Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

La vida va de entrenarse, también en cocina

“La vida va de entrenarse, también en cocina”

Con esta frase comencé a publicar en mi cuenta de Instagram hace unos meses una serie de reflexiones que han tenido mucha aceptación. Siempre que pasa esto pienso en mis fieles seguidores del blog que no tienen redes sociales, con lo cual he decidido trasladarlas aquí, para que quede disponible de manera permanente, y se pueda releer o consultar cuando se quiera.

La vida va de entrenarse, también en cocina

Entrenarse

Empecé hablando del movimiento runner que tanto entusiasma a muchos de mis lectores. Ha sabido explicar muy bien las bondades del ejercicio, la capacidad de superación en cada pisada, el éxito de vencer la pereza que da salir a correr en un día de lluvia… Mi amiga Cristina Mitre siempre me lo dice: te ayuda a ser más fuerte. La verdad es que han conseguido convencer a muchos indecisos.

Me encantaría saber enganchar así a mis NO lectores, explicarles que vencer la pereza para meterte en cocina es ganar en salud, que ese “no tengo tiempo”, es sólo una cuestión de prioridades, como casi todo en la vida, que somos lo que comemos, y que nuestro día a día y nuestra memoria muchas veces se vuelve mucho más viva con el recuerdo de unas croquetas de nuestras madres, o de una receta especial que hacía la abuela, o con un plato que compartimos con nuestra pareja, o esa algarabía de los niños cuando algo les gusta tanto.

En cocina, también

En ello estoy, pero me va a costar. Si tú me lees es porque seguro que te gusta la cocina, o al menos consideras válida mi máxima de #comerhayquecomerymejorbienquemal, pero los que huyen de la cocina no se van a meter en mi blog, eso está claro.

La verdad es que aunque no termines de organizarte bien o las cosas en cocina no salgan como esperas, recuerda que la cocina es, como casi todo en la vida, cuestión de entrenarse.

Y tú, ¿qué opinas?

Si te apetece, me gustaría saber tu opinión sobre el punto en el que te encuentras en tu relación con la cocina. Por mi parte haré todo lo posible, como llevo haciendo tantos años, por facilitarte las cosas, con buenas recetas y compartiendo trucos para disfrutar en la cocina y en la compra, parte del proceso que sabes que considero fundamental.

Su

Publicado por Su, el 26 de febrero de 2020. Esta entrada está guardada en: Trucos. Etiquetas: , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 28 comentarios para "La vida va de entrenarse, también en cocina".
  1. Maribel dice:

    Pues mi gusto por la cocina va y viene, según la época. Depende de si tengo algo en ese momento que me requiera más tiempo o más ilusión. De todas formas, mis comidas pueden ser más o menos elaboradas, pero procuro que sean siempre equilibrada, prescindiendo al maximo de grasas. Y por supuesto, siempre atenta a las recomendaciones de los nutricionistas.
    Gracias por tus aportaciones, Su, que también considero importantes.

  2. Amparo dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. La cocina hace hogar. Junto a mi madre descubrí lo q me gusta cocinar y sobre todo me gusta la repostería. Me encantan tus recetas, bien explicadas, fáciles y q siempre salen bien. Enhorabuena y sigue así!!! Somos muchos los q te agradecemos el esfuerzo q haces!!! Un beso!!!

  3. Susana Abad dice:

    Pues yo estoy en tu línea, animando a todo quisqui a planificar, hacer buena compra e invertir tiempo en comer bien cocinando en casa. Sin duda así se come mucho mejor, más sano y barato. Fiel seguidora de tus recetas y consejos, a quién se interesa y me pregunta le mando por aquí, y por unas cuantas cuentas más que tengo de cabecera. Gracias por compartir por aquí también, a mi los blogs me siguen gustando.

  4. Beatriz Diez del Corral Medrano dice:

    Buenos Su ahí va mi opinión. Mi relación con la cocina la conoces de sobra, pero por si alguno de tus seguidores lee este comentario les diré que me apasiona , puedo estar muerta pero si alguien se presenta en mi casa , encantada estaré de mirar en mi nevera y ver que puedo preparar. Cocinar para los demás nunca me da pereza, para mi misma tengo que confesar que una miaja . Por otra parte opino que la cocina es un arte y como en todo arte existen , genios, artistas y artesanos, cada uno con sus cualidades y su espacio. Creo que a genio o incluso a artista no llega todo el mundo pero a buen artesano llegamos todos , unos con más facilidad que otros , pero todos con paciencia, nada sale a la primera. Si alguien te enseña (una madre, una abuela, una amiga ) genial, si no es así para eso están los buenos libros, las redes y los blog como el tuyo, donde las recetas salen , los trucos se adquieren y la organización se consigue . Si te gusta la cocina lo conseguirás y si no te gusta es muy posible que cambies de idea. Felicidades y gracias ❤

  5. Cristina dice:

    Efectivamente creo que adaptarse requiere tiempo y al cocinar con frecuencia pues vas en automático, generas ciertas habilidades, haciendo cosas y generando otras que te sirven para montar el plato entre semana.. yo no cocinaba nada cuando me casé y ahora mis hijos hasta me consideran buena cocinera (ingenuos!).
    Gracias a Webosfritos he aprendido cosas nuevas, he sacado recetas que nunca me salían adelante y he llegado a pensar que hasta las croquetas me saldrán! Pero reconozco que da pereza porque por ej me rechifla la menestra y la receta es clara: hay que currárselo con cada verdura, entonces vuelvo los ojos a ese pollo con patata y pimiento que en el horno sale estupendo tarda menos y lo sirvo de plato único y asi pasan los días..gracias por TODOS los esfuerzos, se nota que hay mucho trabajo detrás.

  6. María Luisa dice:

    Buenos días Su. Todas tus experiencias, recomendaciones y consejos son bien recibidos.

    Tengo dos referentes en el mundo de la cocina, tú y Cristina Galiano, sois de una ayuda inmensa. Gracias.

  7. Casilda dice:

    ¿Mi relación con la cocina? soy la pequeña de una casa de grandes comedores en el que toooodo se celebra alrededor de la mesa. Mi madre cocina mucho y bien. Mis hermanas disfrutan comiendo. A mi padre le gusta todo y en cantidad, pero a mi la comida no me da más. Como, pero disfruto más de la compañía o de lo que se genera alrededor que del propio comer. El caso es que me gusta cocinar, pero por ejemplo cuando voy de vacaciones, ir al mejor restaurante de la zona no es mi prioridad. Sí que me gusta comer cosas típicas, platos nuevos…pero a la hora de cocinar estoy muy influenciada aun por la comida materna y sus rutinas, como el cenar pescado todas las noches. A mi pareja no le gusta el pescado, así que mal por mi parte, no me molesto en comprarlo. Pero es una cosa que quiero cambiar.
    También estoy en el punto de introducir recetas nuevas fuera del recetario que yo conozco, que es el de mi madre. Y ahí estoy, con pruebas, que a veces salen bien y otras no. Y es que tengo la mala costumbre de esperar cocinar como ella, pero ni llevo sus horas de vuelo ni tengo su tiempo, por lo que siempre ando buscando atajos para conseguir comer bien, variado y rico como comía yo con las condiciones actuales. Así que poco a poco me estoy generando un recetario propio pero muuuuy lento.
    Muchas gracias.

  8. ISABEL dice:

    Me encanta que cuentes con quien no les da el día para trabajar (como farmacéutica autónoma), llevar la casa, revisar el correo de mi farmacia, llevar las RRSS , gestionar mi empresa, revisar el propio correo, etc.
    En esta vida, creo que una de las grandes virtudes es ser perseverante. Si no sale a la primera, no cabe desanimarse.Yo soy muy fan de tu lema, pero lo apliqué antes porque tengo más de 60 añitos. Terminé la carrera sabiendo poner un hervido, hacer macarrones y tortilla a la francesa. ¡Y macedonia! Me casé a los 23 años y, cuando nació mi primer hijo, tuve claro que tenía que poner en la mesa dos comidas decentes todos los días. Por suerte había tenido una abuela muy cocinera (mi madre no) y saqué de donde creía que no había. Con buenos recetarios , sus consejos y mi soterrada afición, creo que en mi casa se come bien.
    Me encanta tu blog porque , entre otras cosas, te gusta el mercado y la proximidad de los proveedores. También por los truquis que das para cocinar por anticipado.
    Si vienes por Valencia, no dejes de visitar nuestro Mercado Central . Si quieres te acompaño a los puestos en los que ya se aprovisionaba cada jueves mi abuela.
    Un abrazo y que sigais cosechando el Santo y tú muchos éxitos

  9. Itziar dice:

    Tienes toda la razón en lo que dices, aprender a cocinar es básico para una buena alimentación y hacerlo con amor ayuda y mucho, porque más de un día no tengo ganas, más de un día me iría a los san jacobos precocinados que sé que les van a gustar más que mi crema de calabaza, pero sé que si después de la crema pongo las albóndigas triunfo jeje. Como dices, es cuestión de prioridades, a veces se prioriza el tener paz antes que educar el paladar, y por eso se va a lo fácil. Yo creo que merece la pena, a veces no es muy agradecido también es cierto, pero creo que con el tiempo se recogen los frutos. A mi todos tus post me ayudan y me aportan, aunque cocine todos los días y no se un “alma descarriada”. Incluso leo el blog cuando me llega al correo, así que…

  10. Patricia dice:

    Hace unos 4 años me inicié en esto de la cocina (sobretodo panadería y repostería) y gracias a tu blog, que sigo a pies juntillas, he aprendido a valorar el buen producto, bien trabajado y elaborado con mimo. Me encanta ofrecer a mi familia un dulce o un pan nuevo cada fin de semana y disfrutarlo con ellos alrededor se una mesa. Me gusta pensar que en ellos (mis sobrinos) quedará por siempre el recuerdo de los dulces de su tía. Gracias por hacer este blog con tanto gusto y sabor. Un saludo

  11. Montserrat dice:

    ¡De la fobia a la afición! Este titular me define muy bien en mi relación con la cocina. Yo era la típica mujer que, enredada todo el día en mi trabajo, pensaba que la cocina era un espacio perdido que robaba dimensión a la vivienda. Pero un día un terremoto sacudió mi vida.
    Tuve que abandonar mi profesión y modificar por completo mis hábitos de vida. Los restaurantes dejaron de existir para mí y ahí comenzó mi aprendizaje culinario. Una amiga de Guadalajara me habló de tu página web; con tus recetas, adaptándolas a mis necesidades, descubrí un placer que contentaba, no sólo a mi castigado cuerpo sino a mi alma.
    Aunque estoy en primero de cocina, mucho tiempo la Alcarria me ha llevado a preparar mis propias mermeladas con las frutas de los árboles de la casa . Y, ahora viene lo mejor: estoy pensando en lanzar mi propia mermelada. De hecho, ya he encontrado un pequeño obrador que me la hará siguiendo mis indicaciones.
    Perdón por la extensión, pero me parecía que mi caso personal podía servir para ejemplificar la propuesta que hoy nos lanzaste.
    Gracias por la labor pedagógica de tu página.

  12. Julia dice:

    Hace muchos años que te sigo y tengo una gran admiración por tu trabajo y en general me gustan tus recetas y las fotos de tu marido me gusta menos tu espíritu agencia de viajes y venta de cacharreria es una pequeña que te envío con cariño. Besos desde Arles.

    • Su dice:

      Hola Julia, mil gracias por estar ahí, siento que mi faceta viajera y de cacharros te guste menos, porque a mi me encanta y seguiré compartiendo de estos temas también, disfruto mucho escribiendo.
      Un abrazo

  13. Alicia dice:

    Vengo de una familia en la que, como en muchas familias españolas, cualquier celebración va acompañada de una gran comida. Y cuando digo “gran” no sólo me refiero a la cantidad de comida, sino al intento de las cocineras (sí, en mi familia la mayoría de los que cocinamos somos mujeres, con alguna estupenda contribución masculina) de agradar a todos y cada uno de los comensales, aunque sea a costa de más trabajo: ¿que al tío no le gustan las berenjenas?, pues hacemos también patatas fritas, ¿que al primo no le va el pimentón?, pues un plato de pulpo sin él…. y así con todos y cada uno de los comensales. Sin embargo, cuando me independicé, me dí cuenta que si bien yo seguía encargándome con el mismo tono de las comidas de los amigos, cuando me tocaba comer sola apenas me acercaba a los fogones. Y entonces comprendí que cocinar es una actividad que me encanta… ¡como regalo!, regalo para mi familia en el día a día, para la familia extendida en Navidades y otras festividades, para amigos cada vez que nos reunimos en casa… Un regalo que produce placer en sí mismo, y además crea un ambiente propicio para la charla y las risas. Y ahora que soy consciente de eso, aún cocino con más mimo y cariño, y esos son los ingredientes que siempre funcionan en cualquier receta.

  14. Ana dice:

    Hola Su!

    A mí se me ocurren siempre mil cosas para hacer más apetecibles que cocinar. Pero aunque sí son más apetecibles, probablemente no sean tan importantes para mi familia como la cocina. No me complico con las recetas, voy a tiro hecho y con el menú programado, que si no tendría que estar improvisando continuamente y de lo que se trata es de comer bien (y abundante en mi caso, que mis chicos no se conforman con poco!!) La vida familiar ha cambiado mucho respecto a la que conocí cuando tenía la edad que tienen mis hijos, pero lo que es impepinable es lo que tú dices siempre: “Comer, hay que comer, y mejor hacerlo bien”

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….

Síguenos en redes sociales

¿Quieres recibir las recetas en tu correo?