Publicidad

Soletillas

Lo he comentado varias veces, que no hay peor cosa que tener idealizado un sabor o una textura de nuestra infancia a la hora de intentar reproducirlo pasados los años. Me pasó con los mojicones de Mc, y tengo mi pelea particular con tres cosas: unas tortas de manteca conquenses, unos mantecados manchegos, y las soletillas.

Soletillas

Estoy contenta porque despues de unas… 300 soletillas, he conseguido el sabor y la textura de las soletillas de mi infancia. Quienes os guste la repostería pensaréis que donde radica la dificultad, ya que la soletilla es un bizcocho base, llamado también genovés, que sirve tanto para hacer un brazo gitano, o como base para muchas tartas. Un bizcocho con sólo tres ingredientes: huevos, azúcar y harina. ¿Cómo es posible que no consiguiera los resultados que yo buscaba?

He probado muchas recetas; unas que incorporaban calor para blanquear las yemas, otras con los ingredientes en diferentes proporciones, he probado a hacer la masa en la Thermomix, a mano con varillas, con batidora de varillas, con huevos a temperatura ambiente, con azúcar glas en vez de normal, con diferentes anchos de boquilla, con diferentes bases donde apoyarlas, y todas las tandas que salían del horno ¡uy, muy ricas!, pero… ¡no eran las de mi infancia!

Creo que todos las conocéis, pero por si hay alguien que no las ha visto nunca, las podéis apreciar en la foto: es un bizcocho alargado, fino y esponjoso. ¿Cómo eran las que comíamos en casa? Pues eran tiernas, muy esponjosas pero con cierto cuerpo, de un poco más de 8 cm, que es el tamaño aconsejado, con un olor fantástico… Mi madre las traía todas las semanas, y duraban poco más que ese día. Se siguen vendiendo en la confitería de al lado de casa de mis padres en Cuenca. A mi hermana le encantan, y todavía va todas las semanas a comprarlas. A ver si puedo ir yo surtiéndola, porque a ella le espanta la cocina. En este sentido, me quedé yo con todos los genes de mi madre.

A ello.

Receta de soletillas

Ingredientes para 22 unidades
3 huevos
90 g de harina de repostería
75 g de azúcar
Una pizca de sal

Azúcar glas para espolvorear

Puedes prorratear los ingredientes a otras cantidades usando nuestra calculadora

Preparación

1. Separar las claras de las yemas.
2. Montar las claras con una batidora de varillas, con una pizca de sal. En mitad de este proceso, incorporar el azúcar normal poco a poco. Para comprobar que están montadas, al volcar el cuenco donde estemos trabajando no se moverán las claras.
3. Batir las yemas aparte e incorporarlas al merengue anterior, con una espátula y movimientos envolventes.
4. Tamizar la harina e incorporarla de dos o tres veces. Integrar la mezcla con la espátula, hasta que sea perfecta.
5. Echar la masa en una manga pastelera con boquilla redonda de 2 cm. Ir poniendo en un papel apto para horno bastoncitos de unos 8 cm, apoyando un poco la base de la boquilla en el papel, para que al salir la masa no nos queden cilíndricos los bastones, sino un poco achatados.

6. Precalentar el horno a 180º, calor arriba y abajo. Si vuestro horno es muy potente, a 170º.
7. Espolvorear las soletillas por encima con azúcar glas, ayudándonos para ello de un colador, y justo antes de meterlas en el horno.
8. Hornear unos 12 minutos. El tiempo es orientativo, tienen que quedarse blanditas pero ligeramente doradas.
9. Dejar reposar en rejilla.

Consejos

  • Los huevos serán muy frescos y trabajaremos con ellos a temperatura ambiente.
  • Yo utilizo una máquina de varillas para montar las claras, que permite que entre mucho aire. Si tenéis Thermomix, perfecto, pero personalmente me gusta más montar las claras con esta máquina, porque tienen más aire y quedan mejor. De la misma manera, para otras cosas me parece infinitamente mejor la Thermomix; ya hablaremos de eso un día.
  • Quedan bien horneadas tanto en papel apto de horno, como en las láminas de silicona que se han puesto tan de moda en repostería, y que son muy cómodas.
  • Si queréis hacer más, la proporción por cada huevo añadido son 30 gr más de harina y 25 gr de azúcar.
  • Estas soletillas se guardan en lata, pero dudo que os quede una. Además sirven para acompañar mil postres: mojadas con moscatel debajo de una natilla, para rodear una tarta y convertirla en un placer para la vista, para acompañar un helado, rellenas de mousse de chocolate, para hacer un puding de aprovechamiento, para poner de adorno en una copa hermosa con fresas y nata… ¡No sigo, no sigo!

Hoy he vuelto a la niñez y mi hermana cuando las ha probado le ha pasado lo mismo. Un dulce tan sencillo y con tantos matices para nosotras…

Su

Publicado por , el Bizcochos, magdalenas y galletas. Etiquetas: , ,

Comentarios

Deja tu comentario:


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 115 comentarios para "Soletillas".
  1. jose manuel dice:

    Te han quedado estupendas. Un saludo

  2. Jose dice:

    ¡Ohhhhhhhhhh!. Me quedo mirándolas y babeando. ¡Qué arte tiene shiquilla!.

  3. Unodedos dice:

    Desde luego de aspecto son una delicia! Puedes quedarte satisfecha y estar orgullosa sin duda!
    Imagino comerme uno y que casi de deshaga en la boca, me encanta esa sensación ;)
    Besos!

  4. Chus dice:

    Por fin la receta de los dichosos soletillas o nubes como los conocía de peke. Me pongo ya mismo con la receta. Muchas gracias.
    Besín desde Oviedo

  5. Los Mol dice:

    Hola guapa, yo he preparado algunos y estaban ricos , pero este se ve estupendo y si viene de ti más confianza me da…así que los siguientes bizcochitos de soletilla son los tuyos….se me hace la boca agua¡¡
    Molbesitos

  6. Mira q llega a ser dificil preparar los platos de la infancia….estas soletillas me las comia yo ahora mismo (lo tengo facil, seguro q me gustarian, pq yo de pequeña no he comido…)

    Un abrazo,

  7. Pues el aspecto es flipante, eres muy perfeccionista! Nadie tan exigente como tú misma con lo que haces…

  8. morgana dice:

    Se me cae la baba.

    Qué maravilla de soletillas, qué maravilla de fotos y qué todo.

    Reconozco la sensación de buscar algo y no llegar a encontrarlo del todo. Es frustrante probar una y otra vez y que se te escape algún detalle pero cuando lo encuentras… ¡¡ Qué satisfacción !! Aunque yo soy tan tonta que se me olvida enseguida. ;-)

    Hablando de genes, me pregunto yo de dónde rayos habré sacado los míos. Jajajajaja.

    Un abrazo (tengo pendiente lo que te comenté, pero se me ha complicado la semana cachisentó).

  9. Mar dice:

    Su me alegro que por fin consiguieras encontras las soletillas de tu infancia… la verdad es que tienen muy buena pinta….
    Un beso cielo

  10. Mercedes dice:

    300 soletillas???? habrás hecho muchos tiramisús con tanta producción jejejeje. Entre los sabores que más me trasladan a mi infancia… está el pollo al chilindrón y la mayonesa casera de mi “tercera abuela”, las torrijas de una abuela, y las rosquillas y migas de la otra… y no sigo!

  11. Carmen dice:

    Sencillamente deliciosas. Siempre guardamos entre los recuerdos de la infancia algun dulce que nos cautivo y cuyo sabor tenemos en la memoria como un pequeño tesoro. En mi caso son los flanes con azúcar quemada que mi madre hacia con gran maestria. A mi me encantaba dejar en la cuchara un poco de este azúcar de forma que al enfriarse se convertia en un caramelo crujiente que chupaba, requetechupaba y mordisqueaba para risa y deleite de mi madre. ¡recuerdos tiernos!
    Me viene muy bien la receta para una tarta que quiero hacer de soletillas.
    Un beso muy grande

  12. Carmen dice:

    Esas fotos lo dicen todo, he de probar esta receta ya!!!
    Gracias wapa. Besitos

  13. Domi Villena dice:

    Yo las utilizo para hacer el tiramisú, pero claro compro las comerciales y claro no será ni parecido. Justo hoy estaba pensando en hacer uno para colgarlo en el blog (y claro está ponernos moraditos, el blog es la excusa perfecta), lo mismo me animo y hago yo los bizcochitos.

  14. surfzone dice:

    Para mí también ha sido un trauma encontrar los melindros perfectos de la infancia… pero con 6-8 intentos he dado con la fórmula mágica :-)

  15. sandy dice:

    Ya imprimí la receta porque es que me chiflan los bizcochos de soletilla, y teniendo en cuenta tu arte habrá que probarlos.
    Besos.

  16. Carmen Rosa dice:

    Te han quedado genial, no me extraña que hayas conseguido esos recuerdos de la niñez, que tanto se añoran.
    Besos

  17. Paula dice:

    humm, me llevo la receta, ya que es la versión buena depués de tantas pruebas ;)

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

  18. Olga dice:

    Me encantan tus bizcochos de soletilla y todo lo que haces. Hace poco tiempo que paseo por los blog y ya te he puesto en favoritos. Hasta ahora lo había hecho de forma anónima y hoy me he decidido a comentar. En fin, que te puedes dedicar a dar clases de cocina.
    Ah! por cierto, me encanta que hayas puesto las proporciones por si se quiere hacer más cantidad, hay veces que se pierde una con las proporciones.
    Con tu permiso, me tomo uno de tus bizcochos con mi vaso de leche fría. Deliciosos.
    Un saludo, y sigue así.

  19. eva dice:

    Hola!
    Tenía unas ganas terribles de encontrar una receta de soletilla, y cómo no, la he encontrado en tu blog.
    Noy hay que negar qe lo de experimentar recetas en busca de la perfecta, o de la que forma parte de los recuerdos tiene su encanto en la cocina.
    bs!

  20. Cortes dice:

    Estoy impresionada por tu blog, Su. Y por tanta sabiduría. Siento una profunda admiración por gente como tu, que encima os tomais la molestia de compartirlo con el resto de los mortales. Prometo intentar hacer la receta, a mis hijas les encantan las soletillas, y una de ellas es alérgica a la proteína de la leche de vaca y tengo problemas para encontrarlas sin leche. Gracias, gracias, gracias.

  21. Guau!!!!!!!!!!!!!!!!
    Con la mesa puestica, este amor de dulces tan entrañables: yo pongo la chocolatada! y me vengo corriendo, que no me quede sin ración de “melindros” ;)
    Besos enormes y gigantes!

  22. Tú dirás lo que quieras pero a mí me parecen que están perfectas. Una vez más te doy las gracias.Tú vas a tener la culpa de que el próximo fin de semana haga turamisú con soletillas de verdad….
    Un abrazo,
    María José

  23. Ay como nos gustan las recetas que nos llevan a la niñez y sus añorados aromas…

    Qué maravilla el poder de evocación de los olores… las soletillas, las tortas de anís, las galletas napolitanas de las largas de antes, la colonia de lavanda y tantas cosas que nos quitan (o nos ponen) unos añitos…

    Las pienso hacer tal cual y te cuento.

  24. Marina dice:

    ¡Me encantan, Su!
    ¡Divinas! He tenido la tentación de alargar la mano e introducirla en la pantalla :S
    Besitos,
    Marina

  25. Silvia dice:

    Me ha encantado la entrada porque has hecho que retrocedamos en el tiempo a pasos agigantados. Qué maravilla de soletillas, qué textura, qué color… La explicación es más que detallada. De este fin de semana no pasa en que nos volvamos como niños devorándolas.

    Besos.

  26. Alicia dice:

    El sabor de mi infancia no es dulce, es el de los huevos de antes, gordotes y con aquellas yemas que sabían a gloria, y mucho pan para mojar.
    Las soletillas para un cafetito…seguro que caen.
    Me acabas de solucionar una duda. Quiero comprar una batidora de varillas y he visto varias, pero no sabía por cual decantarme. Me he fijado en la foto y compraré una de esas.
    Besos.
    Alicia.

  27. Gemma dice:

    Qué maravilla!
    Estoy de acuerdo contigo en que no es fácil encontrarles el punto…yo tambien monto las claras a punto de nieve a pesar de que en muchos blogs no lo hacen.
    Felicidades por el blog i grácias por tus consejos!
    Saludos des de Barcelona!

  28. Carlos Dube dice:

    Impresionantes Su, ¡siempre impresionante!. A nosotros nos encantan, y además las caseras difieren mucho de las comerciales. Lo sabemos porque una amiga de mi madre las hacía hace años, y en una pastelería del barrio de mis abuelos también las hacen ellos, y lo que es curioso es que sólo en invierno. Interesante la forma de hacerlas. Un saludo.

  29. Estas soleteillas te han quedado perfectas… como todo

    En mi pueblo, La Rambla (Córdoba) había costumbre de regalar estos bizcochos a las madres después del parto. Son los bizcochos de parida, no se si se ha perdido esta bonita tradición, yo los recibí de regalo en mi primer niño

    cómo me gusta pasarme por tu casa!!

    Besos. ana

  30. belen dice:

    las soletillas me parecen super ricas,junto con un vasito de leche son el desayuno perfecto.
    me tomo buena nota de ellas,seguro que pronto caen por mi casa.
    un abrazo,belen

  31. alimonia dice:

    me encantan.. te han quedado perfectos… probare tu receta que yo tambien busco LA RECETA de soletillas.
    besos

  32. esperanza dice:

    Hola Su, es la primera vez que comento en tu blog, pero te llevo leyendo ya bastante tiempo. Yo preparo el tiramisú utilizando bizcochos de soletilla pero comprados. Nunca me habia atrevido a hacerlos yo, pero creo que mi próximo tiramisú irá preparado con “mis-tus bizcochos de soletilla”. Felicidades por la página.

  33. BuenasMigas. dice:

    Si señora, yo también utilizo una máquina de varillas, la mía es moulinex y me costó 19 euros, y la verdad, para montar según que cosas, funciona mejor que la thermomix yo también prefiero las varillas. En cuanto a estos bizcochitos, por aquí le llamamos melindros los vendré a buscar a tu blog el día que me decida hacerlos. Te han quedado muy chulos. Un beso.

  34. A las buenas tardes!! Hacemos una receta similar, però no tenemos un manejo tan bueno con la manga pastelera, nos quedan feos aunque muy ricos!! Un beso fuerte para toda la familia.

  35. elvira dice:

    A mi me pasa mucho, ese postre o plato con aquel sabor que me trae recuerdos de la infancia lo tengo que sacar aunque lo intente un millón de veces y deje sin existencia de huevos y azúcar a mi pueblo, es así!!! Para las soletillas siempre he usado la misma receta, pero después de leer como describes los tuyos, será cuestión de probarlos, no me pienso quedar con las ganas!!!Besos

  36. Las PacaS dice:

    Me alegro que por fin hayas encontrado el sabor de tu infancia… Una pinta espectacular los bizcochos.
    besitos.

  37. fem un mos dice:

    Chica de han quedado de maravilla, te las copiare
    Besos

  38. Marymary dice:

    La pinta desde luego es autentica!!!!! y de sabor seguro q tambien.
    Unas fotos estupendas hija!
    Un besazo

  39. juanlu dice:

    Hola Su, gracias por compartir tus obras, y mas sabiendo que no expones nada sin haberlo reprobado tropecientas mil veces hasta casi conseguir lo que buscas, gustará mas o menos pero lo tuyo no tiene precio, gracias, gracias, gracias………………….mas gracias….

    Por cierto, a mi entender, eso de conseguir reproducir esas cosas buenas de la infancia es casi imposible, y digo casi porque para eso estas tu, para conseguirlo.

    Aunque creo que en eso afecta bastante que los huevos de hoy no saben como los de antes, las harinas tampoco, ni las carnes, ni casi nada, y sobre todo el cariño que ponian esas manos de nuestras madres, abuelas no hay maquina hoy en dia que que pueda darlo.

    Saludos, juanlu

    PD. Mi hijo sigue llevandose todos los dias su sanwich al cole, no quiere otra cosa ni molde comprado ni ná.

  40. onega dice:

    esta receta la pienso probar. No es que yo tenga especialmente muchos recuerdos culinarios de mi infancia, pero me parecen ideal como parte de un montón de postres, entre ellos todos los que tú has mencionado. Además también para comer así, solitos, con un cafecito…madre mía! ya me lo estoy imaginando.
    Otra cosa, te agradezco que desvíes a tus lectores hacia mi blog cuando te preguntan por recetas o postres sin gluten o lactosa, me enorgullece no sabes cuanto.
    un besito.

  41. Charo dice:

    Ofu!, que pinta tienen, perfectas.
    Hija mia que delicatessen haces!.
    Besotes

  42. Pedro dice:

    A mí lo que más me gusta de las soletillas es deshacerlas con la lengua en el paladar…¡o mojarlas en chocolate!
    Como has conseguido el sabor de tu infancia, ¡ponte un 10!
    ¡MUAC!

  43. Belén dice:

    Su, te han quedado impresionantes!!

    Un besazo enorme y mil gracias por compartir tus conocimientos con nosotros!!

  44. cristina dice:

    pues te han quedado divinas de la muerte, chica. no sé cómo serían las de tu infancia, pero éstas son todo un “lujerío”…

    besos manchegos

    cristina

  45. maduixeta dice:

    Qué obra de arte Su… preciosos los bizcochitos en ese entorno azul y blanco, tan mediterráneo. No quisiera equivocarme pero creo que yo los conozco por otro nombre, al menos se parece muchísimo y desde luego puedo llegar a imaginarme su sabor. :-). Impresionantes.

    Enhorabuena!! ;-)

  46. Piquices dice:

    Hola Su, ¡qué buenas las soletillas!, yo tampoco utilizo la txm para montar las claras, prefiero las varillas con diferencia.

    El sabor de mi infancia que no podré recuperar nunca es el del Colacao que me preparaba mi abuelo y que sabía a chocolate, me lo hacía con una rebanada grande de pan de bollo cubierto con nata que se le quedaba a la leche hervida cuando enfriaba y con azúcar por encima. Ya el Colacao no sabe lo mismo ni la leche es fresca de la lechera que venía por casa, lo que sí es casi igual para mís recuerdos, es el pan de bollo porque tengo la suerte de vivir en una zona de panes impresionantes que casi no han cambiado en todo este tiempo.

    Ahh y le doy las gracias a Futuro Bloguero porque acaba de recordarme la colonia de lavanda. Diosss como me gustaba después del baño chorrearme con ella jajajajajaja.

  47. Laura dice:

    Y nosotras encantadas de que despues de tantos intentos lo hayas conseguido!! Seguro que mas de uno y mas de una las disfrutaremos a costa de tu esfuerzo.Mil gracias.
    Besos.

  48. Akane dice:

    Me parece fantástico que tengas esos recuerdos de sabores asociados a buenos momentos tan fuertes en tu memoria, y que intentes lograr reproducirlos hoy. Así que enhorabuena por lograr reproducir esos bizcochos de soletilla que te acompañaron en tu infancia, porque además deben estar deliciosísimos :)

    Un abrazo

  49. Su, que maravilla! No sabía que se llamaban soletillas, pero las he probado y son tan delicadas y esponjosas, ummmm, que delicia!! Un beso

  50. paula dice:

    me encantan estos bizcochos

Mostrar comentarios

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….