Search
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Publicidad

Cuando el cubo de la basura es una tentación

El primer paso para reciclar unas sobras es querer hacerlo, el segundo, ser fuerte cuando el cubo de la basura es una tentación. Cansancio en la cocina y basura cerca es una pésima combinación. Ya sabes que todas las semanas entrenamos en cocina, la semana pasada le dimos a los ingredientes la importancia que tienen y esta se lo damos al buen aprovechamiento de los mismos para evitar que acaben de una manera u otra en la basura.

Cuando el cubo de la basura es una tentación

Cómo evitar el cubo de la basura

Orden en el frigorífico

Desde que llegamos de la compra es importante pensar en consumir siempre aquellos alimentos que llevan más tiempo en el frigorífico. Para poder hacerlo debes tener orden y colocar lo más antiguo más a mano, organizando las próximas comidas en función de darle salida a esos alimentos que tienen que gastarse ya, con especial atención a las verduras, que cuanto menos días lleven en el frigorífico más ricas están.

Con un frigorífico caótico tardarás más en organizar todo. No me gusta dar unas directrices exactas de cómo tienes que tenerlo distribuido, porque cada casa tiene sus costumbres, pero sí quiero recordar que carnes y pescados deben ir en la parte de abajo, bien diferenciados para que no cojan olores, justo encima del cajón de las verduras, ya que es la zona más fría de la nevera. Embutidos, lácteos o cualquier producto que requiera conservación en frío una vez abierto se pueden colocar en los estantes medios o superiores.

La puerta es la zona menos fría y, por tanto, el lugar ideal para productos como mantequillas o mermeladas y huevos.

Despensa

Ten siempre unos alimentos básicos en tu despensa: te ayudarán a tener más posibilidades de reciclar unas sobras. En entradas posteriores haré una lista de ingredientes básicos de una depensa, para que puedas solventar sin mucho quebradero de cabeza convertir una sobra en otro plato mejor y de esta manera evitar el cubo de la basura.

Ajustar raciones

Pero el aspecto fundamental que hay que entrenar es el de ajustar raciones. Podrás hacer de un plato de sobras otro plato magnífico, pero eso no significa que haya que estar todo el día comiendo sobras. Si te equivocas una vez, no pasa nada, pero para la próxima recuerda poner menos cantidad… Nos tenemos que dar cuenta que no tenemos por qué quedarnos completamente saciados: tenemos la gran fortuna de que en horas volveremos a comer.

Para terminar

El cubo de la basura nunca debe ser una opción. Toda sobra debe ser reciclada por economía, respeto al producto y por responsabilidad en la no generación de desperdicios. Además, debemos pensar que ajustar un poco las raciones viene bien para todo: platos limpios, sin sobras, por si no tenemos tiempo de reciclar, y de esta manera vamos dando salida a lo que compramos de una manera correcta, sin que dé tiempo a estropearse nada.

Cuéntame en comentarios qué tal reciclas las sobras. Estoy encantada de leerte, me enriquece mucho todo lo que me contáis.

Su

Publicado por Su, el 11 de noviembre de 2020. Esta entrada está guardada en: Trucos. Etiquetas: , , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 26 comentarios para "Cuando el cubo de la basura es una tentación".
  1. Elisabeth dice:

    Me da mucho coraje tirar comida, así que las sobras las reciclo con un sofrito de tomate, cebolla y ajo si las quiero comer en caliente, o con mayonesa si las quiero comer en frío. Y están incluso más ricas que el primer cocinado. Me ha encantado esta entrada. Un abrazo.

  2. ELENA dice:

    En mi casa se reutilizan TODAS las sobras, de tres maneras: en croquetas (la hay de pollo al curry, de lomo con pimientos), en tortillas o en ensaladas “vacía-nevera”, ensalada de arroz con el pollo que sobró, ensaladas de espinacas con trocitos de pescado, ensalada de lentejas con el resto del guiso… todo muy picadito está buenísimo! Mis hijos, ya mayores, se entretienen buscando “parecidos” del sabor con platos anteriores.

  3. Milagros Cordero dice:

    Gracias por tu trabajo, Su. Yo con unas “sobras” de carne en salsa, o con tomate hago un arroz exquisito. También con las sobras de carrilladas .
    Y con restos de verduritas que quedan en la nevera , y poco de arroz blanco hago un plato exquisito, todo rehogado un poco de vino blanco y un machado de ajo y perejil.

  4. Lupe dice:

    La verdad es que no suele sobrar nada porque somos de buen comer y siempre intento ajustar bien las raciones. Además, es lo que he visto hacer en casa desde niña y lo que intento inculcara ahora a mis hijos.

    Mi gran aliado es el congelador, tanto para los frescos como para los platos ya cocinados. Cuando cocino guisos de carne, legumbres o cualquier receta que tenga buen congelado, siempre doblo las raciones y las congelo en tuppers individuales para llevar a la oficina. Ensucias una vez, disfrutas dos.

    Y como reciclaje propiamente dicho (aparte de las croquetas, que en mi casa son religión) congelo las salsas que sobran de los guisos para incorporarlas a nuevos guisos. Por ejemplo, hoy tengo carrilleras de cerdo en salsa y ya veo que me va a sobrar mucha. Esa salsa va a ir directamente al congelador y otro día haré unas albóndigas exprés, por ejemplo. Las frío, las echo a nadar a la salsa para que se integren los sabores y en 10 minutos tengo un plato de 10. Si no hay suficiente salsa, la alargo con un poquito de cebolla bien pochada, una cucharada de harina y un poco de caldo de verduras que siempre tengo en la nevera (de cocer las verduras de la cena, por supuesto!)

    Un placer leerte, como siempre. Un abrazo.

  5. AGUEDA dice:

    Todas mis sobras van al congelador. Dependiendo de la cantidad las etiqueto como plato para uno, para dos, tapa, o fondo de otro guiso. Me gustaría conservar más comida sin necesidad de nevera. Hago chorizos, lomo, morcillas y costillas “de orza”, pero no me atrevo con las conservas vegetales porque no sé si mantienen sus cualidades, y por miedo a no saber hacerlas bien y dañar la salud. ¿Podrías darnos unos truquis de conservación? ¿O unas recetas a la antigua usanza, del tipo cebollas encurtidas, pescado en salazón, tomates o pisto en conserva? Muchas gracias por tu trabajo. Mi familia y yo te estamos muy agradecidos . Un besico.

  6. Ana C. dice:

    Buenas Su, pues en esta casa hacemos mucho de lo que dices. El frigo lo ordeno y limpio de arriba abajo todos los viernes, que esa cuando planifico el menú semanal. Además tengo dos listas, una con el contenido de la despensa, y otra con el contenido del congelador y del congelador de cajones, sobre todo porque menos el frigo todo está en otra planta.
    Pero creo que el mayor aliado es la planificación de menús. Por ejemplo, si para el lunes pongo bacalao y descongelo un bote de mis pimientos asados, a los dos días pongo una muhammara en la que aprovecho la mitad del bote de pimientos que me ha sobrado. Si compro una bandeja de endivias para el martes (rellenas de guacamole y anchoas) como sé que me sobra una, al día siguiente va picadora en los huecos rellenos fríos que pongo en mi menú semanal. Con lo cual ya escribo el apaño de las obras en la misma semana. Un saludo.

  7. Mery dice:

    Debo confesar que me encanta la cocina…pero a ratitos. Por eso cuando me pongo, me gusta hacer cosas que se pueda utilizar de base para muchas cosas o que las sobras sirvan para algo rico. Por ejemplo… un pisto (en cantidades industriales) riquísimo el primer día con su huevo frito y los siguientes, en nevera o congelador, para acompañar una carne, para poner de base como un sofrito para el arroz o añadir más tomate para una pasta… Igual que un pollo asado, así, uno entero para mí sóla!!! que luego saco la pechuga o el desmenuzado para un bocata, ensalada de pollo…

  8. Paz Bascuñan dice:

    A mí no me gusta desperdiciar las puntas de los pimientos o pimentones, si los estoy cortando en juliana… los pico y los congelo para cuando tenga que hacer un sofrito, legumbres o sopa. Lo mismo con la cebolla que está comenzando a germinar o las zanahorias que ya se empiezan a poner viejitas :)

  9. Adriana dice:

    Para reciclar sobras, nada mejor que guardar en el congelador (bien lavados y separados en diferentes bolsas) , todos los desechos de las verduras que utilizamos para otros preparados ( pieles de calabacín, troncos de brócoli y coliflor, tallos de espinacas, zanahorias, etc) así como huesos de cordero o esoinas de pescado y preparar un caldo para cada vez que cocinemos cremas de verduras, estofados, escabeches, legumbres,….

  10. Lorena dice:

    Hola Susana, a mi me pasa con las cantidades nunca acierto, podrias instruirnos en cuanto arriz, legumbre, pasta se debe echar por ración. Graciassss

  11. Itziar Gardoki dice:

    Para empezar felicidades por tu istagram, tu blog y tu gran y meticuloso trabajo, tus fotos e istorias que me encantan. Me recuerdas mucho a una amiga de mi madre a la que también le apasionaba la cocina y era muy exigente y exquisita, cocinaba muy bien.
    El tema de las sobras bueno, lo que tú dices, siempre intentamos que no haya sobras, lo que pasa en nuestra casa es que somos 4 ( mi marido , los niños y yo ) y muchas veces mi padre se queda a comer incluso cenar con nosotros porque nos ayuda con los niños. Normalmente calculamos las raciones pero por lo que te he dicho , nos viene bien que de vez en cuando tengamos a mano algún puré o sopa sobrante. Cuando se nos ha ido la mano y sobran cosas de varios días ,hacemos día de sobras. Y así conseguimos no tirar nada, aprovechar a tope. Gracias!😉

  12. Camino dice:

    En casa debemos ser reyes del orden en la cocina porque tiramos muy poca basura orgánica. Nuestro truco es planificar las comidas de la semana siguiente ANTES de ir a la compra los findes, teniendo básicos de fondo de despensa permanentemente . Otro truco para cocinas enanas como la mía? Una bolsa de Ikea colgada detrás de la puerta donde va todo lo inorgánico y esa es la que bajamos y separamos un situ ante los contenedores. No entiendo lo de ocupar espacio en la cocina con cuatro cubos. Así solo hay uno ..y ya es mucho!

  13. Raquel dice:

    Hola Su:
    Siguiendo tus consejos procuro reciclar todo lo que puedo. El otro día sin más hice un pudin con tu receta con unas magdalenas que ya estaban un poco secas, que quedo estupendo. Por lo demás, procuro ajustar las raciones al máximo y lo que sobra, si se puede, al congelador, nunca se sabe cuando puede necesitar cinco albóndigas o un poco de pisto, para una cena o un tuper que te tengas que llevar un día, ahí lo tienes. ¿Qué has hecho mucha besamel? o te sobra salsa roquefort de un solomillo, la congelo, y un día la aprovechas con un poco de coliflor que no sabes que hacer con ella, esas cosas. Como siempre, tus consejos acertados y lo que colgaste el otro día de los tiempos de horneado en Instagram muy útil. Por cierto, intente comprar los tamarindos para la crema de coliflor, pero no los venden al peso, era una caja con muchos y no los cogí al final.

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….

Síguenos en redes sociales

¿Quieres recibir las recetas en tu correo?