Search
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Publicidad

Torrija de brioche con helado de vainilla

Esta torrija de brioche tiene una textura interior que me recuerda a la de las clásicas torrijas que se hacen en mi tierra por estas fechas, aunque nada tiene que ver con ellas. Está basada en una receta francesa que probé in situ de una de sus múltiples variedades de pain perdu. Me dejó loca su delicadeza de sabores y su textura, y dije «esta receta tiene que estar en webos».
Torrija de brioche con helado de vainilla

Torrija de brioche con helado de vainilla

4.33 de 3 votos
Postres y tartas
Francesa
Elaboración20 min
Cocinado10 min
Tiempo total30 min
4 personas

Ingredientes

Crema pastelera

  • 250 g de leche entera
  • 3 yemas de huevo
  • 50 g de azúcar
  • 20 g de maicena

La torrija

  • 6 rebanadas gruesas de brioche o pan de molde
  • 500 g de leche entera
  • 20 g de azúcar
  • 1 cucharada de miel
  • 1 rama de canela
  • La piel de ½ naranja
  • La piel de ½ limón
  • 60 g de mantequilla clarificada
  • 60 g de azúcar

Para terminar

  • 6 porciones de helado de vainilla —el mío con nueces de macadamia—
Puedes prorratear los ingredientes a otras cantidades usando nuestra calculadora

Preparación

La crema pastelera

  • Calienta la leche en un cazo.
  • Pon las yemas junto con el azúcar y la maicena en un cuenco y bátelas. Agrega un poco de leche caliente y remueve. Vierte todo en el cazo sobre el resto de la leche y déjalo a fuego medio sin parar de remover hasta que espese. Retira la mezcla a un cuenco, cubre con plástico transparente y deja enfriar.

La torrija

  • Quítale la corteza al brioche —o al pan de molde, si es el caso—. Córtalo en rebanadas de unos dos centímetros de grosor y cada rebanada en dos como quieras, en triángulo como ves en la foto o por la mitad para que te queden piezas rectangulares. Pon crema pastelera en una de las mitades, cierra con la otra mitad y ya tienes tu sandwich de brioche y crema pastelera. Corta y rellena el resto de las piezas de la misma manera.
  • Pon a cocer la leche con los 20 g de azúcar, la miel, la rama de canela y las pieles de naranja y limón (previamente bien lavadas y sin nada de la parte blanca, que amarga). Retira del fuego justo antes de que empiece a hervir. Cuélala cuando pase un rato —se usa templada— y reserva.
  • Bate los huevos.
  • Pon 1 cucharadita de mantequilla clarificada —lee los consejos— y 1 cucharadita de azúcar (de los 60 g) en una sartén antiadherente. Las cantidades que te indico en ingredientes son para todas las torrijas, pero yo prefiero ir haciendo pieza por pieza.
  • Cuando la mantequilla esté caliente y el azúcar se haya fundido un poco, sin llegar a coger color, coge un sandwich con tus manos (bien limpias, claro está), mójalo en la leche y pásalo por huevo. A continuación, ponlo en la sartén con mucho cuidado y dale vueltas con la ayuda de dos tenedores o dos espátulas para que se dore por igual sin romperse. La experiencia en este punto es un grado, porque no son piezas fáciles de manipular. Pon papel de hornear en un plato y deposita en él las piezas una vez pasadas por la sartén, cuando tengan ese bonito color que ves en la foto.
  • Sirve cómo te guste, caliente, templada o fría, y acompañada de un helado del sabor que más te guste: el contraste de texturas y sabor es magnífico.

Consejos

  • Te mentiría si te dijera que es una receta para mis #almasdescarriadas. Hay que tener cierta experiencia con estas masas que son difíciles de manipular una vez que están mojadas en el almíbar de leche. Pero tampoco es una receta solamente para los más expertos. Hay que tener ganas de pasar un rato en la cocina, que se compensa en cuanto te metes el primer bocado y dices «¡pero esto tannn bueno…!»
  • Cuando quiero hacer estas torrijas preparo el día anterior un brioche casero que está de muerte con esta receta, pero utilizo un molde rectangular en este caso. Una vez horneado tengo un brioche fantástico que reservo hasta el día siguiente. La masa está menos tierna pero es justo lo que busco para que pueda manipularlo mejor. Si no tienes pensado hacer brioche, puedes comprarlo o comprar un buen pan de molde. ¡Ojo! Si lo compras entero, mejor, porque necesitamos unas rebanadas un poco gruesas.
  • Necesitamos mantequilla clarificada para que no se nos queme la torrija al dorarla. También hago este proceso el día anterior: es tan sencillo como seguir estos pasos. Si no te da tiempo, usa mantequilla normal. Te quedará bien, pero las piezas tienen tendencia a quedar más oscuras, no con ese tono dorado precioso que ves en la foto.
  • Por último, también dejo preparada la crema pastelera el día anterior, con lo cual el día que me pongo a hacerlas tampoco es para tanto :-)

Su

Publicado por Su, el 21 de marzo de 2021. Esta entrada está guardada en: Postres y tartas. Etiquetas: , , , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Todavía no hay comentarios para "Torrija de brioche con helado de vainilla".

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….

Síguenos en redes sociales

¿Quieres recibir las recetas en tu correo?