Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

Muslos de pollo en salsa de soja y patatas ‘a murro’

Nota para los padres

Hoy empieza una nueva sección en estos webos fritos, con un tema que me preocupa mucho: que los adolescentes se impliquen en la cocina.

Todos, más o menos, estamos concienciados con el tema de meter a los niños pequeños en la cocina, o por lo menos, presentarle los platos atractivos, para que coman de esto o de aquello, intentando que vean el mundo de la cocina de una manera cercana y atractiva. Muchas veces hemos comentado las dificultades que hay hoy en día por la falta de tiempo de los padres.

Pero mucho peor es el tema de los adolescentes, cuando se conjuga esta falta de tiempo, con la explosión de hormonas, y con descubrir lo ideal que son las nuevas tecnologías y no estar pegado a las faldas de tu madre —y menos en la cocina— y en la que los amigos cobran una importancia extraordinaria y todas las conversaciones giran en torno a mil temas, ninguno de ellos relacionado con las cazuelas.

Afortunadamente de momento no padezco este tema —ya veremos las vueltas que va dando la vida—, porque a mi hija mayor, de 13 años, le gusta comer bien y como en casa gran parte del tiempo libre que tenemos lo pasamos en la cocina, lo ha vivido como algo natural, pero sé que esto no siempre es así y en muchos de vuestros correos así me lo confirmáis.

Las recetas que se plantearán para ellos son aquellas que puede realizar un joven desde los 13 años en adelante, o incluso un poco antes. Probaré a que las haga mi hija, y siempre tendré en mente que les resulten atractivas no sólo a ellos, sino también al resto de la familia, e incluso que se vayan lanzando a preparar alguna merienda para amigos en casa. Sí, sí. He dicho casa. No es obligatorio reunirse en los burguer o en pizzerías —que parece que solo les gusta eso—. Es como si reunirse en casa les hiciera a sus propios ojos más infantiles… Pues no, todo lo contrario: podemos convertirlo en que lo vean como un punto de madurez. Que se ocupen de acompañarnos a preparar la compra de la fiesta o reunión y con un mínimo de ayuda sean capaces de darse la satisfacción de preparar algo rico para merendar. A partir de ahí, nos quitaremos de en medio, arrastrando con nosotros a los hermanos pequeños, y ¡que disfruten de su merienda, sus risas por cualquier tontada, y su musiquilla! El plan tiene buena pinta, ¿eh?

Hoy empezamos con la primera receta en la que me dí cuenta de lo que podía hacer perfectamente un jovencito, porque su grado de dificultad es nulo y les gusta mucho a la hora de hincarle el diente.

El único cuidado es el horno, tanto al meter como al sacar los alimentos, pero a esta edad se acostumbran enseguida a manejar manoplas y aprenden rapidísimo. Otra cosa que ayuda mucho es que la cocina va más rápida que con un niño al que hay que ir motivando como un juego para que no se canse. Con mozuelos podemos ir enseñando poco a poco nuestros trucos de cocina. Una cosa que les cuesta mucho es lo de la probatura de la comida para ver si está en su punto o hay que rectificar. En este punto, paciencia. Mi hija siempre aspavienta con lo que se quema, y le cuesta discernir un poco el punto de sal a añadir. Esto no nos tiene que preocupar porque el paladar de probaturas se adquiere con el tiempo.

Nota para los adolescentes

Ya que te han convencido tus padres para que prepares la comida, lee por favor con interés unos consejillos para ponerte con las manos en la masa:

• Lávate esas pedazo de manos
• Los pelos recogidos; si lo tienes corto, mejor
• Ponte un delantal: ¡ya te valdrá el de tu madre!
• Deja el iPod en el cuarto; las primeras veces te hará falta un poco de concentración; sé que es difícil hacer algo sin música ¿podrás intentarlo?
• Deja puesto en los 30 grupos que tienes en Whatsapp que estas cocinando, a ver si la panda se pica
• No pasa nada porque no respondas a un mensaje del móvil mientras estés en la cocina; tus amigos seguirán ahí incluso después de que acabes de cocinar
• En los tiempos de espera, ve recogiendo cacharros. Ya, ya sé que es mejor apoyancarse en la encimera y mirar, pero luego te dará mucho gusto tener la cocina recogida y ver a tu madre o a tu padre con una sonrisa estupenda
• Aprende a poner el reloj del horno para que te avise cuando debes mirar si la comida está hecha o tienes que darle la vuelta. El tiempo pasa volando en la cocina
• Siempre manipula el horno con unas manoplas
• Ya sabes que utilizar el fuego es fácil y con ciertas precauciones que te habrán explicado tus padres, podrás realizar unas cosas buenísimas. Es fácil, pero peligroso. ¡Ten cuidado, anda!
• Por último imprime la receta, coloca los ingredientes y prepara todo. Necesitaras a un adulto cerca, por lo menos las primeras veces

Receta

Ingredientes


Unos muslos de pollo —lo ideal es dos por persona—
Dos cucharadas soperas de miel
5 cucharadas soperas de salsa de soja
Un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal
Pimienta
Unas gotas de limón
Un vaso de agua

Unas patatas nuevas
Dos tomates maduros
Una cebolleta
Papel de aluminio

Unos canónigos de bolsa o la lechuga que te guste

Puedes prorratear los ingredientes a otras cantidades usando nuestra calculadora

Preparación

1. Precalentar el horno a 200°
2. Pon en una fuente apta para el horno los muslitos.
3. Ponles un poco de sal y de pimienta por un lado y por otro.
4. Con una cuchara pequeña, poner un poco de miel encima de cada muslo.
5. Reparte las cucharadas de soja por encima de todos los muslos y ponles unas gotas de limón.
6. Añádele el agua.
7. Mete la bandeja en el horno con cuidado: pesa un poco y además te puedes quemar.
8. Lava las patatas, los tomates y la cebolleta, y sécalos.
9. Envuélvelos en papel de aluminio pieza por pieza y mételos en el horno en la misma bandeja. Lo normal es que te quepa al lado de la fuente de los muslos si no es muy grande; si no, colócalos en otra bandeja y la metes en el horno debajo de la de los muslos.
10. Cuenta media hora, y pasado ese tiempo, le das la vuelta a los muslos con unas pinzas. También da la vuelta con las pinzas al resto de ingredientes que has envuelto en papel de aluminio.
11. Cuenta 15 minutos más y saca los tomates y la cebolleta.
12. Cuenta otros 20 minutos más y mira como van los muslos. Total tiempo de horno unos 65-70 minutos, dependerá de la cantidad y el tamaño de los muslos. Lo normal es que estén doraditos y los tengas que sacar ya… Pide ayuda. Pincha con un palillo de brocheta las patatas y comprueba si están tiernas. Si es así, sácalas también y que un mayor te enseñe cómo se abre el papel de aluminio sin quemarte, para que no generen humedad.

Montaje

1. Manda a todos que se sienten.
2. Con cuidado, pon los muslos en cada plato según apetito. Ponlos chulos, y échales un poco de salsa por encima. Pon un tomate asado, un trozo de cebolleta —a quien le guste—, y con una manopla en la mano, le das un golpe fuerte a cada patata y la sirves con piel y un poco de sal gorda. Esta forma de hacerlas es una especialidad portuguesa, que se llama a murro, y que les va a encantar a todos.
3. Sacas los canónigos de la bolsa y los añades —viene

n ya lavados— y les pones un poco de sal, vinagre y aceite, justo antes de servir.

¡Anda y tira para el comedor con tu plato hecho por tí, que vas a comprobar lo que es tener a tu familia feliz!

Publicado por , el Carnes y aves. Etiquetas: , , , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 70 comentarios para "Muslos de pollo en salsa de soja y patatas ‘a murro’".
  1. begoña dice:

    me parece estupendo esto de poner a mi hijo adolescente en la cocina….le voy a imprimir esta receta que seguro “le mola” un monton y a ver que sale…..¡ya os contare!!!…

  2. Amparo dice:

    Me encanta la iniciativa.¡Enhorabuena!

    Yo soy de las que le ponen nerviosa las niñas en la cocina (es pequeña y no hay mucho sitio) y a mis hijas, les encanta mirarme y sobre todo … ayudar y echar una mano en la preparación.

    A ver si me animo (sí, yo, que ellas están más que motivadas a hacerlo) y las incluyo más en la cocina, sobre todo con cosas tan fáciles como esta.

    Besos.

  3. Alicia dice:

    ¿Se puede hacer con alitas? Si es así, varía el tiempo de horno?

  4. Esperanza dice:

    Que rico, Su. Lo hemos hecho para comer y nos ha gustado mucho, creo que se va a queda fijo en casa. Gracias!

  5. Mª Luisa dice:

    A mis tres hijas (25,18 y 15 años)siempre las he dejado mirar y ayudar porque así lo hizo conmigo mi madre.A las tres les encanta.Esta receta no la había hecho todavía,pero este “finde” he tenido que irme a Granada a cuidar a mi madre y se han quedado las dos pequeñas solas;bueno con papá y la otra abuela(con principio de Alzeimer).Gracias a tus consejos (porque yo soy mucho de dejarlo todo hecho antes de irme)les dije:Os dejo dinero y elegid vosotros lo que vais a cocinar.Por lo visto fué un éxito de receta,su padre y su abuela encantados y ellas super orgullosas.Gracias.No les dije donde buscar recetas porque son asiduas lectoras tuyas.Ya sabía yo que la iban a sacar de webos.Gracias otra vez.

  6. Carmen dice:

    Hoy los he cocinado y estuvieron estupendos. Tenía miedo con la soja y eché un poco menos de lo que dijiste pero para la próxima echo incluso más.
    Muchas gracias por tu blog!
    Carmen

  7. Asun dice:

    A mí me ha parecido una receta muy sencilla, sana…y deliciosa, en casa nos ha encantado. Si además la pueden hacer adolescentes y sentirse cocineros importantes, ¡genial!.

  8. maria jesus dice:

    He hecho esta receta y darte las gracias por lo facil que haces la cocina. Hoy no hemos usado servilletas porque nos hemos chupado los dedos.

  9. María dice:

    Se puede hacer esta rectas con pechugas? gracias

  10. Maria Luisa dice:

    Su, echo de menos la sección de cocina para adolescentes. No vais a continuar con ella?
    Gracias. Mlu

  11. Silvia dice:

    Me encanta la idea de escribir en clave adolescente. Mi hijo tiene 9 años y me apunto para hacerla con él!!! Gracias!!

  12. Catalina dice:

    La receta me ha parecido genial. Esta semana la llevaré acabo.Muchas gracias por tus recetas .😜😘

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….