Publicidad

Cómo fotografiar comida (II). El punto de vista

“…desde mi punto de vista…”

La importancia que tendrá el punto de vista, que ha trascendido el ámbito artístico para incorporarse al lenguaje coloquial. La definición que nos da la Real Academia Española es doble; por un lado nos remite a su definición técnica como “aquel en que el rayo principal corta la tabla o plano óptico, y al cual parecen concurrir todas las líneas perpendiculares al mismo plano”, y por otro a ese significado del habla común antes mencionado: “Cada uno de los modos de considerar un asunto u otra cosa”.

Pues de eso quiero hablaros hoy. Vimos en la anterior entrega de Cómo fotografiar comida la importancia de montar una escena, de encuadrarla y de componer la imagen, y omití —deliberadamente— hablar de dónde situar la cámara, porque el tema da de sí como para hablar en exclusiva de él.

Por eso una vez tomada la decisión de qué elementos van a integrar la escena hay que estudiar desde dónde vamos a hacer la foto. Me diréis, no sólo hoy, sino más adelante y en repetidas ocasiones: “Pues a este paso vamos a integrarnos en FaceBook en el grupo mehanechadodecasaporquelacomidaseenfríamientraspiensoyhagolasfotosdelasnaricesparaelblog”. La verdad es que sí, que es pesado para los demás. Por eso —repito— hay que tener todo pensado antes de hacer la foto. Igual que pensamos en la receta, y vamos comprando los ingredientes, para que cuando nos pongamos no nos falte de nada, hay que ir dándole vueltas poco a poco a como vamos a hacer la foto. La experiencia en esto ayuda, y nos permite ir relegando cada vez más aspectos a la improvisación. Además hay que lograr que la experiencia no se nutra sólo de nuestras vivencias dándole al dedo, sino que también debe aprovecharse de ese tiempo que pasamos frente al ordenador viendo las fotos de los demás: hay que aprender a mirar y a analizar aquellas fotos que nos gustan, que con ello también se extrae conocimiento para hacer las nuestras.

Un poco de teoría

El rayo principal que menciona la definición de la RAE es, dicho coloquialmente, el que determina la cámara sobre el plano de la escena que queremos fotografiar. Y es que dependiendo de dónde ubiquemos la cámara, lo que queramos decir con nuestra fotografía quedará dicho de una u otra manera. Así hablaremos de:

  • Toma cenital: Cuando la cámara se dispone en la vertical del objeto que queremos fotografiar, mirando hacia abajo.
  • Plano picado: La cámara adopta una posición elevada con respecto al objeto, sin estar exactamente sobre él.
  • Toma a nivel: En este caso cámara y objeto están en el mismo plano.
  • Contrapicado: La cámara se sitúa por debajo del objeto. Este tipo de tomas no tiene aplicación en fotografía gastronómica, salvo para bebidas.

Por tanto en nuestras fotografías el punto de vista abarcará desde la toma a nivel hasta la cenital, siendo lo normal que el plano sea picado. Hilando fino, y en gastronomía, podríamos distinguir tres casos a su vez dentro del plano picado, puesto que hay mucha diferencia entre un plano picado casi cenital y uno casi a nivel. Si tomamos como referencia el punto de vista del comensal, hablaríamos de:

  • Plano picado propiamente dicho: cuando está por encima de aquél,
  • Natural: para referirnos al del comensal, y
  • Rebajado: cuando está por debajo de él, y casi a nivel.

Y ahora, la práctica
Como siempre, una imagen vale más que mil palabras.

En un extremo tenemos esta imagen tomada totalmente a ras de la escena. Como es evidente, la imagen resulta absurda, porque no se ve lo que queremos fotografiar.

En el otro extremo, esta toma cenital con la cámara dispuesta exactamente en la vertical de la escena. Los vasos y copas se convierten en objetos prácticamente irreconocibles. Cómo los líquidos son transparentes, el cerebro es capaz de imaginar lo fotografiado, pero es difícil reconocer las formas. ¿Cómo son las copas o vasos?

Pero bueno, entonces ¿dónde pongo la cámara? Tratándose de comida, como nunca vamos a fallar es colocando la cámara en una posición intermedia, como si estuviéramos sentados a la mesa y tuviéramos el plato delante. Es el punto de vista natural, y nada chocará al espectador. A partir de aquí, con un encuadre y una composición correctos, la foto estará resuelta.

Marchando unas magdalenas…
Pero hay veces que resulta muy interesante dar una vuelta de tuerca y aventurarnos a explorar las posibilidades creativas de la fotografía. Un ejemplo. Resulta que nos han salido unas magdalenas hermosas. ¿Dónde coloco la cámara?

El punto de vista natural funciona, y la toma quedará correcta, pero ¿por qué no pruebas a bajar la cámara hasta el plano superior del molde, o incluso un poco más abajo? Todo el copete de las magdalenas quedará por encima del horizonte visual, y parecerá aún mayor, y tus magdalenas serán la envidia de toda la blogosfera.

Si pruebas a hacer una toma cenital, verás que aunque puedas fardar de foto, nunca podrás fardar de magdalenas.

…o una crema
Otro ejemplo. Con una crema podemos observar el efecto contrario. Igualmente observarás que la toma natural funciona razonablemente bien.

Pero realizando una toma cenital comprobamos que el plano de la crema adquiere relevancia. A ello contribuye que la superficie de la crema está sobre un plano perfectamente perpendicular a la cámara, lo que garantiza un foco perfecto.

Puedes probar a hacer una toma rebajada —ya vimos que a nivel es absurdo— y observarás que la foto no gana, más bien pierde.

Con todo esto vemos que lo fundamental es ensayar, lo que nos dará la experiencia necesaria para ir delimitando qué puntos de vista funcionan para cada tipo de plato.

El trípode

El otro día escribí: “Independientemente de la cámara que tengas, usa un trípode.”

Y sigo diciéndolo. No hay foto —gastronómica— buena sin trípode. Cuando en la próxima entrega hablemos del foco lo recalcaré una vez más; la definitiva.

Y me dirás —me lo habéis dicho ya—: “¿y como te apañas para usar el trípode en una toma cenital?” Ante todo hay que saber sobreponerse a las dificultades:

Extendiendo más una pata que las otras dos, y sujetándolo firmemente con una mano mientras disparo suavemente con la otra:

¡Que no vengan los de prevención de riesgos laborales! Sin arnés, sin casco, sin red de protección… ¡Un desastre!

Con un poco —más— de dinero se puede conseguir un brazo como el que veis en la foto para lograr colocar la cámara justamente sobre el plato. Si optáis por comprarlo, mi deber es advertiros que debéis tener cuidadín porque por aquella ley física del punto de aplicación de una fuerza, vuestra cámara réflex digital útlimo modelo puede acabar para el desguace en —por— un momento. Con las compactas no hay problema porque pesan menos. Fijad la cámara y tirad un poco de ella hacia abajo. Si tiende a caerse, mucho ojito. Si tiende a volver a su posición, menos ojito, pero ojito en cualquier caso.

Y como siempre, hay una solución para cada bolsillo. Ya veis que se puede tirar con un trípode corriente de 20 o 30 euros, y a partir de ahí, buscando en internet, podréis encontrar desde trípodes con brazo perpendicular, robustos y económicos por unos 80 o 90 euros hasta los de verdad de Manfrotto, por ejemplo, que cuestan unos 400 euros. ¡Todo depende de las cañas que sea uno capaz de sacrificar en favor de la fotografía!

El próximo día, hablaremos del… foco.

Publicado por , el Cómo fotografiar comida. Etiquetas: , , ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 72 comentarios para "Cómo fotografiar comida (II). El punto de vista".
  1. Begoña says:

    A mi, en mi casa, me ven haciendo eso y me echan!!!!
    Qué mérito teneis!!!! y qué perfección. Pero yo este curso lo voy a tener que dejar para más adelante…. no llego a tanto. Me quedaré con la parte fácil…. voy a volver a leerlo por si acaso…
    Un saludo, Begoña

  2. cane says:

    ¡¡Explendido!! Creo que la foto a mis magdalenas de esta semana, las he aprobado..al menos la que hice con la camará un pelín más abajo de lo normal, que ahora mismo no recuerdo que nombre recibía esa posición y eso que acabo de leerme el segundo capítulo. jajajaja ¡al final suspenderé como siga con esta memoría!!

    Lo del tripode no lo veo claro…¿es por si te tiemblan las manos? No tengo yo la paciencia de ir enganchando la cámara cada vez…

    Lo que más me ha gustado son los peasos parasoles que teneis montado…ufff! los necesito, no soy na con mis dos flexos de 40watios, ya no soy persona, jajajaja

    Mil gracias de nuevo por tu tiempo. ¡maestro!! y besos pa tu Espe.

  3. María José says:

    No sé que decir….Prometo no volver a quejarme cuando preparo los cacharros para hacer una foto.Me habéis dejado sin palabras. Ésto es preparar una foto y lo demás es cuento. No, si por algo vuestras fotos son como son, LAS MEJORES.
    Vuestra fiel discípula,
    María José.

  4. Jose says:

    Excelente esta segunda entrega. Espero ansioso la tercera.

    Pero para buenas fotos ya están las tuyas. ¡Yo no viá sacrificá ni una caña pa comprá er trípode ese der Manfrotto!

    Un abrazo.

  5. curra says:

    Gracias, gracias. Ya esperaba yo como agua de mayo esta segunda entrega.
    Uhmmm!!! mare lo que tengo que aprender.
    Gracias y un abrazo.
    Me voy a empollar….

  6. delantal says:

    Esto es hacer fotos y lo demás son tonterías. Nos descubres aquí el abracadabra de tu magia, es impresionante.
    Mil gracias.

  7. Vicky Ortiz says:

    Bueno, bueno, bueno. Cuantas ganas tenía de la segunda entrega. No me ha defraudado.

    besos
    Vicky

  8. Ivana says:

    maravilloso! pero me has dejada alucinada con la iluminación que utilizas! estoy deseando leer el post!
    besitos parejita

  9. Montse says:

    ¡Muy interesante!, yo que comparto las dos aficiones de vuestra familia, la cocina y la fotografia, veo que puedo aprender mucho de todos vosotros.Muchos ánimos tenéis una página fantástica.

  10. Núria says:

    Jajaja…Madre mía cuando te he visto ahí montado encima de la mesa, casi me da algo!! yo hago eso encima de la mía y me la cargo jajaja. Muy bueno tu reportaje, he aprendido más que en mi minicurso de fotografía.
    Tengo trípode aunque pequeño y siempre lo uso para las fotos. Es primordial y cambia mucho, pero tengo que hacerme con uno mayor. Gracias como siempre por todos vuestros consejos.

    Núria

  11. Mami says:

    Ufff!! que complicado!!!………ahora entiendo porque a mi no me salen las fotos ni parecidas a las vuestra por mucho que me esfuerce, ………………….un apreguntita como se hace par que en las fotos los objetos del fondo se vean cono difuminados??
    Gracias
    Besitos

  12. Mari's Cakes says:

    Sinceramente que tus fotos son fenomenales. Da gusto visitar su pagina.
    Yo apeno empiezo esto de hacer entradas de mis recetas por blogger, pero si me divierto muchísimo tomando las fotos.

    Gracias por compartir tus experiencias.

    Que tenga una feliz y productiva semana.

    Un Saludo,
    Mari

  13. Carmen says:

    Menuda lección. Un 10 para tí y lo mejor sin duda tu foto de equilibrista. Pero bien merece la pena para que luego disfrutemos tanto con vuestros platos. Deseando que llegue la lección del foco…

  14. acibecheria says:

    Mac, no tengo palabras ni palabros, tan solo ¡E S P E C T A C U L A R!

  15. Arancha says:

    Enhorabuena,menudo post lo voy a facebuqueara hora mismo y a mis compis del curso de fotografía les va a encantar, que bonito, y una vez más se demuestra que una imagen vale más que mil palabras(o al menos ayuda mucho).Enhorabuena y muchas gracias, por enseñarnos.

  16. SUSITA says:

    Bueno, me voy a la cama a ver si asimilo esta clase magistral…mañana empiezo a experimentar!!!!

  17. Kaken says:

    Enhorabuena y gracias por el curso, voy tomando muy buena nota.
    Sólo dos cosas, la primera, que la toma cenital vertical de los vasos me ha encantado, me resulta muy plástica.
    La segunda, y sobre esa misma foto ¿como se logran esos fondos en negro o en blanco puro?
    Si no podeis responder lo entenderé,bastante haceis ya.
    Un abrazo para toda la familia.

  18. Forforia says:

    Su, eres única!!! ademas de la cocina, me gusta tambien la fotografía y no me lo puedo creer, … cuando he visto que tenias una mesa (tablero rústico) adrede para hacer la fotografia, he visto la profesionalidad de este blog en cuanto al cuidado de detalles.

    Haceis un tandem perfecto o más bien un equipo excelente porque he leido por ahí que tus hijas tambien participan.

    Un besazo y que sepas que hoy he probado las patatas fritas caseras,… la verdad no me han salido como esperaba pero seguire intentandolo.

  19. pilarmarta says:

    Una clase muy aprovechable, y como dices muy bien, tendré que pactar con los comensales…..

    Muchas gracias y un beso

  20. Maduixeta says:

    Muchísimas gracias por estas experiencias IMPAGABLES. :-)

    Sigo sentada en primera fila. ;-)

    un beso para cada uno.

  21. Ana says:

    Un post espectacular que delata el increíble trabajo que hay detrás de tus presentaciones. Eres, sois, muy amables destapando e invitándonos a entrar en vuestra casa para compartir vuestros conocimientos que tan útiles nos pueden ser.
    Un tutorial de lujo, mil gracias.
    Ana

  22. Evelys says:

    Gracias .Ha servido de mucha ayuda.Un beso.

  23. Josemari says:

    Excelente Jesús. Muy de agradecer estas lecciones prácticas. Espero la del foco como agua de mayo. Sois un equipo realmente insuperable.

  24. Carlos Dube says:

    Interesantísimo reportaje, fotografiar con calidad es muy complicado, es una especie de mezcla entre perspectiva, cercanía, luz… y lueg un poco los medios, eso sin duda. Por tener en la cocina unos paraguas como esos dábamos todo!!!… y es que en el paso se necesita que estén la cocina. Bravo por estos reportajes. Un saludo

  25. Buenos días Su, buenos días Mc!
    Bendito tutorial fotografico. Nosotros (ya sé que nuestras fotos y las vuestras no se pueden comparar para nada el mundo) nunca utilizamos trípode, seguramente porque hacemos las fotos en plena luz del dia y no tenemos que jugar con los tiempos de exposición.Me he reido viendo a Mc encima de la mesa, nosotros tambien tenemos que desmontar media casa para hacer una fotillo. Un beso.

  26. Ya me imaginaba yo esas posturas imposibles para los planos cenitales, pero, vale la pena por la calidad.

    Me está encantando este “curso de fotografía gastronómica”

    Abrazos para toda la familia..

  27. Angus says:

    Jaja, me encanta la foto en que estas subido a la mesa.
    Eres un artista, vaya pedazo fotos.

  28. Su, ver a tu marido haciendo cabriolas es impagable, vuestros reportajes tb son impagables, estupendos….q tu marido venga a mi casa a hacer las fotos…cuánto vale?? ;)

    Un abrazo,

  29. Las PacaS says:

    Su , eres toda una maestra, como tu bien dices la comida entra por los ojos, nos está viniendo muy bien tus tutoriales, eres muy generosa queriéndolos compartir con nosotr@s, nosotras estamos en prácticas. Un beso.

  30. Mercedes says:

    Joe menudas explicaciones!!! vale, veamos… tengo que comprarme una cámara, optaré por compacta, pero de paso invertiré algo en un trípode… de calidad medianita… para no cagarla mucho al principio… y esos parasoles tan estupendos? Su! necesito clases de fotografía in situ!!! yo pongo las tapas y cañas y tú me prestas a Mc, q en la foto sale muy concentradito buscando el a´ngulo! me encantan estos tutoriales…

  31. Raquel says:

    Gracias por esta segunda entrega
    Espero impaciente más!!!

  32. maria says:

    MC eres un crack,con esos platos no se como entre foto y foto no les das un bocado.
    Besos
    Jaime,María la que viene de camino que se llamara Sonsoles

  33. Puntiyo says:

    Soberbio post, Mac.
    Yo me lo hago más a lo pobre (piensa que también cocino), tengo localizado en la cocina un punto con bastante luz, coloco el plato y disparo seis o siete fotos con diversos enfoques.
    Siempre sale más de una decente y si no sale, actúa magic-Photoshop.
    Cordiales saludos.

  34. Viendo vuestras fotos y leyendoos no me queda más que decir que solo se que no se nada…mis fotos las hago con el plato sobre la mesa y con los comensales gritando “vienes o queee?” asi que no me extraña que haya maestros y aprendices en este arte y me considero afortunadisima de teneros como profes :)) un besazo

  35. Piquices says:

    Bien, la segunda lección y ya estoy deseando la tercera….. esto no me pasaba desde hace un millón de años. Por cierto que ya me apunté a clase de yoga porque lo de subirme a la mesa es el verdadero reto ahora mismo.

    Que sepais que sois culpables de que esté empezando a pensar en apuntarme a un curso de fotografía porque con estas explicaciones ya me dan unas ganas locas de empezar a fotografiar todo lo que veo.

    Gracias a los dos.

  36. Alicia says:

    Para no pasar al grupo de l@s echad@s de casa por que se enfría la comida, cuando hay posibilidad monto el plato con antelación y hago la foto. Como no es siempre posible, el sábado vino un amigo a comer y me quedé sin fotos, sólo pude sacar el postre, que sí que no importaba que se enfriara.
    ¡Qué dura es la vida del cocinero-fotógrafo!
    Teneis montado todo un estudio de fotografía.
    Felicidades y gracias por los consejos.
    Besos.
    Alicia

  37. Sandy says:

    Su muchas gracias por tan buena información , espero aplicarla correctamente y que a partir de ahora mis platos se vean más deliciosos aún.
    Besos.

  38. Como siempre, gracias.

    Yo estoy aprendiendo un montón con vuestros reportajes, pero ya no podré decir nunca más eso de: “Samu! Esto ya está, está preparado mi estudio fotográfico?”

    Si vierais como lo hacemos los demás… jajaja…

    Ay, cómo tenga que montarme esto en condiciones y me de por hacer pan… me tendreis que pagar un guardamuebles, que en casa no cabemos ya!

    Gracias, de verdad, sois fantásticos. Los dos.

  39. Eva says:

    Mac, aquí una de riesgos laborales…el riesgo más inminente que veo es golpe de tu cabecita en el techo…que uno precisamente no es bajito que digamos! jejeje!
    Ahora cuando venga Riqui le diré que haga un plano picado cenital…jajaja…me lo veo haciendo el salto del tigre!! Que risa!
    Genial el tutorial…esto me lo tengo que leer yo con calma…
    Besos,
    Eva.

  40. margot says:

    Pero bueno…
    Muerta me he quedado Mc.
    Vaya pantallas, y yo con la caja blanca y 100 bombillas que no valen ninguna porque las originales se han fundido y no hay recambio, están descatalogadas.
    La fotógrafa en mi casa soy yo.
    Subirme en la mesita( no sera porque no las haya de todos los tamaños)es impensable.
    Mi talla XLLL no me permite hacer contorsionismo.. ajajajaj.
    No sabes como me he quedado cuando te he visto ahí arriba…
    flipando.
    Pero cada maestrillo tienen su librillo, y me ha gustado ver tus “trucos”
    Tendré que pensar si hacer un plato a la semana y que lo haga mi costilla, para salvaguardar las mías.
    Me ha encantado que hayas enseñado la trastienda,lo que los demás no ven,para que se vea lo que cuesta hacer una buena foto.
    Felicidades por este reportaje.
    Un abrazo Mc.
    Margot

  41. rafi says:

    hola, soy nueva y no tengo mucha idea.Su, quiero que sepas que me encantan tus recetas,un saludo a todos

  42. Iscariote says:

    Muy, pero que muy instructivo el articulo!

  43. Trotamundos says:

    Hola familia …

    Este post es una maravilla, así como sus explicaciones, me ha encantado …, y también el kit fotográfico, espero algún día comprar algo sin que me ocupe demasiado espacio …,

    Un besote familia,

  44. antonia says:

    Es interesantísimo, espero “ansionsa” la próxima entrega. ¡Muchas gracias, de verdad!

  45. patricia says:

    su son impresionantes todas las fotos que hacéis a ver si aprendo un poquillo!! estoy enganchada a vuestra página, ahora me he enterado que tú marido es arquitecto, mi marido y yo tb. enhorabuena!!

  46. Gracias por la segunda lección, aunque esto lo veo cada vez más difícil. Yo a mi edad no me puedo subir de ese modo a la mesa

    Bueno, es broa, gracias por la estupenda lección

    Besos. Ana

  47. Glòria says:

    Magníficas explicaciones y magníficas fotos, aunque sean a costa de arriesgar un poco el físico, ja, ja.

  48. Juan Carlos says:

    Siempre suelo decir que ¡cuando se comparte se gana ! y en mi clase de Informática Básica, he mostrado vuestro estupendo trabajo, como ejemplo de buenas prácticas a mis queridos alumnos, a quienes les había planteado como práctica de evaluación continua, construir un Blog de temática libre a lo largo del primer cuatrimestre académico.

    Os felicito por vuestra generosidad y por el cariño y la dedicación que ponéis en vuestras entradas en el blog, pero en este caso, con mayor entusiasmo si cabe, dado que vuestros consejos me vendrán de maravilla para cuando me pueda permitir el lujo de comprar una buena cámara fotográfica dado que con las herramientas que tengo poco puedo hacer.

    Está claro que con un teléfono móvil o una sencilla cámara digital no se pueden conseguir grandes cosas, pero todo se andará.

    De momento, me pongo a estudiar que buena falta me hace y os pido consejo sobre que cámara fotográfica sería la más apropiada para obtener fotografías de calidad, atendiendo a una buena relación calidad-precio y con un presupuesto entre 400 € y 600 €.

    Un abrazo y reitero mi más sincera enhorabuena por vuestro Blog.

  49. evita says:

    Qué bien y entretenida te ha quedado la segunda entrega cuñao!! y un puntazo la foto encima de la mesa…ya sé yo que eres capaz de hacer el pino con las orejas con tal que quede la foto perfecta, y siempre lo consigues, pero cuidadín con las posturas no vaya ser que te accidentes y no podamos ver las magníficas recetas de Su. Besitos y a seguir investigando con tus cacharros para que sigamos disfrutando tanto con todo lo que nos cuentas.Enhorabuena a los dos!!

  50. M. Ángeles says:

    Fantástico resumen y explicaciones. El ángulo es una de las pocas cosas que cualquiera puede cambiar para mejorar sus fotos sin necesidad de grandes medios. En fin, cuantas veces un cambio de perspectiva lo cambia todo… y no sólo en fotos!
    Un abrazo

Mostrar comentarios

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….