Publicidad

Weberosfritos por el mundo: Kuala Lumpur

Hoy vamos con el segundo capítulo de mis weberosfritos por el mundo. Nos vamos muy lejos, a Kuala Lumpur, pero curiosamente, por las cosas que nos cuenta Inés, encuentra muchos más productos de España que nuestras weberas de Dinamarca y Suecia. Además, nos transporta al día a día de ese país con un detalle y unas anécdotas que os van a resultar muy amenas.

Inés, Malasia, Kuala Lumpur

Hola Su:

¡Vaya! No considero mi historia muy apasionante, la verdad, sólo un poco agitadilla con tanta mudanza y demás, aunque reconozco que un poco exótica sí que suena. Pero bueno, luego el día a día es bastante normalito.

Inés

Nací en Gijón en 1970. Mi marido, Javier, es de Jerez de la Frontera, así que de punta a punta de España. Nos conocimos estudiando en Gijón. Soy Ingeniero Industrial, aunque ahora no estoy trabajando por las circunstacias personales. Primero estuvimos viviendo y trabajando en Madrid, hasta que a Javier le propusieron irnos a Beijing, y la verdad es que dijimos que sí sin dudarlo. Y los dos solitos nos fuimos para allá en el 2003. Encontré trabajo allí en un empresa española, y así estuvimos 3 añitos, hasta que me quedé embarazada de mi primera niña. En Beijing tuve a mis dos niñas, Alejandra, que ahora tiene casi 5 años, y Elisa, que acaba de cumplir 3. En 2009 nos volvimos a España, y ahora estamos en Kuala Lumpur.

En general me gusta la vida que llevo, aunque lo más duro es estar lejos de la familia y amigos, especialmente en los malos momentos, porque la impotencia es tremenda. Aunque hoy en día tenemos mucha suerte, porque efectivamente con internet no hay distancias. Hablo con mis padres casi todos los días a través del Skype, y así pueden ver a sus nietas siempre que quieran. Y lo mejor de estar fuera, que la experiencia para nosotros, y sobretodo para nuestras hijas, es impagable.

Inés y Javier

La cocina me gusta desde siempre. Ya mi abuela, la madre de mi madre, cocinaba genial. Se murió cuando yo tenía unos 12 años, aunque recuerdo unas rosquillas de anís que hacía, que estaban buenísimas, y que siempre nos daba las natas de la leche (cuando todavía se podía comprar la leche en el lechero) con azúcar. Yo siempre he odiado la leche, pero ¡aquello estaba delicioso! Tengo guardados sus cuadernos de cocina, con el encargo de escanearlos y mandárselos a mis hermanas y primas, para que lo tengamos todas, aunque todavía no me he puesto con ello. Mi abuela paterna, aunque sé que no le apasiona la cocina, hace los mejores frisuelos —filloas, crêpes— del mundo, también es espectacular su sopa de marisco, y cocina el pescado como nadie. Ahora tiene ya 91 años, pero cada vez que voy a Gijón, nos invita a comer a su casa y ¡sigo saliendo de allí que casi no me puedo ni mover! Y qué te voy a contar de mi madre. Creo que gracias a ella me gusta la cocina, y comer. Me cuenta que ya cuando empezaba a caminar me iba a la cocina y mientras ella cocinaba yo echaba la mano a ver lo que pillaba, y, estuviera crudo o no, ¡iba todo padentro!

En muchos aspectos éste es un país mucho más fácil que China. Para empezar, el idioma: aquí casi todo el mundo habla inglés, así que no tienes que aprender un nuevo idioma y todo el mundo te entiende (no sabes lo frustrante que puede ser no entenderse con la persona que tienes en frente). Luego el clima: calorcito todo el año; bueno, bastante calor, para qué nos vamos a engañar, pero me lo esperaba peor; es bastante soportable. La polución en Beijing es horrible también; aquí no es que no haya, pero mucho menos.

Aquí hay bastante mezcla de culturas. La mayoría es malaya musulmana, aunque hay mucho chino y también mucho hindú. Y eso, por supuesto se traduce en la comida, aquí se puede encontrar casi todo tipo de cocina internacional. Yo feliz, porque me encanta todo tipo de comida: soy una enamorada de la cocina china, la japonesa por supuesto, la del sudeste asiático, la india, y ¡como no, de la española!

Aquí se encuentra casi de todo, aunque no mucha variedad claro, y si quieres algo un poco especial, a doble de precio que en España. Pero se puede encontrar jamón, chorizo bastante decente para unas lentejitas… En fin, no hay la calidad de España, pero no está mal, nos vamos apañando. Cerca de mi casa hemos encontrado un sitio —es una mezcla rara de tienda y restaurante— que importa embutido y queso español e italiano, y hasta tiene presa ibérica. La carne no la he probado todavía, pero el embutido está muy bien. Lo mejor es que te dan las cosas ¡en una bolsa de Mercadona! Sí, sí. Cuando la ví casi me muero de risa.

—”¿Y esto?” —le pregunto al tipo de la tienda.

Resulta que las bolsas las fabrican aquí, y las que salen con algún defecto, se las quedan, y la fábrica las vende más baratas a quien las quiera comprar. Así que te vas a comprar tu jamoncito y choricito, te vuelves con tu bolsa de Mercadona, y ¡hasta te puedes hacer a la idea de que estás otra vez en España!

Las comidas de Kuala Lumpur

Uno de los platos mas comunes es un arroz con pollo, bastante típico en toda Asia, pero que por supuesto acompañan con su salsa de soja y salsa picante. También es muy típico el arroz frito, que también viene con una mezcla de carne picante y su rodajita de chile encima.

Otro plato muy conocido es una sopa de pescado con tamarindo, a la que se añaden noodles (o tallarines) de arroz gruesos, chili rojo, cebolla, pepino, lechuga, lemon grass (que creo que se traduce como hierba-limón), piña en trocitos, galangal (no sé muy bien lo que es, la verdad), pasta de gambas y todas las hojas que se ven por encima, que son menta.

Está muy buena, pero está bastante picante (en realidad, aquí todo pica, le echan picante a casi todo), y cuesta terminarlo si no tienes un buen vaso de agua a mano.

Las compras en Kuala Lumpur

Una cosa curiosa: para comprar cerdo, que está castigado, por aquello de ser un país con mayoría musulmana, hay que bajar al sótano al lado del aparcamiento.

En los supermercados y mercados hay puestos llenos de flores y verduras, muchas conocidas, como las espinacas, y otras asiáticas: col china, baby bok choy, kai lan

Muchos de los pescados que se venden aquí no los hay en España, pero otros sí, o por lo menos son parecidos: hay lenguados, lubinas, bacalao fresco, red snapper, que es un tipo de besugo, sardinas, no iguales que las de España, pero se dejan comer…

Estas Navidades nos hemos quedado aquí. Acabamos casi de llegar. El viaje es un palizón y todos, especialmente las niñas, necesitábamos un poquito de estabilidad y no estar todo el día de un lado a otro.
Me animé a hacer el pollo relleno, sí, el que hay que deshuesar, y tengo que decir que estaba delicioso. Da un poquito de trabajo, pero estaba buenísimo. Para la salsa, como aquí no hay membrillo, lo cambié por una mermelada de naranja y estaba de muerte también. De entrante entre otras cosas puse las rosas de salmón, que quedaron preciosas y muy buenas. Y por supuesto, hice el turrón de chocolate, que estaba buenísimo, aunque tuve un par de problemillas: primero que aquí no hay manteca de cerdo, y le puse una manteca vegetal sin sabor que se usa para repostería, y luego, que después de dejarlo toda la noche fuera, no se había cuajado, así que tuve que meterlo en la nevera. Ese es un problema bastante común aquí: con el calor que hace el chocolate, o lo tienes metido en la nevera, o te lo comes medio deshecho. Aún así, estaba buenísimo, mucho mejor que el de Suchard (a Alejandra, mi hija mayor le encantó).

En la urbanización en la que vivimos, y en Kuala Lumpur en general, hay gente de todas partes. Tenemos unos amigos de Nueva Zelanda, otros alemanes, una pareja de francés y china, otra de australiano y americana, venezolana e italiano, español con inglesa… En fin, muy internacional, y la verdad es que ya vamos quedando varias veces para comer en casa de unos y de otros, y siempre que nos toca a nosotros hacer algo, la cocina española triunfa. De momento he hecho cosas sencillas y bastante típicas: un gazpachito, una ensaladilla, un “erizo de carne” para los niños, una paella —Manuel, otro amigo español, es el encargado, y tanto él como su mujer, Emma, que es inglesa, cocinan genial—, una tortilla de patata… Todo esto con vino neo-zelandés, carne a la parrilla, pato pekinés… En fin, que nos vamos cuidando mal, ¿verdad?

Muchísimos besos para todos desde Kuala Lumpur,
Inés

¿A ver quién me dice a mí que mis weberosfritos no son la caña?
Cualquier historia que me queráis contar, ya sabes: su@webosfritos.es

Publicado por , el weberosfritos por el mundo. Etiquetas: , , ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 49 comentarios para "Weberosfritos por el mundo: Kuala Lumpur".
  1. alcantarisa says:

    Casi casi, como marcarse una escapada rápida… me ha encantado este relato, y sobre todos ver las fotos!

    Saludos.

  2. silvia says:

    Me ha gustado mucho, como explica su dia a dia, sus compras y recetas, sobretodo como sustituye ingredientes por otros. Las fotos del mercado, las flores, que bueno ha sido todo!!!Cuando vas leyendo no te imaginas las distáncias, parece que esté más cerca!!!

  3. SandeeA says:

    cómo me gustan estos reportajes Su!

    Viste que la de Dinamarca también enseño su cocina a Rosa Ardá de Velocidad Cuchara?

    PD: quiero mis soletillas!

  4. Maria Teresa says:

    Desde luego vuestra idea fué genial, que todos lo que estan fuera nos cuenten sus experiencias y nosotros desde aqui aprender de ellos tambien. !Como nos amoldamos a lo que hay y aqui salimos corriendo al super cuando nos falta un bote de lo que sea!!, de eso nos damos cuenta cuando estamos fuera.
    Un beso y un abrazo enorme para Ines y su familia.
    A Su y su marido un abrazo fortisimo.

  5. cocidodesopa says:

    Es super interesante leer las experiencias de blogueros españoles allende los mares.

    Un beso.

  6. Las primeras fotos de Inés y su marido reflejan mucha felicidad.
    Ha sido una gozada leeros, chicos.
    Muchas gracias a los webos de aquí y los de allí.
    María José.

  7. María López V. (Úbeda) says:

    Me encanta esta sección!

    Su, en ningún momento he dudado de que tus weberos fritos fuesen la caña, pero quién te iba a decir que los tendrías en sitios tan exóticos!

    Gracias Inés por compartir con todos tus experiencias, me parece admirable lo valientes que sois algunos que ponéis tantísima tierra (y agua) de por medio y os lanzáis a la aventura. Además se te ve la mar de feliz. Y gracias también a Su por traernos tu historia.

    Un besote,

    MARIA

  8. Lolah says:

    Desde luego, lo de las bolsas del Mercadona es impagable!!!
    Me encanta esta serie!
    Un besico.

  9. Camino says:

    Me ha encantado tu historia Inés, ver con otros ojos y descubrir diferentes culturas y costumbres “desde el otro lado” me apasiona… Muchas gracias por compartirlo con todos.

    Y gracias a Su por la iniciativa.

  10. lola says:

    que bonito el erizo y que interesantes son estos relatos, me encanta saber cosas de otros paises por boca de nuestras amigas cocineras

    ¡¡besos¡¡

  11. Su, no conozco a Ines, pero menuda historia.
    La he leído entera, no pude parar,y si, efectivamente creo que aunque estén alejados de los suyos, no es una mala vida la que llevan.
    Es increíble lo que cambian las costumbres de un país a otro.
    Pero la historia es tan real, que te llena al leerla.
    Espero que se adapten del todo bien y que tu nos sigas contando estas historias.
    Un abrazo

  12. Me encantan estos reportajes, hasta me emociono y todo…¡¡qué tonta!! es que les veo tan valientes por haber hecho las maletas y aleeee…a la aventura.

    Yoooo, que no puedo perder el campanario de vista, jajajj

  13. Juan says:

    Menudo “crucero” bonito el de la primera foto…que evrde todo!!!QUE ENVIDIA!!!
    Se os ve contentos ne las fotos…y s eve que no hay problemas para comer….¿bolsas del Mercadona?jajjaa nunca lo imaginaria en Kuala Lumpur!!!!!

    A seguir disfrutando!!

  14. Raquel says:

    Me han encantado las fotos, ponerles cara a estos weberos y ese mercado:)
    Soria no es Kuala Lumpur pero hoy ha estado cerca jaja

  15. paula says:

    Qué coincidencia conozco a la hermana de Inés , trabaja conmigo y su primo es un íntimo amigo mío. Esto de internet es increible!!!. Su me encanta esta sección.

  16. Elena says:

    Que mala es la envidia… de Inés y de la fabulosa vida que lleva, aunque estés lejos de casa, como bien dices la experiencia de vida para vuestra familia de cuatro es impagable…
    Y de Su y su estupenda legión de seguidores…
    Esta serie es adictiva…
    Otra webera frita que escribe desde la Isla de León (esto va para el marido de Inés, que le pilla cerquita de su tierra…)

  17. Juan says:

    Como siempre genial Su, gracias. Lo de Mercadona debería salir en las noticias!!

    Para quien quiera cocinar esas sopas tan ricas tipo asiática puede comprar el lemon gras, las hojas kefir-lima y el galangal (una especie de jengibre pero más floral) en la calle General Margallo de Madrid en Iberochina, lo venden en un paquetito congelado por 1.20 €

  18. cristina says:

    jaja. me parto con las bolsas del mercadona!
    me ha encantado leer su experiencia, es interesante conocer experiencias de españoles en otros países, y más aún relacionadas con la cocina, que es lo que nos une a los que visitamos los webos fritos.

    besos manchegos

    cristina

  19. Natalia-Rubi says:

    ¡Qué reportaje tan bonito! Engancha desde el principio, de un tiron te ves obligado a leerlo!
    Felicidades por el valor de esta família, al hacer las maletas y mudarse a un lugar totalmente diferente!

    Suena tan bien… Que incluso apetece hacerles una visita larga! jeje

    Mucha suerte para ellos!

  20. marijo says:

    Bueno, bueno, hace poco que leo el blog, me he animado con alguna receta y ahora mismo tengo el bizcocho Su…epps en el horno con muy buena pinta.
    Enhorabuena por tu sencillez al contar las cosas, Su y a tu chico por sus magníficas fotos. Me dáis un poco de envidia. Y lo de los weberos por el mundo ¡Genial! A seguir así, que nos tenéis enganchados (al blog y a la cocina)

  21. Noelia says:

    Me encanta este espacio Su, Ines se te ve tan feliz que dan ganas de coger las maletas y lanzarse a la aventura!! Me han encantado las fotos del pescado, que fresquito!!! Esos calamares, mmmmmmmm. Un abrazo desde España!

  22. Ángeles says:

    ¡¡¡Es maravilloso ver cómo trasciende webos fritos!!!
    Me pongo en el lugar de estas personas que por circunstancias, han cambiado de lugar de residencia a otro país.
    ¡¡¡Admiro enormemente a la gente que no ha tenido el más mínimo problema para trasladarse con una familia a un pais “desconocido”.
    Yo, no he tenido valor para ello, a pesar de haber tenido oportunidades.
    Internet, te acerca a todo.
    ¡¡Dá igual, Kuala Lumpur, Australia o La Antártida!!
    Nos sentimos cerca……………….aunque no lo estemos físicamente.
    Besos a todos los “WEBOS FRITOS”

  23. HoneyBunny says:

    Me parto con el comentario de las bolsas de Mercadona! y lo de la familia/ONU de expatriados es el mejor regalo para esas niñas, que deben de ser ya ciudadanas del mundo, olé!

  24. Cuando leo sobre alguien que está fuera de los suyos me entristezco pensando sobre todo en esos nieto que crecen lejos de sus abuelos. Sin embargo es tambien una experiencia muy enriquecedora que a todos nos conviene y mas a los pequeños que pueden disfrutar de más culturas. Veo que donde están se come muy bien y que ya se encargan ellos de no olvidar sus recetitas españolas y enseñaerselas a las demas que deben quedar encantados. Desde aquí un beso para Ines y su familia. Encantada de leer otra historia de weberos fritos en el mundo¡¡¡

  25. Manderley says:

    Que maravilla. Cuando veo españoles por el mundo en la tv, me encanta sobre todo lo lanzada que es la gente, cómo tira pa’lante y a pesar de no tenerlo todo a favor, hacen su vida en sitios tan alejados. Los considero unos valientes por dejar todo y embarcarse de esa manera. Los admiro. A mí me encantaría también porder romper con todo y decir, hala, me voy a cuanchimpún y que sea lo que Dios quiera. Pero me falta valor, creo.

    Saludos, un relato muy ameno y lleno de valor.

  26. Javi says:

    Me ha encantado la historia. El pasado verano estuve en el sudeste asiático y muchos de los platos que mencionas son iguales o parecidos a los que comentas. Para mí en ese viaje se abrió un mundo culinario nuevo muy diferente al que estoy acostumbrado. Dos apuntes, el red snapper creo que es la dorada rosada y la galanga es un rizoma (tallo subterráneo) parecido al jenjibre aunque un poco más picante. Saludos

  27. Genial relato!!! si al final es q te adaptas a todos sitios….y se ve q a Inés le da igual Beijing o Kuala Lumpur…

    Un beso para ella!

  28. gloria says:

    Genial estos viajecitos!!!
    Gracias chicas, esto es apasionante!!!

  29. Carmen says:

    he disfrutado como una enana de la historia de Inés, no sólo porque está super bonita contada, sino porque es paisana y eso siempre une, jejeje, y encima nos hemos tenido que cruzar alguna vez, yo también soy de Gijón, y mi hermano es ingeniero industrial de la edad de Inés, así que me pasé muchas horas en su escuela, en sus fiestas y también en su biblioteca, qué pena que el edificio ya no exista. Así que ha sido genial leerla, disfrutar con sus experiencias, la cantidad de cosas tan chulas que nos ha contado, y envidiarla un poco por la vida tan exótica que lleva, y también admirarla por la valentía que han tenido al vivir en sitios tan lejanos, con culturas tan distintas a la nuestra y entre sí, con dos niñas y todo. Y las fotos están geniales, vamos todo, gracias Inés por compartir tu historia, yo he disfrutado mucho

    Desde luego es una weberafrita en toda regla.

    esta iniciativa me encanta Su, de verdad.

    un besazo para todos y feliz feliz findeeeee

  30. Corbe says:

    Nunca agradeceré bastante el tiempo que os tomais en hacernos llegar un trocito de vuestra vida que jamás disfrutariamos de forma tan familiar. Que bien nos cuenta Inés su experiencia viviendo en un pais que solo habia oido en Revistas y programas de televisión y que cercana encuentro a esa familia sin conocerla de nada. GRACIAS a Ines por su relato y a Su por hacernoslo posible. Besos!!!!

  31. Newuetes says:

    Me siento totalmente identificada!!
    http://neuscoca.blogspot.com/2011/02/living-bangkok.html

    Muy chulo el post!mas o menos estamos cerquita…

  32. margot says:

    Bonita historia de Inés, y hay que ser muy aventurero para vivir en un pais completamente diferente al tuyo.
    Me encanta esta sección, de la vida de los otros..
    Besos preciosa.

  33. Silvia says:

    Me encanta la historia de Inés, lo ameno que es su relato y las fotos tan guapas que nos enseña. La verdad es que la admiro un montón a ella y a todos esos españoles que se atreven a hacer las maletas y a lanzarse a una aventura tan lejos de casa. Yo creo que a mí me costaría mucho dar ese paso.
    Un besín,desde Asturias, para Inés y su familia y, por supuesto, para ti, Su, que eres la artifice de esta iniciativa tan estupenda.
    Silvia.

  34. Francesca says:

    Hay una curiosidad sobre Kuala Lumpur…

    Las puertas automáticas de las Torres Petronas están fabricadas en España.

    La industria española existe, ¡vaya si existe!

    Salud!

    Francesca

  35. Carmen says:

    Me ha encantado todo lo que cuenta Inés.
    A ti, Su, darte las gracias por tener este sitio tan estupendo para compartir con nosotros. Te sigo desde hace poco, (contigo consegui hacer el roscón) y ya he probado algunas de tus recetas. Salen todas buenísimas. Las fotos espectaculares.
    Besos y seguir así

  36. Menchy (tu tia) says:

    Inés,felicidades por compartir con tantas personas tu experiencia personal,apasionante,a mi punto de vista,enriquecedora,y exótica…..también soy consciente de vuestras renuncias.Me encanta tu forma,tan sencilla y gráfica de contar tu vida y experiencia.¡Ánimo¡ que sigais,los cuatro así de bién.Besos.Menchy

  37. TC says:

    En su momento te dije que WEBOSFRITOS era mejor que el HOLA …..
    Ahora os habeis superado y vais camino de mejorar a ESPAÑOLES POR EL MUNDO, me encanta esta nueva seccion.
    Gracias por trabajar tanto para que disfrutemos los demas.
    bss

  38. Iscariote says:

    Querida Su, te doy la enhorabuena por esta sección que nos hace ver realmente el alcance que tiene Internet y las historias que hay detras de los “usuarios” de los blogs…

    Un fuerte abrazo

  39. luisa says:

    que curiosa historia. Me ha llamado la atencion lo del cerdo. Que curioso. Buen fin de

  40. zerogluten says:

    Desde luego no podemos decir que no haya weberosfritos por todo el mundo. Mira que nos vamos lejos a veces, eh?
    Y casada con un paisano!!!!
    Encantados estamos todos con la de cosas e historias que estamos conociendo.
    Besitos.

  41. Curra says:

    Curiosas estas historias. Me gusta viajar, jajaja. En esta ocasión desde webos.
    Besos

  42. Ana D. says:

    Hola Su y familia: Acabo de conocer vuestra página por una mesa redonda en la que participó Susana en Pamplona. Hay más gente de lo que creemos que piensa como nosotros en el tema de la familia en la importancia de la buena comida para nuetros hogares. No tengo mucho tiempo de “enchufarme” en internet pero voy a intentar seguiros desde ahora. Pondré cara a mis comentarios otro día. Enhorabuena y gracias por vuestra página web y un saludo cariñoso.

  43. Eva says:

    Muchas gracias Inés por darnos a conocer un poco de vuestra vida!!!
    bESOS,
    eVA.

  44. Begoña says:

    Me encanta esta serie de post pero me pone los dientes largos. Lo leo y pienso: ¿qué hago yo en Logroño con la cantidad de aventuras que hay para correr por ahí afuera? En fin, que cada uno con sus circunstancias, no? Genial Kuala lumpur!

  45. Alicia says:

    Ya me gustaría tener una aventura así.
    Besos.
    Alicia.

  46. tia Vitorina says:

    Hola Chatina:
    No sabia que entre tus habilidades, estuviese el don de la narrativa, ha sido una historia muy amena y espero que algun dia pueda ir a conocer in situ esa tienda de las bolsas de Mercadona, y por supuesto algún buen restaurante con comida típica del lugar.
    Muuuuuuchos besos y espero abrazarte pronto.

  47. ruben rivero martinez says:

    me ha parecido una historia muy bonita y aventurera!!! me das hasta envidia.. jaja. yo tengo una amiga de origen hindu en kuala lumpur y me a dicho que fuera a visitarla y a mirar trabajo. ya que en españa esta la cosa muy mal.. y de verdad tengo 22 años y no quiero perder el tiempo en trabajos que no tienes futuro.. estudiare ingles y energias renovables y a ver si tengo suerte halla y pueda contar una hirtoria como esta!!! gracias por todoo

  48. Javi says:

    Hola Ines, fantastico resumen!!! gracias por compartirlo.
    yo vivo en Damansara Perdana desde hace un mes, me gustaria que me escribieres a mi correo minsair_10@hotmail.com sitios interesantes para los españoles como las tiendas que mencionas etc..
    Bueno gracias por adelantado, un saludo

    p.d. solo si me dan bolsas del mercadona jjjjj

Mostrar comentarios

Prorratear los ingredientes de una receta

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….