Publicidad

Qué cocinar en vacaciones en un apartamento de alquiler

Nunca he escrito sobre qué cocinar en vacaciones en un apartamento de estas características porque siempre he pensado que cada uno tiene sus gustos, sus circunstancias, su presupuesto, su forma de organizar los viajes… Son temas tan personales que creo que en este sentido poco te puedo aportar, pero cuando doy algunas pinceladas de nuestra organización en estos temas en mi Instagram, siempre recibo sugerencias para recopilar en una entrada todo lo que cuento en redes sociales, para tenerlo a mano. ¡Aquí estoy con la tarea encomendada!

Qué cocinar en vacaciones en un apartamento de alquiler

Qué cocinar en vacaciones en un apartamento de alquiler

Ya sabes que nosotros usamos casi siempre la formula del apartamento, ya que viajamos los cinco de casa, y aunque un buen apartamento no es barato, nos gusta por la posibilidad que nos da de descansar un rato y de cocinar cosas sencillas en él. Y te preguntarás: ¿Es que después de cocinar durante todo el año aún tenéis ganas de seguir cocinando en vacaciones? Pues sí, pero yo no lo veo de tal manera por dos motivos:

  • uno, económico: comer y cenar fuera todos los días cinco personas es muy caro (me refiero a comer medianamente bien).
  • y dos: si yo supiera que uno acierta casi siempre en la elección de un sitio estupendo… pero en sitios turísticos es difícil acertar.

Por eso si vamos a un sitio u otro en coche, de ruta, prefiero llevar una maleta con ingredientes que no se estropean y te sacan de un apuro (ibéricos, latas, y cosas así) e ir adquiriendo cada día productos de la zona. Eso no quita que de vez en cuando, si tenemos referencia de un sitio para comer, lo probemos y listo.

Lo que me funciona

Lo que a mí me funciona es lo siguiente:

  • El primer día llegamos cansados, normalmente de noche, y tenemos la tradición de preparar la víspera del viaje unas agujas de ternera o unas empanadillas de bonito.
  • También me gusta hacer un bizcocho. Normalmente preparo esta receta, y si no es temporada de mandarina, pues con naranja o limón. Lo hago en tres de estos moldes que no son muy grandes. ¿Por qué? El glaseado mantiene la parte que está descubierta tierna, y el molde hace el resto. Una vez fríos y con el glaseado puesto los envuelvo uno por uno en plástico transparente y así aguantan unos cuantos días con una textura perfecta. De esta manera ya tenemos unos primeros auxilios para el día siguiente o posteriores.
  • Llevamos una maleta con cosas que nos gustan y no perecederas, como un buen queso manchego, unos ibéricos y unas latas de Angelachu, que nos salvan de muchas. Del resto nos proveemos en el sitio de llegada.
  • A partir del primer día la visita al supermercado o mercado de la zona es obligada. En Francia, por ejemplo, es una gozada porque hay muchos mercados de frutas, verduras y hortalizas en la calle. Lo tomamos como una parte de disfrute más de nuestras vacaciones. Nos encanta ver productos locales y comprar cosas que necesitan poca cocina para disfrutar de ellas.
  • También intentamos buscar una buena panadería, que para nosotros el tema pan es muy importante. Si nos coge lejos compramos más cantidad y tostamos el pan de un día para otro, ya que prácticamente todos los alojamientos disponen de tostadora. Siempre compramos además un pan de molde de calidad para preparar unos sandwiches en caso de que nos vayamos de excursión al día siguiente.
  • Las recetas que hacemos son sencillas, sin grandes complicaciones, por ejemplo una buena ensalada, que con una lata de un buen bonito es la felicidad absoluta. Cada día se puede hacer una ensalada de una variedad diferentes con ingredientes bien sencillos, por ejemplo de arroz que nunca falla tampoco. En ciudades europeas en los supermercados ten encuentras con aguacates de mucha calidad, que incorporamos a nuestras ensaladas.
  • Si hemos comido fuera por la noche cocemos una verdura que nos sabe a gloria, aunque no haya una olla exprés. Una cacerola siempre hay y mientras uno descansa en el sillón viendo las fotos del día la verdura se cuece y nos gusta comerla sin apenas trabajo.
  • Las tan socorridas tortillas de lo que sea. Aunque las sartenes no sean de una calidad extrema una tortilla de vacaciones sabe… ¡a gloria!
  • Se tarda unos 8 minutos en cocer unas patatas en el microondas (electrodoméstico presente en casi todos los apartamentos), dependiendo del tamaño de la patata y de su calidad. Nos encantan simplemente con un chorrete de aceite de oliva virgen extra y unas gotas de limón, o frías como base en ensalada.
  • Si hay buenas charcuterías compramos unas lonchas gruesas de jamón cocido que pasamos por una sartén con unas gotas de aceite y están deliciosas.

Y así seguiría con un montón de cosas sencillas que se pueden cocinar en vacaciones por regla general si alquilas un apartamento, por ejemplo, en cualquier sitio de Europa.

También vamos con la mente abierta y si vemos un local para comer que me han recomendado o que pinta fenomenal, pues probamos, que para eso hacemos un ejercicio de economía, orden y aprovechamiento en el día a día en época no vacacional.

La foto que ves está tomada en uno de los primeros apartamentos que alquilamos en París. No te puedo pasar la referencia porque la dueña ya no lo tiene alquilado. Vivía en él una parte del año y otra lo alquilaba. Era su casa, y la cocina tenía todo lo que te puedas imaginar. Yo prefiero sinceramente casas menos personales para unos días, cómodas, bien situadas, pero como si fueran un hotel, aunque con cocina y salón.

Su

Publicado por , el Nuestros viajes. Etiquetas: , ,

Comentarios


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 13 comentarios para "Qué cocinar en vacaciones en un apartamento de alquiler".
  1. Sofia says:

    Muy interesante este post. Yo este verano voy a Alemania con dos niñas y me ha resultado útil.
    Lo único, que allí alquilamos coche y volamos sin facturar equipaje, ¿pueden subir a la cabina latas, embutidos etc? Me da a mi que no…. alguien lo ha intentado?
    A propósito, las galletas de naranja y avena triunfan en casa y en el patio del colegio😉

    • Su says:

      Yo he subido latas de bonito y sardinillas e ibéricos para París, pero Alemania fuimos en coche no en avión

    • Mónica says:

      Hola Sofía,
      Por si te sirve te cuento mi experiencia. En un viaje de vuelta de Oporto, maleta sin facturar con 5 ó 6 latas de sardinas portuguesas (maravillosas conservas, por cierto), nos pararon en el control, nos dijeron que o facturábamos la maleta o tirábamos las conservas. Por no tirarlas, porque nos daba dolor de corazón tirar comida, facturamos. 30€ nos costó “la broma”. No parece muy lógico, ya que el líquido (aceite) de una lata no llega a 100ml por envase, pero no hubo manera de hacer razonar al policía portugués.
      Este marzo, volviendo de París, nos pararon en el control de equipajes por una mermelada estupenda que me traía en la maleta. La tiraron a la basura delante de mí. Entiendo más o menos las medidas de seguridad, pero da mucha pena ver tirar comida.
      Desde hace un año y medio aproximadamente se aprecian de nuevo más controles y más estrictos en los equipajes no facturables. El llevar conservas y otros productos líquidos o cremosos supone asumir el riesgo de que puedas quedarte sin ellos.
      Yo, después de mis dos experiencias, no volveré a hacerlo, no tanto por el dinero (poco o mucho) que pierdes si no por el desperdicio de alimentos que realmente me duele.
      Quizá tengas suerte y no te toque un policía muy estricto. Influye también el momento de alerta en el que se encuentre el país y actualmente es bastante elevado.
      Suerte en cualquier caso.
      (En Alemania hay una variedad estupenda de embutidos de muy buena calidad, y la comida, en general , no es más cara que en España).

    • Paola says:

      Yo he vivido muchos años en Alemania y sigo yendo porque mi marido es alemán, y ya desde mis primeros viajes como estudiante me llevaba mis latas de atún en aceite y sin problema. Eso sí, siempre 1) 100 ml totales por lata y 2) siempre CON el envase en el que se indican los ml. Sin envase, aunque sean claramente menos de 100 ml por unidad, te las pueden rechazar, dependiendo de lo simpático que sea el personal que te toque (me pasó con unas latas de paté de ibérico que saqué de su envase de cartón). Por lo demás, ni con latas de bonito/atún, ni con los botes de tumaca ni con el queso en aceite o las aceitunas he tenido problema respetando los dos puntos anteriores. El atún/bonito yo que tú me lo llevaba, porque allí no se encuentra de calidad. Yo sigo llevándole algunas latas a mi suegra, de hecho. Y ya para terminar, si os apetece una ensalada de legumbre, las tiendas turcas tienen muy buenas legumbres ya cocidas y a muy buen precio. Yo tenía la suerte de trabajar cerca de una y con algo de legumbre cocida, buena verdura fresca que tenían, algo de queso (parecido al feta) y sus aceitunas, que también eran buenas, apañabas una cena rápida.

  2. GGG says:

    ¡Me encanta esta entrada! nosotros también utilizamos la fórmula del apartamento como alojamiento.
    Porque disfruto organizando los menús, por economía….y además con un niño celiaco, es mucho más fácil.
    ¡Gracias!

  3. Yo he llegado a irme de vacaciones con la Thermomix y hacer lentejas estando de camping!!! Es que a mis hijos les encanta.
    Besos

  4. Manuel Pastor Cruz says:

    Siempre he escuchado en mi entorno que tú serías una mujer pa un pobre de lo apaña e inteligente que eres pa darte cuenta que como en la casa de uno si se pone un poco de empeño no se come en ningún lado por muchas estrellas Michelín que tengan.Comparto al cien por cien tus opiniones

  5. antonia says:

    No sabes lo bien que me viene este post. Me voy en unos dias y ni se me habia pasado por la cabeza algunas de las cosas que propones. Voy a empezar a hacer lista. Me encanta tu organizacion y planificacion de las cosas. Gracias

  6. claudine says:

    Muchas gracias. Apenas descubro tu blog y me encanta!!
    Sinceramente, soy de las que no quiere cocinar en vacaciones, pero últimamente hemos tenido tan malas experiencias que voy a apostar por tus consejos. Gracias!!!

  7. Roser says:

    Flipa,flipa,mil gràcias.

  8. Cristina says:

    Tus sugerencias y consejos me parecen de lo más acertado, aunque nosotros somos más de disfrutar en bares y restaurantes allá donde vamos, es parte de nuestro viaje. Gracias por compartirlo.

    Besos manchegos

  9. Manuela says:

    Me encanta esa foto!!. Me imagino que es tu madre.

    Muy útil como siempre tu planteamiento.

    Un saludo.

  10. Maria José says:

    Hola Susana.Te doy toda la razón.Nosotros sólo somos dos y donde esté un apartamento que se quiten los hoteles.Yo hago exactamente igual que tu,me llevo el cesto con ingredientes y cosas que sé seguro que gastamos,luego ya compro allí productos de la zona,para los días que estamos allí y el último para llevarme a casa.Tambien me dicen que eso no son vacaciones.Para nosotros el hecho de desayunar en pijama y no tener que estar en el comedor a una hora determinada sea para comer o cenar ya nos compensa el hecho de “tener” que cocinar,a mi no me importa en absoluto,es más ,me hace grácia el hecho de adaptarme a un nuevo espacio de cocina.Entiendo que las personas que vayan con niños pequeños digan que pasan de estar encerrados en un sitio para estarlo en otro.Pero desde luego nosotros no cambiamos el hotel más lujoso por un apartamento y su independencia.

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….