Publicidad

¿Qué narices compro?

Entiendase el post, en sentido estricto de exageración y simplificando estos temas tan delicados.

Qué narices compro

Estoy harta de esta inseguridad alimentaria o si no es tal, del tratamiento informativo que llega al consumidor.
Hoy por hoy algo falla.
No soy especialmente histérica con estas cosas a la hora de hacer la compra, pero estas noticias no generan confianza precisamente y hacen mucho daño a las empresas alimentarias que tratan sus productos adecuadamente. Yo no puedo comprar toda mi comida “ecológica”, ni tengo un sitio cercano para comprarlo, ni mi presupuesto me lo permite y cada día me dan mas repelus ciertos alimentos.
Quiero que mi familia coma sano, no solo con lo que yo cocino, sino con lo que compro.
Desde aqui mi pataleta-que evidentemente no sirve para nada-, pero tenía que compartir mi cabreo con vosotros.

Publicado por , el La cesta de la compra. Etiquetas:

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 104 comentarios para "¿Qué narices compro?".
  1. Más razón que un santo!!

    Siempre nos quedará plantar tomates en macetas.

    Un saludo

  2. Angus says:

    Pues sí, está complicada la cosa… Las alertas sanitarias, hombre, asustan unos días, pero luego paso. De los producto ecológicos no soy muy fan… Lo mejor es comprar productos de temporada que se vean buenos, y a ser posible en tiendas de barrio donde te acaban conociendo y no te encaloman productos malos (sobre todo en frutas y verduras) porque saben que si no al día siguiente les echas la bronca.

  3. Neus says:

    Totalmente de acuerdo contigo, hay veces que mejor ni leer los ingredientes de los productos, es para temblar y pensar ¿que estoy tomando? Una de mis pasiones es cocinar y trato siempre de utilizar productos frescos y naturales, pero no siempre es posible. Un saludo de una seguidora desde hace muchisimo tiempo de tu estupendo blog, sigue asi.

  4. No puedo estar más de acuerdo contigo Su, a veces dan ganas de no pensar y comprar sin más esperando que todo sean falsas alarmas. Me sumo a tu pataleta (aunque no sirva para nada.
    Un saludo

  5. Pues qué quieres que te diga Su? Que estoy de acuerdo contigo!!! ya no sabemos qué comemos… es una pena que esto sea así.

  6. Lydia says:

    Justo el otro día hacía una lista muy parecida a esta oralmente con mi familia, hablando de este tema. Yo también estoy harta, quiero saber de donde viene lo que comemos y poder tener plena confianza en los alimentos, pero con estas noticias es imposible. Bss

  7. Verónica says:

    buuuf, tienes razón. Yo sí que tengo un establecimiento de comida ecológica cerca, pero es que es TAAAN caro todo que comeríamos sano, pero comer, lo que es comer…poco y entre malnutrición (o inanición) y asumir riesgos en algunas cosas no sabe una con qué quedarse (es como lo del chiste “susto o muerte”)….en fin, apoyo la moción; seguridad alimentaria de verdad YA!

  8. Maite says:

    Totalmente de acuerdo!!!!
    Si uno es lo que come, qué puñetas somos?
    Al final, nos tendremos que ir todos al campo, hacernos nuestro huertito y criar nuestros animalitos…
    La producción a lo bestia y las ansias de dinero a costa de lo que sea, se nos está llevando la salud por delante. Luego, todo es hablar de alergias alimentarias, enfermedades galopantes y demás, pero es que estamos consintiendo que nos envenenen.
    Me uno a tu pataleta!!!

  9. Chicunini says:

    Tu pataleta está más que justificada. Yo con lo que me cabreo un montón es con los tomates. En la huerta de mi abuelo siempre han habido tomates (ahora poquitos porque la huerta la lleva como puede mi padre)y comprarlos en la frutería es como comprar trozos de plástico con forma de tomate pintados de rojo. Y esos son los más baratos, luego están los que te sacan la espada samurai a la hora de cobrarte, que son gorditos, pesan pero más verdes que na. Pero que moda es esta de que los tomates me los tenga que comer verdes??? Claro porque si se te ocurre cojerlos rojos están ya pasadísimos.
    En muchísimo tiempo, ayer fue la única vez que me comí agusto unos tomates de la frutería. Cada tomate pesaba 500g, y aunque estaban maduros no dejaban de estar un poco verdes (jolines) pero los probé y ummmmm, sabían a tomate, yupiiiiiiiii !!! Son tomates del “Perelló”, una ciudad costera de Valencia, cerca de donde vivo.
    Resumiendo si, a veces no sabemos lo que comemos o lo que creemos comer.
    Sitos

  10. Alegría says:

    Pues hacer como si no pasara nada. O plantearnos alguna acción que obligue a administración, empresas y productores a tomarse esto mucho, pero mucho más en serio…

  11. Estoy totalmente de acuerdo contigo, ya a uno le da pánico ir a comprar alimentos. ¿Habrá que dar una mirada atrás, a la alimentación de nuestros abuelos y bisabuelos que llegaron tan sanos a tanta edad?, sobre todo la gente del campo.
    besos

  12. Natividad says:

    Su, que razón tienes totalmente de acuerdo contigo, es mejor no pensar porque si no no se sabria que comer.¿Que tal vas? espero que poco a poco cada vez mejor.
    Un abrazo y Besos.

  13. Carmen says:

    Al final es mejor no mirar ingredientes, porque ni el aire que respiramos es sano!!!!!!!
    Besitos

  14. eva says:

    comparto ese cabreo-indignación. Yo al final me planteo que es una manipulación de los medios para beneficiar unos productos (marcas/empresas) y perjudicar a otros por intereses económicos, y eso aun me da más rabia. Del superinforme de la OCU de la leche yo me fio muy poco, no dicen q laboratorio lo ha llevado a cabo, qué expertos, q proceso han seguido, q han comparado… huele mal.

  15. fatiluma says:

    Efectivamente, Su, a eso se puede llegar si hacemos caso al bombardeo informativo. Muchas veces este es solo producto de otros intereses porque la información en sí misma existía antes de la noticia y no pasaba nada. El problema de la información en este aspecto es que muchas veces (la mayoría) busca titulares y para ello reduce la información total. Mi profesión es esta, la dietética, la alimentación y la nutrición. Y he de decirte que yo soy de lo más escéptica en según qué cosas pero que en esto no hay que volverse loco. Hay que comer de todo y variadito, que cosas malas, regulares y buenas comemos seguro pero variando esquivamos también los posibles efectos negativos de las “menos buenas”. Generalizar no es muy positivo y en la comida menos que en nada, pues lo hacemos todos y el factor confianza es muy importante.
    Entiendo el mosqueo y es lógico, pero con calma. Alimentación variada e intentando equilibrarla. Recurrir a fuente informativas buenas (www.aesan.msc.es por ejemplo) y dejarse de creer a pies juntillas las noticias, la prensa, etc. Contrastar información y sacar conclusiones.
    Personalmente lo de los pescados antes de que saliera esta información ya se sabia que los pescados grandes acumulaban metil-mercurio y de ahí que se tuviera que disminuir la frecuencia. En fin, que no me quiero extender. Te aconsejo que sin estrés. Que intentes comprar productos de temporada y cercanos y nada, vida sana y por supuesto hacer caso a las recomendaciones sanitarias (que no a las publicitarias o comerciales ;)).
    Saludos!

    • Luisa says:

      Soy responsable de calidad y seguridad alimentaria de una empresa de semiconservas y no podría estar más de acuerdo con Fatiluma. Sobre todo hay que hacer caso de información contrastada y no caer en histerismos ni sensacionalismos. Y por supuesto no quedarse solo con los titulares ya que son frases sacadas de contexto que pueden dar lugar a muchos equívocos si no se conoce el resto de la noticia.

      • Su says:

        Luisa. Totalmente de acuerdo. Lo digo en el post estas cosas no favoracen a nadie.
        Pero el post está en clave irónica. Piensa en mi madre, sin acceso a internet, una señora con criterio propio pero que lee periódicos -noticias completas-ve televisión y piensa, ¿esto que es?

        • Luisa says:

          Hola Su. Como ves has abierto las puertas a un debate de lo más interesante a pesar de tratar el tema de forma irónica :-D No pocas veces he tenido esta misma conversación con personas de mi entorno.Y lo que siempre saco en claro es lo que ya había dicho con anterioridad. En la medida de lo posible, información sopesada y meditada. Muchas personas tienen ciertas limitaciones al uso de la información de la red (que ojo, no siempre es la más acertada), pero no está aislada. La familia, las personas a su alrededor son en el fondo otra fuente de información, más o menos sesgada pero lo son. Por supuesto este es un tema con sus claros y sus oscuros. No se trata de condenar (ojo, no estoy diciendo que tu lo hayas hecho, hablo de forma general) la globalización alimentaria. El “progreso” tal y como lo conocemos conlleva cambios en los sistemas productivos con sus pros y sus contras. NO se puede condenar por sistema asuntos como los transgénicos, por ejemplo, de los que personalmente creo beneficiosos. Pero como pasa con todo, nada se salva a la especulación y al mal uso. Lo que está claro es que el tema de la seguridad alimentaria nunca había estado tan avanzado ni había sido un tema tan actual.Tenemos alimentos más seguros que nunca y sistemas de control más certeros de forma que no es que ahora haya más problemas alimentarios, sino que ahora conocemos más. Por supuesto se han hecho algunos sacrificios en cuanto a las características organolépticas de lo que comemos, no lo voy a negar, pero aun hoy existen producciones limitadas, a pequeña escala, más cuidadas y no tan inasequibles como se puede pensar a priori.
          En fin Su, que seguro que este post generará muchísimos comentarios más porque en el fondo es un reflejo de que como decía en un inicio es un tema lleno de claroscuros. Yo de momento iré a la pescadería que tengo pendiente unos gallos ;-D A ver si mi niño de 21 meses se anima a comer algo más que purés si le preparo cositas tan suculentas como las que se encuentran en este y otros blogs. Un saludo y quedo a la espera de tu próxima receta.

  16. Raquel says:

    Pues eso:( y tras de todo desorbitados intereses económicos y oscuros asuntos políticos ¡que pena! mi marido está ultimamente madurando la idea de echarse una punta de cabras como su abuelo, un huertecillo… y a vivir que son dos dias (no se lo cree ni él pero cerca de eso tiene que estar la felicidad hoy por hoy que estamos todos tontos perdidos, a mi mientras me deje internet ni tan mala… ya te digo que por el Moncayo nos encuentras).

  17. GASTROPITECUS says:

    Es un tema controvertido, se han llenado y pueden llenar bibliotecas enteras con el tema. A vuela pluma. Si hacemos historia:

    – Nunca en la historia de España (últimos 2 siglos XIX y XX) la calidad y variedad de la alimentación ha sido tan alta.

    – Nunca ha sido tan eficaz y estricta la seguridad alimentaria de la oferta de alimentos.

    – Nunca han sido tan baratos los alimentos y hemos necesitados gastar tan poca renta del hogar para comer.

    -Nunca la esperanza de vida y morbilidad ha sido mejor (de esta la alimentación es un factor entre otros)

    Puede sonar raro, pero así es… Pero también:

    – Muchos alimentos ya no saben a lo que sabían (neutros, insípidos, con sabor y textura “raras” para los que hemos conocido “los otros”).

    – La contaminación, el hacer del mar un vertedero, el uso de pesticidas, etc… produce que muchos alimentos tengan concentraciones de toxinas, metales pesados, pesticidas, etc… de los que desconocemos sus efectos a medio y largo plazo, pero todo indica que esos efectos “serán malos o muy malos”.

    -Las clases sociales tienen su reflejo en el mercado: “bio y eco”, más sanos para clases altas o con rentas altas, industriales o intensivos para rentas medias bajas.

    – Por otra parte hay mucha paranoia social y mediática con el tema. No hay “alimentos malos” sino “dietas malas” y hábitos de vida “malos”, no saludables.

    Temas que si son jodidamente importantes:

    – La especulación en tierras agrícolas y en el mercado de futuros de alimentos. Mucho dinero de la especulación se está yendo a ese mercado que tendrá consecuencias en el hambre y la muerte de millones de personas.

    – La privatización del agua en el mundo. Idem.

    – La sobrepesca, por ejemplo del atún rojo, que va a llevar a su extinción (me recuerda el caso de la paloma migratoria americana, nublaban el cielo de los campos durante días, se cazaban y se hacían conservas, hoy no queda ni una, es una especie extinta).

    – La manipulación o experimentación genética de especies animales y vegetales cuyo objetivo no es “abaratar” la comida sino controlar su mercado.

    – La invasión de los transgénicos que pueden mutar y contaminar a las especies no transgénicas.

    -La pérdida de variedades genéticas de semillas y especies animales adaptadas a ecosistemas determinados por la imposición de semillas y especies “más rentables” para el agricultor.

    – La globalización del mercado de la alimentación, una globalización, como otras, con consecuencias desastrosas para todos.

    PD: plantar tomates en la maceta del balcón no es solución. Seguro que daría altas concentraciones en metales pesados por la contaminación urbana (al menos aquí en Madrid)

    • Lourdes says:

      Lo siento, pero no estoy de acuerdo con la política anti-transgénicos que desprendes de tu comentario, por varias razones:
      – La globalización de la agricultura y la historia de la agricultura ha llevado al monocultivo de especies, no metamos a los transgénicos en esto.
      – Hay que diferenciar y saber algo de genética para entender qué es una planta transgénica y de dónde vienen las especies vegetales que comemos en la actualidad. La agricultura ha buscado durante siglos la mejora de la producción de las especies vegetales, ésto, entre otras cosas, ha llevado a que una mazorca de maíz que en su origen no medía más que unos centímetros, ahora tenga el tamaño que tienen las que cultivamos en la actualidad. ¿Cómo se ha logrado que una mazorca aumente su tamaño tanto? Pues a través de cruces genéticos entre plantas. ¿Qué quiere decir cruces genéticos entre plantas?, pues manipular la infromación genética de una planta de forma descontrolada cruzando especies de origen distinto y obteniendo resultados inesperados con los que nos quedaremos sí nos benefician. Hemos ido seleccionando especies que hemos generado mediante la manipulación del hombre, y no por generación espontánea, y aunque cueste trabajo entender, ésto es una selección genética manipulada por el hombre. Todas las especies vegetales que comemos actualmente no existirían sí el hombre no las hubiese seleccionado y manipulado genéticamente, aúnque lo desconociésemos hasta hace unos años.
      Actualmente la ciencia ha evolucionado y comprendemos más cosas sobre la genética de las plantas y podemos entender qué es lo que ocurre cuando cruzamos distintas especies vegetales o seleccionamos ciertos genotipos.
      La transgénesis consiste en la modificación de un UNICO gen de la planta, sólo uno, y de una manera completamente controlada. De esta forma se han podido generar variedades vegetales de arroz que produzcan más vitamina A (el golden rice) para aquellas poblaciones del tercer mundo en el que mueren millones de niños por deficiencia en esta vitamina (no olvidemos que el arroz es una de las comidas básicas de estos países), especies resistentes a la sequía para que se puedan cultivar tierras en las que escasea el agua etc…
      El problema de los trangénicos, como en muchas ocasiones (e.j. las farmaceúticas y las vacunas) es el monopolio que hacen ciertas compañías de su producción y distribución.
      Lo gracioso de esta negación a los transgénicos es la ironía de los países ricos: usamos todos los días los móviles, bebemos en botellas de PET (plástico), usamos pastillas de adelgazamiento cuya composición ignoramos y nadie se alarma ni quiere dejar de utilizar ninguno de estos productos.

  18. Nuria says:

    Hola Su!!!
    No es solo una pataleta, es una realidad pura y dura; y si es cierto que nos puede parecer que no sirve de nada pero si todos nos pusiéramos realmente de acuerdo en negarnos en seguir siendo tratados como necios las cosas sí cambiarían; al menos quiero creerlo.
    Con tu permiso me gustaría compartir este post en mi blog.
    Un beso.
    Nuria.

  19. Estoy completamente de acuerdo. Entre que la fruta y verdura no sabe a nada, el informe de la OCU sobre la leche que da miedo (pero miedo de verdad) y la frase de tu abuela, que me ha encantado… ¿Qué se compra?

  20. Me alegra de tenerte otra vez por aqui.
    No estoy de acuerdo contigo en que las pataletas no sirvan para nada. En primer lugar, te quedas bien ancha cuando dices lo que no te gusta y declaras y criticas lo que crees que está mal. Lo cual, por lo menos te satisface personalmene. En segundo lugar, siempre hay alguien que reflexiona a partir de tus comentarios y se hace mas consciente del problema y a poco que modifique su comportamiento… algo afectará a largo plazo ¿no?

  21. Soledad Ripoll says:

    Su, llevas toda la razón, no sabemos lo que comemos,hace unos días, compre Jamón de York envasado, y era como si masticases una lamina fina,
    de no se sabe que, parecía plástico, y te lo cobran como algo superior.
    Me ha encantado la frase de tu abuela ¡¡que razón tenía !!
    Un beso.
    Sole

  22. miquel says:

    tienes toda la razon y es una pena que cada dia es peor todo solo se piensa en ganar mas y producir mucho y asi nos va
    beso
    miquel

  23. Tengo una amiga que su hija de siete años tiene cancer y el otro dia hablamos lo mismito que tu has escrito.
    Cuano voy a hacer la compra me vuelvo loca e imagino que a muchisima gente le pasará lo mismo , lo que no entiendo es porque todo esto no esta mucho mas vigilado ,lo que comemos hoy generará nuestra salud del mañana.

  24. Me identifico plenamente. Yo hago parte de mi compra ecológica, pero francamente, todo no se puede porque sale carísimo. Pero cada vez me producen más desconfianza las “grandes empresas” alimentarias. Y yo no leo solamente la información generalista, harto inexacta.

  25. JOSE says:

    Totalmente de acuerdo contigo Su; Nosotros tenemos la posiblidad de sembrar huerto todos los años y, hasta hace poco disponiamos hasta de nuestra propia cabrita y gozamos todo el verano de productos de una excelente calidad. Tanta es la diferencia que yo no vuelvo a comer tomates en ensalada hasta el año siguiente, eso si, la despensa y el congelador lo pongo hasta arriba. Seguid asi.
    Un Abrazo

  26. Lo says:

    Últimamente, ha despertdo mi interés por lo que como, qué como, y si es sano o no. La verdad es que ya no sabes qué pesticidas les echan a las plantas (una amiga que es ingeniera agrícola me dijo que comer fresas es de lo menos saluable, por la cantidad de “ingredientes extra” les ponen). La carne… A los pobres les meten de todo para que crezcan rápido, engorden rápido y no enfermen, y eso, luego nos lo comemos (y no quiero ni pensar como viven, y a qué los someten). Tampoco tenemos en cuenta que nos engañan con determinados productos (por ejemplo los light), y no son en absoluto lo que creemos que son… No sé que comer, porque no estoy tranquila, pero no queda más remedio que comprar.
    Hoy he ido al super a comprar huevos, al final no lo he hecho, me niego a comer algo que sabe y huele a azufre. Compré una vez, y nunca más, prefiero esperar una semana y llevarme a mi casa huevos que sí sé que son frescos y de qué se alimentan (y como viven) las gallinas, porque las conozco, son de mis padres. Y esos maravillosos huevos dorados sí me saben bien. Lástima que, en lo que los demás alimentos corcierne, no puedo elgir.
    Es una pataleta muy comprensible, pero no podemos hacer huelga de hambre…
    Su, qué alegría verte de vuelta! =)

  27. morgana says:

    Más razón que una santa. Como no aprendamos a vivir del aire… Calla, no, que también está contaminado.

    A mí también me ha encantado la frase de tu abuela, es como para enmarcar. ;-)

    Añoro los tiempos en que un tomate no sólo sabía a tomate sino que olía a tomate y a mata. Y lo mismo con la fruta. De la chicha no digo nada, porque no soy adicta, pero supongo que pasará lo mismo.

    Echo también de menos los veranos en el pueblo, cuando casi todo lo que consumíamos era cultivado por nosotros o algún vecino. Estaba todo tan rico…

  28. Pilar says:

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito. Cada cierto tiempo salta una alerta alimentaria sobre cualquiera de los productos que consumimos y dejamos de comprar lo que toque en ese momento. Sin ir más lejos ayer abundaba el atún en la pescadería, lo cual demuestra lo manipulable que somos y nuestra desconfianza ante lo que comemos. ¡Qué pena! Personalmente pregunto el origen de frutas y verduras y procuro comprar las que se producen en mi entorno , pero véte tú a saber. En fin , mi abuela hace 30 años decía que comíamos “porquería”….Si levantara la cabeza!

  29. Ana says:

    Hola:

    Tienes toda la razón a mi me pasa lo mismo, dan ganas de tener 4 gallinas, un cerdo, una ternera,y un huertito para poder cultivar lo mas consumimos, pero no siempre es posible, asi que nos tendremos que conformar con lo que hay, eso si ,con mucho recelos a la hora de comprar porque no te puedes fiar de nada.

    un besito

  30. zer0gluten says:

    Pues si además de todo lo que cuentas, tienes en casa un comensal celiaco, como en mi caso o con cualquier tipo de intolerancia o alergia y te pones a leer etiquetas, ya te caes de culo (con perdón de la expresión). No solo por lo que ves que le ponen a los productos, también por lo que no ponen en los etiquetados y de precios mejor no hablo, que si no tú y yo nos tendríamos que ir juntas a desahogarnos, que bien mirado tampoco estaría mal, jaja.
    Mi besos preciosa.

  31. Piqui Ces says:

    Me parece que después de leer los comentarios de Fatiluma y de Luisa ya no queda nada por decir que no hayan dicho….. “me cachis en los cuartos que perdemos desinformando con tanta información”…. sinceramente, yo no la necesito….. una dieta sana y equilibrada y a disfrutar lo que nos dejen.
    Recuerdo allá en la noche de los tiempos cuando sólo se comía lechuga y judías verdes en verano (cierto es que yo nunca he vivido en una gran ciudad) y en el mercado estaban los puestos de las de “sus casas” vendiendo aquellas coliflores con hojas bien verdes y duritas.
    Ahora parece que hay un ansia enfermiza en acojonar al personal y eso si que me da cangüelo. Hubo un tiempo en que llegaba a mi carnicero y le pedía – Manuel, dame ternera pero de la loca eh!”
    Vaya ladrillo que acabo de colocarte.

  32. Ja,ja,ja

    El otro día precisamente hablaba con un amigo sobre este asunto y me dio un par de reflexiones interesantes que las comparto porque a mi personalmente me parecieron muy sensatas. Cuanto oyes o lees ciertas noticias parece como si todo lo que comiéramos nos estuviera envenenando poco a poco y seguro que afortunadamente no es así porque sino ya estaríamos todos muertos y en cambio hoy vivimos mucho más que las generaciones de nuestros abuelos que tan saludablemente se alimentaban de lo que cultivaban en sus propios huertos. Respecto de las vacas locas sí que te puedo decir que una veterinaria amiga mía cuando saltó el tema a los medios de comunicación me dijo que ella estaba muy tranquila, que eso es algo que siempre está ahí, o sea que de vez en cuando hay algún caso (de hecho seguro que ahora mismo lo hay) porque los veterinarios lo saben, sólo que de ciento en viento la prensa se encarga de hacer sonar las alarmas y todo parece una debacle que luego tampoco es para tanto. El ecoli ha matado a unas treinta personas pero muchas más mueren a diario en Alemania como consecuencia del tabaco y sin embargo la gente lo sigue consumiendo. Hace unos cuantos años el aceite de oliva era malo y ahora es cardiosaludable. En fin, que nos quieren volver locos. Yo creo que salvo cosas puntuales tampoco hay que hacerles mucho caso, ¿no?

    Un besito,

    Susana (Sacer)

  33. Aitana says:

    Completamente de acuerdo contigo.Ya no sé que comprar ni que hacer de comer.Hay dias que miro para mi hija y me siento la peor persona del mundo por haberla traido a este asco de mundo que le estamos dejando.

  34. Mariu says:

    Amén.
    Es más, yo últimamente he estado recordando cuando era niña, mis padres tenían huerta y ganadería para producción de leche, así que mi comida sabía como debía saber: el tomate a tomate, las manzanas a manzana… eso sí, debíamos esperar a su época para poder disfrutarlas.
    ¿Verdaderamente merece la pena tener en toda época todo tipo de producto y a un precio siempre competitivo (teóricamente), si, por contra, perdemos calidad en lo que comemos?…

  35. Todas estas cosas pasan porque hoy en día disponemos de todos los productos habidos y por haber en cualquier época del año, y éso hace que haya que tratar la huerta con productos que puedan permitir al agricultor o al granjero que prosperen.

    ¡Ah! Y se te ha pasado mencionar el tema de la leche, ése que según la OCU dice que ni las marcas que parece que eran las más prestigiosas lo son.

    Indignada, ¿no? Pues sí, tenemos motivos serios para estarlo.

  36. elena says:

    hola a tod@s yo estoy de acuerdo con vosotros en algunos aspectos, pero no en otros, desde mi posicion de ganadera (de pollos, y cerdos)de forma intensiva, direis que me mueven intereses propios, tambien es verdad, trabajo por dinero, como todos, pero tambien podeis estar seguros, de que nuestra cooperativa nunca ha pasado por tantos controles sanitarios en todos los aspectos, tanto de sanidad animal, como de calidad animal, ademas de los exhaustivos controles que pasan los piensos antes de su recepcion (accion que me parece perfecta).
    Esta claro que si no fuera la produccion intesiva, el mundo no daria a basto para tanta boca que alimentar.
    De todas formas opino como gastropitecus, no poseo la verdad absoluta pero creo recordar, que en españa aun no se desarrollo ningun problema alimentario serio, bueno el de los pepinos, pero no fue culpa de los españoles;
    Sin meterme mas adelante en el tema porque soy parte implicada en el,y tendriamos que hablar tambien de los costes etc. “creo” que los productos ESPAÑOLES pueden consumirse sin ningun peligro

    • Su says:

      Elena: soy yo la primera en decirlo, lee el post de nuevo por favor. Digo que estas informaciones no benefician a nadie, y menos a los que cuidais el producto, pero piensa en el consumidor…su incertidumbre ante el bombardeo de problemas con este tema…

  37. Milagros says:

    Tengo la suerte de vivir en una ciudad pequeña, y casi todas las verduras y frutas las puedo comprar directamente del aldeano.
    Pero las conservas ,hay que hacer un master antes de comprarlas, para
    llegar ha saber que es lo que llevan. Una pena

  38. IDEM, IDEM, IDEM, pienso como tú y ya no puedo más… como todo la alimentación es un negocio ante todo y que le den mucho viento a la salud…. luego nos dan tanto la vara con que hay que comer, pero cómo???

  39. Ñor says:

    Estoy totalmente de acuerdo, no sé que narices vamos a comer.
    Asta tengo mis dudas con el aceite de oliva virgen, yo que vivo, podría decirse entre olivos, y veo todas las curas que le meten al año. No me extraña que cada vez seamos más los alérgicos al polen del olivo, es que no puede ser de otra manera, los venenos que usamos para todo, es lo que nos está matando poco a poco. Casos de sensibilidad química, en fin.
    Me parece que como sigamos a sí….
    Un beso primor.

  40. Pues te comenta otra cabreada, derecho al pataleo por lo menos tenemos o no?.
    Besos

  41. Ana R. Adán says:

    Ains!!..de algo hay que morir…mejor de comida que no de otra cosa ¿no?. Lo peor como siempre no es lo que sabemos, es lo que no sabemos…¿no creeis?

    Besos
    Ana

  42. Que razón tienes Su,
    Una ya no sabe que comprar! No se que se pretende con ese tipo de noticias, algunas son poco serias y de verdad que no se que persiguen que no sea crear incertidumbre.
    Si algo fuera tan tan tan malo malísimo ¿no tendrían que decirnos algo desde la OMS o desde el MInisterio de Sanidad o las Consellerías/Consejerías?

    Me veo plantando de nuevo mi huerto … abandonado por obras jeje …
    Un saludo

  43. Inés (Bcn) says:

    Yo tampoco soy particularmente histérica con estas cosas, y tienes más razón que una santa en tus argumentos y tu cabreo.
    En la medida de lo posible trato de comprar productos que no hayan pasado por mercados centrales como Mercabarna, que sean de temporada, y que se hayan producido cerca. Tengo localizados unos cuantos mercados semanales de pueblos de cerca de Barcelona que se celebran en fin de semana, y a la que puedo compro en ellos.
    Al margen de los productos frescos, que son tema aparte, un día volví al super a cambiar un paquete de lentejas de una marca muy conocida, porque al llegar a casa vi que procedían de… CANADÁ!!! Y, bueno, de los espárragos blancos en frasco ni hablemos…o vienen de Perú o de China, además de no saber a nada!
    Un abrazo, y feliz de veros de nuevo por aquí!

  44. Francisco says:

    Hola Su!, pues me comentó un amigo que fué a unos cursillos para agricultores, dados por la consejería de agricultura de Baleares, donde les enseñaron un libro con las variedades de tomates del mercado, todas.., para obtener tal tipo de tomate se tenía que utilizar la semilla apropiada y solamente la recomendada pro la consejería, so pena de no recibir las subvenciones necesarias…., el que impartía el seminario les contestó que esos tomates no sabían a nada pero de aspecto jamás los encontrarían mejores.
    Según un médico muy conocido, especialista en nutrición deportiva, en cierta ocasión se comprobó la cantidad ede vitamina “C” en una partida de naranjas, el resultado fue de CERO…¡¡¡en toda la partida no había ni un gramito de vitamina “C”… y todo esto subvencionado por esos gobiernos locales o nacionales que estamos pagando y muchas veces con varios sueldos y muchas prebendas, como no hacer la declaración de renta.. ¡¡y que están jugando con nuestra salud!!!, la mía creo que está bastante bien pero ¿que le vamos a dar a nuestros hijos?..
    Abrazos a tod@s.

  45. lenaes says:

    creo que en todos los paises del mundo cuando vamos a mercar nos hacemos las mismas preguntas, sino esta hormonado, es trasngenico, la manera que trato de mejorar un poco esto, es comprando productos de las zonas rurales que no tienen mucha manipulacion industrial, tanto en carnicos como frutas y verduras, solo que son de produccion limitada, un gran abrazo desde cali y felicitaciones por la web y tu libro como lo puedo conseguir en colombia

  46. F.J. says:

    Gastropitecus, un poco más arriba, ha extractado el estado de la cuestión tal como yo lo expresaría, aunque él lo ha hecho mejor de lo que hubiera dicho yo.
    Con cierta edad ya, recuerdo otros tiempos no demasiado lejanos, en que tantas familias españolas no nos planteábamos cómo serían los alimentos que íbamos a consumir, sino si tendríamos alguno que poner en la mesa, tal como sucede ahora en otros muchos lugares del planeta.

    Hay que suscribir lo que dices, Su, porque tienes razón, pero también me digo que bendito sea este tiempo en que este el el problema, y no el otro.
    Saludos

  47. Xeskina says:

    Mi hija además de doctora en farmàcia se ha vuelto vegetariana, trabaja por las mañanas y por la tarde tiene un pequeño huerto ecológico, no toma leche de vaca, la toma de arroz o cebada etc.Como vivimos en un pueblo mas o menos comemos bastante natural. Estoy suscrita a la OCU y si todo lo que cuentan es verdad, no hay nada potable. Así que Su no es raro que te subas por las paredes ya solo nos faltaba INDIGNARNOS por la comida. ¿que Hacemos? No podemos declarnos en huelga de hambre, con todo lo que sabemos cocinar no lo resistiríamos. A ver si entre todos
    encontramos la solución.

  48. María says:

    ¡Esto me pasa a mi todos los dias!. Al final me digo “María, Haz como con los prospectos de los medicamentos, que si los lees no te tomas las pastillas porque tienen mas efectos secundarios que beneficios”.
    Y luego te dicen lo que tienes que consumir todos los dias para estar sano: Pero si yo no soy capaz de comer tanto, ¿hay alguien que me explique como lo hago?. Conclusión: Sigamos haciendo nuestra vida habitual, que cuando nos llegue la hora de morir no nos va ha salvar nadie.

  49. ANABDN says:

    Si fuera por todo lo que se oye al final no comeríamos nada, lo que no lleva mercurio, está contaminado o manipulado, no se salva nada ni siquiera los productos llamados ecológicos, a parte de su precio.
    Besos.

  50. JmGdlaRiera says:

    Básicamente estoy de acuerdo con Gastropitecus. Parece cierto que podemos estar pagando el precio de acceder a una inmensa despensa como nunca antes la humanidad había soñado. Esto tiene grandes inconvenientes,`pero en la balanza yo creo que pesan inmensamente más los beneficios del control sobre los alimentos que tenemos , al menos, en este primer mundo en el que nosotros vivimos.
    Todos tenemos una imagen idílica de cómo se comía en los pueblos de nuestros abuelos, y algunos añoramos algunas costumbres de la alimentación ” de antiguamente”.
    Algunos ejemplos :
    – la matanza del cerdo, los embutidos de casa ( cuántos antepasados nuestros morirían por triquinosis?)
    – La leche recién ordeñada ( fiebre de malta, la brucelosis humana, tan frecuente antes del control del ganado y los antibióticos)
    – Un huevo recién puesto`por una gallina de corral sorbido a través de un agujerito en la cáscara ( salmonelosis y qué sé yo cuantas más bacterias se meterían pal cuerpo )
    – El agua de manantiales y pozos ( a saber con qué filtraciones)

    No sé, al final nada es blanco ni es negro, pero la facilidad de acceso a tantos alimentos tiene sus partes malas pero creo que en los evidentes avances en la salud de la población en general, queda reflejado finalmente e progreso conseguido.

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….