Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

Caldo de pescado para congelar

El caldo de pescado es un imprescindible en mi congelador. Lo preparamos mi madre y yo cada mes al hacer mi pedido mensual a Fresco y del mar. Normalmente lo hago con la cabeza de una merluza y su espina central. En diciembre me gusta comprar un rape para tenerlo congelado para las fiestas, y aprovechando su cabeza sale un caldo fuera de lo normal. En mi tierra no hay pescados de roca que son mucho más sabrosos, o morralla, que es un conjunto de pescados pequeños muy adecuados para hacer este tipo de caldos. Si tú tienes acceso a ellos estupendo.

Caldo de pescado

Cómo se hace un caldo de pescado

Haz lo siguiente:

  • Pon agua, un poco de sal, 1 hoja de laurel —opcional—, 1 puerro troceado —con su parte verde bien lavada para eliminar la tierra, por supuesto—, 1 zanahoria, ½ cebolla, la cabeza de la merluza y la espina central en una cacerola grande. Normalmente solo este pescado es poco, y echo alguna cabeza y espina más que tenga por el congelador y que me ayuda a que tenga más sabor.
  • Cuece durante unos 25 o 30 minutos, desespumando de vez en cuando —más al principio, que luego no suelta nada—.
  • Cuélalo.
  • Si tienes mejillones, chirlas o almejas, las abro aparte, casi al vapor. Luego las pongo en la cazuela donde tengo ya el fumet hecho, colado y esperando a que enfríe.

Otra opción

A veces me gusta poner en la olla un poco de aceite y pasar las espinas, con un poco de puerro y la cebolla unos minutos por el fuego antes de añadir el resto de ingredientes. Me queda un caldo menos transparente, que me gusta mucho para sopas.

Cómo lo envaso

Cuando el caldo ya está frío lo preparo para congelar con mi envasadora, sellando tan solo la bolsa, como viste en este vídeo. Con este sistema mi congelador está siempre ordenado, porque ocupa lo mínimo posible.

Para qué uso el caldo de pescado

Cuando lo descongelo le doy tres usos, principalmente:

  • Con un sofrito de tomate y cebolla que una vez hecho lo paso con la batidora y se lo añado al caldo que ya lo tengo hirviendo. Le pongo unos fideos un poco gruesos y tengo una sopa de las que resucitan a un muerto. Sería una adaptación más sencilla de esta receta.
  • Con un sofrito igualmente al que añado, por ejemplo, un calamar troceado o una sepia, y se lo añado al caldo en una cazuela baja. Con poner arroz tengo un arroz caldoso estupendo.
  • Sería una adaptación de este arroz, quitándole ingredientes.
  • De la misma manera que el anterior, pero añadiendo tinta al sofrito para hacer así un arroz negro fabuloso, algo parecido a esta receta.

Trucos

En todas estas preparaciones que te comento, la gamba es el único ingrediente que me gusta poner casi al final de la cocción. De esta manera consigo que no se reseque y se quede con una textura muy agradable.

Como #AquíNoSeTiraNada y normalmente la cabeza de la merluza tiene bastante carne, la guardo porque puedo hacer un montón de recetas. La aprovecho para croquetas, para un relleno de una lasaña con verduras, o para añadir a la sopa de pescado. Cuido mucho de que el pescado esté templado para poder hacerlo sin quemarme y asegurándome de que no vaya ninguna raspa.

Tu tendrás tus trucos, yo solamente quiero poner en valor estos preparativos que ayudan a facilitarnos el día a día en la cocina, sobre todo si nos gusta comer bien. No dejes de curiosear el sofrito de mi madre, que también lo puedes tener adelantado: mira, mira.

Su

Publicado por , el Cremas, sopas y guisos. Etiquetas: , , , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 8 comentarios para "Caldo de pescado para congelar".
  1. Barbara dice:

    Hola, a mi me enseñaron a hacerlo previo sofrito. Sofrío la cebolla, el pescado (las espinas), patata, laurel, tomate y pimentón y, antes de que se pueda que,ar y amargar, pongo agua y a cocer.

    Si tienes galera, muchisimo mejor.

  2. Cristina dice:

    Madre mía, qué haríamos sin el congelador? Par mí es imprescindible. Y este caldo viene de maravilla. Por cierto, siempre tengo esa duda: ¿Cuánto tiempo lo podemos conservar en el congelador sin que se estropee?

    Besos manchegos

  3. Viviana Brambilla dice:

    Excelentes consejos Su. Muchas gracias por compartir tu experiencia y conocimiento. Amo tus recetas.

  4. Blanca dice:

    Lo acabo de hacer de la segunda manera que explicas, sofriendo primero las espinas. Tiene muy buena pinta. Tendrías también alguno de carne?

  5. Maria dice:

    Una pregunta tonta. Que cantidad de caldo obtienes aproximadamente? Porque cuando yo hago un caldo de esos no me da apenas para congelar si quiero hacer una sopa después para 4-5 personas y me llama la atención que digas que la haces a principio de mes y la uses para sopa y varios arroces o guisos. No se si estaré usando yo un caldo demasiado concentrado para las sopas y por eso no me cunden tanto estos caldos.
    Muchísimas gracias por la generosidad al compartir tantísimas recetas que salen bien con tantisimo tiempo que imagino dedicais para ayudar a los demás a cocinar, a probar platos nuevos, a aprender. Mil gracias
    Maria

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….