Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

Un imprescindible: centrifugadora de lechugas

Es muy importante que os decantéis por una buena centrifugadora de lechugas. Parece una tontería, pero es el secreto de una buena ensalada: no hay cosa más espantosa que una lechuga aguada.

No os pongo el modelo de la mía porque cambian constantemente.

La compré en el corte inglés en 2007, y me pareció cara —unos 20 euros— frente a los 3 euros que valen en los comercios de todo a un euro, pero claro, no tiene nada que ver. La someto a un trabajo intenso y está como el primer día. El mecanismo es muy sencillo pero infalible, y la rejilla interior muy limpia. Vamos ¡una joya!

Actualización a junio de 2015: tengo la centrifugadora en perfecto estado, sigue siendo un imprescindible.

Publicado por Su, el 1 de enero de 2010. Esta entrada está guardada en: Mis cacharros. Etiquetas:

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 10 comentarios para "Un imprescindible: centrifugadora de lechugas".
  1. Rafa dice:

    Hace muchos años q la utilizo y me parece imprescindible para una ensalada. El vinagre, aceite y sal se mezclan mucho mejor y el sabor es inconfundible.

  2. miguev dice:

    Totalmente contigo, esto no puede faltar en la cocina, desde que la descubrí no puedo vivir sin ella.

    Desgraciadamente, son de plástico y me despisto mucho con la cocina eléctrica (antigua, no de inducción), por lo que hoy tendré que salir a la caza de una nueva mientras dejo la casa ventilando para evacuar los vapores de plástico :(

    Moraleja: si hay alguna metálica o ignífuga ¡yo la quiero! :D

  3. Es imprescindible, por aqui en el tropico, donde a la fuerza hay que meter las lechugas en agua helada, la utilizo para que tengan ese crujiente esencial.

  4. Agal dice:

    Hace muchos años que la utilizo, pero no solo para secar las verduras, también para lavarlas y desinfectarlas. Pongo las hojas de lechuga, rotas con las manos en la centrifugadora y la lleno de agua, agito y consigo lavarlas. Vacío la centrifugadora y la vuelvo a llenar, pongo entonces unas gotas de lejía y las dejo casi media hora. Vacío la centrifugadora, la vuelvo a llenar y muevo la lechuga con este agua limpia, para que pierda todo el olor. La vacío nuevamente y procedo a centrifugarla para que pierda toda el agua. Queda seca, crujiente y lo que es más importante, desinfectada.

  5. Monica dice:

    Hola yo la que tengo es de tupperware, ésta trae dos tapas, la que se utiliza para centrifugar y la otra que se usa como tapa del recipiente. Yo a parte de usarla para las ensaladas tambien la uso para centrifugar los calamares, para usarlo tapado cuando tengo que dejar levar masas o cuando vamos con los amigos de excursión y tengo k llevar mucha ensalada de pasta hecha.
    Para mi es muy util y es una buena compra para siempre…

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….

Síguenos en redes sociales

¿Quieres recibir las recetas en tu correo?