Publicidad

Croquetas de centolla

Esta receta de croquetas de centolla es maravillosa para una cena con la que nos queramos lucir. Ni son baratas, ni son rápidas, ya que hay que tener paciencia en arreglar la centolla como se merece, pero el resultado es espectacular. A mis hijas la centolla cocida no les apasiona como a mí, que es el marisco que más me gusta, por eso si compro un par de ellas, en fechas muy, muy especiales, lo que hago es que cuando las limpio, dejo los mejores trozos de la carne del cuerpo para darme el gusto de tomarlos así, y saco la carne de las patas y de las partes más feas del cuerpo para las croquetas.

Puedes presentarlas en los cuerpos limpios y secos de la centollas y ya ves que queda muy bonito.

Croquetas de centolla
Plato antigoteo de Platos y Pizarras
Centollas de Fresco y del mar

También tienes otra opción más barata y que también me gusta mucho, y es esta de las croquetas de gambas y falso txangurro.

Tienes más propuestas de entrantes en la recopilación que he hecho para este año de recetas de Navidad: la puedes ver aquí.

Receta de croquetas de centolla

Ingredientes para 50 croquetas pequeñas

200 g de carne de centolla cocida
50 g de aceite de oliva virgen extra
50 g de mantequilla
30 g de cebolla
170 g de harina
750 g de leche
El jugo de la cabeza de la centolla
Sal

Pan rallado
Huevo para rebozar

Puedes prorratear los ingredientes a otras cantidades usando nuestra calculadora

Preparación

A mano


Prepara la centolla

1. Limpia la centolla. Para ello quita en primer lugar la tapa que cubre el parte del abdomen (triangular en el macho y de forma más redondeada en la hembra) y deséchala junto con su contenido.
2. A continuación separa el cuerpo y las patas del caparazón. Se hace con poco esfuerzo. Reserva el caparazón.
3. Arranca las membranas que cubren el cuerpo en sus dos mitades. Pártelo por la mitad. Separa las patas del cuerpo. Con ayuda de un martillo da un golpe a las patas y saca la carne que tengan. Reserva. Guarda la carne del cuerpo y el jugo.

Las croquetas

1. Echa en una cacerola antiadherente o sartén honda la mantequilla y el aceite. Cuando estén calientes, pocha la cebolla cortada en dados pequeños.
2. Añade la harina, y ve dándole vueltas poco a poco hasta que esté dorada, unos tres minutos.
3. Añade a continuación la leche caliente y el jugo que te haya salido de la cabeza de la centolla. Sigue dando vueltas con unas varillas hasta que no queden grumos a fuego medio/bajo. Cuando empiece a espesar, añade la carne de la centolla, prueba de sal y rectifica si es necesario. El tiempo depende de cada fuego y de cada cacharro en el que lo hagamos. Recuerda que te tienen que espesar.
4. Cuando empiece a hervir, retira la masa del fuego. Echa la masa en un recipiente en el que no quede demasiado extendida, y deja enfriar —yo las hago de un día para otro—.
5. Coge porciones de la masa con una cuchara y, con pan rallado, dales forma —no lo utilices en exceso—.
6. Cuando las tengas formadas, pásalas por huevo bien batido y de nuevo por pan rallado.
7. Fríe en abundante aceite caliente, pero con cuidado de que se hagan por dentro sin quemarse por fuera.
8. Déjalas escurrir en papel en un colador y pasarlas a papel de cocina antes de servir, para que no tengan exceso de grasa.

Thermomix

Prepara la centolla

1. Limpia la centolla. Para ello quita en primer lugar la tapa que cubre el parte del abdomen (triangular en el macho y de forma más redondeada en la hembra) y deséchala junto con su contenido.
2. A continuación separa el cuerpo y las patas del caparazón. Se hace con poco esfuerzo. Reserva el caparazón.
3. Arranca las membranas que cubren el cuerpo en sus dos mitades. Pártelo por la mitad. Separa las patas del cuerpo. Con ayuda de un martillo da un golpe a las patas y saca la carne que tengan. Reserva. Guarda la carne del cuerpo y el jugo.

Las croquetas

1. Pon en el vaso la mantequilla y el aceite. Programa 2 minutos a velocidad 2 y temperatura Varoma.
2. Añade la cebolla y programa 5 segundos a velocidad 5. Abre el vaso y baja la cebolla de las paredes. Programa 3 minutos a velocidad 2 y temperatura Varoma.
3. Echa la harina y programa 8 minutos a velocidad 2 y temperatura Varoma.
4. Detén la máquina y baja con una espátula la harina de las paredes, de manera que se pueda tostar toda en el fondo. Programa otros 2 minutos más a velocidad 2 y temperatura Varoma.
5. Añade la leche, y el jugo de la cabeza de la centolla. Mezcla 6 segundos a velocidad 6.
6. Programa 8 minutos a velocidad 4 y temperatura Varoma. Cuando falte un minuto para acabar, añade la carne de la centolla. Prueba de sal y rectifica si hace falta.
7. Echa la masa en un recipiente en el que no quede demasiado extendida, y deja enfriar —yo las hago de un día para otro—.
8. Coge porciones de la masa con una cuchara y, con pan rallado, dales forma —no lo utilices en exceso—.
9. Cuando las tengas formadas, pásalas de nuevo por huevo bien batido y pan rallado.
10. Fríe en abundante aceite caliente, pero con cuidado de que se hagan por dentro sin quemarse por fuera.
11. Déjalas escurrir en papel en un colador y pasarlas a papel de cocina antes de servir, para que no tengan exceso de grasa.

Consejos y preguntas

  • ¿Se pueden congelar?
    Sí. Aquí te cuento cómo se hace para que no pierdan su forma en el congelador.
  • No he hecho croquetas nunca y al echar la leche me han quedado grumos. ¿Qué hago?
    Este truco siempre lo repito, pero si las estás haciendo en una cazuela que no se raya el fondo, mete una batidora y bate un poco la masa —no mucho—, y sigue el proceso con unas varillas. No es lo más adecuado, porque la centolla se tritura demasiado y la masa se tiende a poner un poco menos espesa, pero te saca del atolladero, que es de lo que se trata.

Su

Publicado por , el Entrantes y aperitivos. Etiquetas: , ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 9 comentarios para "Croquetas de centolla".
  1. Lola says:

    Se puede poner todo aceite, en vez de 50 de aceite y 50 de mantequilla, serían 100grms de aceite? Gracias,
    Un abrazo,
    Lola

  2. Dios Santo que buena pinta, me invitas a vuestra casa? Me llevo el tupper? Te robo la receta ;-) y te cuento….

  3. amparo. says:

    Creo que antes de la leche se pone la harina no? Me parece que se te ha pasado. Un beso, Amparo

  4. Cristina says:

    Una idea muy buena para las fechas de celebraciones que se aproximan. Me encantan las croquetas en todas sus variedades, pero éstas son lo más de lo más!

    Besos manchegos

  5. Maria José says:

    Gracias, esta navidad las preparare para mis madres. Gracias.

  6. Sonia says:

    Hola Su,
    Donde puedo encontrar la carne de centolla ya preparada?

    Muchas gracias

Mostrar comentarios

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….