas ricos y la verdad es que no tenemos tiempo de que endurezcan. El los hace con harina de fuerza y otra de Mallorca, que antiguamente solo la comian los señores y ahora se ha vuelto a recobrar y se llama xeixa y es integral y ecològica. Os invio a todos/das a un Pamboli. Bsos. Me olvidaba decirte Su, que la ùltima vez que vino mi hijo de Menorca me sisó el libro de los panes vuestro.

  15. Angeles says:

    Que pinta mas buena.yo intenté hacer pan con levadura fresca y no terminaban de salirme bien.Después de leer mucho en internet sobre la masa madre lo intente y los resultados fueron buenisimos.puedo hacer este pan con masa madre?y en este caso ,como tendría que adaptar las cantidades? Muchas gracias por todo

  16. Josefa Hurtado Holguera says:

    Hola Soy pepi.? se puede hacer el pan con harina blanca de fuerza. ?gracia

  17. Luciernaguilla says:

    Muy rico, Su, todos tus panes son espectaculares!!!!
    yo ya le cambio hasta el agua por cerveza…..y que voy a contar a ti del sabor que le da!!!

  18. garbi says:

    es necesario utilizar harina de fuerza para hacer pan integral???

  19. Elena says:

    Hola, vivo en Madrid y me gustaría saber dónde puedo conseguir harinas de fuerza porque para comprar un kg de harina por internet con los gastos de envío me va a salir un poco caro.

    Muchas gracias.

  20. MARIA says:

    Yo uso habitualmente esta mezcla de semillas de El Amasadero y son espectaculares. Como dices, no se enrancian aunque pase tiempo y para mi gusto están muy equilibradas. Me he quedado sin nada y Andrés está de vacaciones. Habrá que esperar :)

  21. pilar says:

    se puede cambiar la levadura por masa madrenatural ,y si es asi en k cantidad ???gracias

Mostrar comentarios

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….