Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

Conejo al horno con refrito

Este conejo al horno con refrito es una receta que repito en casa bastante por lo sencilla que me resulta. Lo que sí hago es ir cambiando de guarnición: unas veces pongo champiñón laminado y pasado por la sartén, otras, unas verduras salteadas, o, como hoy, unas patatas de guarnición, unos tomatitos y unas cebollitas francesas, valor seguro para estas carnes al horno.

Conejo al horno con refrito

Seguro que ya sabes que el conejo es una carne magra, muy digestiva, sabrosa, con muy poca grasa y una fuente importante de selenio y potasio. Además la carne de conejo cumple íntegramente el modelo estricto de producción europeo. Te recomiendo visitar hoycarnedeconejo.eu, donde hay un montón de recetas, información nutricional, y contenido interesante sobre este ingrediente, fácil de encontrar en nuestros supermercados y mercados.

Receta del conejo al horno con refrito

Ingredientes para 4 personas

1 conejo partido en cuartos
Sal
Pimienta
1 cucharada de aceite de oliva
Un poco menos de medio vaso de agua

Para el refrito

4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
2 dientes de ajo —al gusto—
Un poco de perejil
3 cucharadas de un buen vinagre de Jerez
Guindilla al gusto

Para la guarnición

Los tomates
250 g de tomates cherry
Sal
Una pizca de orégano
½ cucharadita de aceite de oliva virgen extra

Las cebollitas
300 g de cebollitas francesas
25 g de mantequilla
Sal
Pimienta
Una pizca de azúcar
1 vaso de agua

Las patatas
400 g de patatas pequeñas de guarnición
Un poco de sal
½ cucharadita de aceite de oliva

Puedes prorratear los ingredientes a otras cantidades usando nuestra calculadora

Preparación

El conejo

1. Precalienta el horno a 220ºC, calor arriba y abajo.

2. Salpimienta el conejo. Pon el aceite en una sartén y cuando esté caliente, pásalo durante un par de minutos por cada lado, de manera que se dore ligeramente. Deposítalo en una fuente de horno.

3. Échale un poco menos de medio vaso de agua, tapa la bandeja con papel de aluminio y hornea durante 15 minutos. Pasado este tiempo, baja el horno a 200ºC, quita el papel de aluminio con sumo cuidado de no quemarte, y sigue horneando, ya sin tapar, unos 20 minutos más o hasta que veas que ya está hecho. Esto depende mucho del peso del conejo. El mío era de 1.300 gramos y con este tiempo quedó perfecto.

Las cebollitas

1. Pon a hervir agua en un cazo. Cuando esté hirviendo mete las cebollitas. Para este proceso de escaldado con 1 minuto es suficiente. Pélalas.

2. Pon una sartén con un vaso de agua al fuego. Cuando el agua esté caliente pon las cebollitas, y agrega la mantequilla, la sal, la pimienta y el azúcar. Tapa y deja cocer hasta que se consuma el agua. Remueve de vez en cuando para que se doren ligeramente.

Los tomatitos

1. Haz un mínimo corte en el culo a los tomatitos y escáldalos. Pélalos y resérvalos.

2. Pon medio diente de ajo y una pizca de sal en un mortero y machácalo.

3. Añade un chorrete de aceite de oliva virgen extra, dale unas vueltas y unta los tomatitos con el majado. Pásalos por la sartén a fuego fuerte unos segundos antes de servir, moviendo la sartén constantemente, pero sin tocar las piezas con ningún utensilio para que guarden su forma lo mejor posible.

Las patatas

1. Pon a cocer las patatas lavadas y sin pelar en una cacerola con abundante agua y un poco de sal. El tiempo de la cocción depende mucho de la calidad de la patata. En esta ocasión prefiero hacer la cocción en cazuela a usar la olla exprés para que no se rompan. No las pelo porque este tipo de patata tiene la piel muy fina y le aporta un sabor delicioso.

2. Una vez cocidas, escúrrelas, pon aceite en una sartén y pásalas un par de minutos a fuego medio.

El refrito

1. Pon aceite en una sartén. Mientras se calienta, pela y trocea en láminas los dientes de ajo, prepara la guindilla y ten listo el vinagre.

2. Cuando esté caliente, echa los ajos en la sartén y deja que se doren un poco, retírala del fuego, echa la guindilla —se hace con el calor residual— y echa el vinagre, con cuidado que no te salte.

Montaje del plato

1. Coloca el conejo recién salido del horno.

2. Coloca también en la bandeja la guarnición.

3. Añade el refrito por encima del conejo.

4. Pon un poco de perejil fresco troceado por encima y sirve inmediatamente.

Consejos

  • Puedes jugar con los diferentes tipos de vinagre para cambiar el sabor de tu refrito.
  • Por supuesto, admite las especias que más te gusten. Con la receta tal cual te lo he escrito quedan muy equilibrados los sabores.
  • Si no quieres poner el horno puedes emplear de la misma manera el refrito haciendo el conejo a la plancha o frito.

Nota: este post ha sido realizado para una campaña organizada por Intercun.
Su

Publicado por , el Carnes y aves. Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 3 comentarios para "Conejo al horno con refrito".
  1. Me ha encantado mucho esta receta, y por eso le daré 5 estrellas. Hoy mismo me pongo a prepararla 😏😏😋

  2. Lidia dice:

    si lo hago por el mediodia y me lo como por la noche, estara igual de bueno? O mejor cocinarlo por la noche?

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….