Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

Cuenca a vista de globo: un planazo

Hace un par de meses al finalizar uno de mis cursos se acercó Ana, una panarra, a contarme que su cuñado acaba de montar una empresa de vuelos en globo aerostático en Cuenca. ¿En Cuenca? Yo no salía de mi asombro, porque Cuenca está construida sobre rocas y no me parecía la ciudad idónea para sobrevolar en globo. A partir de ahí me interesé por el proyecto de Alejandro, Sergio y Javier. Me fueron contando cosas bien interesantes sobre un vuelo en el que nadie del sector tenía fe alguna por las peculiaridades del sitio. Y como sabíamos que íbamos a estar el domingo 30 de junio en mi tierra, reservamos ese día para conocer la experiencia en primera persona.

Cuenca a vista de globo

Cuenca a vista de globo

He de reconocer que tenía sentimientos encontrados: por un lado, muchas ganas de vivir la experiencia; por otro, me daba cierto reparo, pero yo sabía lo que siempre se ha dicho de que el globo aerostático es la aeronave más segura del mundo.

El equipo de A vista de globo nos explicó que el recorrido suele discurrir por la Hoz del Huécar hasta la zona del puente de San Pablo. Y digo suele porque se trata de una aeronave sin motor ni timón, navega a merced del viento y por tanto no siempre hace el mismo recorrido. Aprovecha los vientos catabáticos que baja de las partes altas de las montañas y lo arrastra hoz abajo. A veces esa corriente es muy débil y no pueden tomarla. Cuando se llega a la zona del puente de San Pablo y las Casas Colgadas se pierde esa corriente y ahí ya está a merced del viento dominante local, que puede llevar el globo a cualquier sitio. La experiencia del piloto es fundamental para un aterrizaje suave y sin problemas.

El pasaje

Volamos mi fotógrafo, #mimadre, con 76 años, Consuelo, que ese día cumplía 71 —el vuelo era precisamente el regalo de su hija—, y yo.

El inflado

El vuelo comienza muy temprano, y no solamente es la experiencia del vuelo en sí, sino que comienza desde el momento en que te recogen, vas viendo el montaje, el inflado, primero con aire sin calentar, y con esa primera foto dentro del globo mientras se está inflando —impresionante—, luego con el quemador a tope, para ponerlo vertical. Estábamos fascinados con todo el proceso.

El despegue

La verdad es que fue un vuelo muy tranquilo. No se siente vértigo en ningún momento, solo paz y unas vistas increíbles. Con las edades de los pasajeros ya te puedes imaginar que es apto para todos los públicos.

El aterrizaje

Y si divertido es ver cómo lo montan, aún lo es más el rescate. Como no se sabe a priori muy bien dónde se producirá el aterrizaje el coche de rescate ha de seguir al globo por carreteras y caminos como puede.

Y por supuesto, un broche final de lujo: un agradable picnic, y la fantástica costumbre de brindar con cava después del vuelo, que yo no conocía.

¿Por qué se brinda?

Los primeros aeronautas de la historia fueron Jean-Francois Pilâtre de Roziers y el Marqués d´Arlandes, que celebraron el aterrizaje tras su vuelo sobre París en 1783 con champagne. Desde entonces, en cualquier parte del mundo donde se vuele en globo, se mantiene esa tradición, ofreciendo un brindis a todos los pasajeros. En España se cambia por cava, que los tenemos estupendos.

Cuenca, a vista de globo, en vídeo

Espero que te guste el vídeo que ha hecho mi marido con mucho cariño desde el globo.

Te dejo su cuenta en Instagram @avistadeglobo por si te apetece seguirles. Si quieres regalar la experiencia tienes toda la información en www.avistadeglobo.com o en el teléfono 717 703 999. Reserva con tiempo, que son pocas plazas cada vuelo. En verano volarán a diario y el resto del año solo los fines de semana. Tienen vuelos privados y también se puede alquilar para hacer vuelos cautivos para eventos.

Por último, mi apoyo a todos los emprendedores que se ilusionan y luchan con su proyecto. Esto que hago no es una colaboración: lo hago porque me apetece, y quiero que conozcáis planes estupendos en mi tierra. Además, Marisa, la mujer de Alejandro, es seguidora desde hace muchos años y eso ya me tiene ganado el corazón.

Estamos todavía impresionados por la experiencia, pero sobre todo algo especial nos ha unido a todos desde esas horas tan fantásticas que pasamos juntos. ¡Les seguiremos muy de cerca siempre!

Su

Publicado por , el Descubrir nuevas rutas. Etiquetas: , , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Todavía no hay comentarios para "Cuenca a vista de globo: un planazo".

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….