Publicidad

Emparedados rebozados

Unos emparedados rebozados más que sencillos, pero a los que yo tengo tanto cariño, porque fue la primera receta que aprendió a hacer mi madre hace la friolera de 60 años, cuando tenía 13. La segunda que aprendió fue la ensaladilla rusa.

Tan sencillos como que llevan pan de molde, bechamel, jamón York y queso, y se rebozan. Sin más. Y lo buenos que están: un bocado delicioso. Yo los hago redondos ayudándome de un cortapastas, pero mi madre los hacía en forma de rectángulo partiendo las rebanadas del pan de molde por la mitad.

Emparedados rebozados

Receta de emparedados rebozados

Ingredientes para 8 piezas

8 rebanadas de pan de molde
200 g de jamón york cortado en lonchas un poco gruesas
8 rebanadas de queso para fundir

Para la bechamel

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 cucharada de mantequilla
85 g de harina
225 g de leche
100 g de nata
Sal y pimienta

Para rebozar

2 huevos
Pan rallado
Aceite de oliva virgen extra para freír

Necesitas un aro de emplatar —lee los consejos—

Puedes prorratear los ingredientes a otras cantidades usando nuestra calculadora

Preparación

La bechamel

1. Pon en un cazo mediano las dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra y la cucharada de mantequilla.
2. Cuando esté caliente, añade la harina, y da vueltas hasta que se dore ligeramente.
3. Añade poco a poco la leche y la nata templadas, y da vueltas con unas varillas.
4. Añade la sal y una pizca de pimienta. Remueve y prueba el punto. Reserva.

Montaje

1. Corta el pan de molde con tu aro de emplatar. Reserva lo que será el pan de tu emparedado. Procuro cortar las piezas para que me salgan dos por cada rebanada de pan de molde (para rebanadas de tamaño grande).
2. Corta con el cortapastas el jamón de york y el queso.
3. Pon una capa de pan, una cucharada de bechamel, el jamón york, otra de bechamel, el queso, y cierra con la otra rebanada de pan. Así hasta que tengas tus 8 piezas.
4. Pasa por huevo tus emparedados. Usa tus manos —¡limpias, claro!—. Es la mejor manera de hacerlos. A continuación pásalos por pan rallado, teniendo especial cuidado de que los bordes te queden bien cubiertos.
5. Pon en un cazo hondo al fuego el aceite de oliva virgen extra, en cantidad suficiente para que se frían bien —lee los consejos—. Ve sacándolos a un colador grande y de ahí a papel de cocina absorbente. ¡A comer lo antes posible! Puedes añadirles una guarnición de lechuga y tomate, o tomate frito casero.

Consejos

  • Tal y como te he comentado al principio de la entrada, no hace falta que los hagas redondos. A mi es que me gusta mucho este tipo de presentación, aunque sea un pelín más elaborada que partir el sandwich por la mitad y rebozarlo, como hacía mi madre.
  • El emparedado puedes tenerlo montado y guardado en el frigo, pero el rebozado tiene que ser justo antes de comerlo para que esté perfecto.
  • Yo he puesto queso tipo tranchete porque a mis chicas les apasiona, pero pon el que más les guste en casa.
  • No dejes de usar el truco del colador, y luego pasarlo a papel absorbente, ¡no te quedarán grasientos!
  • Dentro de unos días vamos a ver qué hacer con los recortes de pan de molde que nos han sobrado, que aquí no se tira nada. Mientras tanto guárdalos en plástico transparente, o congélalos, si no sabes cuándo los vas a usar.
  • Si quieres hacer tu pan de molde casero, usa la receta que publiqué aquí.
  • Puedes colar el aceite de freír estos bocados y emplearlo de nuevo. Yo uso aceite de oliva virgen extra, que tiene una alta resistencia al calor.

Su

Plato de Platos y Pizarras

Publicado por , el Entrantes y aperitivos. Etiquetas: , , , ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 16 comentarios para "Emparedados rebozados".
  1. silvia says:

    Mmmmm que cosa más rica!!!!

  2. dolores says:

    Uffff…que recuerdos cuando niña y que ricos!, mi abuela igual que mi madre hacian unos emparedados con el pan de varios dias y los restos del fiambre que iban rodando por la nevera. Hacian rebanadas medianas las pasaban por leche ablandando el pan…les metian el fiambre al medio y hacian el emparedado, luego pasaban por huevo batido y a freir!, bien frititos, el quesito, el chorizo, salchichón y a la bandeja, una buena torre de emparedados. Si recien hechos estaban ricos al dia siguiente mejoraban, eran como torrijas saladas…ese dia era un dia de fiesta, si hacian emparedados, igual que los pepitos de pisto, los canelones o las croquetas…jaja. Ahora ya los fritos de vez en cuando pero haré esta receta, son diferentes a los que conozco pero sabrosos, gracias Su.
    ,

  3. lourdes says:

    Que buena pinta esos emparedados. Porque será que todo lo que va emparedado siempre gusta tanto. Una cosa Su, no me salen las cuentas, deberian ser 16 rebanadas de pan de molde no,? o es que en una misma rebanada te salen dos redonditas de pan para hacer el bocadito.?????

    Feliz semana a todos,

    Lourdes

  4. Isa says:

    Se ven buenisimos y apetecibles! No conocía esta receta. La tengo que probar, sin duda. Muchas gracias.

  5. Alícia says:

    Voy a hacer estos emparedados porqué a mi nietecilla seguro que le van a encantar. Por cierto, para dar salida a los recortes de pan os voy a dar una idea que hice ya hace mucho tiempo; se pueden untar con mantequilla derretida, y ponerlos a tostar dentro del horno. Crujientes resultan muy apetitosos. Gracias por tus deliciosas recetas!

  6. pilar says:

    Hola Su. Soy seguidora tuya desde hace mucho, bueno seguidora y fas tuya. Al grano: Estos emparedados me los enseñó a hacer mi abuela que ahora tendría 110 años. Los aprecio de su madre. También se hacen con rebanadas de pan normal mojadas en leche y huevo. Gracias por tu dedicación. Pilar

  7. Ángela says:

    ¡Mi madre también nos preparaba estos sandwiches! Y una variante en la que cambiaba el pan de molde por berenjenas. La de cosas que inventaba para que comiésemos verduras.

  8. Que buenos los emparedados de la mamá!!! y si que es sencillo ehhh, voy a ver si los pruebo y te digo algo, pero seguro que en casa nos gusta mucho. Besotes.

  9. Cristina says:

    Nunca he probado los emparedados (de hecho me sonaba a receta americana), pero me estoy imaginando el sabor y tiene que estar riquísimo, además de que se me ocurren muchas variantes con restos que tengamos por la nevera… buenísima idea!

    Besos manchegos

  10. LORENA says:

    Su, una preguntilla. Por problemas de salud tengo prohibido todo lo frito… crees que es posible que una vez rebozado, lo meta al horno? He hecho croquetas de éste modo, aunque al ser tamaño y textura diferentes, no sé si funcionaría con el emparedado. Gracias siempre por tu dedicación!

    • Su says:

      MNo tengo yo experiencia de este tema para comentarte, pero yo haría otra cosa.
      Haces un emparedado con el pan tostado como en la receta, pero en plan pastel , en un molde, y en la base le puedes poner tomate frito y luego con la bechamel lo cubres y al horno a gratinar, ya verás que rico.

  11. Me encanta, son esas típicas recetas caseras que hacen las mamás para la hora del lonche. Es decir, para la hora del té.

  12. Virginia says:

    Muy ricos y fáciles de preparar. Me sobro bechamel y me vino de cine pues al día siguiente mi hija vino con un hambre canina y aproveché para hacer unas croquetitas. Y por la noche hice el pudín de pan y manzana con los recortes. Lo desmolde y le puse azúcar que queme con el soplete. Una pinta que….mmmm
    Muchas gracias por tus recetas,Su. Un abrazo.

Mostrar comentarios

Prorratear los ingredientes de una receta

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….