Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

Qué llevar de picnic

Muchos me habéis preguntado qué llevar de picnic. Nunca había escrito sobre este tema porque es muy personal. No se trata simplemente de gustos, sino también de presupuesto y de ganas de prepararlo. En todo caso yo te cuento cómo lo hacemos nosotros, por si te vale alguna de nuestras ideas.

Qué llevar de picnic

Qué llevar de picnic

Cuando nos escapamos de viaje no me trabajo mucho los restaurantes, salvo que llevemos una recomendación muy clara. No quiero comida para turistas, ni pasta, hamburguesas o pizzas reguleras. A mí me gustaría conocer esa casa de comidas pequeña, donde te dan ganas de pasar a saludar a quien está en la cocina y te ha puesto una comida casera estupenda. Muchas veces preguntando a la gente que vive en la zona es cuando mejores resultados conseguimos.

De panes

Igual que muchos viajeros van de cañas o tapas en las ciudades que visitan, y tienen muy buenas referencias, nosotros vamos de panes. No encuentro mayor placer que un picnic bestial con un buen pan y productos de la zona en la que estemos. De postre, fruta del mercado y algún dulce de un buen horno. Todo ello en alguno de los parajes que visitamos, y con buen tiempo, ya ni te digo. La edad me ha desarrollado el ojo para conseguir los mejores panes cuando vamos de viaje. La edad, y ¡claro! bajarme del coche y hablar y hablar con la gente que vive el día a día de los sitios que visitamos.

Nuestras modalidades

Tenemos en casa dos modalidades de picnic. Te cuento.

Sin vacaciones

Son los que hacemos cuando estamos todavía sin vacaciones: pequeñas escapadas de un día para comer en el campo. En este caso casi siempre hay:

  • Un pisto, que en casa es muy de comer en el campo: carne con tomate frito y pimientos.
  • Una tortilla de patata, clásico donde los haya. A todos nos encanta la de mi madre.
  • Alguna lata de aperitivo de mis conservas favoritas desde hace muchos años.
  • Siempre me gusta llevar algún ibérico envasado al vacío, por si es necesario. Y sí, siempre es necesario.

Esta modalidad es más sencilla que la siguiente. La base de operaciones es casa, y teniendo cuidado en llevar todo fresco en el transporte puedes comer de picnic tan rico como quieras y tengas ganas y tiempo disponible para dedicarle a la preparación el día anterior.

De vacaciones

Ya conoces nuestras rutas en coche y en familia durante unos días en agosto. Casi siempre solemos hacer picnic. En Francia, que visitamos muy a menudo, no hay rincón en el que no te encuentres una mesa para hacer picnic en un sitio bonito. Contamos con una ventaja, y es el tiempo, que casi siempre acompaña, pero que también tiene su parte negativa: con el calor hay que tener cuidado con los alimentos que transportamos.

De casa llevamos un poco de despensa, que consiste:

  • Unas latas de un buen bonito Angelachu.
  • Ibéricos, que envaso al vacío y que conservo en el frigorífico hasta que nos vamos.
  • Queso, aunque muchas veces prefiero probar alguno local.
  • Jamón de York de lata, que no necesita frío.
  • Algún bote de verdura, tipo espárragos o alcachofas para comer algo de verdura. Nos encanta comerla fría como si fuese una ensalada. En la foto ves un bote de cristal, porque es lo que tenía ese día, pero no suelo llevar cristal por temor a las roturas.
  • Y siempre siempre una botellita de aceite de oliva virgen extra para nuestros aliños.

Esto es lo que va en el maletero, y en los sitios que visitamos, como ya te he comentado al principio de esta entrada, vamos comprando productos locales para consumir en el día: pan recién hecho, fruta, y algún dulce de la zona para probarlo. De esta manera vamos conociendo productos de los pueblos que visitamos, pero siempre tenemos un fondo de despensa por si ese día en la excursión no se tercia mercado, o no encontramos nada adecuado, o hay cualquier cambio de planes.

El lugar adecuado

Mi hermana siempre nos dice que parece que nos ponen los sitios idílicos para hacer picnic. El truco consiste en que cuando comemos en un sitio no tan bonito no le mandamos foto… Es broma, la verdad es que cuando viajas de picnic el ojo se te espabila para encontrar sitios estupendos. Me da un placer máximo cuando encontramos una mesa en un entorno limpio y cuidado, y nosotros siempre tenemos un cuidado exquisito con el tema de la limpieza y no tirar ni un desperdicio. Hay una cosa que no falla: cuando no encuentres sitio para comer en un paraje acércate al pueblo más cercano, y seguro que sus habitantes conocen alguno agradable para comer, porque muchas veces lo usan ellos mismos.

Vamos de picnic

El pasado día de la Madre me regalaron en casa el juego de picnic más bonito del mundo. Es muy cómodo y no pesa nada. Tiene cuarto servicios, pero como somos cinco, ya le he añadido yo otro. Recuerda que en webos hay un apartado de viajes por si alguna de nuestras sugerencias te sirve para tus escapadas.
Y recuerda que si necesitas alguno de los productos que yo uso desde hace años tienes un descuento, puedes verlo aquí.
Su

Publicado por , el Nuestros viajes. Etiquetas: , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Todavía no hay comentarios para "Qué llevar de picnic".

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….