Search
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Publicidad

Polvorones de avellana

También llamados en casa “podvodonez pad-plo-na”.
Después del éxito del año pasado de los “podvodonez cacedoz”, este año damos un pasito más, porque creo que la receta que hoy os presento, unos polvorones de avellana, será considerada por mucho tiempo en mi casa como la mejor receta de dulces navideños de mi recetario.
¿Qué tiene de especial frente al polvorón casero tradicional? La textura es un poco más fina, se queda menos pegado en la lengua, y el sabor que permanece en el paladar, tan rico, perdura durante un buen rato y de verdad que es perfecto para culminar una buena comida. La desventaja: es frágil, pero no difícil de manipular. Yo muchas veces los hago de bocado para que no se rompa al darle un mordisco, sino que se llene la boca con un solo gesto. Mc es de la opinión de hacerlos de cualquier tamaño y que sea el comensal quien ponga la boca en plan Jim Carrey.
Como siempre, solamente la misma puntualización para convertirlos de algo muy rico en sublime: la calidad de la avellana. Ya que vais a dedicarle un ratillo a hacerlos, sí me apetecería que comprarais las mejores avellanas que encontrarais, no de las envasadas que vienen peladas, que pierden mucho sabor, sino de las que vienen enteras —excepcionales las asturianas— y que se pelan en un plis plas con un buen aparato para cascarlas —tengo preferencia por el que veis en la foto, lo venden en ferreterías, ideal para solventar esta labor de pelar frutos secos de cáscara dura sin mucho esfuerzo y sin que salten por los aires las cáscaras—. Gana la receta muchísimo.
Cascanueces
Para esta ocasión he utilizado una manteca de cerdo ibérico El Pozo. Me gusta mucho y se encuentra fácilmente en cualquier supermercado.
Vamos a ello.¡Ah, una cosa! No es una receta para reposteros avanzados. Para nada. Solamente un poco de cuidado en la manipulación y es un juego de niños.

Receta de los polvorones de avellana

3.89 de 38 votos
Postres y tartas
Española

Ingredientes

  • 100 gr de avellanas tostadas y sin piel
  • 200 gr de harina de repostería
  • 100 gr de azúcar —quedan más finos si utilizamos azúcar glas—
  • 100 gr de manteca de cerdo —preferiblemente ibérico—
  • Azúcar glas para adornar

Preparación

  • Precalentar el horno a 130ºC, calor arriba y abajo.
  • La tarde de antes, poner la harina en una bandeja e introducir la bandeja 30 minutos en el horno, moviendo de vez en cuando con la espátula. Va cogiendo un tono ligeramente tostado. Es importante que no se nos pase el tiempo porque si no amargaría la mezcla.
  • Dejar reposar hasta el día siguiente.
  • Pelar las avellanas, y ponerlas en una bandeja en el horno, a una altura por debajo de la que hayamos usado para la harina. Conforme se vayan tostando, la piel se irá desprendiendo sola. Cuando las retiremos y se enfríen un poco, la piel termina de salir sin problemas, solo pasando los dedos por ellas.
  • Reservar aparte, limpias y sin restos de piel —si queda alguna con piel no pasa nada—.
  • Con una batidora potente o un robot de cocina, triturar las avellanas.
  • En un bol, formar un volcán con la harina y las avellanas.
  • Poner en medio el azúcar y la manteca semiderretida. Amasar hasta que notemos que se van uniendo todos los ingredientes. En principio queda como arena gruesa, momento en el que piensas “estonolosacopalante”. Pero nada más lejos de la realidad; con tus manos empiezas a unir esta especie de arena y vas formando una bola un poco aplanada, que se mete en el frigorífico entre 30 minutos y una hora envuelta en plástico transparente.
  • Sacar del frigorífico, quitarle el plástico, y con la palma de la mano ir aplastando un poco la masa —por los bordes se abre, pero luego se va arreglando—.
  • Dejarla gordita y pasar suavemente el rodillo para igualar la superficie. Usar el cortapastas que os guste, e ir haciendo los polvorones —incluso un vaso pequeño os puede servir—. Cuando va sobrando masa, juntar de nuevo, como si estuvierais haciendo un puzzle, sin hacer otra vez una bola, solamente juntando las porciones de masa una detrás de otra, y uniéndola con cuidado con los dedos, y pasando el rodillo por la superficie para igualar. Con esto conseguimos aprovechar hasta casi las últimas miguillas.
  • Dejar reposar el tiempo que podáis. Yo los tengo una hora y quedan perfectos.
  • Precalentar el horno a 200ºC, sólo el grill, e introducir unos 15 minutos, a una altura media-alta —un poco más abajo de la que usemos cuando vamos a gratinar la pasta—. A partir del minuto 10 mirar por si vuestro grill va a toda caña, y se os queman.
  • Si no queréis estar pendientes, se hacen fenomenal a horno 180˚, calor arriba y abajo, altura media, durante 20 minutos, dándole un toque de grill un par de minutos antes de finalizar el horneado.
  • Sacarlos del horno, y cuando estén fríos, espolvorearlos con abundante azúcar glas y retirarlos cuidadosamente con una espátula a la fuente de presentación.

Problemas que podeís tener

En función de la harina —que no todas se comportan igual— o de si es la primera vez que los hacéis te puede pasar:

  • Que queden duros: demasiado horno
  • Que se agrieten en exceso: poca manteca
  • Que se rompan nada más tocarlo: poca manteca
  • Que sepan mucho a manteca: manteca comprada desde hace mucho tiempo
  • Que queden demasiado pegajosos en lengua: mucha manteca

Estos casos que os comento son extremos, ya que lo normal es triunfar y hacerlo sin mayor dificultad con este dulce.

Lo siento por La Estepeña, pero sé que nos vamos a poner todos a ello y que les va a salir una dura competencia. Lo dicho: el olor es tan rico y tan intenso a avellana, que perdura en el olfato y en el paladar de una manera espectacularmente prolongada. Sé que os van a encantar —ejerciendo de pitonisa del polvorón—. Ya me contáis.

Su de los webos

Publicado por Su, el 3 de diciembre de 2009. Esta entrada está guardada en: Bollería. Etiquetas: , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 156 comentarios para "Polvorones de avellana".
  1. francisca Balaguer dice:

    Tal cual los hago yo Su, pero con almendras nuestras escaldaas, peladas y tostadas por mi misma y son el postre estrella de navidad. Todo el mundo las quiere, Los hago hasta cuatro veces por estas fiestas. Supongo que con avellanas tambien riquísimos, y lo que tu dices se deshacen y no empalagan. Lo que no se es donde encontrar avellanas de Galicia. Ya lo miraré. Un besote

  2. Pilar Gracia dice:

    ¿Se puede usar el horno con aire? Y si es así puedes decirme los tiempos y grados? Gracias.

  3. Ana , la de La Rioja dice:

    La receta es fantástica. Esta Navidad caen, aunque yo no pueda probarlos (la diabetes no distingue fechas) y tu cada día mas simpática. Gracias guapa.

  4. Susana dice:

    Llevo haciendo estos polvorones una larga temporada, porque voy a hacer unos 600 para unos detalles navideños, con lo cual hice bastantes pruebas. Estoy de acuerdo contigo en que son espectaculares, pero como mas me gustan es cambiando la manteca de cerdo por aceite de oliva en la misma proporción. Probé con manteca de cerdo ibérico (para mi gusto le da un sabor un poco fuerte a cerdo), con manteca de cerdo no ibérico sabe menos pero todavía deja un regusto y sin embargo con el aceite de oliva 04 o virgen de sabor suave, me parece que potencia mas el sabor de la avellana, además de ser una grasa mas sana. Te animo a que lo pruebes y me des tu opinión. Aprovecho para agradecerte todo el tiempo que empleas en transmitirnos tus conocimientos, que a mi personalmente me han ayudado mucho y para felicitarte por el magnífico libro de bizcochos que espero poseer el próximo 6 de enero.
    Un beso
    Susana

  5. Isa dice:

    Ya tengo todos los ingredientes. En unos dias me pongo, pero quisiera saber cuantos polvorones salen para estas cantidades?
    Gracias

  6. nuria dice:

    Su, quedan bien con harina sin gluten ?

  7. Pilar Gracia García dice:

    Estas Navidades me lancé a hacer polvorones. Los de almendra me salieron ricos, pero los de avellana quedaron espectaculares. Tal es así que al año próximo en mi casa no comeremos mas que los que haga yo con tus recetas. Gracias Su por este blog con las recetas tan sencillas, ricas y con productos que todos podemos conseguir en el mercado sin problemas.
    Me encantan los vídeos que cuelgas. Haces sencilla la cocina. Es una pena que ahora que dispongo de tiempo y de ganas de cocinar me vea limitada por tener que cuidar la alimentación. ¡La edad no perdona!

  8. Marta dice:

    El domingo salió la primera hornada de polvorones “made in Berlin”.

    Aunque el Rubio se hubiera comido todos en una sentada, conseguí rescatar algunos y los lleve a la oficina en busca de opinión ” profesional ” : mis compañeros españoles, con años de experiencia en polvorones y otros dulces.

    Aprobado recibido y título de proveedora de polvorones conseguido.( lo siento por los importadores del Mittelmeer)
    Hubo en el jurado quien casi pierde una lagrimilla junto con el “tía, es como estar en casa de mi madre, haz más!”

    Gracias Su!!! Feliz Navidad!!

  9. Lucia dice:

    Llevo ya dos años haciéndolos y están espectaculares.Este año me gustaría cambiar un poco,se pueden hacer con pistachos??

  10. Ana Maria dice:

    Hola Su, es posible hacerlos con manteca de mantequilla (mantequilla clarificada) en lugar de cerdo? Y si compro las avellanas ya molidas es necesario secarlas tambien en horno bajo?

  11. Luis dice:

    Llevo unos años haciendolos, se han convertido en imprescindibles en estas fechas, y efectivamente cunado tengo tiempo y turro les “ablanes” pde mi propio “prau” son mucho mas sabrosos.
    Este año cambié la manteca de cerdo por AOVE y …. siguen siendo excelentes

  12. Marisa dice:

    HOLA SU, puedo usar aceite en vez de manteca.

  13. Paloma Sandoval dice:

    Esta receta la tengo como oro en paño en mi cuaderno de recetas que empecé de adolescente, tengo 60 ahora, las hacía mi tía abuela en Asturias y las llamaba mantecados de Viena, mil veces la ayudé a formar las croquetitas y coinciden todas las medidas, lo único que ella lo hacía con mantequilla de las vacas que tenían en lugar de manteca de cerdo y me encantaría que me dieras tu opinión, me ha facilitado mucho el tema nevera y reposo, se maneja la masa mucho mejor. Gracias porque desde que te descubrí es la página a la que recurro para hacer nuevas recetas o mirar consejos.

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….

Síguenos en redes sociales

¿Quieres recibir las recetas en tu correo?