Publicidad

Frita de sepia y sobrasada

Una de las cosas que más me gusta es escuchar lo que me cuentan mis amigos sobre sus tradiciones gastronómicas, su día a día. Aprendo tanto que para mí es un placer constante.

Casandra nació en Ibiza, a los 18 se marchó a Barcelona a estudiar, y ahora ha vuelto a vivir allí, y me cuenta tantas cosas de su tierra que me tienen fascinada, nada que ver con la idea de la isla turística que yo conozco. Después de esta frita de sepia y sobrasada que vamos a hacer hoy te dejo unas palabras suyas que no te debes perder.

Frita de sepia y sobrasada

Receta de frita de sepia y sobrasada

Ingredientes para 4 personas

3 patatas medianas
1 sepia hermosa
250 g de sobrasada
1 cebolla grande
½ pimiento verde
½ pimiento rojo
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Sal
Picadillo de 1 diente de ajo y un poco de perejil

Puedes prorratear los ingredientes a otras cantidades usando nuestra calculadora

Preparación

1. Trocea la cebolla en dados pequeños y ponla a pochar en una sartén con una cucharada de aceite de oliva virgen extra.
2. Añade el pimiento cortado en trozos grandes —que se vean— y añádelo a la sartén.
3. Limpia la sepia —Casandra la hace con calamar—, trocéala y échala en la sartén junto a la cebolla y el pimiento.
4. Añade unos trozos de sobrasada y deja que se fría un poco.
5. Pela la patata, córtala en rodajas un poco más gruesas que para tortilla de patata y de forma alargada pero planas. Fríelas en aceite de oliva virgen extra en otra sartén. No dejes que se tuesten: cuando estén hechas retíralas del fuego. Valora si tienes que retirar un poco de aceite.
6. Cuando todo esté listo junta todos los ingredientes en una de las dos sartenes y pon encima una picada de ajo y perejil. Mantén al fuego solamente unos minutos. Retírala y deja reposar un poco para que el sabor de todos los ingredientes se fundan. La textura es más bien melosa, ¡es fantástica!

Lee, lee lo que me cuenta Casandra…

Tengo la gran, gran fortuna de tener una familia de gente de la mar y de la tierra. Mi padre y mi tío son pescadores, como lo fue su padre. Eso hace que en casa se coma bastante pescado, a veces cosa menuda, otras, cosa más vistosa pero que por alguna razón no se ha vendido. Mi abuelo comía pescado casi todos los días. Con cuatro pescados baratos hacía un guiso maravilloso, del que sacaba el caldo para un arroz a banda de segundo. Un lujo cotidiano.

Mis abuelos maternos son del campo. Ellos empezaron criando animales, un poco de huerta, almendros. Más tarde tuvieron frutales, olivos. ¡Hasta un horno de pan! Mi abuela aún se hace su pan, porque esto es algo muy personal, ya lo sabes, el pan de cada uno.

Ya no se hacen matanzas en casa, sólo quedan gallinas. Pero con los huevos de estas y con las almendras de casa sí que todavía hacemos la salsa de Nadal. Es EL postre durante toda la navidad, una especie de turrón de almendra líquido y con mucha especia: azafrán, canela, pimienta de Jamaica… En cada casa tiene su toque, es maravilloso. También seguimos haciendo flaó, una tarta de queso y hierbabuena típica de Pascua. En esto también hay tantas recetas como familias, aunque puedo decir con orgullo que los de mi abuela eran bien conocidos en toda la isla cuando aún era ella quien llevaba los encargos en el horno. La elección de unos quesos con sabor y en el punto de tiernos y la textura a la hora de picarlos marcan para mí que sea un buen flaó. Son dos dulces muy especiales y muy vinculados a mi familia, de esas cosas que las comas donde las comas, te llevan a casa.

En cuanto a comidas, si hay una comida universal de fiesta esa es el arroz. Ya sea caldoso, a banda, en paella, de matanzas… Nunca falta, ni en invierno ni en verano. Otro plato típico de aquí, aunque suele ser de invierno, es el sofrit pagés, un guiso, que suele llevar pollo de casa y cordero. En Ibiza es muy típico en las comidas mezclar varias carnes, es bastante laborioso, pues suele requerir cocer la carne, freírla a continuación, freír patata pequeña (patató), unas cabezas de ajos, sobrasada, butifarró, hacer una picada con bien de especias y azafran, juntarlo todo y agregar el caldo, para dejarlo cocer todo junto después. El resultado es un guiso contundente muy sabroso y aromático.

En verano apetecen más los pescados, siendo uno de los platos estrella el bullit de peix amb arròs a banda. No es más que un guiso rápido, sencillo, porque en él lo que importa es la materia prima: si el pescado es fresco y es bueno no necesitas nada más. Con eso haces un primero de lujo y un caldo espectacular que da para hacer un arroz a banda de segundo, sin nada, solo una fina capa de arroz que acostumbra a terminarse en el horno y servirse tal cual a la mesa. Se come rascando con la cuchara directamente de la paella. Es algo que se hace tanto en el mejor restaurante junto a la playa como en la barca de pesca de mi padre, a la hora de comer, entre todos los marineros.

Capítulo aparte son las fritas, que las hay de calamar, de pulpo o de cerdo. La frita suele ser el almuerzo el día de matanzas. Hay quien la hace de calamar y hay quien espera a tener las primeras piezas del cerdo para hacerla. Luego hay platos más humildes como el “arròs amb pinya de col i gerret” (coliflor y caramel, un pescado), un plato de invierno (cuando es temporada de gerrets). Mi abuela me cuenta que cuando se traía el gerret se freía todo. Ese día se tomaba así y para el siguiente se usaban las mollitas en este plato de arroz con coliflor.

Me he dejado, por ejemplo, el cuinat, un plato de cuchara de Semana Santa que se hace con collejas que se cogen por los alrededores, con acelgas, cebolla tierna, almortas y garbanzos (que hasta hace poco también sembraba mi abuela). Se sirve con un chorrito de limón y aceite de oliva y a mi me sabe… ¡qué rico! Este año lo preparé con ella (toda una mañana de trabajo entre las dos), porque las lluvias hicieron salir mucha colleja antes de tiempo e hicimos un olla que nos ha permitido comer cuinat en diciembre.

No me digas que con estas palabras no te has hecho una idea de la gastronomía ibicenca auténtica, esa que los que visitamos la isla en plan turismo no llegamos a conocer ni por asomo. Por cierto, la sobrasada que ves en la foto está hecha en su casa, tiene la pinta de chorizo pero no, es la auténtica sobrasada ibicenca y es una delicia.

Publicado por , el Cremas, sopas y guisos. Etiquetas: , ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 6 comentarios para "Frita de sepia y sobrasada".
  1. Elisa says:

    Me encanta la receta, auténtica! seguro que está deliciosa!!! Por cierto, hace poco estuvimos en Bath y fuimos a la panadería que recomendaste, me encantó!!! gracias!

  2. Alcarreña de Guadalajara says:

    Me voy a Ibiza el día 25… Yo quiero probar TODOOOO
    Maravillosa descripción.
    Besos

  3. Belén says:

    Que maravilloso relato, cuanto cariño hay en él. Mi agradecimiento a Casandra por haberse molestado en compartir tantas estupendas experiencias y recuerdos y gracias a tí, Susana, por servir de altavoz.
    Esta sepia con butifarra es exquisita, la he cocinado en varias ocasiones y siempre sale sabrosísima.

  4. Pilartxo says:

    Hola Su:
    Quería darte las gracias por la receta de pasta tan fantástica. He hecho un pedido de 10 kilos de harina. Quería saber como conservas la harina, si es mejor guardarla en la nevera o no.
    Ahora esperando la receta de los donuts y la nueva receta de croissants.
    Un saludo.

    • Su says:

      Hola, la tienes que guardar en un sitio seco, y lo más fresco que puedas, pero no en nevera que te coge humedad.
      Yo la tengo a 20 º en una habitación y me aguanta muy bien.

      Un saludo

  5. Cristina says:

    Muchas gracias por compartir con nosotros esta maravillosa experiencia, he aprendido cosas muy interesantes.
    La receta me parece muy curiosa, la mezcla de saboreas seguro que es buenísima.

    Besos manchegos

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….