Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

De panes y montaña por Pirineos

Este año mis vacaciones empezaron, como ya os conté, dando un curso de pan en El Grado, en Huesca. Desde allí comenzamos una maravillosa ruta de la que hoy os daré unas pinceladas, por si alguno de vosotros va por la zona y considera que mis recomendaciones, sobre todo en tema panes y dulces, pueden ayudar en algo.

Muchos de vosotros hacéis estas rutas y luego me escribís comentándome vuestras impresiones y añadiendo otros datos útiles a mis entradas, por eso, cuando algún tema os interesa lo primero que hago es recomendaros leer los comentarios, ya que vuestras apreciaciones son siempre bienvenidas. Muchas gracias por adelantado.

Ruta por Pirineos

Pre-pirineos

Nuestros dos primeros panes interesantes los encontré en El Grado, como os he comentado, punto de partida de nuestras excursiones: un pan negro multicereales, y otro de dos colores. La curiosidad de estos panes es que son ambos buen pan vendido en gasolinera. Y lo digo por aquello de que fue en las gasolineras donde empezaron a proliferar esas barras tipo baguette precongeladas que luego se han ido extendiendo a bastantes panaderías… Bueno, no sigo, que de este tema habría mucho que hablar.

Panes de El Grado

Lo catamos con tomate rosa de Barbastro, jamón y embutido de la zona, el no va más. Me sorprendió el pan multicereal, con una corteza y una miga de sabor intenso.

Estos panes los hacen Mercedes y su hijo Adrián, que tienen una pequeña empresa familiar llamada El Viñero Artesanía del pan. De ellos me habló mi amiga Ana. Aprendieron a hacer pan con Gilles, panadero francés que se afincó en El Grado hace unos años y que ahora está de vuelta a su país. Ellos son los que han seguido haciendo ese pan que él les enseñó, con mucho sacrificio y poco beneficio. Tienen el obrador justo debajo de la estación de servicio Meroil, y de ahí la explicación de encontrarte este tipo de pan en una gasolinera. Tienen además un punto de venta en Barbastro, Casa Pueyo, en la plaza del Mercado, y luego se van con su furgoneta a varios pueblitos de la Ribagorza a los que no llegaba ningún panadero —la Puebla de Fantova, Benavent, Colloliva…—.

Además de estos panes hacen tortas una vez a la semana. Tienen muy claro que la harina que se utiliza marca el resultado.

Ordesa

Nuestro siguiente destino era pasar un día por Ordesa. No hace falta que os diga que el destino es fabuloso. Hicimos una ruta intensa pero maravillosa que recordaré siempre, y a pesar de ser agosto y de que había gente, a mí personalmente no me molesta para nada. Cada uno tiene su espacio y va a lo suyo.

El recorrido comienza en la pradera de Ordesa, a la que en verano no se puede acceder en coche particular sino en autobús desde Torla, pueblo muy bonito en el que encontraréis un alojamiento correcto con una buena relación calidad-precio en el Hotel Bujaruelo. ¡Nos atendieron de maravilla!

Hay varios recorridos, pero quizá el más frecuentado sea el que lleva a la Cola de Caballo. Es un recorrido que se hace por la margen derecha del río Arazas, a través de bosques de pinos, abetos y hayas. Mientras asciendes el río te regala hermosas cascadas, como las de Arripas, las del Estrecho o las Gradas de Soaso. Es imprescindible llegar hasta aquí, que bien merecen la pena las tres horas de ascenso moderado —unos 400 m—. El camino tiene una dificultad baja, y como prueba os cuento que mi madre a sus 71 años lo realizó sin ningún tipo de problemas —menudo ejemplo para los que íbamos con ella—. Desde las Gradas a la Cola de Caballo ya sólo queda un pequeño ascenso de unos 100 m hasta el Circo de Soaso y un recorrido de unos 2 km por él hasta poder admirarla.

La Cola de Caballo

Pirineo francés

Nuestra idea era adentrarnos en los pirineos franceses por Canfranc, y después de un día agotador en Ordesa, nada mejor que reponer fuerzas en el hotel Santa Cristina: puro relax, con un spa pequeñito pero delicioso y un entorno perfecto. De precio, estupendo. Una recomendación más que me dio Ana y que os hago extensiva a los que queráis visitar la zona.

Bedous

En nuestro recorrido por los pueblecitos franceses absolutamente maravillosos, llevábamos la primera recomendación de mi amiga Beatriz de Zaragoza, que fue la que me metió el gusanillo de visitar esta zona y que me regaló un fantástico cuaderno de viaje de esta zona, que atesoro. Sus palabras guiaron estupendamente nuestro viaje en familia. Ella me aconsejó una parada en Bedous, donde hay un molino cerca del centro del pueblo que se llama Moulin d’Orcun. Al mando, Santi, francés con un sentido del humor muy peculiar, y que organiza visitas guiadas sobre el funcionamiento del molino. Tiene diferentes panes de molde multicereales y un pan de masa madre, que fue el que nos llevamos. De sabor intenso, ligeramente amargo, y con una corteza de quitar el hipo. Pagamos por un pan de un kilo 5 euros, un precio más que justificado, sobre todo si hacemos el cálculo a partir de lo que vale una penosa barra de 200 gramos de pan precongelado. Ojito al horno nómada de Santi.

Pan de masa madre del Moulin d'Orcun

Oloron-Sainte-Marie

Nuestra siguiente parada panadera fue en Oloron-Sainte-Marie. Pueblo grande, con mucho comercio, grandes supermercados y centros de jardinería en la circunvalación, y pequeñas tiendas en el centro.

¿Recomendaciones?

  • Mercadillo, los viernes durante todo el año. Lo montan frente a la iglesia ya casi saliendo a Pau.
  • Para comer: por recomendación de mi amiga Beatriz, nuestra guía 2.0 en este viaje, el restaurante del Hotel Alisson, en la carretera de circunvalación cerca del E. Lecrec.
  • Boulangerie/pâtisserie: Saveurs et Delices, en el 31 de la Rue Adoue. Espectacular respecto a panes: la hourquielle baguette a 1,15 € y una de las mejores tartas de masa quebrada de almendras y de albaricoque que he probado. Sin embargo, los eclairs, ni fu ni fá.

Pan y tarta de Oloron-Sainte-Marie

Lourdes

Me encantó conocer Lourdes, una ciudad que vive en torno a la peregrinación al santuario de la Virgen. Está en movimiento las 24 horas del día, pero sobre todo me impresionó la cantidad de voluntarios que ayudan a los enfermos.

En nuestra parada visitamos el mercado de Les Halles: verduras, embutidos y carnes. En las puertas un mercadillo al uso de los que vemos en España, de ropa y demás.

Los panes:

  • La Royale, de Jean Vignau, en la Rue de Saint Pierre. Muy buenas todas las quitches, y los pain au chocolat. La baguette, a 0,90 €, correcta.
  • Le Fournil: muy rica la baguette de tradition française, a 0,90 €, llamada Croquise. De larga fermentación, miga de color crema, sabor pronunciado, y con un alveolado irregular.

Pan de Lourdes

Argelès-Gazost

En la Place de la Victoire, hay una boulangerie en la que compramos un pain tradition a 1,10 €. Si, todo lo que tiene de feo lo tiene de rico.

Pan de Argelès-Gazost

Mi amiga Beatriz se aloja en el Hotel Arrieulat, que tiene una excelente cocina completamente comunicada con el comedor, ni siquiera tiene cristal, así que se disfruta plenamente del mimo que Stephane le pone a sus preparaciones.

De vuelta a España

Saliendo de esta zona, empezamos a adentrarnos en los paisajes más bestiales de los Pirineos. Tenéis cerca el circo de Gavarnie, y sin miedo a las curvas y el vértigo, coronareis el Col de Tourmalet (2.115 m) y el Col d’Aspin (1.489 m). Los paisajes son tal y como veis en el tour de Francia en la tele, pero en vivo, de infarto y verde, verde, verde, y vacas, muchas vacas en medio de la carretera. Si algo hay en toda esta zona son parajes espectaculares para tomarte el pan y buen paté.

El Tourmalet

Cuando llegamos a Bagnères-de-Luchon, al lado de la iglesia, nos encontramos con la Boulangerie Luchonnaise: cualquier pan que compréis, riquísimo.

Pain de Bagnères-de-Luchon

Vielha

Subiendo y bajando el Col du Portillon (1.293 m) llegamos a Vielha, ciudad con ambientazo en verano y en la que hicimos noche en el apartahotel La Vall Blanca. Cómodo, correcto. El alojamiento en esta zona en el mes de agosto está bastante lleno. Hay que reservar con cierta antelación.

Cerca de los apartamentos encontramos La panificadora. Me contaron orgullosos que tienen su obrador, y que todo el pan es artesano y con un proceso cuidado. Compré un pan de Vielha, con una corteza para morir de rica, y con la miga tan característica de los panes de la zona.

Pan de Vielha

En este punto os preguntaréis cómo encuentro las mejores panaderías. Pues buscando a gente del pueblo y preguntando. Si me dan dos direcciones, pruebo, y ya en la panadería es cuestión de preguntar por sus mejores panes, no sólo los favoritos de consumo, sino por elaboración. Preguntando se llega a todos los lados.

Pallars Sobirà

Desde Vielha y sin miedo a nuevas curvas, subimos y bajamos La Bonaigua y comenzamos a disfrutar del Pallars Sobirà. Cualquier sitio en el que pares es delicioso. Es el paraíso de los deportes de aventura, como demuestra su río Noguera Pallaresa a tope de enamorados del rafting y de los barrancos. Si paráis en Sort cerca de La Bruixa D’or hay una panadería muy curiosa, decorada con fotos de los panes de la zona. Allí compré una coca de azúcar muy rica.

Andorra

Nuestro punto final fue Andorra, paraíso de compras, tiendas y más tiendas, de coches que van como locos, pero sobre todo, un paisaje maravilloso. Nuestro destino: el Valle de Cortals en Encamp. Un funicular nos subió hasta los 2.502 metros, uno de los puntos de entrada a Gran Valira, el dominio esquiable de mayor superficie de Andorra. Desde allí hicimos una pequeña excursión a pie hasta el Llac del Cubil. Realmente, una experiencia única.

Saliendo ya de Encamp pasamos por Escaldes-Engordany y encontramos, casi por casualidad, una joya de pan artesano en Fleca de Casa, en el 18 de la avenida de Pessebre. De morirse, la barra de la foto tenía un sabor maravilloso. El pa de pagès muy bueno, pero ligeramente inferior a la barra artesana para mi gusto. No dejéis de probar las magdalenas de manzana que venden, son una maravilla que pasa desapercibida.

Pan de Escaldes-Engordany

Pues sí, entrada larga, lo sé —ya me perdonaréis—; para mi familia fueron unos días intensos y maravillosos. Nos traemos mil recuerdos de momentos inolvidables. Si alguno vivís por la zona, o la disfrutáis, tenéis una gran suerte: es un paraíso.

Su

Publicado por , el Nuestros viajes, Viajes. Etiquetas: , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 28 comentarios para "De panes y montaña por Pirineos".
  1. ¡Genial entrada! Mezclando gastronomía y viajes, ¡como a mi me gusta! :)

    Estuvimos por los pirineos hace dos veranos, me quedé enamorada. Nosotros en Ordesa subimos por la senda de los cazadores y volvimos por el valle. Una pasada de excursión ¡Me ha traído muy buenos recuerdos este post!

    Y esas fotazas de pan….ÑAM ÑAM!!!

  2. Me has recordado el viaje que hicimos por esa zona hace 14 años, cuando mi hija era bebé, en pleno invierno con las chimeneas a tope….¡ Precioso !
    Dentro de nada tu fotógrafo podrá venir a mi casa a hacerle fotos a mis panes porque tengo vuestro libro lleno de Post-its con todas las recetas que quiero hacer.
    Un abrazo,
    María José

  3. gloria dice:

    Como siempre, estupendo. Muchas gracias.

  4. Petro dice:

    Casi la misma ruta hicimos este verano, sin la parte de Cataluña. Una zona preciosa la del pirineo francés con sus Gaves (la aragonesa siendo de Zaragoza la tengo más recorrida).
    Para disfrutar con niños también está genial el trenecito de Artouste, a 14 km de la frontera, un recorrido de 1 hora por las montañas, hasta llegar a un embalse de alta montaña.

  5. Silvia dice:

    …. ésto se avisa !!!!!!, yo soy pallaresa!! y seguro que estaba en casa por esas fechas !!!!. QUé lástima, os hubiera hecho una ruta gastronómica!
    Me alegro que disfrutaras de los paisajes de mi infancia

    Bss

  6. Anijol76 dice:

    Ay, Su y ¿si te sigo que parte de mi viaje de novios fue en el Parador de Vielha? Hicimos esa etapa Gavarnie, Tourmalet, Col d’Aspin y un día casi llegamos a Lourdes sin proponérnoslo. Qué pena no haber tenido esta guía.

  7. la luna dice:

    Ruta panarra total!!
    Nos alegramos de que os gustaran los panes de nuestra zona y seguiremos tus recomendaciones de los franceses. Cualquier día de estos, curvas y pan ;)

    El de Viella no lo conocíamos y también caerá pronto …
    Besos,

    la luna

  8. Conchi dice:

    Menudo post chulo!! Yo soy de la zona, y si lo se te hubiera recomendado tres cosas q no debías perderte, una pastelería impresionante y unas tapas en Jaca y la tercera una paradita en la fábrica de chocolates Lindt en Oloron ( aunque pensándolo bien, creo q en verano la cierran, no estoy segura).

    Por cierto ya poseo vuestro libro PAN, GENIAL!!! Besicos

  9. Marta de LasMas Barbastro dice:

    En la panadería de Argelès-Gazost entramos nosotros por casualidad en abril, que estábamos allí de vacaciones. Fuimos taaaaantas veces después de esa primera, que al final llamaban a mis hijos por su nombre!! Delicioso todo.
    Y nuestra zona, a este lado del pirineo, preciosa de verdad; sí que tenemos suerte.
    Un placer leerte, Su.

    • elisa dice:

      Exactamente cual es la panadería, creo que en la plaza hay dos, voy a menudo ya que mi hija está estudiando allí y nosotros siempre hemos comprado el pan de la boulangerie de la Avda. Pyrenees, muy bueno, por cierto, pero no puedo dejar de probarlo, a mí el pan me pierde. Si lo recordáis decidmelo para el próximo viaje que haré el mes que viene iré directamente a la boulangerie.
      Gracias,

  10. Juanjo dice:

    Pasar a Francia y no probar los croissants es un pecado. Pecaste?

  11. Excelente post. ¡Nos ha encantado! ¿Para cuando alguna ‘ruta’ gastronómica madrileña?
    Un saludo
    bulthaup Galera

  12. Pero que maravilla !! Ya sabia que me iba a gustar.

    Me guardo esta entrada en favoritos para poco a poco hacerme esta ruta panarra.

    Un abrazo

  13. Maria dice:

    Me encanta Torla, Broto, Bujaruelo, Ordesa…. es impresionante. Y los panes son muy particulares. Como los de Cataluña, Galicia o Andalucía.

    Hay un pueblecito, que no recuerdo como se llama, que cuando pides un bocadillo te sacan la tortilla (o lo que sea) entre dos rebanadas de hogaza. La gente se sorprende muchísimo y hay a quien no le gusta. A mí me maravillaba!!!

  14. Alici dice:

    Tengo una casa en un pueblecito al lado de El Grado y compramo sel pan en esa gasolinera. Los compramos 8 en 8 para congelarlos y comerlos a o largo de los días donde vivimos…..que es en Escaldes, en,av.
    pessebre. No conozco la panadería que dices y ahora ya estará cerrada pero mandma será lo primero que haga.

  15. Pasada de viaje que conozco en parte ya que el nuestro en su dia fue de Ordesa, Jaca, Ainsa, Jaca, Bielsa..o sea Huesca sin pisar terreno
    frances, buscando paz, paisaje, belleza natural…alternativas con comida payesa, de quesos, de platos de cuchara y tambien de alguna elaboracion sorprendente..sin lugar a dudas paraisos maravillosos
    Donde volvere a probar la cara nueva que nos enseñas.. que panes!!!!gracias eres una maquina!!!

  16. geles dice:

    Pues chica, se me ha hecho corto el post, que maravilla de panes y paisajes , un olé por tu madre, es genial que esté activa. Un abrazo

  17. Cristina dice:

    Qué gozada de post! Fui por allí cuando era pequeña y tengo muchas ganas de volver, con tu reportaje me han entrado unas ganas locas de ir. Muchas gracias por las recomendaciones, son muy útiles.

    Besos manchegos

  18. francisca Balaguer dice:

    Envidia¡¡¡ es lo que me habeis dado.Siempre deseado viajar por estos parajes tan bellos y nunca les hado por ahí a mis choferes, pero no p erdo las esperanzas.De momento me guardo tu post en Favoritos y cuando vayais a Mallorca avisadme, que aquí tambien tenemos unos panes buenísimos, empezando por el que hace mi marido.Saludosm a tu madre, culpable de muchas cosas buenas que tu nos haces.

  19. Lita dice:

    Una ruta muy bonita que tengo muchas ganas de hacer, además mezclada con una ruta gastronómica con el pan de protagonista…mi debilidad!!!

    Me gustaría que me informaras sobre el curso de pan en El Grado, por si me animo y lo hago.

    Un saludo

  20. Mezquita dice:

    Vaya envidia de viaje. Me lo apunto!!!

    Besitos mil!!

    Lau.

  21. Fleishman dice:

    Me ha encantado el post, es un auténtico manual de como disfrutar unas vacaciones. Enhorabuena Su para ti y toda la familia.

  22. laura dice:

    Que rico todo dan ganas de salir corriendo, y ponerse a comer

  23. Pilar dice:

    Hola Su ayer compré tu libro de panes, me ha encantado, lo he leído de cabo a rabo, muy pero que muy interesante, felicita al señor webos por sus estupendas fotografías.
    Página a página se nota la gran ilusión que le habéis puesto, las cosas cuando se hacen con gusto transmiten buenas sensaciones.
    !Gracias!
    Pilar

  24. bea dice:

    Q gusto q alguien de fuera (de otra comunidad autónoma) hable tan bien de tu comunidad, como oscense es un placer leer esta entrada en tu web.
    Aunque siempre es un placer leer tus artículos pero esta es especial, toca el corazón, jjjj
    Con tus recetas nos haces mas fácil el día a día, además de enseñarnos muchísimo. Como gran aficionada a la cocina q soy tu página y tus libros son un gran regalo, mil gracias de una oscense
    Besitos

  25. Sabi dice:

    La mar salada! Buscando recetas de pan me encuentro con este post! El otro día te puse un comentario de que habías ido pululando por aquí cerquita mío y hoy viendo esto….te cuento que Mercedes nos trae el pan a mi pueblo los martes y viernes y que comparto contigo 100% la opinión de que el pan multicereal está riquísimo! Y todos!!! El martes le contaré la anécdota y seguro que le encanta

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….