Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

Recetas de comida triturada para enfermos crónicos

Esta entrada de recetas de comida triturada para enfermos crónicos nada tiene que ver con el tono habitual; es especial y tenía muchas ganas de publicarla. Ojalá no la necesitéis ninguno de los que nos leéis habitualmente: eso es buena señal. Pero una amiga muy querida, que necesitaba para su padre este tipo de recetario, me animó a sacarlo a la luz, pensando que a alguien podría serle útil.

Mi padre, operado de laringe, comió cremas y purés de todo tipo durante gran parte de su enfermedad —sus últimos 11 años—. Mi madre llegó a convertirse en una especialista en este tema, y lógicamente al pasar casi todo el tiempo juntos he aprendido muchas cosas de ella, y que ahora quiero compartir.

Alimentación triturada para enfermos

Hay muchos enfermos que requieren este tipo de alimentación: personas mayores con problemas de apetito o de deglución, enfermos de Parkinson o Alzheimer, enfermos con cáncer de laringe o boca, personas con problemas dentales importantes… La verdad es que la casuística es inmensa.

¡Ojo! Quiero dejar bien claro que esto no es una guía médica. Son unas recetas y unos consejos responsables, fruto de mucha experiencia en este tema y asesoramiento con médicos especializados. Voy a tratar el tema desde un punto de vista general. Sólo espero aportar ideas que os ayuden a los cuidadores en el día a día. Cualquier duda es conveniente consultar al médico o a la enfermera que lleve a vuestro familiar. Además en muchas ocasiones hay que tener en cuenta otro tipo de circunstancias, como la diabetes o la hipertensión, para modificar la cantidad de sal o de grasas que yo incluyo en las recetas base.

Es un post de recetas de comida triturada para enfermos crónicos muy largo, pero prefiero que esté todo reunido para que los que tengáis que utilizarlo lo tengáis concentrado en uno sólo.

Consejos

  1. Se le dará un solo plato de puré, que contenga todo lo necesario en cuanto a nutrientes, y un postre . Depende de la energía del enfermo, pero los hay que se cansan si se les da dos purés y el postre. Si lo admiten, procurad variarle los sabores.
  2. Siempre se añadirá a las cremas de verduras un trozo de carne de una parte magra no fibrosa, o pescado sin espinas. No es aconsejable el jamón serrano, ni tampoco las zonas de la carne de ternera muy fibrosas. Si se utilizan debemos asegurarnos que están pasados correctamente y que no quede ningún resto sin pasar.
  3. Es muy conveniente añadir un puñado de arroz en las cremas: no da sabor pero aporta una textura estupenda, por no hablar de sus magníficas propiedades nutricionales.
  4. El espesor de las cremas dependerá de la salud del enfermo y de su capacidad de deglutir. En las farmacias venden espesantes, para cuando haga falta añadírselo a los líquidos.
  5. Mucho cuidado con calentar demasiado los purés, o con dar postres muy fríos. Normalmente aceptan mejor los purés templados y los postres a temperatura ambiente.
  6. Los purés calientan muy bien en el microondas si los tenemos preparados con anterioridad. La única precaución que hay que tener es la de removerlos cuando estén calientes y antes de servirlos, para que se reparta de manera uniforme el calor.
  7. Los purés se pueden preparar con antelación y congelar en tarros individuales, siempre que lleven todos sus productos frescos, es decir, no podremos congelar una crema realizada con un pescado congelado: pierde muchas cualidades nutricionales. Congelan peor los que llevan mucha patata: no me gusta la textura que queda al descongelar, aunque se recupera un poco calentando el puré en un cazo y dándole vueltas con unas varillas, en vez de hacerlo en el microondas.
  8. El 70 % de nuestros platos de cuchara habituales se pueden convertir en ricos purés. Es importante esto, porque se puede cocinar lo mismo para el cuidador, y de esta manera comen ambos lo mismo: el enfermo triturado y el cuidador sin triturar.
  9. No es conveniente cocinar con mucha grasa a la hora de hacer sofritos para los purés. Es mucho mejor cocinar muy justos de aceite, y una vez acabado echar un buen chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  10. Para pasar los purés ¿pasapurés o minipimer? Una cuidadora que está ya muy cansada, -digo cuidora porque casi siempre son ellas- lo normal es que lo triture con la minipimer, porque con ella se corrige muy bien el espesor. Pero hay que tener en cuenta que hay determinados platos, por ejemplo un puré de lentejas o de judías blancas, que requieren el uso del pasapurés, porque las pieles, que pueden ser más indigestas, se quedan en él.
  11. Siempre hay que incorporar al guiso la pieza de carne sin huesos, porque si va con huesos es fácil que luego alguno se nos pase y vaya al puré, con el consiguiente peligro para el enfermo.
  12. Poner en algunos purés por aporte proteico un par de claras de huevo cocidas para pasarlas con el resto de los alimentos.
  13. No usar nunca frutos secos triturados, porque si queda algún resto se puede atragantar el enfermo.
  14. Para enfermos con estreñimiento crónico es muy eficaz tomar de postre un puré de frutas con All-Bran Plus. Se cogen dos cucharas de estos cereales y se dejan 5 minutos en el vaso de la batidora con zumo de naranja. A continuación se añade medio plátano, una ciruela pelada y sin hueso, una rodaja de piña y media pera. Se pasa con la batidora, procurando que se quede espeso.
  15. Para mejorar la seguridad y la eficacia en la deglución es conveniente:
    • Comer bien sentado, con los pies apoyados en el suelo, y manteniendo la postura de la espalda todo lo recta que se pueda.
    • Inclinar la cabeza hacia abajo en el momento de tragar porque facilita la elevación y el cierre laríngeo, evitando los atragantamientos.
    • Es mejor beber los líquidos a sorbitos, y en el momento de tragar inclinar la cabeza hacia adelante y no levantarla hasta asegurarse de que ha habido una buena deglución.
    • En caso de beber seguido, hacerlo despacio, concentrándose en el acto de beber y nunca inclinar la cabeza hacia atrás.

Algunas recetas básicas

  • Crema de calabaza y guisantes

    Crema-de-guisantes-y-calabaza_medio

    Ingredientes para 6 personas

    Para la crema de calabaza: 300 g de calabaza. 1 zanahoria, ¼ de cebolla, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 1 vaso de agua grande y sal.

    Para la crema de guisantes: 300 g de guisantes, ¼ de cebolla, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, 1 vaso de agua grande y sal.

    Preparación

    1. Poner dos cazos; en cada uno de ellos echar el aceite. Cuando estén calientes añadir la cebolla cortada. Cuando haya pochado, añadir en uno, la calabaza y la zanahoria cortada y pelada, y en el otro, los guisantes. Sofreír un poco, añadir la sal y el agua, y dejar en el fuego hasta que estén cocidas la verduras.

    2. Pasar las verduras con una batidora, y añadir un poco de agua de la cocción.

    3. Verter en dos jarritas de servir iguales.

    Adaptación para el enfermo

    Si el enfermo no está de humor para estas presentaciones, hacer todos los ingredientes en un solo cazo, pasar la crema y dejarla ligeramente espesa. Añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra crudo cuando ya esté terminada y remover. Queda fabulosa, pero le tendremos que añadir un trozo de carne magra cocinada, incluso un par de lonchas de jamón York o pavo para cumplir las necesidades nutricionales, y como he comentado antes un puñado de arroz, que añadiremos antes de que cueza todo. Esta crema es muy rica para por la noche.

  • Crema de espárragos trigueros

    Crema-de-esparragos_medio

    Ingredientes

    2 manojos de espárragos trigueros, 1 patata pequeña, 1 cebolleta tierna, ½ puerro, 50 ml de aceite de oliva virgen extra, 400 ml de agua —al gusto—, sal y unas gotas de limón.

    Preparación

    1. Cortar los espárragos trigueros en trozos pequeños con la mano, desechando la parte dura y reservando las puntas aparte.

    2. Poner en una olla a presión un poco de aceite, y cuando esté caliente pochar la cebolleta y el puerro, que previamente habremos cortado y limpiado.

    3. A continuación añadir los espárragos —ojo, seguir reservando las puntas— y una patata pequeña. Echar un poco de sal, rehogar ligeramente toda la verdura e incorporar el agua.

    4. Cerrar la olla y mantener al fuego unos 7-8 minutos.

    5. Cuando cumpla el tiempo, abrir la olla y, sin sacar la verdura cocida, incorporar en un cestillo las puntas de los espárragos, para darles un hervor. Poner la tapa por encima pero sin cerrarla, y dejar cocer unos dos minutos. Reservar.

    6. A continuación sacar la verdura a un recipiente, y el agua de la cocción que veamos adecuada según nuestros gustos, y pasar muy bien con la batidora, de manera que quede muy fina. Rectificar de sal si hace falta. Suelo añadir un poco más de aceite de oliva virgen extra crudo y unas gotas de limón.

    Adaptación para el enfermo

    Lo mismo que la anterior respecto a añadir alguna proteína —pescado, carne magra, jamón York o quesito—. Este puré es muy recomendable en casos en los que el enfermo tenga estreñimiento. Al enfermo no se le sirven las puntas de espárrago de adorno. Se pueden guardar para una tortilla francesa, a la que se le añaden estas puntas cuando se bate, y para el cuidador, que se lo merece.

  • Crema de lentejas

    Crema de lentejas

    Ingredientes

    Para la crema: 500 g de lentejas, 1 cebolleta fresca, ½ puerro, 1 zanahoria, un tomate maduro hermoso y sal.
    Para el sofrito: 8 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una cucharadita de pimentón dulce de la Vera.

    Preparación

    1. Poner a cocer las lentejas en una olla a presión, con abundante agua, con las verduras limpias y en crudo. Quitar la piel y el culo al tomate y echarlo. Añadir un poco de sal.

    2. Cuando pasen 15 minutos retirar del fuego la olla. El tiempo de la cocción depende mucho del agua de cada zona.

    3. Reservar en un recipiente aparte un poco de caldo de la cocción, para ir rectificando el espesor.

    4. Pasar las lentejas y las verduras con un pasapurés, e ir añadiendo poco a poco caldo de la cocción, hasta que consigamos una crema clara —ojo, que luego espesa—. Rectificar de sal si es necesario.

    5. En una sartén poner el aceite de oliva virgen extra a calentar. Cuando está muy caliente retirar del fuego y echar la cucharada de pimentón dulce, y remover bien para que se fría. Al tenerlo ya sin fuego evitamos que se queme, ya que es un producto delicado en la sartén.

    6. Servir la crema y añadir un chorrito del aceite frito con el pimentón.

    Adaptación para el enfermo

    Mejora para él añadiendo un trozo de lacón cocido, que pasaremos con las lentejas: me refiero a lo que llaman en el súper jamón de Praga, o lacón cocido. No es del que se guarda en salazón, es como jamón York, pero ilustrado.

  • Crema fácil de marisco

    Crema de marisco

    Ingredientes

    500 g de mejillones, 300 g de merluza, 200 g filetes de rape, 300 g de gambones, aceite de oliva virgen extra, 20 g de brandy, 1 hoja de laurel, 100 g de puerro, 1 diente de ajo, 100 g de cebolla, 200 g de tomate natural triturado de bote, sal, azúcar, pimienta blanca y 100 g de nata líquida.

    Preparación

    El fumet
    1. Poner en una cacerola agua, sal, una hoja de laurel, los mejillones, y si se tienen, algunas espinas o las cabezas de los pescados comprados.

    2. Dejar cocer 20 minutos. Colarlo y reservar.

    3. Separar los mejillones de su cáscara y reservar. Intentar aprovechar, si se puede, algo de pescado de las espinas que hayamos puesto.

    El concentrado de gambas
    1. Poner en una cacerola 30 g de aceite de oliva virgen extra. Cuando el aceite esté caliente añadir las cabezas de los gambones y darle vueltas durante un par de minutos.
    Agregar el brandy.

    2. Añadir un poco del fumet que tenemos reservado. Dejar cocer 5 minutos.

    3. Colar y reservar el caldo obtenido.

    El sofrito
    1. Poner en una sartén el aceite, y añadir la cebolla, el puerro y el diente de ajo troceados.

    2. Añadir el tomate natural triturado, un poco de sal y una pizca de azúcar. Dejar 6 minutos a fuego medio, con una tapa para que no salte.

    La crema
    1. Poner en una cacerola el sofrito, añadir el concentrado de gambas, el fumet que teníamos reservado y los mejillones. Ponerlo al fuego y cuando esté caliente añadir la merluza,el rape y los gambones (dejando alguno para adornar). Dejar cocer 5 minutos. Retirar un poco de caldo, no vaya a ser que nos quede muy clara: para añadir siempre hay tiempo.

    2. Cuando termine el tiempo, triturar con la batidora.

    3. Añadir un poco de sal y una pizca de pimienta, y volver a triturar otros 30 segundos.

    4. Añadir la nata y remover a fuego muy bajo.

    5. Revisar textura y punto de sal y de espesor —al gusto—.

    6. Para servirlo, pasar por la sartén los gambones del adorno a fuego fuerte unos segundos, y añadirlos a la crema. Los tropezones resultan exquisitos para el cuidador.

    Adaptación para el enfermo

    Poco te puedo decir de esta crema que seguro que la bordáis en casa. En el caso de los enfermos, mejor poner casi todo pescado, mejor que marisco, pero sí incluir las gambas que le recuerden los sabores de antes. No poner adorno de gamba ni rape enteros. El tema brandy es una pizca para dar sabor, puedes no ponerlo.

  • Crema perfecta

    Crema perfecta

    Ingredientes

    Un buen caldo de cocido —cuanto más rico sea, mejor sabrá nuestra crema—, Unas cucharadas de harina de maíz —yo utilizo la marca Maizena—, Un huevo por comensal, Sal, Un poco de perejil, Unas hebras de azafrán de la Mancha.

    Preparación

    1. Utilizar un buen caldo, bien de cocido, bien de verduras y pollo, pero es fundamental que sea casero y rico.

    2. Servir el caldo colado que vayamos a utilizar en una cacerola y ponerlo a hervir.

    3. Añadir las cucharadas de maicena que consideremos oportunas. Se añade poco a poco, y con unas varillas se va removiendo hasta conseguir el espesor deseado.

    4.- Para el cuidador: presentarlo con un huevo poché y pan tostado

    Adaptación para el enfermo

    A esta crema le faltan también un par de quesitos de los de untar y para el enfermo sin pan tostado. Se puede añadir una yema de huevo muy machacada.

  • Guisado de ternera con verduras

    Alimentacion-triturada-para-enfermos_medio

    Ingredientes para 4 personas

    500 g de ternera de una zona que sea jugosa, 2 cebollas medianas, ½ diente de ajo, 2 tomates maduros, 2 zanahorias, 750 g de alcachofas, 300 g de judías verdes, 200 g guisantes, agua, 1 patata hermosa, 2 huevos, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, harina, sal, un poco de perejil y unas gotas de vinagre.

    Preparación

    1. Poner en la cazuela el aceite. Cuando esté caliente, añadir el ajo y la cebolla troceados muy pequeño, y sofreír a fuego bajo. Añadir el tomate, pelado y picado. Dar unas vueltas hasta que se fría un poco.

    2. Cortar la carne en dados, y quitarle, si tiene, algo de grasa. Ponerle la sal y pasarla por harina, sacudiéndola para que sólo se lleve al guiso la justa. Echar la carne en la cazuela y dorarla.

    3. Pelar y trocear las zanahorias, dejar los corazones de las alcochofas y partirlas en cuartos, quitar las puntas a las judías verdes y trocearlas, y quitar la vaina a los guisantes.

    4. Poner todas las verduras en la cazuela, dar unas vueltas con una cuchara de madera. Añadir unas gotas de vinagre.

    5. Poner agua en cantidad suficiente para que cueza, pero sin que floten los ingredientes.

    6. Dejar cocer a fuego medio, hasta que veamos que el caldo va espesando, la carne está tierna y las verduras hechas. Es el momento de probarlo y rectificar. Si la carne es tierna, el guiso puede estar hecho en una hora.

    7. Mientras se termina de hacer, pelar una patata hermosa, lavarla, secarla y cortarla en dados pequeños, y freírla en abundante aceite de oliva virgen extra. Escurrirlas en papel de cocina y echar una pizca de sal.

    8. Cocer unos huevos unos 10 minutos. Enfriarlos bajo el chorro de agua fría. Pelarlos, partirlos en cuartos longitudinalmente, e incorporarlos al guiso con las patatas fritas. Dejar que dé un hervor, poner una pizca de perejil y servir.

    9. Triturar para el enfermo según las recomendaciones de adaptación.

    Adaptación para el enfermo

    Este guiso es brutal. No incorporaremos para el enfermo las patatas fritas que se añaden al final —sí para el cuidador— pero sí que le pasaremos ½ huevo cocido. Este plato es un básico porque se puede hacer con trozos de carne de cualquier estilo, de cerdo, de ternera o de cordero. Es ideal para hacerlo en olla a presión con lo que acortaremos lo tiempos.

Esto es solo una pequeña pincelada de todo lo que podéis hacer, como os he dicho al principio casi cualquier plato de cuchara se puede adaptar. Y de postres, lo dicho, fruta natural pasada, yogures batidos, natillas, gelatinas, manzanas asadas sin piel y trituradas…En estas situaciones la intuición y el ingenio se agudizan lo inimaginable.

Gracias a mi amiga Deliciosa Miranda que me facilitó la guía para la alimentación de enfermos con Parkinson, y que me ha ayudado con consejos para la deglución. Su padre es un campeón, su madre, más.

Muchas veces cuando escribo y precisamente por haber pasado por ello, pienso si esta ventana abierta a mi cocina le servirá de distracción a alguien que esté cuidando a un enfermo. Sólo eso ya me motiva más de lo que os podáis imaginar. En estos tiempos actuales en los que parece que sólo somos felices de verdad de vacaciones, con una vida sin preocupaciones, lejos de la enfermedad y de los problemas, sois verdaderos héroes haciendo felices a los vuestros en el duro día a día. El equipo webos os mandamos, a enfermos y a cuidadores, un abrazo enorme.

Su

Publicado por , el Cremas, sopas y guisos. Etiquetas: ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 235 comentarios para "Recetas de comida triturada para enfermos crónicos".
  1. Neus dice:

    Increible y muy bien explicado. Seguro será de gran ayuda a todos aquellos cuidadores que buscan la manera de hacer las cosas lo mejor posible.
    Muy completo.
    Un saludo y gracias.

  2. Su, me he emocionado mucho leyendo tu post porque yo cuide de mi abuela hasta que fallecio y tuve que hacer muchos pures. Como me gustaría seguir pudiendoselos hacer!

    Una maravilla de trabajo y de documentación. Muchísimas gracias

  3. Sencillamente genial este post. Estás en todo.
    Un beso

  4. Gypunto dice:

    Qué buena idea!. Seguro que muchas personas agradecen tu publicación de hoy. Feliz día.

  5. miquel dice:

    fantasticas ideas y consejos Su,ojala no tengamos que comerlo por obligacion diaria, sino por disfrute ocasional
    beso

  6. Cruz Pérez dice:

    Muchas gracias Su. Este post es genial para animarnos a los que tenemos que cuidar a enfermos o a ancianos, como es mi caso. Es una gozada seguiros. Seguid así!!!

  7. Cuanto amor desprenden tus palabras Su. Tienes razón que a veces vivimos de espaldas al dolor ajeno y a la enfermedad hasta que nos toca pasar por ello. Entonces toda ayuda es poca, seguro que todos estos consejos le van a venir bien a muchos de los que pasamos por aquí. Cuidar de otra persona, que además es tu familia, es una tarea que necesita de mucho apoyo para que el cuidador no desfallezca. Un beso. Esperanza.

  8. Mª Luisa dice:

    Gracias,Su.Tendré que utilizar estas recetas dentro de poco,pués mi suegra tiene principio de Alzheimer y aunque todavía come bien,creo que todo llegará.Otra vez gracias porque será muy útil para much@s.

  9. Inma dice:

    Hola,al margen de las recetas q siempre son maravillosas,este comentario es sólo para decirte q aparte de buena cocinera me parece q debes ser una magnífica persona sólo por el cariño q pones al dirigirte a los enfermos y sus cuidadores,q a veces son los grandes olvidados.

    Mi enhorabuena de corazón y gracias .

  10. Jose dice:

    Gran post Su,me ha traído además muchos recuerdos de verle hacer los purés a mi madre para mis dos abuelas, cada una en su época. En una etapa ahora con las emociones a flor de piel, llega mucho un post así.

    Muy bueno

  11. Carolina dice:

    Hola! te sigo bastante porque me gustan tus recetas y también la web, y hoy he pensado, al ver esto “recetas de comida triturada para enfermos crónicos”, que hay que darte las gracias, porque a los que nos gusta la cocina nos lo haces más fácil, y aunque afortunadamente no me hacen falta estas recetas para ningún enfermo, quería agradecerte el esfuerzo que haces y animarte por todo el trabajo. Algunas de tus recetas ya las he hecho y las demás ya las iré haciendo.
    Mil gracias a la gente como que tú que compartís todo lo que sabéis.

  12. Anticandy dice:

    Me alegro mucho que hayas publicado esta entrada, somos muchas las personas que por una causa o por otra debemos llevar una alimentación distinta, que la mayoria de recetas no nos sirven, que no somos grandes cocineras pero que poco a poco vamos intentando tener una variedad de recetas amplia. Yo tengo un blog con recetas anticandidiasis y te voy a copiar varias ya que me vienen como anillo al dedo. Muchas gracias y espero que te acuerdes de nosotros mas veces. Un abrazo.

  13. Ribereña dice:

    Impecable post Su, desprende cariño a raudales por los cuatro costados.

    Admirable de verdad.

    Mil besos

  14. Su, como médico de familia que trabaja diariamente con pacientes crónicos y cuidadores, he de darte mi más sincera enhorabuena por tu post. Es evidente que lo has vivido durante largo tiempo, porque sabes todos los trucos para conseguir que el enfermo no se ahogue ni acabe no queriendo comer por lo insípida y aburrida que puede llegar a ser la comida triturada.
    Si me lo permites, me gustaría compartirlo en mi pagina web.
    Un cálido abrazo, Montse

  15. Lolaplok dice:

    Oh Su,enhorabuena por tan magnífico post. Como hija de paciente con Alzheimer (mamá ya falleció, muy joven además…)y como enfermera, me emociona profundamente.
    Gracias.

  16. Claude dice:

    Gracias por acordarte de aquellos que si tenemos este problema en nuestras casas. Y no creo que seamos pocos. Últimamente son muy comunes los casos de alzheimer, cancer, etc. ES el pan de cada día, aunque nos duela admitirlo.
    En mi caso es mi abuelo el que sufre demencia y tiene que tomar todo triturado para no atragantarse. Y es mi abuela la que casi a diario se rompe la cabeza para idear menús que sean fáciles de llevar para ambos.
    Un besote,
    C.

  17. La Mills dice:

    Gracias, chavala!
    …lo bien que me viene p’a mi criaturilla!!!
    Del consejo 1 al 12 los tenía más o menos al día.
    El punto 13, interesante… el 14, desgraciadamente, ya no lo puedo ejercitar.
    En la lucha estamos!!!
    MILLS besos…

  18. Elena dice:

    Qué buena propuesta!!! Y no sólo para la gente mayor. Yo me comía un plato de cualquiera de ellas ahora mismo… ;o))

  19. Una vez más, me dejas sin palabras! Lo tuyo es generosidad y saber hacer bien las cosas. Muchísimas gracias!

  20. julia dice:

    Muchas gracias Su, desgraciadamente ya no puedo aplicar tus recetas pues mi madre ya no está pero , desde la experiencia que he pasado, me parece un post muy completo y que estoy segura de que millones de personas te lo agradecerán

  21. maria dice:

    Un post genial y con un punto emotivo enorme. Sé que están dirigidos a enfermos o personas mayores, pero también pueden tomarlos cualquier persona. Me has dejado la sensibiidad a flor de piel. Como siempre, genial.

  22. silvia dice:

    que pena no haverlo visto antes,mi padre ha fallecido i hubiera sido una manera de darle pures con distintintos sabores i una presentacion excelente
    un saludo

  23. alumna dice:

    Hoy tengo que escribirlo en mayúsculas ¡GRACIAS, GRACIAS y MÁS GRACIAS! Si te soy sincera, tengo que releer con más detenimiento la entrada, pero es que con ella me has llegado especialmente, una vez más. Mi abuela, con la que he convivido siempre hasta que me casé, sufrió Alzheimer durante 11 años, y lógicamente los últimos fueron especialmente complicados para mis padres que vivían con ella. Mi madre cocina muy bien, pero seguro que habría agradecido muchísimo tu post de hoy. No tengo palabras… Un abrazo enorme

  24. Carmen dice:

    mi hijo de 4 años tiene colitis ulcerosa y pasa muuuuuuuucho tiempo inapetente. Ya no se qué prepararle de comer…… con estas recetas si se come un platín de puré al menos mete un primero y un segundo. Me has dado un montón de ideas. Muchas gracias Su!!!

  25. Ale dice:

    Bufff….cuando no me emocionas con un bizcocho que no me puedo comer por estar a dieta, me emocionas con tus palabras, muchísimas gracias por todos tus comentarios, por suerte, hoy, no tengo ningún enfermo y como dices espero no necesitarlo nunca más, muchísimas gracias por todos estos detalles. Un besazo

  26. Anna dice:

    Gracias Su por esta guía! La verdad es que nunca se sabe cuando se puede tener que usar y va muy bien esta ayuda que has dado, tanto en el presente para algunos como para el futuro para otros.

    Besos

  27. Yerbabuena dice:

    Su y Familia,
    No se puede leer esta entrada sin acto seguido felicitaros y daros las gracias por lo acertado y lo práctico que le va a resultar a tantísima gente. Demostráis que tenéis presente a todas las personas.
    Cuando se cuida a una persona enferma el detalle con el que se prepara su comida y se le sirve es fundamental para aliviarle de su estado. Es comparable al mimo que se pone cuando se preparan los primeros purés para un bebé.
    Las madres nos inspiran y algunas además son ejemplares. Felicita a la tuya de parte de todos los que pasamos por aquí.
    Un abrazo.

  28. rocio dice:

    Hola Su: que buenas ideas tienes. Le paso todas estas recetas a mi suegra que tiene a su madre en cama desde hace 5 años, y la verdad es que se apaña muy bien con las cremas, pero esto me alucinó, porque piensas en todo. Cada día me engancha más tu blog, gracias.

  29. Mercedes dice:

    Como hija de una afectada por la enfermedad, hoy me emociono al leer este post por el cariño que has puesto en tus consejos. Aunque por desgracia ya no está con nosotros lo compartiré con otros familiares que tienen que superar todos los incovenientes del día a día.

    Enhorabuena por tu blog y muchísimas gracias por acordarte de ellos.

    Besos

  30. Ana dice:

    Muchas felicidades por el blog y por esta entrada en especial.
    Gracias, Ana

  31. Magdalena dice:

    Enhorabuena :
    . Por el tema, las cremas tienen un aspecto delicioso.
    .Por las fotos.
    .Por tu blog.
    .Pero sobre todo, enhorabuena, porque se nota que está hecho con mucho cariño.
    Soy enfermera y me gustaría que se pudieran ofrecer estos platos tan hermosos.

  32. Elisabeth dice:

    Su:
    Me gustaría aportar mi granito de arena. He cuidado a mi suegro. todavía me emciono cuando me acuerdo de él, porque ya no está con nosotros. También he asumido los cuidados en las convalecencias de mis padres. Me encanta cuidar a la gente que quiero. Ver cómo mejoran es una tremenda satisfacción. Y la alimentación tiene muchísimo que ver.
    Ahí os dejo dos sugerencias:
    Para gente que se ha debilitado mucho, licuar 2 tomates y una zanahoria (a mediodía), y 2 zanahorias y 1 tomate (por la noche). Tomar en el acto para evitar la oxidación. Aporta muchísimas vitaminas y sobre todo, hierro. Y este hierro se tolera muchísimo mejor que el que recetan los médicos en pastillas. Os aseguro que este tratamiento es milagroso. Para pacientes con cancer, recién operados, pérdidas de sangre…
    La otra sugerencia: Mi madre tuvo una esofagitis muy grave y no podía comer prácticamente nada. Yo no sabía qué hacerle para comer, porque no le apetecía nada. Se me ocurrió hacerle una “ensalada de arroz para enfermitos” y, como siempre pasa en la cocina, imaginación al poder:
    Arroz hervido escurrido pero no enjuagado, para que no pierda el almidón. Mollitas de un muslo de pollo hervido sin piel, zanahoria hervida, jamón de york, huevo revuelto (con poco aceite) y queso suave rallado. Se aliña con sal y aceite de oliva. Es un plato de protección gástrica. La primera vez que se lo hice, despúes de comérselo dijo: “qué a gusto me lo he comido” y yo pensé: “mi madre se cura”.
    Si dar de comer es un disfute, ver a nuestros enfermitos comer a gusto lo que les hacemos es todo un deleite.
    Un abrazo, Su.
    Elisabeth

  33. Elisabeth dice:

    Su:
    Quería darte las gracias, pero no sólo por compartir tus recetas, sino por compartir con nosotros tu forma de ser.
    Si me permites, me gustaría aportar mi granito de arena. He cuidado a mi suegro. todavía me emciono cuando me acuerdo de él, porque ya no está con nosotros. También he asumido los cuidados en las convalecencias de mis padres. Me encanta cuidar a la gente que quiero. Ver cómo mejoran es una tremenda satisfacción. Y la alimentación tiene muchísimo que ver.
    Ahí os dejo dos sugerencias:
    Para gente que se ha debilitado mucho, licuar 2 tomates y una zanahoria (a mediodía), y 2 zanahorias y 1 tomate (por la noche). Tomar en el acto para evitar la oxidación. Aporta muchísimas vitaminas y sobre todo, hierro. Y este hierro se tolera muchísimo mejor que el que recetan los médicos en pastillas. Os aseguro que este tratamiento es milagroso. Para pacientes con cancer, recién operados, pérdidas de sangre…
    La otra sugerencia: Mi madre tuvo una esofagitis muy grave y no podía comer prácticamente nada. Yo no sabía qué hacerle para comer, porque no le apetecía nada. Se me ocurrió hacerle una “ensalada de arroz para enfermitos” y, como siempre pasa en la cocina, imaginación al poder:
    Arroz hervido escurrido pero no enjuagado, para que no pierda el almidón. Mollitas de un muslo de pollo hervido sin piel, zanahoria hervida, jamón de york, huevo revuelto (con poco aceite) y queso suave rallado. Se aliña con sal y aceite de oliva. Es un plato de protección gástrica. La primera vez que se lo hice, despúes de comérselo dijo: “qué a gusto me lo he comido” y yo pensé: “mi madre se cura”.
    Si dar de comer es un disfute, ver a nuestros enfermitos comer a gusto lo que les hacemos es todo un deleite.
    Un abrazo, Su. Muy fuerte.
    Elisabeth

  34. Elena dice:

    Chapó!!! Muchas gracias, eres un sol.

  35. Rosa desde Córdoba dice:

    Has hecho muy bien Su con sacarlo a la luz, gracias a tu amiga, si es que los amigos no nos dan nada más que satisfaciones…. Un trabajo precioso, como vosotros. Besote.

  36. Otro truquillo para los enfermos de Alzehimer o Parkinson que les cuesta beber agua o se atragantan, una manera muy eficaz de que se mantengan hidratados es darles gelatinas… de las de polvo de frutas que venden en supermercados y cada poquito darles una ración. Nos lo comentó a nosotros un medico cuando mi abuelo estuvo enfermo.
    Muy buena iniciativa Susana!

  37. Alicia dice:

    Cuando mi suegro aún estaba en casa, tiene demencia senil, le insistía mucho a mi suegra en que le diera purés con todo, como a los niños, por que se negaba a comer. No me hacía caso y le ponía la comida tal cual para desesperación de ella por que él no comía y mía por que no me hacía ningún caso a lo que la decía.
    Ahora, en la residencia, ya ha empezado a tener problemas para tragar y allí si que se lo dan todo pasado desde hace tiempo, pero con casi noventa y un años ¿qué le puedes pedir?.
    Desde luego este post le va a ser de gran utilidad a mucha más gente de la que piensas. Gracias por él.
    Besos.
    Alicia.

  38. julia dice:

    Así es el recuerdo que nos queda, la delicadeza y ternura de los cuidados, como la suavidad y la fineza de estas cremas. Gracias.

  39. Nemesissss dice:

    Como ando más justita de tiempo que en otras ocasiones, he dejado un poco de lado esta “afición” de cocinar, o de leer sobre cocina. Hoy me he venido un ratito, y me he sentido emocionada, porque transmites mucho cariño en un tema tan sensible. Besos.

  40. REME dice:

    Maravillosa entrada y muy útil, siempre es bueno tener en cuenta estos consejos y más si vienen de la experiencia de otras personas. Felicidades

  41. MªJosé Meléndez dice:

    Su: me has emocionado de nuevo. Yo por ahora no lo necesito pues gracias a Dios no tengo a nadie enfermo en la familia. Pero los he tenido y sé lo mucho que tu post ayudará a muchísima gente.
    Muchas de estas recetas las podemos comer los que tenemos la suerte de estar sanos, y doy fe de que están buenísimas (tus cremas de espárragos y perfecta ya son fijas en mi día a día, entre otras muchas).
    Gracias de nuevo y la enhorabuena a tu madre que fue la que tuvo que ingeniárselas durante tantos años para hacer que tu padre pudiese comer.
    Un besazo

  42. Ana A. dice:

    Hola Su! Muchas gracias por estas recetas, me van a venir muy bien. Yo, afortunadamente, no tengo ninguna enfermedad, pero hace más de un mes que me hicieron una operación importante de la mandíbula. Al principio llevaba unas gomas que me mantenían la boca cerrada y solo podía tomar líquidos (zumos, leche, caldo…). Cuando me las han quitado he podido empezar a tomar purés y cremas, pero todavía no puedo masticar, así que estas recetas me van a venir muy bien…aunque ya no me queda mucho para empezar a masticar!!

  43. María dice:

    Una entrada de 10. La verdad es que se agradecen consejos como estos. A mi abuela le hacíamos puré de un montón de cosas. ¡Hasta de lechuga!
    La verdad es que estos platos están muy bien porque puedes cocinar para la familia y para el enfermo lo mismo y para alguien que cuida eso se agradece.
    Besos

  44. Valencia dice:

    Enhorabuena por este tipo de entradas.

  45. María dice:

    Eternamente agradecida !!!, soy seguidora de tu blog y no sabes la ilusión que me ha hecho esta entrada, desgraciadamente mi madre tiene parkinson y disfagia; toda la comida tiene que ser triturada, llevamos unos meses así y la verdad que que difícil es …………..se te agotan las ideas, por eso de verdad me animo a escribirte, para darte las gracias.

  46. Carmen dice:

    Qué maja eres!
    Gracias por todo!

  47. Majes dice:

    Estupenda esta entrada, yo de momento no tengo a nadie con ese problema en casa. Pero si tengo parientes que tienen esos problemas con sus mayores. Gracias…

    Bicos.

  48. María dice:

    Lo dicho Su, no dejas de sorprenderme. IMPRESIONANTE

  49. Eulalia dice:

    Estupenda y utilísima entrada.
    Yo, como tú, Su, tuve a mi padre operado de laringe y, afortunadamente, podía comer. Sinembargo, operaron a mi marido de las encías y durante varios días sólo podía tomar puré y líquidos. Por si a alguien le viene bien, como era verano, le pasaba melocotón en almíbar con leche y yogur natural. Estaba muy rico fresquito y así cambiaba a dulce. Si os vale… ¡estupendo!

  50. Teresa P Ramirez dice:

    Gracias Su!!!!
    Que trabajo mas excelente!!!!!!
    Un abrazo

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….