Publicidad

Weberos fritos por el mundo: Michigan

Hace mucho que no publicamos una historia de vosotros, lectores de webos fritos que estáis por esos mundos desperdigados. La de hoy es de la familia Tello—Ramos; viven desde hace muchos años en Michigan, en Estados Unidos. Y así nos lo cuenta Elena.

USA, Michigan, Farmington, Familia Tello—Ramos

Me llamo Elena y nací en Zaragoza en 1970. Agustín, mi marido, también es de Zaragoza y nos conocimos en plena adolescencia corriendo en el mismo grupo de entrenamiento de atletismo.

webosfritosFamilia
Foto: Lori Mahoney

A principios de 1992 consiguió una beca de atletismo en una universidad en Michigan, y se vino a estudiar. Indagando consiguió que me dieran una beca a mí también y allá que lo seguí después del verano. Lo que es un principio era un tema de 3-4 años se fue alargando. Después de la carrera, 2 años de máster, nos casamos, luego un trabajo para coger un poco de experiencia… y aquí seguimos aún, 23 años después. Todos ellos en Michigan con un inciso floridano de 3 años por motivos de trabajo. Tenemos dos chicos que nacieron aquí, Carlos, de 11, y Luis, de 9 años. Vivimos en Farmington, a unos 50 km de Detroit, donde Agustín va a trabajar todos los días. Detroit fue una ciudad símbolo de prosperidad en los años 40-50, y luego lamentablemente ha sido símbolo de decadencia. Aunque ha mejorado muchísimo desde que llegamos aquí en los 90, todavía sigue siendo una ciudad a la que la mayoría de la gente va a trabajar y después se va a su casa en las ciudades de la periferia del área metropolitana. Hay que decir que el esfuerzo por rehabilitar Detroit está siendo inmenso y todos los fines de semana hay acontecimientos deportivos, o artísticos y cada vez más y mejores restaurantes.

De Michigan nos encantan su naturaleza y sus estaciones, a pesar del tremendo frío que podemos pasar en invierno, donde llegamos a temperaturas inferiores a ¡30º bajo cero! Pero mientras hay nieve, esta familia no se queda en casa. Si no estamos paseando por la nieve en el bosque, están esquiando en los pequeños montes que tenemos (las montañas es lo que más echamos en falta), haciendo esquí de fondo por los parques, o buscando cuestas para jugar con los trineos. Carlos y Luis incluso han pasado horas pescando en el hielo con un experto pescador amigo nuestro. En primavera y verano disfrutamos de los impresionantes bosques y de la maravillosa vida que dan los Grandes Lagos a este estado. Michigan es un estado bastante grande dividido en la Península Baja y la Península Alta. Cuatro de los cinco grandes lagos tocan el estado de Michigan, aunque el lago Michigan es el que más frecuentamos nosotros. Son increíbles las largas playas de arena blanca que tiene la costa. Miras los Lagos y no puedes imaginarte que sea agua dulce. Ves esas olas, y no somos los primeros ni los últimos que hemos ido a meter la mano en el agua y llevárnosla a la boca para comprobar que efectivamente no es agua salada. Así que entre bosques y agua, aquí las excursiones a pie, bicicleta, en canoa o kayak por ríos y lagos pequeños, o en barco por los Grandes Lagos mirando paisajes espectaculares son entretenimientos favoritos. Y qué decir cuando llega el otoño y ves esos colores espectaculares del cambio de las hojas extendiéndose por bosques inmensos. Hay rutas por carretera en el Norte de Michigan que son excursión obligada para muchos de los habitantes de este estado en cuanto llega la época. Y no tienes ni que buscar un bosque: pasear por un simple vecindario es un espectáculo para la vista. Y con tanta excursión y actividad, ¡siempre se despierta un buen apetito!


Foto con las raquetas de nieve: Dave y Cindy Foley

Lo que son las cosas, recién venida a estudiar aquí, apenas sabía freír un “webo” y era Agustín el que cocinaba en su piso de estudiante mientras yo estaba en la residencia. Fui aprendiendo poco a poco y siguiendo muchos libros de cocina (empezando por el primero de Karlos Arguiñano, que me regalaron mis padres al venir) empecé a sentirme cómoda. Agustín y yo hacemos buen equipo, ya que a él le encanta cocinar carne, sobre todo en la barbacoa y en el horno (además de hacer un gazpacho que te mueres) así que cuando hacemos cenas sociales, las labores están bien repartidas. Cuando nació nuestro hijo pequeño mis padres vinieron a ayudarnos y aparecieron con una Thermomix. Empecé a indagar por internet buscando trucos y recetas para hacerme a tan generoso regalo y llegue al foro Mundorecetas, donde empecé a seguir el blog de Canecositas, y a través de sus enlaces a webos fritos. En mi casa ya os llaman los señores Webos, los de Cuenca. Por cierto, nuestros hijos andan locos por ir a Cuenca a ver osos porque vieron en un programa que en esa zona los había. El programa era antiguo así que no sé si los seguirá habiendo. Pero de todas formas Cuenca queda apuntada en nuestra lista de futuribles viajes por la Península.

¿Y que han sido estos blogs para nuestra familia y nuestra cocina? Pues la verdad es que todo. Los blogs nos han abierto las puertas para hacer en casa alimentos y sobre todos los dulces de celebración, que creía perdidos para nosotros excepto en nuestros viajes a España. La cocina es una de las maneras más latentes en nuestro hogar de mantener nuestras costumbres y cultura españolas, y transmitírselas a nuestros hijos. ¿Qué mejor manera de celebrar el Domingo que con un aperitivo? ¿O una tertulia después de comer (que a Carlos y Luis les fascina porque aquí no se hace) con café y pastas? ¿Y una merienda de chocolate con churros? ¡Y qué decir de los Reyes y el Roscón! No importa que los Reyes Magos no vengan a Estados Unidos, o que no exista el día de San Juan o las Fiestas de Pilar: lo celebramos con comida y así nuestros hijos conocen la cultura española y nos sentimos más cercanos a nuestra familia. Pues así, gracias a estos blogs que tan generosamente nos ofrecéis habéis hecho que podamos disfrutar de cada acontecimiento que se celebra en España, como si estuviésemos allí. En nuestra casa ya no hay Reyes sin roscón, Pascua sin sus monas o sin los potajes de cuaresma, San Juan sin coca y alguna cosa a la brasa (porque no encontramos las sardinas), Noviembre sin sus castañas asadas… y así ¡todo lo que podemos! Y cada vez que veo que la señora Webos nos ofrece la receta de una rosquilla o cualquier cosa cuyos aromas me recuerdan a mi infancia, se me saltan hasta las lágrimas de la emoción.

Como os podéis imaginar después de todo esto, en esta familia comemos muy a la española. A pesar de la fama de mal comer que tienen los americanos, la verdad es que hay muchísima gente muy concienciada con la comida saludable y cada vez hay más oferta de productos sanos y ecológicos. Encontrar algunas cosas sigue siendo un desafío, pero ahora nos es mucho más fácil que hace 20 años. Recuerdo nuestros primeros tiempos, donde encontrar una simple barra de pan “normal” (no de molde) era una aventura y una rascadura de bolsillo impresionante. ¡Y no digamos encontrar jamón! La globalización ha facilitado muchísimo las cosas y ahora, aparte de las tiendas especializadas en productos de España en internet, cada vez hay más veces que nos encontramos una sorpresa en alguna tienda. Allá se ponen en marcha los teléfonos y correos electrónicos de la comunidad Española en Michigan: “He encontrado chorizo Ibérico en Tal Sitio”; “He visto sardinas congeladas y gambas con cabeza en este otro” “Hay cerveza Ambar en el restaurante de Chicago”… y así cada vez que alguien hace un nuevo descubrimiento. Se encuentran muchas cosas, pero todo a su precio, todo hay que decirlo. Y si de verdad hay algo que nos falta en Michigan, pues es la variedad de pescado y marisco a la que estamos acostumbrados en España. A pesar de estar rodeados de agua, estamos muy lejos del mar y hay poca oferta de pescado. Me imagino que los costos de transporte y manipulación son muy grandes y como en esta zona hay poca afición al pescado, poca gente se aventura a traerlo. Así que nos conformamos con el poco que traen y nos resarcimos cuando llegamos de visita a España. Evidentemente, pescado de agua dulce tenemos en Michigan, pero aunque está rico, donde esté lo que viene de las aguas de mares fríos…

¿Y cuáles son los alimentos más populares o representativos de Michigan? A todos nos viene a la cabeza enseguida la hamburguesa, la pizza y la Coca Cola cuando pensamos en lo que se come en Estados Unidos, pero hay que recordar que este país en una mezcla impresionante de culturas que han dejado huella. Aunque todo hay que decirlo, las ofertas que les ponen a los niños en los comedores escolares sigue dejando mucho que desear, y Carlos y Luis se llevan su túper de casa casi todos los días para comer. Michigan pertenece a un grupo de estados al que nos referimos como el Medio Oeste. La influencia culinaria y cultural en esta zona viene de la inmigración de los países del Norte, Centro y Este de Europa. Su cocina obviamente ncluía en sus platos los alimentos cultivados localmente. Quitando el invierno, cuando pocas cosas se pueden cultivar en suelos congelados, Michigan ofrece gran abundancia de productos agrícolas. Es muy típico el acudir a los mercados de granjeros al aire libre entre el final de la primavera y principios de Noviembre. Los granjeros locales montan sus puestos una o dos veces a la semana, en plazas o grandes aparcamientos. A nosotros nos encanta ir siempre que tenemos oportunidad. Es la mejor manera de adquirir en este país producto fresco y poco manipulado. La mayor representación de esta oferta agrícola se hace en la famosa cena de Acción de Gracias. En ella acompañan al pavo platos de purés de patata y boniato, compota de manzana, salsa de arándanos, judías verdes, pastel de manzana o calabaza… Es un “Harvest Meal” (la Comida de la Cosecha) en toda regla. Michigan es un gran productor de cerezas, manzanas, arándanos y melocotones. La cereza viene principalmente de Traverse City y recientemente me he enterado de que Estados Unidos es uno de los mayores productores y exportadores de cerezas del mundo. La manzana se cultiva por todo el estado en muchas variedades. La llegada del otoño, y con él la mayor producción de manzanas, conlleva gran actividad en la época otoñal. Se abren los “Cider Mills” (Molinos de Sidra) y “Apple Orchards” (Manzanares) que reciben visitas durante todo el otoño. Estos sitios se llenan de familias que van a comprar sidra natural (cider) y donuts de manzana recién hechos, y a coger manzanas directamente de los árboles que luego se pagan a peso. Esta sidra no es alcohólica sino más bien un jugo puro de la manzana que se obtiene en el molino. Ni que decir tiene que el “hard cider”, la versión alcohólica, también es popular entre los adultos.

Y hablando de productos con alcohol, ¿quién se puede imaginar que con el frío que hace aquí se puedan hacer vinos? Pues sí, hay viñedos y bodegas por gran parte del estado pero principalmente en el Norte de la Península Baja, que hacen vinos tintos, blancos y vinos afrutados de calidad. La cerveza también es un activo en auge en Michigan y cada vez proliferan más las cervecerías-restaurante donde se hace excelente cerveza local jugando con distintos cereales y frutas. Cervezas que vienen perfectas para acompañar platos populares como los “Pasties “y los “Coney Dogs”.

Los “pasties” vienen a ser como una empanada en forma de empanadilla grande que se hace rellena de carne y verdura. Es muy popular en la Peninsula Alta y las introdujeron mineros de Cornualles que inmigraron para trabajar en las minas. Los “Coney Dogs” son más populares en la Península Baja y son perritos calientes a los que se les pone por encima cebolla picada y una salsa de carne con tomate y especias. Se llaman “Coney Dogs” porque se sirven popularmente en los Coney Island. Los Coney island son un tipo de restaurante familiar que establecieron los inmigrantes de la comunidad Griega, de la que hay un gran población en el área de Detroit. Por otro lado, la comunidad Polaca del sureste de Michigan ha popularizado uno de sus dulces, el Paczki. Esto es una especie de donut sin agujero y relleno de confitura que se consume en “Fat Tuesday”, el martes anterior al miércoles de ceniza. La comunidad árabe tiene también una gran representación en el sureste del estado y son muy populares los restaurantes de comida mediterránea. Por último, como curiosidad, la fábrica de cereales Kellogg’s tiene su central mundial en Battle Creek, Michigan.

Para despedirnos, queremos hacer desde aquí un homenaje a los señores Webos por su dedicación a la cocina y junto a ellos, a todos esos blogueros y cocineros que nos han abierto las puertas a un mundo fascinante donde ya no hay casi nada que no podamos hacer en la cocina.

Saludos,
Elena, Agustín, Carlos y Luis

Como te digo siempre, me encantan estas entradas con las que aprendo un montón de cosas. Si te animas a contarnos tus cosas desde el país en el que te encuentres, no tienes más que sacar un poco de tiempo y escribirme a su@webosfritos.es, y detrás estoy yo, esperando tu historia.

Gracias, Elena, por contarnos un poco de tu día a día. Estáis muy lejos, pero como bien dices tu, el ordenador hace que no lo parezca tanto. Ya veo que cuidáis muy bien de vuestra familia, alimentándolos a la española y todos os mandamos un beso muy fuerte. Imagino que vuestra familia os echará mucho de menos, así que otro abrazo fuerte para ellos.

Su

Publicado por , el weberosfritos por el mundo. Etiquetas: , , ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 17 comentarios para "Weberos fritos por el mundo: Michigan".
  1. María José says:

    ¡ Cómo me gustan estas entradas !
    Muchísimas gracias a Elena por haber compartido con todos nosotros un poco de su historia.Siempre he admirado a las familias que vivien lejos de los suyos.
    Un abrazo,
    María José

  2. Marta says:

    Me ha encantado vuestra historia! Y me ha parecido muy bonito imaginaros haciendo recetas tradicionales para conservar los lazos con vuestro país. Muchas gracias por compartirla con nosotros.

  3. Quintus Terebelius says:

    Gracias Elena por compartir todas esas vivencias. Los sigo desde la Argentina.

  4. Carmen says:

    Me ha encantado éste post! Me requetechifla escuchar éstas historias porque me inspiran mucho. Me da muuuuucha envidia que vivan en EEUU porque yo viví en Wisconsin(al otro lado del lago Míchigan) y fui muy feliz. Me trataron de maravilla. Qué alegría que sigan cocinando cosas de aquí porque eso es un regalo a si mismos y a sus hijos. Un abrazo fuerte a toda la familia!!

  5. Patricia says:

    Qué bien explicas cómo a los que estamos lejos nos ayudan estos blogs, que además de hacernos sentir en casa, nos han ido enseñando a cocinar. Hay toda una vida más allá del huevo frito… Gracias por este rato, se aprende mucho.

  6. Elisabeth says:

    Gracias, Elena, por dedicarnos tu tiempo para acercarnos a un trocito de otro país. Me ha encantado tu entrada.
    Y gracias a ti, Su, por dar cabida a esta entrañable sección.

  7. aurora says:

    Muchas gracias por estas entradas, nos dan la oportunidad de conocer otras culturas y como se vive y come fuera de España…
    Un abrazo a todas las familias que se encuentran lejos de los suyos
    Aurora

  8. Rosa says:

    Buenos días. Me ha encantado esta historia, que forma más bonita de conocer gente y costumbres de otros países. Un saludo. Rosa.

  9. maria says:

    Me gusta muchísimo leer esta sección!

  10. Elena says:

    Gracias a los señores Webos por hacernos un hueco en su página. Nos ha encantado compartir un poquito de nuestro dia a día. Y como menciona Su, la distancia con la familia es lo que peor se lleva, gracias a Dios por Internet que nos acerca un poco.

    Gracias a todos por los bonitos comentarios.

  11. Elena says:

    En mi búsqueda de fotos adecuadas, olvide que dos de las fotos no las tomamos nosotros. Quería dar crédito a mi amiga Lori Mahoney que tomó la foto familiar que ilustra la portada del reportaje y a Dave y Cindy Foley, que tomaron la foto donde salimos corriendo en raquetas por la nieve. Siento no haberlo puesto antes!

  12. Cristina says:

    Cómo me gusta leer estas historias. Ya hacía tiempo que no conocíamos a unos nuevos weberos fritos por el mundo.

    Besos manchegos

  13. Carmen says:

    Me encanta esta sección para conocer cómo se vive y la gastronomía de otros lugares.

    Gracias a Elena y Agustín por compartir una parte de su vida, y a los Srs Webos por acercárnoslos

    Besos!

  14. Fernando says:

    Elena que buena descripcion de nuestro estado comun. Yo tambien vivo en FH, Mi desde el 2013. Llevo 20 años en los USA y vivimos (familia de 5) en el midsouth antes de trasladarnos aqui por mi trabajo (ingeniero de software).
    Como bien indicas es dificil encontrar productos autenticos Españoles en tie das locales pero te paso algun contacto:
    Sardinas? Prueba contactar con Pilar la co-propietaria del restaurante “La Feria” en Detroit (Cass Ave. ). Creo que las traen de Perù?
    Pescado en general? Busca en Joe’s Produce market en la interseccion de la 7 y Farmington rd. Y tambien el mercado Japones en Novi (Grand River antes de llegar a Novi Rd.
    Hablame y nos tomamos algo!
    Ah, Joe tiene tambien Jamon de bellota Italiano (Prosciutto di Parma) pero debes preguntar por el ya que no lo tienen en la vitrina al ser un producto carísimo ($24/Lb). Ssssh! No es lo mismo que el Jabugo o el Iberico pero en un momentodado mata el ambre! Salud -Fer

    • Elena says:

      Que casualidad Fernando! Que an~os tienen tu hijos? Dime que les gusta hacer y tomamos algo, si no es ahora con el lio de las fiestas, ya cuando acaben.

      Los sitios que me nombras son donde solemos comprar la carne y el pescado (aparte de Costco…). A Joe le he comprado unos jarretes de cordero que estaban de miedo, y el rape es en el unico sitio que lo encuentro que no parece que lleva expuesto 1 mes :) Lo que no sabia es que tenian prosciuto de Parma escondido! Al japones vamos sobre todo a por lubina y huevos de codorniz. Conoces Cantoro Italian Market? Si no lo conoces, tienen una tienda pequenita en Middlebelt justo debajo de la milla 8, y han abierto una enorme con restaurante en Haggerty y la milla 5. En el grande encontre un dia pulpo traido de Espan~a y tienen muchisimo embutido y un pan que te mueres.

  15. Cyndy Foley says:

    Hola, Elena y familia,
    Dave and I are honored to have you use a photo. Feel free.

    Your photos are very fine . And I am closer than ever to being able to read the text of your paragraphs.
    I am still doing a lesson/conversation with my teacher de Espanol de Guatemala usually twice per month.

    I enjoy the lessons very much. I worked hard to describe en Espanol my grandmother’s traditional Michigan dinner menu for Dia de Accion de Gracias . . for homework for the most recent class.

    Hope to see you near Christmas time.

    • Elena says:

      Thank you Cyndy! I am glad your are so serious about your Spanish. We will have to practice when we see you. Thanks for the nice comments and for the wonderful picture.

Mostrar comentarios

Prorratear los ingredientes de una receta

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….