Publicidad

Cómo fotografiar comida (III). El foco. Teoría

El foco de una fotografía quizás sea uno de los aspectos a los que menos importancia se le dedica y de los que más quebraderos de cabeza trae. Muchos me habéis preguntado como conseguir un foco desenfocado para vuestras fotos culinarias —lo que técnicamente se llama efecto bokeh— y hoy intentaré explicaros como conseguirlo, y sobre todo, lo que es más difícil, controlarlo. Lo complicado no es añadir azúcar a un postre para que esté dulce, sino añadirle la cantidad exacta, para que no esté empalagoso. Pues en fotografía lo mismo: ¡cuántas veces habré revisado una foto que consideraba perfecta de foco para darme cuenta que estaba ligeramente desenfocada, con el punto de enfoque erróneamente identificado o con una profundidad de campo mal planteada!

Para entrar de lleno en el tema de hoy es imprescindible hablar de algunos aspectos de la técnica fotográfica, que aunque sin duda muchos conoceréis, explicaré para centrar el tema. No pretendo una explicación científica, sino un acercamiento intuitivo al problema; aún así, disculpadme, porque sé que el tema es farragoso. Esto vale para todas las cámaras, compactas y réflex, baratas y caras, digitales o de película.

El foco
No todo lo que sale en la foto está enfocado. Es más, es imposible que esté todo enfocado. Podremos trajinar con la cámara para que salga nítido el mayor número de objetos posible, pero el foco sólo es perfecto para los objetos que están a una determinada distancia. Por si os interesa, os detallo un poco los entresijos de la cuestión.

La luz, al atravesar el diafragma de la cámara produce una imagen invertida de los objetos en el sensor —o antaño en la película— de la cámara. Pero estos objetos no están todos a la misma distancia de la cámara, y por consiguiente, forman sus imágenes invertidas en planos paralelos a los del sensor. Algo así como una baraja de naipes, y entre dos de ellos está el sensor o la película. Esto se traduce en que si el plano de la imagen invertida coincide con el del sensor, cada punto de él estará representado por un punto, y tendremos un foco perfecto, mientras que cuanto más distantes estén dichos planos —cuanta más distancia haya del naipe al sensor—, cada punto formará una imagen circular de diámetro proporcionalmente mayor, y la imagen estará más desenfocada. En este gráfico podéis ver una representación de este efecto:

El objeto rosa está enfocado, porque el plano de su imagen al atravesar el diafragma coincide plenamente con el plano del sensor. Cada punto que lo representa se configura como un único punto en el sensor. Sin embargo, en el caso de los objetos verde y rojo, que tienen su imagen invertida por delante o por detrás del plano del sensor respectivamente, cada punto se transforma en un pequeño borrón.

Ya vimos en anteriores entregas que lo fundamental de cada fotografía es lo que se quiere contar, porque esto condicionará todas las acciones que tomemos. Igualmente hablamos de la escena, del encuadre, de la composición y del punto de vista, y todo ello estaba orientado a contar nuestro plato. Llegados a este punto, el foco nos va a permitir delimitar el objeto de nuestra foto haciendo que salga perfectamente enfocado, mientras que el resto de elementos de la composición saldrán desenfocados —lo que os dije más arriba que se conoce como efecto bokeh—. Recurriendo al gráfico anterior, para lograr que el objeto elegido salga perfectamente enfocado, debemos lograr que su imagen invertida coincida con el plano del sensor, o siguiendo con el símil, debemos colocar nuestro naipe junto al sensor.

Al desplazar el diafragma hacia el objeto rojo, su imagen, que estaba por detrás del sensor llega a coincidir con éste, reduciéndose progresivamente los borrones hasta convertirse en puntos: el objeto rojo está enfocado, y por eso al acto de realizar este desplazamiento se le llama enfocar. Normalmente lo realiza la cámara al pulsar ligeramente el botón de disparo. En las cámaras réflex se puede anular el automatismo —mediante el conmutador AF/MF del objetivo— y realizarlo manualmente usando el anillo de enfoque situado en el objetivo.

La nitidez
Pero no es todo blanco, o todo negro. Así como hay grises, en el enfoque hay gradación. Cuanto más cerca estén los objetos de aquél que hemos escogido para protagonizar el enfoque perfecto, tanto más nítidos aparecerán; nitidez que irá menguando proporcionalmente al aumentar dicha distancia.

Pero ¿cómo cuantificar la proximidad necesaria para que un objeto se represente nítidamente aunque no esté perfectamente enfocado? Volviendo al gráfico anterior, vimos que conforme el plano de la imagen se aleja del plano del sensor cada punto se ve representado por un círculo cada vez mayor. Llega un momento en que el ojo deja de ver un punto para percibir claramente un pequeño círculo, tanto si aleja por delante como por detrás. Todo lo que esté mas alejado a partir de esas distancias se verá progresivamente más desenfocado. El tamaño de ese círculo límite que se deja de apreciar como punto se denomina círculo de confusión —en realidad debería hablarse más propiamente de círculo mínimo de confusión—. Este término ha estado tradicionalmente ligado al tamaño de la copia impresa y a la distancia a la que se iba a observar la fotografía, y en la actualidad se ve condicionado por el tamaño del sensor y su resolución. En la próxima entrega aparecerá este termino de nuevo, y veréis como vuestra cámara —cualquier cámara— tiene una medida concreta para este círculo de confusión.

La profundidad de campo
Si recurrimos de nuevo al gráfico anterior, veíamos que los puntos que están fuera de foco producen en el sensor círculos. Pues bien, todos aquellos puntos que producen círculos cuyo diámetro sea inferior al del círculo de confusión se percibirán nítidos. Este efecto se produce tanto por delante como por detrás del objeto enfocado, hasta unas determinadas distancias —que no son iguales, siempre es mayor detrás—. La distancia que hay entre el punto más lejano y el más cercano se denomina profundidad de campo. Este concepto técnico es fundamental para la fotografía. Si como veíamos al hablar del punto de vista, hemos decidido realizar una toma cenital, probablemente poco nos importe la profundidad de campo, pero por contra, si realizamos una toma a nivel o natural, tenemos que dominar la profundidad de campo, para saber a ciencia cierta que partes de la escena aparecerán nítidas en la imagen.

Factores que determinan la profundidad de campo
Analizando de nuevo el gráfico que nos acompaña durante todo el post, uno podría deducir cuáles son los factores que determinan la profundidad de campo, pero como premio a vuestro tesón, y por haber leído hasta aquí, os evitaré el sufrimiento y os diré las reglas que hay que recordar.

Para obtener mayor profundidad de campo deberemos optar por:

  • Cerrar el diafragma
  • Alejarnos del objeto
  • Usar un objetivo de distancia focal más corta

Por el contrario, para obtener una profundidad de campo menor deberemos elegir entre:

  • Abrir el diafragma
  • Acercarnos al objeto
  • Usar un objetivo de distancia focal más larga

El diafragma
Llevamos un buen rato con el diafragma para arriba y para abajo, y sin decir lo que es. El diafragma es el conjunto de láminas móviles que delimitan entre ellas una abertura circular, de diámetro variable por tanto, que determina la cantidad de luz que debe llegar al sensor. El diafragma se integra en el objetivo, normalmente en una posición central entre las diversas lentes que lo componen.

Este objetivo que veis tiene un diafragma de diez láminas, que se aprecian en la foto con sus extremos redondeados. La medida de la abertura se realiza con el número f, que se calcula como el cociente entre la distancia focal y el diámetro de la abertura. Por lo tanto cuanto mayor es el diámetro —cuanto más abierto el objetivo—, menor es el número f. La serie estandarizada de números f es tal que una diferencia de un punto o paso se traduce en el doble o la mitad de luz:

En una cámara réflex la abertura del diafragma se elige mediante una ruedecita, habitualmente junto al disparador. En una compacta, normalmente ella decide y no hay nada que hacer, salvo en las más avanzadas.

Como veremos en otros capítulos del serial fotográfico, la cantidad de luz que necesita el sensor para captar una imagen con detalle es fija, y viene determinada por la abertura del diafragma y la velocidad de obturación. Ya veremos esto en profundidad, pero a nuestros efectos de enfoque, la necesidad de cerrar el diafragma para aumentar la profundidad de campo se va a traducir necesariamente en disparar más despacio, lo que nos lleva irremediablemente a usar un trípode. Otra razón más.

A continuación os voy a mostrar dos fotos, hechas con distintas aberturas y velocidades de obturación, para que veáis el efecto de la profundidad de campo. Las tomé para el post de la merluza rellena de txangurro del otro día.

Esta primera está tomada a f/4 y 1/25 de segundo:

Y esta última a f/32 y 2″5.

Entre ambas fotos disparé una serie completa, cerrando el diafragma un paso más cada foto. Si queréis verlas, os dejo los enlaces a la serie completa:

Pero lo que me importa es que notéis como mientras la merluza siempre está enfocada, la ensalada del fondo va ganando nitidez en cada toma. Para ello os muestro parejas de recortes de esas dos zonas de la serie, mostrando las distintas aberturas y velocidades de obturación. Si vais pasando el cursor por encima de la serie de aberturas que hace de pié de foto se mostrará la foto correspondiente, y podréis observar las diferentes profundidades de campo para cada abertura. Si os parece increíble, porque parece que he utilizado el mismo fragmento de merluza en los siete recortes, revisad la serie de fotos. Es más, si os dais cuenta, a partir de f/16 la merluza empieza a perder un pelín de nitidez, y es debido a que con el diafragma muy cerrado se acusa mucho el fenómeno de la difracción.

En el próximo artículo, veremos más ejemplos y cuando aplicarlos.

La distancia focal
La distancia focal es, para entendernos, la que separa el centro óptico de la lente del sensor. O para entendernos mejor todavía, el zoom. En realidad el zoom es un objetivo de distancia focal variable: un 18/55 abarca desde una distancia focal mínima de 18mm a una máxima de 55mm. Si tenéis una compacta, lo normal será que hable de un zoom 4X, o parecido, y tendréis una palanquita para controlarlo, habitualmente con las letras W y T. Un desplazamiento hacia la T aumenta la distancia focal, mientras que hacia la W la acorta.

Para la fotografía gastronómica es preferible utilizar un objetivo de focal fija, que será más luminoso que un zoom de su misma categoría. Yo creo que una focal correcta para nuestras condiciones de blogueros caseros puede estar entre 60 y 100 mm, referida a un sensor de tamaño completo, (también lo veréis como FF, de full frame, en inglés).

El manual de vuestra compacta dirá cuales son las distancias focales equivalentes del objetivo, e incluso suele venir en él.

Si tenéis una réflex y queréis comprar un objetivo o decidir en qué posición usar el zoom, tenéis que saber antes de nada el factor de multiplicación de la cámara, que viene especificado en el manual, y que indica la proporción del sensor respecto de uno de tamaño completo. Dividiendo 60 o 100 mm por dicho factor, hallaréis la focal real que debe tener el objetivo. En mi caso, el factor es de 1,6, luego yo debería buscar —y así lo hice— un objetivo de entre 38 y 62 mm de distancia focal. Al final me compré un EFs-60mm de Canon.

Si habéis logrado leer hasta aquí, merecéis el premio especial de la montaña, porque ya hemos pasado lo más farragoso, la teoría. A partir de ahora viene la práctica, siempre más llevadera. En la siguiente entrega, veremos como aplicar todo esto a nuestra fotografía culinaria.

Mc.

Anteriores entregas de ‘Cómo fotografiar comida’:

Publicado por , el Cómo fotografiar comida. Etiquetas: , , ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 52 comentarios para "Cómo fotografiar comida (III). El foco. Teoría".
  1. Madremiadelamorhermoso!!!!! pero esto q es????????? si a mi a veces me da pereza escribir una receta…..Mac, eres un tesoro! menos mal q se q Su te cuida, pq si no…

    Un beso a los dos,

  2. EVA says:

    Ya le puedes estar haciendo unos mojicones a tu maridín que se lo tiene merecido con este tutorial!!!! :)
    Me tendré que comprar un reflex YA!!!
    Besos,
    Eva.

  3. Jose says:

    ¡Sensacional! Lo que estoy aprendiendo con estos manuales de fotografía.

    Muchas gracias.

  4. Carlos Dube says:

    Interesantísimo, Mc me lo voy a imprimir y a leer detenidamente porque la verdad es que de esto he leído bastante y sólo quiero repasar algunos conceptos que pueda no tener claros y que veo que los explicas genial.

    Tengo una pregunta y quizás vaya un poco más allá, pero sobre todo es a modo de consulta personal. Para llegar a un máximo en distorsión con una apertura de diafragma extraordinaria, y con toda la creatividad que ello conlleva, ¿merece la pena un objetivo con una apertura de hasta un f2 en la foto de cocina?, sé que me dirás que un objetivo así siempre merece la pena, pero no sé si realmente compensa porque sabes que la bromita para la Canon/Tamron en fijo 60mm cuesta una verdadera pasta, con las limitaciones de un objetivo así y sin haberlo probado yo mismo.

    Sé que hay gente que lo utiliza y dice que le va muy bien, sobre todo porque al ser más luminoso da la talla sin iluminación, antorcheo etc… Te lo pregunto porque aunque algunos lo usan, sospecho que la profundidad de campo se ‘toquetea’ aún más por el photoshop, que sé que lo hace bastante bien y que sé que se abusa.

    Un saludo y gracias por estos artículos.

  5. maduixeta says:

    Mc!!! pues he llegado a la meta volante y se me ha hecho hasta corto :-)

    fantástico post, que necesito releer. También soy consciente de que mi cámara no me permite modificar algunos de estos parámetros manualmente. Las nociones que pudiera tener de vídeo o de pintura, en conceptos generales, me ayudan, pero, a la hora de manipular una cámara fotográfica, tengo que aprender de cero.

    Muchas gracias, Mc, por tu paciencia en explicarnos todo esto. Voy a situarme de nuevo en la salida y volver a repasar :-)

    un beso enorme :-)

  6. ridente says:

    ¡Muchas gracias MC y SU por el trabajo tan excelente que estáis realizando, y sobre todo, por compartir los ilustrativos resultados de vuestro esfuerzo personal con nosotros.

    ¡Cuando se comparte se gana !.

    Un abrazo.

  7. cdecocina says:

    No sabes lo bien que me viene esta entrada tan bien explicada: justo me acabo de comprar mi primera reflex, y me he pasado el fin de semana estudiando la teoría y practicando. Es todo un mundo, pero es apasionante. Muy explicado el tema, y las fotos muy explicativas, un lujo.
    Un beso

  8. Fantástico pareja!!!! felicidades por compartir con nosotros toda vuestras técnicas y asi entender el porqué del perfeccionismo de vuestro blog. De verdad que no hay palabras…
    Un beso

  9. Lo he leído todo como una campeona pero necesito una lectura más atenta para enterarme de todo, bueno más bien de algo.Lo que está claro es el esfuerzo que has realizado en estas entradas y el gran trabajo que nos muestras.Muchas gracias, de verdad.
    Un besuco,
    María José.

  10. Ana says:

    Querida Su, estos posts son una joya. Es muy de agradecer que dediques tu tiempo a enseñarnos toda esta teoría que a mí personalmente tanta falta me hace. Quiero imprimirlos y ponerme de lleno con ellos pero antes tengo que leerme las instrucciones de mi cámara, que tengo tan poca vergüenza que ni siquiera me las he leído y luego me exijo, es queeeee
    Te felicito por tu labor y te deseo un feliz comienzo de semana.
    Un abrazo apretado.
    Ana

  11. Bagu says:

    Que interesante Su, muy bueno todo.
    Un beso grande.

  12. Virginia says:

    Muchas gracias por compartir todo vuestro conocimiento y experiencia sobre fotografia. Ha sido una idea magnifica estos tutoriales.

    La verdad a mi me esta ayudando muchisimo.

    Un beso Su.

  13. Este curso sigue tan interesante como las anteriores entregas, aunque esta parte es la más técnica y farragosa…

    Me encanta la foto en que podemos cambiar las f y ver el efecto, es genial y clarísima para entender el tinglado…

    Peticiones del oyente para próximas entregas…

    focos, flashes, luz, caja de luz, reflectores, difusores… etc… please…

    Muchas gracias a los dos.

  14. Mar Martinez says:

    Estoy alucinada!!! He aprendido con vuestros post de fotografia mas que en mi vida…. Me encanta la fotografia y hace dos Reyes mi marido me regalo una Canon eos con la que estoy privada. Pero siempre fotografio con la posicion de automatico, aunque despues de leer tus post me voy a aplicar.
    Gracias por compartir vuestra “sabiduria”.

    Un besico,
    Mar.

  15. Margarida says:

    Esto es toda una clase magistral! Yo también he llegado hasta el final, pero reconozco que tengo que volver a leerlo todo con más clama, a ver si aprendo algo de un gran maestro como es Mc.
    Un abrazo a los dos

  16. Mil gracias, mil gracias, mil gracias por vuestras explicaciones sobre fotografía, no sabeis lo que nos ayudan a los que no tenemos conocimientos específicos, que como en mi caso me compro una cámara genial pero apenas le puedo sacar provecho ;). Ahora mismo me leo con detenimiento vuestra explicación técnica, porque me apasiona la fotografía, y a practicar cuando tengo un rato libre. Gracias!!!

  17. Las PacaS says:

    Nos vamos a hacer expertas siguiendo estos tutoriales tan interesantes…. Felicidades de nuevo.
    besitos.

  18. Angus says:

    Excelente y muy didáctico!!
    No está de más recordar que con las compactas, si bien nunca con una gran precisión, también se puede jugar un poco con el enfoque pre-enfocando en objetos que no sean del centro del encuadre, y con la profundidad de campo indirectamente a través del zoom.
    Saludos!

  19. IDania says:

    Su,
    Muchas gracias!!!
    Menuda clase. Yo siempre buscando aprender más sobre la fotografía.
    Un beso grande a Mc y a ti!!!
    IDania

  20. morgana says:

    :o :o :o :o :o

    GRACIAS. No lo pongo en letras de neón porque no sé, que si no…

    A ver si este leerme esto un millón de veces y las explicaciones de Karlonnen (que lo tengo aburrido ya) me acaba entrando algode fotografía en la cabeza.

  21. Gracias por una expliación tan magnífica.

    Llevo años haciendo fotos de comida, pero siempre se aprende algo y de aquí he aprendido bastante, sobre todo porque hace pcoo cambié a una cámara mejor, pero mas complicada y no termino de dominarla.

  22. Alicia says:

    ¡El montón de conceptos que tenía olvidados!. Ahora con la maquinita en automático, ¡a la!, foto tras foto sin pensar en velocidades ni aperturas de diafragma, pero las mejores fotos las hemos hecho con el cuidado y el mimo que conlleva una reflex.
    Gracias por el esfuerzo y la explicación clara y concisa.
    Te mereces que te cocinen tu plato favorito.
    Un saludo.
    Alicia.

  23. CAROLINA says:

    GENIAL, MUY INTERESANTE TU BLOG. ¡¡¡FELICIDADES!!

  24. maaaaadre mía, qué currada de post!! Felicidades :)

  25. mª carmen says:

    Hola, muchas gracias por tus explicaciones, las otras dos entregas me las estudié al detalle y ahora pienso hacer lo mismo con esta. Siempre me ha encantado la fotografía e intento aplicar tus consejos y creo que han mejorado las fotos de mi blog, aunque aún esté en preescolar….
    Enhorabuena por vuestro blog y gracias, gracias y gracias por compartir tanto con los demás. ¡Un beso!

  26. Piquices says:

    ¡¡¡¡OHHHHH DIOSSSSS MÍÍÍÍÍÍÍO!!!! Gracias por la clase de hoy, es una pasada, y la explicación ni te cuento, tan “trénica” y tan estupenda y sobre todo que claridad, “pero si lo he entendido a la primera”.

    Gracias por todo, por las clases de fotografía, por las clases de cocina y por haberme devuelto la fe en mí misma y mi capacidad de comprensión porque ultimamente estaba empezando a dudar de ella jajajajaja.

    Bicos para los dos

    Piqui de la alta estima.

  27. alba says:

    susi te quito unas fots de aqui para hacer un trabajo para el colegio te quiero susana besikos adios guapisima adios
    saludos a todos alba jimenez

  28. Gloria says:

    esto hay que estudiarselo!!
    muy interesante. Gracias

  29. cristina says:

    no me extraña que las fotos salgan como salen… si es que dertrás hay todo un POFESIONAL de la materia!

    besos manchegos

    cristina

  30. Carmen says:

    son geniales estas clases magistrales de fotografía que nos estáis dando, porque son inmejorables, todo bien explicado, bien expuesto, así da gusto, muchas gracias como siempre, por vuestro tiempo, y generosidad al compartir todas estas cosas, ganas tengo de tener un finde tranquilo, coger mis cámaras, e intentar que me salga algo la mitad de bonito que a vosotros.

    muchas gracias

  31. Mc says:

    Perdonadme que no haya contestado antes, pero estaba convaleciente del ladrillo que escribí…

    Ante todo muchas gracias a todos, en especial a los que llegaron al final.

    Carlos Dube: Como tú mismo te has contestado, la respuesta es sí, merece la pena. Pero la pregunta es si te lo puedes permitir, son 400 €, que es mucho dinero. Si la respuesta a esta pregunta es sí, pues adelante. Lo normal es que ganes dos puntos o más de abertura de diafragma y eso es mucho. En la imagen comparada de profundidad de campo lo puedes ver, y eso que falta a f/2,8, que tení muy poca profundidad de campo y no la usé. En el próximo capítulo os diré como cuantificar la profundidad de campo, y lo que se gana con dos puntos más de abertura. Por otra parte, creo que hacer el efecto bokeh con Photoshop es como echarle ketchup a todas las comidas.

    Futuro bloguero: ¡Oido cocina!

    Mar: Cambia de la verde a la P, y ¡a por ello!

    Angus: En el próximo capítulo (que está en encuadernación, je,je) hablo del tema compactas. Cada uno hace cestos con sus mimbres.

  32. Josemari says:

    Eres un excelente profesor Jesús. Me vienen muy bien tus explicaciones. Espero con ganas el próximo capítulo. Te pido un favor. Al final de la serie, un resumen cortito y un par de consejos. Muchísimas gracias.

    A Susana….!!cuídalo!! :)

  33. juan ignacio pascual says:

    Fantástico Mac…. muy muy pedagógico.
    mil gracias.

  34. Carlos Dube says:

    jajajaja, gracias Mc, creo que efectivamente me lo acabaré comprando. Me están convenciendo para optar por comprarlo de segunda mano más o menos un 30% más barato, pero no te creas que está a la venta todos los días, y no te creas que me fío mucho. Mañana lo comentaré con una ‘marujilla’ a todos mis amigos canonistas del trabajo, no veas las charlas que tenemos, aunque a mi me vean un bicho raro! ;)

    Gracias por tus consejos.

    Un saludo.

  35. Francisco says:

    Respecto a la fotografía una apreciación. Cada uno tenemos nuestro propio estilo, cosa que se aprecia fácilmente al visitar cada blog. Pero hay un detalle que me ha llamado la atención y es que en muchos blog las fotos están sobreexpuestas, tanto que incluso aparecen quemadas.

    Lo digo por que resulta difícil apreciar los detalles de los colores blancos, como la nata o los propios platos. Eso sí, también me he dado cuenta de que este tipo de fotografías suele gustar más.

    Un saludo.

  36. Laube says:

    uYYYYYYY, madre mía… Con mi cámara semicompacta he probado a hacer esto, pero no me queda tan bien… Tendré que seguir practicando.
    Un besote y gracias por tu ayuda

  37. Esto me lo apunto en marcadores. Hace unos años hice un curso de foto réflex, pero claro, lo de fotografiar la comida es otro cantar…
    Muchas gracias por este “manual de foto culinaria” Pedazo de artistas que sois.
    Besos.

  38. Ricard says:

    Felicitarte por tu capacidad didáctica y la manera de sitetizar los conceptos… Yo soy de los que fotografian con el IPhone, pero me ha encantado tu “curso”… Si supero la pereza, desenpolvaré mi reflex… :). Un abrazo. Ricard.

  39. ASTRID says:

    buffffffffffff, lo he leído, pero de esas veces que dices…mande???? creo que no tengo capacidad para asimilar tanta información el mismo día. mañana lo vuelvo a leer a ver si lo he entendido. No quiero cogerle miedo porque ahora mismo tengo un poco de sustito en el cuerpo…pero solo por lo bien que lo haces, gracias.
    astrid

  40. miguev says:

    Muy bien explicado, he leído sobre esto a muchos autores y no te quedas corto en didáctica, a la altura de los grandes ;-)

    A vueltas con el objetivo, viendo que el 60mm está en el extremo superior (de lo más largo) me pregunto si has probado con un 50mm que además son baratísimos (50mm f/1.8 unos €110) y sacan también retratos muy chulos “wide open” :-)

    Por cierto, en la serie de números f falta f/2.

  41. Zen says:

    Y los focos? La luz. Me han hablado de luz “Azul”.
    Gracias, me gusta.

  42. manolo beard says:

    Muy bien explicado,como dice migue , yo tan bien he podido leer sobre esto a muchos autores y no te quedas corto en didáctica, a la altura de los grandes ;-)

  43. Esto está genial , ademas yo que soy una inesperta en el tema lo he entendido todo bastante bien , no te niego que algunos parrafos he tenido que leerlos varias veces, pero despacio y con buena letra lo estoy entendiendo todo, muchisimas gracias.

  44. Maria Macià says:

    He leido atentamente los 5 primeros posts de ¿Cómo fotografiar comida? y estoy entusiasmada con todo lo que he aprendido. Hace poquito que inicié mi blog de completa aficionada, y tus posts me han hecho venir el gusanillo de mejorar mi técnica fotográfica. Grácias por compartir todo este conocimiento. Compartir és vivir!

    Enhorabuena por tu blog, ya tienes una nueva fan.

  45. Maria says:

    Chicos esto es fantastico menudo trabajajo os habeis marcao, estoy aprendiendo mucho, lo que no se, es si mi camara querra aplicarse, por lo demas Felicidades por la tutorial.
    Besos

  46. Rocio says:

    No quería terminar sin dar las gracias por estas clases tan buenas de fotografía culinaria. Me están sirviendo de mucho. Saludos.

  47. Gissel says:

    Extraordinarias estas clases virtuales,me han servido un montón saludos desde Venezuela

  48. Manuel says:

    ¡Enhorabuena! Una explicación fantástica.
    Pero creo que has tenido un pequeño despiste con lo del boli en el agua, el efecto que se produce, en ese caso, se llama refracción, no difracción.
    Muchísimas gracias por compartir tus conocimientos.
    Un saludo.

Mostrar comentarios

Prorratear los ingredientes de una receta

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….