Publicidad

Pastelería Ascaso: el mimo hecho dulce

Ascaso es una empresa familiar de Huesca, con una de estas historias que a mí me apasionan, de mucho trabajo detrás y de constante superación a lo largo de más de ciento veinte años y cuatro generaciones.

Su creación más conocida es el “Pastel Ruso”, así como los turrones, de los que se pueden degustar 33 variedades. Estos productos se pueden adquirir en tiendas gourmet especializadas de toda España y ahora también desde su recién estrenada tienda on line.

Un poco de historia
En 1890 Manuel Ascaso Laliena fundó una panadería en la plaza de la Moneda de Huesca.

Manuel Ascaso Laliena

Manuel Ascaso Laliena

Su hijo, Vicente Ascaso Ciria, trabajó en el negocio familiar hasta que en 1929 se independizó y arrendó un local en el número 2 de la calle Coso Alto. Instaló allí la tienda y el obrador, con uno de los primeros hornos rotatorios de volante, cuyo dibujo ilustra el papel de envolver de los años treinta. Aunque la base seguía siendo el pan, poco a poco se iban incorporando recetas de “bollería fina”. Fijaos en la foto del carrito que hacía el reparto cuando la calle pasó a llamarse Coso Galán por los avatares de la historia.

Pastelería Ascaso - Historia

Después de la Guerra Civil y cansado de la presión que ejercía entonces la Fiscalía de Tasas, Vicente Ascaso Ciria decidió dejar por completo la panadería y decantarse exclusivamente por la pastelería. Para ello contrató pasteleros de distintos lugares, empezó a utilizar la nata —toda una novedad entonces—, instaló un mostrador frigorífico en la tienda e incluyó fórmulas y productos originales.

A mediados de siglo llegó a la empresa Antonio Oliván Biota, uno de los puntales de la casa durante 50 años. Empezó con trece años como aprendiz y se convirtió en “sabio pastelero” gracias a su tesón, curiosidad y dedicación.

Tras la muerte de Vicente Ascaso Ciria en 1960, su hijo, Vicente Ascaso Martínez le sucedió al frente del negocio. Con él, y la indispensable colaboración de su mujer Lourdes Sarvisé, llega el espaldarazo definitivo, cuando decidieron trasladarse a otro local del Coso Alto, en el número 9, donde todavía hoy se sitúa la casa madre. Con un equipo ampliado, unas instalaciones envidiables y todos los avances de la época, la inauguración tuvo lugar en 1971. En este periodo fueron constantes los viajes, ferias, y los cursos y contactos con otras escuelas y maestros pasteleros. Fue entonces cuando Ascaso se conviertió en un referente de pastelería y estilo. El trabajo de Vicente y Lourdes fue determinante. Poco a poco fueron incorporándose los hijos, que cambiarian sus respectivas carreras por la empresa familiar. Primero fue Vicente Ascaso Sarvisé quien se ocupó, tras su formación, de la pastelería y los turrones. En 1983 se incorporó Sura Ascaso para encargarse de la tienda, los productos externos y la presentación y el empaquetado. En 1990 se abrió la pastelería de Zaragoza, todo un reto para la familia, y tres años más tarde llegaron Lourdes y su marido José Antonio García Álvarez. Ella se hizo cargo de la tienda de Huesca y José Antonio se ocupó de la chocolatería y de una de las especialidades que le ha dado su fama, el Pastel Ruso. Como os comentaba al principio, ahora han dado un paso más con su nueva tienda on line y su presencia en Facebook, Twitter o Instagram.

El pastel ruso
Su original textura, entre esponjosa y cremosa, y su intenso sabor a almendra y avellana hacen de este dulce un bocado que es una pasada. Muy conocido, es la especialidad más demandada, sobre todo en ámbitos gourmet. Se mantiene en el frigorífico y se recomienda tomarlo atemperado —entre 18º y 20º—, aunque admite más fluctuaciones según los gustos.
El bizcocho —de las capas de arriba y abajo— se hace con almendra, avellana, claras de huevo y azúcar. No lleva harina, por lo que es apto para celíacos. El interior se elabora con una crema de praliné, realizada con almendra marcona y avellana.

Los turrones

Pastelería Ascaso: el mimo hecho dulce

Los turrones que veis en la foto son su apuesta más fuerte para estas fechas. Excepcional para mi gusto el de yema —ya sabéis que es mi perdición—, pero en casa gana por goleada el nuevo tronquito Dulcey, hecho con un chocolate denominado “rubio” de la marca Valrhona. Me encanta la historia de este chocolate. Nació de un descuido de Frédéric Bau, fundador de La Ecole du Grand Chocolate Valrhona: mientras preparaba una demostración olvidó el chocolate blanco al baño maría y después de 10 horas descubrió que el chocolate blanco había tomado un color dorado con un sabor a leche caramelizada y cierto regustillo a galleta.

A disfrutar, los que tengáis ocasión del darle al turrón. Recordad que en pocas horas conoceremos el nombre del ganador del sorteo del sexto aniversario de webos fritos.

Su

Publicado por , el Productos. Etiquetas: , ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 27 comentarios para "Pastelería Ascaso: el mimo hecho dulce".
  1. Ann Monet says:

    Hola Su, me ha encantado esta entrada porque yo soy de Zaragoza y siempre he conocido la pastelería Ascaso, siempre pasábamos por el escaparate y nos quedábamos mirando las cosas tan ricas!!!!! Me ha hecho verdadera ilusión!!! :)

  2. zer0gluten says:

    Mi marido es de Zaragoza y puedo decirte que he visitado en multitud de ocasiones Ascaso en la capital aragonesa.
    Todo es de primerísima calidad, pero el pastel ruso es inigualable. Es uno de los dulces que más me gustan en el mundo mundial. Y además es sin gluten. Hay días en los que se le puede pedir poco más a la vida.
    Un beso.

  3. Antonio says:

    Aunque estoy fuera de plazo para el sorteo , creo que tu madre se merece un reconocimiento. De tal palo , tal astilla. Gracias señora, por haber hecho así a su hija.

  4. Teresa says:

    Muy bonito el post , he probado el pastel ruso y esta espectacular

  5. maria says:

    pero qué casualidad!! Hace unos días una amiga me regaló por mi jubilación, un pastel ruso de Ascasio porque según ella en Huesca había dos cosas inmejorables: una, su marido, y otra, el pastel ruso. Estoy totalmente de acuerdo en la 2ª y la primera me la creo porque es majo.

  6. pedrohuelva says:

    Lo mejor para regalar en navidad, el pastel ruso. Poco conocido y siempre exito.

  7. Mar Martinez Ripoll says:

    Ese pastel ruso, que te hace saltar las lagrimas… Me has creado necesidad, asi que la semana que viene que subo a Zaragoza, me traigo uno! ;-)

  8. sonia says:

    Me ha encantado el post, por el cariño que le pones y por el relato tan interesante. Es apasionante conocer la historia de tantos empresarios entregados a hacer bien su trabajo generación tras generación. Un abrazo

  9. nieves says:

    Me ha gustado mucho está dulce pequeña – gran historia .
    Ese pastel ruso suena bien, no tendrás su receta?

  10. Mirian says:

    Yo soy de huesca y tooooodos los sabados mi postre es de Ascaso. ¿Como lo has conocido? Ademas del ruso y los turrones, merece la pena que probeis mas cosas

  11. Conchi says:

    Que voy a decir yo, q soy de la provincia de Huesca. ESPECTACULAR!!! Muy chulo tu post. Da un gustazo leer algo tan chulo y q sea de tu tierra. Gracias Su.

  12. Ana Sanchez says:

    pues… creo q uno de los primeros pasteles ruso de Ascaso te lo regalé yo, en la firma del primer libro en la fnac… Fuimos Mar Martínez y yo (con la pequeña Izarbe) e intentamos endulzarte la tarde con trenza de Almudévar de la Tolosana y el pastel ruso de Ascaso…

  13. la luna says:

    Su que te vamos a hacer aragonesa honorífica!!
    Justo hoy he pegado la nariz en el escaparate de Ascaso de Huesca a ver que novedades se cocían.
    Un beso!!

  14. Ana says:

    Todo lo que publicas es importante, Su. Me ha gustado mucho lo que has explicado sobre el chocolate denominado “rubio”, muy, pero que muy interesante!Se lo contaré a mis nietos. Gracias, por todo y por compartir

  15. Manuela says:

    Vivir al ladino de Huesca y que te gusten los dulces… Perdición asegurada. A mi me encantan sus Lamines., unos bombones ricos, ricos,. Y el nombre me parece ideal porque lamin por esta zona significa dulce, y si eres persona amante del dulce eres un Laminero,

  16. Pascual says:

    Buenos días SU.Mis saludos a la familia Ascaso y mis felicidades por su labor tan buena y profesional que están llevando. Soy de Zaragoza y me enorgullece tenerlos como una de las pastelerías más famosas. Un abrazo para tí, de Pascual.

  17. Cristina says:

    Qué delicia! Tiene todo una pinta espectacular! Se nota que está hecho con mimo.

    Besos manchegos

  18. Reyes Risueño says:

    Su , me chifla el pastel Ruso de Ascaso, es una delicia, que por suerte tomo con frecuencia, muy buen Post, la trenza de Almudevar de Tolosana , también espectacular, un lujo que estos reposteros sigan desde hace tanto tiempo deleitándonos con sus especialidades, que sigan muchos años, mi enhorabuena!

  19. mercè hernandez says:

    uno de los mejores postres es un poco de chocolate negro caliente en el fondo de un plato y un pedazo de pastel ruso encima

  20. Rosa CM says:

    Me encantan estas historias de empresas singulares, que perduran a pesar de globalizaciones y uniformidades, adaptándose a cada época pero manteniéndose fieles a la tradición y sin perder su carácter familiar.

  21. Gemma says:

    Hola Su,

    Vine a vivir a Huesca hace 11 años por “culpa” de un oscense. El es supergoloso (yo no lo era) y una de las primeras cosas que me enseñó fueron las maravillosas pastelerías de Huesca. Mi preferida es Ascaso pero en otras también tienen dulces que son espectaculares y que no los cambio.

    Así que en mi navidad habrá turrones de Ascaso, mazapanes y marrón glaçe de Vilas y algun turrón nuevo que he visto en Tolosana.

    Feliz Navidad a todos.

    Me encanta tu web (alguna de tus recetas estará en mi menú navideño).

  22. jesus says:

    Suuu, una duda ,por los ingredientes del pastel ruso ¿el bizcocho se asemeja a un macarons? tiene casi los mismo ingredientes que las tapas, no?
    Y una cosita más, he intentado entrar en la compra online de la web de esta pastelería, pero me pide usuario y contraseñe !!! hay que registrarse?

    saludos.

  23. Marina says:

    ¡Su!Buscando tus recetas de turrones he encontrado esta entrada y me ha hecho muchísima ilusión porque soy de Huesca y Ascaso es casi una institución en nuestra ciudad por las cosas tan deliciosas que ofrece. Muchas gracias por alegrarnos los días con este blog y hacerte eco de la cultura gastronómica de todo el país.

  24. mercè hernandez says:

    en el restaurante Cal Pelegrí de Corbera d’Ebre (Tarragona) hacen un postre con el pastel ruso ; en un plato sopero un chocolate negro bastante liquido y encima una porcion de pastel ruso,ESPECTACULAR!!!

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….