Search
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Publicidad

Embalse de Bolarque, lleno de planes

En la belleza de la sierra de Altomira, allí donde el Tajo y el Guadiela se unen, está uno de los pantanos que conforman los llamados «Mares de Castilla», el embalse de Bolarque, límite natural entre las provincias de Cuenca y Guadalajara.

Los recodos del embalse de Bolarque

Embalse de Bolarque

El embalse ocupa un paraje idílico, encajonado entre las laderas con pino carrasco y sabina negra de la sierra de Altomira. Este encajonamiento le hace gozar de un microclima más cálido que el entorno. La proliferación de aves completa su alto valor ecológico que lo hacen merecedor de la distinción de espacio natural protegido.

El hecho de que el caudal del trasvase Tajo-Segura salga de este embalse hacia el próximo de La Bujeda permite el nivel casi estable de sus aguas, independientemente del estado de llenado de los de Entrepeñas y Buendía.

La presa

De nuestras excursiones dominicales por la provincia de Guadalajara, Bolarque es uno de los sitios que más nos gusta visitar, sea la estación que sea, por la paz que se respira allí. En invierno dejamos el coche en el aparcamiento de la Central Hidraúlica y el Museo de la Electricidad y desde allí caminamos hasta la presa levantada a principios del siglo XX e inaugurada en 1910 por Alfonso XIII. Era lógica la elección del enclave, del que se tiene referencia de actividad hidráulica por sus molinos del siglo XV.

El poblado

También nos gusta caminar por el poblado, construido en 1944 cuando se elevó la altura de la presa. Pintorescas casas y hermosos jardines, en las lindes de Almonacid de Zorita y Sayatón. Fue construido para alojar a los empleados y directivos de la presa, dotándolo de todos los servicios necesarios. Todas las casas están rodeadas de jardines y carecen de vallas que limiten los edificios, que se encuentran repartidos a ambos lados del río Tajo, a la salida de la presa.

¿Y en verano?

Hace pocos días tuvimos el placer de hacer plan de verano, un paseo familiar en barco que fue una auténtica delicia y del que os dejo referencia al final de la entrada. Yo lo encontré buscando información y la verdad es que merece la pena.

En el paseo pudimos ver en primer lugar fue el último tramo del Guadiela antes de afluir al Tajo para, a continuación remontar las aguas de éste. Lo que primero que nos llamó la atención es un edificio a medio construir que data de los años sesenta, pero que enseguida olvidas porque te sumerges en el llamado «Desierto de Bolarque», un paraje muy arbolado, remoto y casi inaccesible, que empezó a ser conocido como lugar de retiro en la Edad Media y en el que ya entrado el siglo XVII se levantó un convento Carmelita más grande. A sus alrededores se fueron agregando ermitas, de manera que allí existen actualmente restos de todos ellos más o menos conservados.

Dos reclamos

Dos cosas nos llamaron poderosamente la atención, aparte del maravilloso paisaje: la ermita de la Virgen de los Desamparados y la playa de Bolarque.

A la ermita ya habíamos intentado llegar por tierra desde la presa de Buendía. Tuvimos que abortar porque escogimos un día de mucho calor y nos tuvimos que volver cuando apenas nos faltaba media hora, pero decidimos volver en otoño, cosa que haremos. El camino es absolutamente maravilloso y recomendable, discurre al lado del Guadiela, rodeado de las altas formaciones rocosas típicas de ese entorno.

Desde el barco vimos también la playa de Bolarque, que tenemos pendiente de visitar desde tierra. Tiene mesas, socorristas, baños y otros servicios, como alquiler de kayaks.

Para llegar a este playa por tierra tienes que ir a Albalate de Zorita y desde allí seguir las indicaciones hacía la playa de Bolarque. El camino tiene muchas curvas y es bastante estrecho. En el pueblo nos dijeron que también se podía llegar desde la parte sur del pueblo, donde te encontrarás con una garita de seguridad con dos barreras, una para residentes y otra para invitados. Por la de invitados tendrás que identificarte e indicar que vas a la playa. Una vez accedes, simplemente tienes que seguir las indicaciones hacía la playa de Bolarque. Justo antes de la entrada al aparcamiento, existe un cruce con tres caminos posibles y bien señalizados: playa, mirador y embarcadero. Todos ellos son de visita obligada.

Si quieres más información sobre el alquiler de barcos entra aquí.

Te dejo con una galería de fotos, ¡espero que la disfrutes!

[Puedes hacer clic sobre cualquier foto para comenzar una presentación a pantalla completa]

Su

Publicado por Su, el 26 de julio de 2021. Esta entrada está guardada en: Rutas por Guadalajara. Etiquetas: ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 2 comentarios para "Embalse de Bolarque, lleno de planes".
  1. Javier dice:

    Se puede ir con carrito para bebes??

    • Su dice:

      hay un tramo que puedes pasear con carrito, pero poco, el resto hay que subir escaleras y muchas si quieres hacer un paseo algo más largo (me refiero a la zona de la central electrica)

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….

Síguenos en redes sociales

¿Quieres recibir las recetas en tu correo?