Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

Bollos dulces de anís

Cuando ya dominas una masa que se trabaja bien como la de los suizos, hacer cualquier variación es mucho más sencillo. Ésta de hoy surge de esa manera, buscando el sabor de los bollos de anís que compraba mi abuela para nosotras en la plaza de Cuenca, hace mil años…

Bollos dulces de anís

A ello.

Receta de bollos dulces de anís

Ingredientes para 12 bollos

75 g de leche entera
2 cucharadas soperas de anís dulce —licor—
50 g de azúcar
60 g de mantequilla a temperatura ambiente
15 g de levadura fresca —o 5 g de levadura seca de panadero—
2 huevos medianos
300 g de harina de fuerza —puede admitir 20 g más—
5 g de sal

Para decorar

Azúcar normal
1 huevo batido para pincelar

Puedes prorratear los ingredientes a otras cantidades usando nuestra calculadora

Preparación

Tradicional


1. Pon la leche en un cazo y caliéntala al fuego. Añade el anís, y cuando vaya a hervir retíralo del fuego. Pon esta mezcla templada en un cuenco, añade el azúcar y la mantequilla, y remueve con unas varillas.
2. Incorpora la levadura desmenuzada y los huevos batidos y remueve.
3. Pon la harina y la sal en otro cuenco y formando un volcán. Echa en el centro el contenido del primer cuenco con todos los líquidos. Ve mezclando con ayuda de una rasqueta o de una cuchara.
4. Una vez mezclado, echa la masa en la encimera, y amasa unos minutos hasta conseguir una masa elástica y lisa.
5. Forma una bola grande. Métela en un cuenco aceitado durante unas 2 horas o hasta que doble su tamaño, tapada con plástico transparente untado en aceite tocando la masa.
6. Pasado este tiempo saca la bola y amásala durante 1 minuto. Forma una pieza alargada con ella para que te resulte más fácil cortar piezas de 40 gramos.
7. Forma una bola con cada pieza y deposítalas en una bandeja de horno forrada con un papel de hornear. Aplástalas ligeramente con la mano.
8. Déjalas reposar en un sitio templado durante una hora.
9. Precalienta el horno a 220ºC, calor arriba y abajo.
10. Bate un huevo. Pincela cada pieza con el huevo batido y echa un poco de azúcar por encima. Este paso se hace justo antes de meterlos en el horno.
11. Mete los bollitos en el horno a 220ºC durante 5 minutos. Pasado ese tiempo baja el horno a 200ºC y sigue horneando durante otros 5 minutos. Puede necesitar algún minuto más, pero siempre vigilando el horneado. Si ves que se tuestan demasiado, pon un papel de aluminio por encima hasta que estén hechos. Sácalos a enfriar a una rejilla.

Thermomix


1. Pon la leche, el anís, el azúcar y la mantequilla en el vaso y programa 2 minutos a 37ºC y velocidad 2.
2. Agrega la levadura y los huevos, y mezcla 5 segundos a velocidad 4, sin temperatura.
3. Incorpora la mitad de la harina y mezcla 15 segundos a velocidad 6.
4. Añade el resto de la harina con la sal y programa 3 minutos a velocidad espiga, con el vaso cerrado.
5. Forma una bola grande. Métela en un cuenco aceitado durante unas 2 horas o hasta que doble su tamaño, tapada con plástico transparente untado en aceite tocando la masa.
6. Pasado este tiempo saca la bola y amásala durante 1 minuto. Forma una pieza alargada con ella para que te resulte más fácil cortar piezas de 40 gramos.
7. Forma una bola con cada pieza y deposítalas en una bandeja de horno forrada con un papel de hornear. Aplástalas ligeramente con la mano.
8. Déjalas reposar en un sitio templado durante una hora.
9. Precalienta el horno a 220ºC, calor arriba y abajo.
10. Bate un huevo. Pincela cada pieza con el huevo batido y echa un poco de azúcar por encima. Este paso se hace justo antes de meterlos en el horno.
11. Mete los bollitos en el horno a 220ºC durante 5 minutos. Pasado ese tiempo baja el horno a 200ºC y sigue horneando durante otros 5 minutos. Puede necesitar algún minuto más, pero siempre vigilando el horneado. Si ves que se tuestan demasiado, pon un papel de aluminio por encima hasta que estén hechos. Sácalos a enfriar a una rejilla.

Amasadora


1. Pon la leche en un cazo y caliéntala al fuego. Añade el anís, y cuando vaya a hervir retíralo del fuego.
2. Monta el accesorio gancho. Pon la mezcla templada en el cuenco de la amasadora, añade el azúcar y la mantequilla, y mezcla a velocidad media durante 2 minutos.
3. Incorpora la levadura desmenuzada y los huevos batidos. Mezcla a la misma velocidad durante 1 minuto.
4. Añade la harina y la sal. Amasa a velocidad lenta durante 2 minutos. Para la máquina 5 minutos. Pasado este tiempo vuelve a amasar otros 5 minutos a velocidad media.
5. Forma una bola grande. Métela en un cuenco aceitado durante unas 2 horas o hasta que doble su tamaño, tapada con plástico transparente untado en aceite tocando la masa.
6. Pasado este tiempo saca la bola y amásala durante 1 minuto. Forma una pieza alargada con ella para que te resulte más fácil cortar piezas de 40 gramos.
7. Forma una bola con cada pieza y deposítalas en una bandeja de horno forrada con un papel de hornear. Aplástalas ligeramente con la mano.
8. Déjalas reposar en un sitio templado durante una hora.
9. Precalienta el horno a 220ºC, calor arriba y abajo.
10. Bate un huevo. Pincela cada pieza con el huevo batido y echa un poco de azúcar por encima. Este paso se hace justo antes de meterlos en el horno.
11. Mete los bollitos en el horno a 220ºC durante 5 minutos. Pasado ese tiempo baja el horno a 200ºC y sigue horneando durante otros 5 minutos. Puede necesitar algún minuto más, pero siempre vigilando el horneado. Si ves que se tuestan demasiado, pon un papel de aluminio por encima hasta que estén hechos. Sácalos a enfriar a una rejilla.

Preguntas y consejos

  • ¿Cómo se hace para bolear bien?
    Puedes ver la técnica del boleado que llevan estas masas con forma de bollito redondo en este vídeo, en el minuto 21:20. La cámara capta perfectamente la técnica y creo que te puede ser muy útil.
  • ¿Y si me queda pegajosa la masa?
    Intenta no poner más harina, para que te queden más esponjosos. Si no te puedes hacer con ellos —porque cada harina es un mundo a la hora de admitir los líquidos que le ponemos— ponte aceite en las manos para poder manejar mejor la masa.
  • ¿Cómo conservarlos?
    Los que no se comen recién hechos los dejo en un plato o bandeja tapado con plástico transparente. Al día siguiente puedes abrirlos por la mitad, tostarlos y servirlos como más te gusten.
  • ¿Puedo congelarlos? ¿En qué momento es mejor?
    Sí. Debes hacerlo justo cuando se enfríen. Envuelve uno a uno con plástico transparente y al congelador.

Su

Publicado por , el Bollería. Etiquetas: ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 24 comentarios para "Bollos dulces de anís".
  1. Bego Díaz dice:

    Yo comía de pequeña unos bollitos de anis con forma de barrita de pan. Voy a hácerlos a ver si se parecen, aunque da igual, tienen pinta de estar espectaculares!!! Felicidades, cada dia os superais!!

  2. Mª José dice:

    Que buena pinta tienen estos bollitos, cuando llegue el frio hay que encender el horno y hacerlos.

  3. IFeelCook dice:

    Qué ricos deben estar, y más si te recuerdan a esos bollos de infancia. ¿Y lo has conseguido, tiene ese sabor? :) Un beso.

  4. Qué rico, Su! Y encima la tenéis para Thermomix también… creo que no voy a poder resistirme, me lo habéis puesto demasiado fácil :D

    Gracias!

  5. Nuria dice:

    Admiten relleno? tipo crema o chocolate o tienes alguna receta especifica para hacer algo asi? Gracias!

  6. Elena dice:

    ¿El horno se pone con aire o sin aire?
    Muchas gracias de antemano.

  7. Cristina dice:

    Mmmmmmmmm! Ese saborcillo a anís tiene que ser la repera. Gracias por la receta, su.

    Besos manchegos

  8. Qué rico recordar los sabores de las abuelas, verdad? Despiertan todos nuestros recuerdos de niñez.

  9. Piqui Ces dice:

    La repostería tradicional es mi favorita. Una paisana tuya me hablaba de las delicias que elaboraban sus tías y este año por fin he conseguido su receta de los aguardentaos, está ya para siempre entre mis recetas de casa, las de hacer a menudo, ya sabes a que me refiero´”yo llevo el postre, ¿cuál quereis que haga?”.
    Ahora estos bollos de anís estoy segura serán los que mi tía Aurora hacía cuando éramos pequeños. Estoy segura y si es así MADREDELAMORHERMOSO.
    A por ellos voy y te cuento.
    Un bico

  10. Cristina dice:

    En estos bollos ¿se podría cambiar la harina por maizena o harina sin gluten?
    Vuestro viaje a Italia me pareció precioso.

  11. cageles dice:

    El sabor del anís en los bollos me chifla, la verdad es que no sabría comerme sólo uno. Besos

  12. Kalistenes dice:

    Pregunta de Perogrullo: ¿Licor de anís dulce o seco? como la masa lleva azúcar no se si está pensada para que el licor dulce le agregue el dulzor justo…… o si por el contrario quedarán demasiado dulces.

  13. Mercedes Garrido dice:

    Hola, estoy haciendo los bollitos y la masa es muy pegajosa, difícil de manejar, es normal? Algún truco?

  14. Maria Cardona dice:

    Hola Su, comentarte que el anís en casa no nos gusta mucho, y mi pregunta es: es necesario poner anis ? o puedo poner otro, o esencia de vainilla, o de canela ?? Que me puedes decir ??
    Muchas gracias

    Saludos

    Maria Cardona

  15. Teresa dice:

    Otra receta hecha !!! y …. muy ricossssss !! Gracias mil .
    Tuve algunos problemas en la elaboración !! la masa me quedó super pegajosa, y no podía ni manejarla. Tuve que poner más harina y ni con aceite me hacía con ella. No se si puede ser porque la leche era semi sin lactosa (no tengo otra en casa ;-)) pero fue realmente complicado …
    Graciasssssssssss !!!!

    • Su dice:

      No toda la harina admite la misma cantidad de líquido, la próxima vez echa un poco más de harina, tienen que quedar pelín pegajosillas, porque quedan más tiernas, pero tampoco que sea un sufrimiento trabajar con ellas

Mostrar más comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….