Publicidad

Macarons de arándanos

Ya sabéis la pasión que siento por los macarons. Son extraordinarios en cuanto a textura y sabor, incluso aunque estéticamente no sean perfectos y veo que, tímidamente, os vais animando a hacerlos. Hoy le toca el turno a estos macarons de arándanos. Si vas a hacer tus primeros macarons te aconsejo que empieces por los de chocolate, que me parecen más sencillos.

No se te olvide leer por qué adoro los macarons —a ver si te convenzo—, herramientas e ingredientes para hacerlos, y los errores más comunes que se pueden cometer.

Macarons de arándanos

Receta de macarons de arándanos

Ingredientes para 72 conchas —36 macarons—

110 g de almendra en polvo
225 g de azúcar glas
125 g de clara de huevo
50 g de azúcar normal
Colorante rosa fuerte

Para el ganache de chocolate rosado

250 g de arándanos
30 g de azúcar
2 hojas de gelatina
120 g de chocolate blanco
Colorante rosa fuerte

Preparación de los macarons

Primera parte: Preparar las plantillas y el papel del hornear

1. Corta un trozo de papel de hornear del tamaño de la plantilla, ponlo sobre ésta, y sujeta ambos entre sí —por ejemplo, con clips—. Pon la plantilla y el papel del hornear en un sitio del que no lo tengas que mover durante el tiempo de secado de los macarons, pero sobre el que trabajes bien, por ejemplo, una mesa de cocina.

Segunda parte: triturar, tamizar, montar, colorear

1. Tritura la almendra en polvo y el azúcar glas con un robot durante 30 segundos a velocidad máxima hasta obtener un polvo muy fino.
2. Tamiza la mezcla.
3. Pon las claras en el cuenco que vayas a usar. Bátelas durante 2 minutos a mínima potencia. Pasado este tiempo sigue batiendo pero a máxima potencia hasta que estén muy firmes. Añade casi al final del proceso los 50 gramos de azúcar normal. El merengue se tiene que quedar como si fuese espuma de afeitar.
4. Cuando estén casi montadas, añade el colorante para que se termine de montar el merengue ya con el color. ¡Ojo! Esta mezcla se tiene que utilizar enseguida.

Tercera parte: le macaronage

1. Echa la mezcla de almendra y azúcar de una sola vez sobre las claras a punto de nieve y en un lado del cuenco.
2. Coge el cuenco con un brazo. Ve mezclando con la lengua de silicona con movimientos envolventes y circulares grandes, y de vez en cuando metiendo la lengua en la base del cuenco. Termina de mezclar unos segundos de una manera un poco más enérgica, pero sin pasarse: es preferible que te quedes corto y que la masa esté un poco granulada las primeras veces a que esté muy líquida.
3. La masa será lisa, brillante, pero NO líquida.

Cuarta parte: manga pastelera

1. Prepara una manga pastelera y la boquilla de 6 mm. Corta la punta de la manga pastelera y mete la boquilla a fondo. Retuerce la bolsa unos dos giros completos y empuja con el dedo la parte retorcida de la manga un poco arrugada dentro de la boquilla. Esto actúa de estrangulamiento que evita que salga la masa conforme llenas la manga.
2. LLena la manga pastelera.
3. Poniendo horizontal la manga, ciérrala retorciéndola, y comprime un poco para que se quite el estrangulamiento que habías hecho para que no se saliese la masa. Pon la boquilla hacia arriba para que no se te caiga nada de masa hasta que estés preparado.

Quinta parte: formado del macaron

1. Pon la manga pastelera en posición vertical —esto es muy importante— encima del papel de hornear. Haz montoncitos con la masa sobre cada círculo de la plantilla. Para terminar de hacer un montón y pasar al siguiente haz un pequeño giro con la muñeca y levanta ligeramente la manga: esto corta la masa.
2. Si sólo tienes una plantilla, cuando se llene para el proceso, quita con cuidado la plantilla y colócasela al siguiente papel de hornear. Pasa el papel con los macarons ya formados con sumo cuidado a la bandeja en la que los vayas a hornear.
3. Hay que golpear dos o tres veces la bandeja sobre la mesa de trabajo, con firmeza pero sin pasarse.

Sexta parte: reposo

1. Deja reposar hasta que se forme una ligera costra, de manera que toques suavemente la superficie del macaron y la notes seca y no se te pegue en el dedo. Este paso es importante para formar un buen pie. El tiempo puede ir desde media hora hasta dos horas o más, dependiendo del frío y de la humedad que tengas en casa.

Séptima parte: horneado

1. Antes de que termine el proceso de secado vuelve a precalentar el horno a 150ºC, calor arriba y abajo, sin aire.
2. Cuando esté listo, hornea a esa temperatura, en la parte media del horno, durante 13 minutos. ¡Ojo! En este punto cada uno tendrá que ensayar tiempos con su propio horno. Puedes intentar despegar uno y se te queda la base pegada al papel, necesitan 1 o 2 minutos más, pero no te vayas a emocionar porque se te pueden quedar muy secos, o se te puede estropear el color, especialmente si es claro.
3. Saca del horno, quita el papel de la bandeja, deja enfriar en el papel de hornear, y despega.

Octava parte: el relleno

1. Prepara el relleno como te explico un poco más abajo.
2. Coloca las conchas en fila haciendo parejas con las de tamaño más similar. Las que vas a rellenar con el pie hacia arriba, y sus parejas, con el pie hacia abajo.
3. Procede a colocar los dos rellenos, y cubre en seguida y con cuidado con la concha de arriba. Aprieta ligeramente.

Antes de rellenar los macarons es conveniente, aunque no obligatorio, que estén secando por lo menos un día. Si están demasiado recientes, se pueden quedar blandos pegar un poco en los dientes y al paladar, por eso es importante el secado.

Preparación del relleno

Ganache de chocolate rosado

1. Pon los arándanos y el azúcar en un cazo a fuego medio durante unos 15 minutos, removiendo con unas varillas.
2. Pon las láminas de gelatina en agua fría. Deja que se hidraten durante 10 minutos.
3. Pasa la mezcla de arándanos por el chino. Vuelve a poner a fuego suave. Añade las hojas de gelatina bien escurridas.
4. Incorpora el chocolate blanco y mezcla hasta que esté derretido.
5. Deja enfríar y mete en una manga pastelera con boquilla redonda del 6 o del 8. Rellena el macaron.

Consejos

  • Los macarons requieren medidas precisas y que tengas los utensilios necesarios. Y que tengas paciencia, y practiques y practiques la receta para ir solventando errores. Si yo los hago, tú puedes igualmente: con tesón nada hay imposible.
  • Es conveniente poner el relleno frío pero antes de que se termine de gelatinizar completamente.

Si quieres puedes cotillear las otras recetas de macarons que tenemos publicadas en webos.

Su

Publicado por , el Macarons. Etiquetas: ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 7 comentarios para "Macarons de arándanos".
  1. Mª José says:

    Menuda fotografía, se salen de la pantalla, felicidades, tienen un aspecto muy apetitoso

  2. Juanpe says:

    Los arándanos pueden ser de los que vienen liofilizados? Como los de Mercadona

  3. Ana María BenavidesSanchez says:

    Hola otra vez Su. Tienen una pinta estupenda! pero nada no hay manera que a mi me queden lo más parecido a los tuyos. En fin seguiré intentando. Un abrazo para ti y un saludo a tu fotografo

  4. Carmen says:

    Te quedan preciosos y perfectos! Me tengo que animar a prepararlos de verdad. Les tengo demasiado respeto pero es que me encantan!

    Un beso!

  5. Ana says:

    Bueno tengo que decirte que tu blog está entre mis tres favoritos.
    Soy pastelera desde hace unos cuantos años,y tus macarons los vendo como churros!!!,la receta básica es la tuya después tengo mis propias variantes así que muy agradecida por ello.No tengo mucho tiempo de hacer cursos,trabajo muchas horas y el resto de tiempo que no es el suficiente lo paso con mi familia y mis escasas vacaciones o escapadas no son como las tuyas de seguir investigando o formándote,son de playa,hotel,tirarme a la bartola jugar con mi niña y no hacer nada de nada jajajaa.
    Aunque es una profesión que adoró,acabas agotada,incluso a día de hoy no pruebo el dulce(con lo que yo era).Asi que recurro mucho a los libros y a los blogs para renovar mis dulces,tengo tu libro de bizcochos,cuatro de ellos los tengo siempre en mi mostrador con bastante éxito,me gustaría ver un libro completito de pasteleria tuyo haber sí sale algún día…….a tu favor también digo que me he topado con unos cuantos blogs que son simples corta y pega de otros sitios y recetas y te hacen perder el tiempo y despedicio de materias y me da una rabia tremenda,está claro que ese no es tu caso,eres genial!!!sigue así!!!

Mostrar comentarios

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….