Publicidad

¿Qué fue de la maravillosa cocina de sobras?

Ayer, leyendo el periódico me entero de que el Ministerio de Agricultura está haciendo un estudio para revisar y aumentar la caducidad de algunos alimentos, y los resultados me han parecido estremecedores: en España se tira de media en los hogares un 42% de comida. No entro en consideraciones de si este estudio es una exageración o no, o si nos tenemos que comer los yogures caducados estilo Cañete, o si realmente tenemos todos tan poco tiempo, que es más fácil tirar que reciclar la comida que sobra haciendo otra receta.

La cocina de aprovechamiento

¿Que ha sido de las sobras que nuestras madres reconvertían en el mejor de los platos?
En mi casa este tema es sagrado. Desde hace muchos años he seguido el sistema de mi madre. Ella es caso aparte, porque te reconvierte una sobra en otro plato mejor que el primero, y eso es un arte que se lleva innato. Yo lo hago bien, pero no con su maestría. Eso sí, en mi casa me he criado bajo el lema ‘no se tira nada’, y cuando digo ‘nada’, es ‘nada’. Las raciones se hacen pensando en la cantidad justa, y si sobra alguna cosa se convierte en otra receta automáticamente, siempre con la idea de hacer más agradable el tema sobras. Con lo cual yo le cogí el gusto a esto de aprovechar todo y no tirar nada, y menos mal que disfruto con ello, ya que en este caso, de no haber seguido estas enseñanzas, hubiese tenido graves problemas con la jefa del clan.

Creo que en el fondo lo que pasa ahora es que el poco tiempo de que disponemos nos lleva inevitablemente a coger el plato, mirar el cubo de la basura y pensar “bah, no merece la pena estarme quitando la carne de los huesos de la gallina del caldo para hacer unas croquetas”. ¿O no es el tiempo, sino el uso que hacemos de él?

Siempre me acuerdo lo que dice mi amiga Ajonjolí en su blog: “A nadie le sorprende que los españoles vean una media de cuatro horas de televisión al día. Sin embargo, el hecho de dedicar hora y media a preparar la cena cada noche a mucha gente le parece raro y te preguntan que cómo tienes tiempo.”

Sabéis que no suelo meterme en temas que no sean recetas propiamente dichas, porque cada uno es libre de hacer lo que considere oportuno. Además soy sumamente respetuosa, y la organización de cada casa es un mundo. Pero es que no puedo pasar por alto estos temas, y el hablarlo con vosotros me ayuda a desahogarme. Supongo que tú, que me estás leyendo y que te interesa hacer la comida a los tuyos de la mejor manera posible, es muy probable que cuides este tema, pero es cierto que hay una laxitud en el uso de las sobras, tenemos tanto de todo, que si tiramos algo a la basura, otra cosa habrá para cenar.

La cocina de aprovechamiento
Creo que es bueno pensar un poco y volver al maravilloso mundo de hacer de las sobras un arte. La cocina castellano manchega es primorosa en este tema. Si nos fijamos un poco, cuántas recetas son de aprovechamiento en nuestra cocina: con pan se hacen migas, sopa castellana, sopa de espárragos trigueros, gazpachos pobres, torrijas, y así, un montón de recetas.

¿Y qué hablar de las croquetas? ¿O de las empanadillas? ¿Y de las tortillas hechas con verduras que han sobrado o guisadas? ¿Y las ensaladas con restos que van quedando?, y que bien hechas, que son una maravilla, ¿Y las lasañas? y esas magdalenas que han quedado un poco olvidadas y con las que se puede hacer un fantástico puding —ya pondré la receta—…

Y así seguiría dándole una vuelta a muchas de las recetas que nos acompañan en la mesa del día a día.

Ya, pero algunos me diréis que hacer una croqueta casera lleva su tiempo. ¿Y? Nadie dijo que comer bien fuera fácil, pero es el tiempo mejor invertido: en salud, en bienestar y en placer.

Su

Publicado por , el Trucos. Etiquetas: ,

Comentarios

Deja tu comentario:


Te recordamos que:

  • Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos.
  • Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos como hacerlo
  • Al dejar un comentario aceptas nuestra política de privacidad
Ya se han hecho 130 comentarios para "¿Qué fue de la maravillosa cocina de sobras?".
  1. Marisemd dice:

    Estoy de acuerdo contigo.
    Si me sobra un poco de comida la congelo y de vez en cuando pongo un “menú Largo y Estrecho” que queda mas fino que decir sobras. A veces es dificil calcular la cantidad justa o aparecen imprevistos…
    Besos. Marisemd

    • Marisemd dice:

      Quizá no me haya explicado bien. Sacamos los poquitos de cada cosa y cada uno come diferente, a veces son los primeros y el segundo igual, o al reves.
      Hace tiempo que los criticos no hablan del menú largo y estrecho , poco de muchas cosas.

  2. Jose dice:

    Totalmente de acuerdo. En mi casa no se tira nada, nada, nada, ¡nada! Y ese argumento de la televisión me toca recordarlo todas las semanas. Que quienes se pasen horas con la televisión, consolas y demás cuestione el que cocinar sea perder el tiempo es algo que deja sin palabras… o al menos sin palabras nétamente positivas.

    Saludos,

    Jose

  3. carmen dice:

    en mi casa es igual, siempre que puedo lo reutilizo, y si no, cuando ya queda poco de cada cosa, “buffet” con todo lo que ha quedado a lo largo de la semana. Además este año he decidido lanzar un reto en mi blog para recoger ideas de todo el mundo de recetas para aprovechar las sobras navideñas. Animaos si quereis proponer algo o solo coger ideas: http://www.rezetasdecarmen.com/2013/01/reto-rezetas-contra-la-cuesta-de-enero.html Saludos!

  4. Juana dice:

    Totalmente de acuerdo parece que es algo normal tener cualquier alimento en la nevera o despensa y que no apreciamos esa suerte que muchas de nuestras madres no tenían y eran las mejores administradoras y cocineras, las croquetas de aprovechar el cocido que hacía mi madre eran lo mejor de ese cocido y era de llorar de bueno, me ha encantado el post, un abrazo

  5. angelica dice:

    Tienes toda la razon,yo recuerdo que mi abuela siempre aprovechaba lo del día anterior,con la carne de la sopa hacia un refrito y unas papas que te chupabas los dedos, ahora tenemos tanta cantidad de cosas que no valoramos el euro que nos gastamos en pan y que si esta un poco duro va directamente a la basura,yo cuando me sobra pan de un día a otro hago tostadas o simplemente le doy calor y con mermelada y mantequilla no veas que rico que esta

  6. angelica dice:

    Yo por ejemplo aprovecho casi todo,alguna vez pienso mucho que aprovechar,porque me da miedo ponernos enfermos,pero casi siempre ahgo de una comida dos o tres

  7. Marina Romero dice:

    Pues la verdad es que si. Yo ya soy mayor y tambien aprendi de mi madre a aprovechar las sobras sin que lo parezcan. Claro que desde que me acuerdo me gusta cocinar y comer jeje. Me da mucha pena cuando veo comida en la basura.

  8. Lidia dice:

    No es una cuestión de tiempo, sino de mentalidad. Toda la vida los días han tenido 24 horas. Hay que cambiar de mentalidad, cuesta, pero es necesario. Yo llevo fatal este tema, no soporto que se tire la comida. Hace poco vi n programa de Salvados sobre “con la comida no se juega”, creo que todo el mundo debeía verlo y reflexionar…

  9. ROSER dice:

    En casa no tiramos nada de nada,pero nada,y para no tirar no tiramos ni las migas del pan,por que van a parar a un cuenco junto las cascaras de los huevos trituradas para los pàjaros!!

  10. Eulalia dice:

    Me ha encantado tu post.Cuanta razón tienes! Y lo que dice Ajonjolí también!!
    En mi casa también me han educado para no tirar nada de nada, mi madre siempre me repite que en su casa no se tiraba ni una miga de pan y así nos ha educado ella. Yo soy especialista en comerme las sobras, supongo que como ya lo he visto en casa no me importa y si sobra mucho, al congelador y ningún problema!!
    Gracias por este post tan bueno, mucha gente debería leerlo.
    Un abrazo, Eulalia

  11. ROSER dice:

    Hay que sw me ha enviado.Queria decir que un mega sobresaliente por este post.Gràcias.

  12. Lur dice:

    Cuanta razón tienes y lo que me cabrea a mi escuchar a mucha gente quejarse de que no tiene tiempo de nada, y mucho menos de cocinar y sobre todo si es para los niños, y te fijas en los carros de la compra y es un dolor ver tanto precocinado y tanta bollería industrial. De verdad se tarda tanto tiempo en hacer un bizcocho? se tarda menos en hacer una tortilla de atún que en calentar una pizza precocinada. Y siempre pienso lo mismo, esos niños crecerán sin paladar y sin cultura gastronómica y difícilmente podrán trasmitir a sus hijos los valores que tu madre muy sabiamente te transmitió a ti. No se cuál será la solución a tanto disparate, porque ahora mismo prima más la velocidad que la calidad, y no veo intenciones claras de cambio en mucha gente, que siguen quejándose de que caro esta todo pero compran nugets de pollo congelado a precio de jamón ibérico.

  13. Molly dice:

    Magnífica reflexión. Aunque me da que buena parte del despilfarro de tirar las sobras era más por una cuestión de buena situación económica que por falta de tiempo. Ahora bien que nos organizamos para hacer sopa de pollo, crema de verduras y ropavieja con las sobras de puchero. Y, con respecto a los productos lácteos, nunca he entendido esa obsesión por la fecha de caducidad, porque es un alimento que “canta” cuando no está en condiciones. Incluso en ocasiones antes de fecha ¿hay que comérselo porque no ha llegado el día del envase? Supongo que no :-)

  14. Miriam dice:

    Estoy completamente de acuerdo con la reivindicación de la cocina de sobras. No sólo hay platos riquísimos que tienen su origen en la cocina de aprovechamiento, sino que cocinar aprovechando las sobras me parece la forma más inteligente y eficaz de organizar la comida en casa.
    Yo así lo hago en casa, y no me cuesta porque en mi familia ésa ha sido siempre la norma: la comida no se tira. Incluso si había un plátano medio pocho, se hacía un batido con leche y canela (que salía estupendo, y más de uno he disfrutado yo en las noches de verano) Mi madre viene de una familia muy pobre y muy grande, así que lo de aprovechar la comida lo llevamos en la sangre.

    Pero noto claramente que la gente de mi generación (soy del 81) casi no sabe cocinar, y mucho menos aprovechar las sobras. Y ya no digamos las generaciones posteriores. Pero creo que más que un tema de tiempo, se trata de un tema de educación. Tenía un compañero de trabajo, más joven que yo, que se reía del resto de compañeros cuando le echábamos la bronca por tirar la comida. Y es que llegaba al extremo de si compraba un paquete de salchichas y le sobraban una o dos, iban automáticamente a la basura. Y yo siempre me preguntaba si realmente lo hacía porque era lo que había visto en casa, si su madre manejaba así la comida. O si por el contrario, como tantos otros padres, los suyos le habían inculcado que no tenía que hacer ningún esfuerzo ni comerse la cabeza porque “se lo puede permitir”.

    La cultura del consumo y del usar y tirar se ha extendido también a la comida. Mucha gente joven piensa que lo de aprovechar las sobras es de penurias de posguerra, de otra época que no es la abundancia en la que ellos se han criado. Cuando realmente es la forma más inteligente de aprovechar el dinero que inviertes en alimentación (a mucha gente, como por ejemplo mi ex-compañero de trabajo, el argumento de la sostenibilidad y de que hay gente que se muere de hambre, se la trae totalmente al pairo)
    Y respecto al tiempo, también recuerdo que mis compañeros de trabajo se maravillaban de lo que solía llevar en el tupper. El comentario siempre era el mismo: “Ojalá yo tuviera tiempo”. Mi respuesta? “El tiempo que yo he tardado en hacer esto es la mitad de lo que tú te tiraste ayer viendo la tele”.
    Perdón por el ladrillo, es que me interesa mucho el tema!

    • Miriam te quería felicitar por tu comentario, me ha encantado, tu manera de exponer y defender tu opinión sobre el magnífico artículo de SU, suscribo vuestros razonamientos al 100 por cien, de hecho en mi blog, tengo un apartadado especial para el aprovechamiento de las sobras de comida.

      Su, muchas gracias por tu publicación de hoy, la concienciación de todos, es un ejercicio de responsabilidad colectivo. Besitos!!

  15. Laura dice:

    Hola Su, estoy completamente de acuerdo contigo. Recuerdo que mi madre cada vez que hacía caldo para sopa ese día tocaba sopa y de segundo la carne y las verduras aliñadas. Con las sobras por la noche una ropa vieja y al día siguiente con lo quedaba de carne unos canelones. La cocina mallorquina también tiene mucho de eso de aprovechar sobras. Lo del puding también lo he hecho muchas veces pero no con magdalenas, con bescuit, con pan tostado, con ensaimadas secas, con croisanes secos, con pan de leche… vamos, con el bollo que se hubiera resecado y por arte de mágia se convertía en un postre inesperado y estupendo.
    Yo también hago mucho de esto, pero yo soy más de improvisar. En ocasiones hago de broma de que soy la reina del reciclage culinario. Sólo es cuestión de tener un poco de imaginación y saber un poco como combinar sabores, que casa con que y como modifican los sabores los distintos tipos de cocinar. Si tiro algo es que alguna verdura se ha apochado y enmohado, y así sí es un trocito muy pequeño, con quitarlo y aprovechar el resto si esta bien ya nos vale.
    Yo tambien creo que hay mucha gente que tira y puede que también además de lo que dices podría influir que la gente tenga una falta de cultura culinaria. Los que nos machacamos la cocina no solemos tirar tanta cosa a la basura. Basta ver el volumen de las bolsas de basura. Una última cosa que me molesta es la cantidad de envases que hay ahora. Vuando yo era pequeña no se usaban tanto y se comia fenomenal.

  16. Susana Ramo dice:

    No podía estar más de acuerdo en lo q dices.
    Cuantas veces los restos nos sacan de un apuro, incluso yo hago de más para poder hacer otro plato para otro día, lentejas que sobran… otro día con arroz, o las judías, el pudin con restos de bollería ya seca, las estupendas croquetas, las tortillitas de camarones pero con restos de cualquier pescado desmigado, la tortilla de pan dulce etc…
    Siempre fiel, tu tocaya desde Guadalajara.
    Besos y sigue así

  17. Miren dice:

    No se puede exponer mejor, bravo.
    Seguiremos aprovechando las sobras, aquí tampoco se tira nada, con los garbanzos que han quedado hoy, añadiendo más verduras, haremos el primer plato del lunes, un rico puré.

    Saludos.

  18. Salvador dice:

    Personalmente Su creo que se exagera bastante y que en los hogares españoles se aprovecha muy bien la comida que sobra.Otro tema son las frutas y verduras en grandes superficies dónde todo tiene que estar perfecto para que entre por el ojo.
    Saludos.

  19. Gemma/El Sur dice:

    Totalmente de acuerdo.
    Te voy a contar la anécdota de que cuando viví en Argentina estuve involucrada en uno de esos proyectos de ir a los supermercados y ver que se podía reutilizar: un envoltorio que no estuviera bien etiquetado ya no era apto para la venta, aunque el producto estuviera perfectamente. Eran tonedalas de comida que se tiraban y se podían comer. En un país que es un primer productor mundial de aceite, cereales y carne. Imagínate.
    Pero volviendo al tema de las sobras, es que hay mucha gente que no sabe ni cocinar. Ni tiene cazuelas en casa, una buena sartén…El microondas y precongelados. En nuestra generación está mal visto cocinar, digamoslo ya.
    Debería enseńarse en las escuelas. Asignatura Cocina y Nutrición. Además aprenderíamos composición de alimentos y se dejarían esas dietas tan graves para la salud.
    Por último, dejarte mis sobras favoritas: De un estofado, se le ańade salsa de tomate casera, lo pasas por la minipimer y tienes una salsa que se llama tuco, para unos macarrones o unos ńoquis.
    Y el budín de pan!!!! El favorito en casa, yo lo hago de chocolate. Esa receta te falta por poner, Su!
    Carińos.

    • Sandra dice:

      Totalmente de acuerdo contigo Gemma. Creo que, sobretodo las chicas/mujeres, de cierta edad no cocinan por “pose”. Pero también creo que las madres no les han enseñado a hacerlo, supongo que porque consideraban más importante que ella estudiara. Sin embargo, creo que una cosa no es incompatible con la otra.
      Como a mi me enseñaron a cocinar y me gusta comer bien, he enseñado a mi hijo. Ahora tiene 23 años y cocina mejor que bien. Es una manera más de ser independiente.
      Por supuesto en mi casa no se tira absolutamente nada de comida y efectivamente, el tuco está “de muerte”.
      Saludos.

  20. Elsa dice:

    Muy bien, Su, como siempre dando en el clavo. No conocía el dato que has dado pero me he quedado de piedra, ¿de verdad tiramos un 42% de comida en casa? Eso quiere decir que hay casas en las que se tira mucho, no me fastidies… Diría ‘cuánto tenemos que aprender’ pero creo que va a ser más bien ‘cuánto tenemos que retroceder’ (en algunas cosas). Gracias por darnos el tironcito de orejas correspondiente.

  21. Carmen dice:

    Crecí en un hogar con una excelente comida casera y la cultura del aprovechamiento era fundamental: mamá jamás tira nada, pero lo recicla de forma que no sólo no te enteras de que te estás comiendo las sobras, sino que te encantan…
    Ya quisiera yo ser igual!
    Sin embargo, en los años de residencia universitaria, el aprovechamiento nos mataba!: habrías la empanada y no atinabas a averiguar cuántos ingredientes llevaba y a que día se remontaba el acopio, ja, ja!
    Abogo por la cultura del aprovechamiento y por volver a tantas cosas que antaño funcionaban!
    Besotes

  22. Bravo, Su ! Completamente de acuerdo. En casa mi madre jamas tiraba nada y yo intento hacer comida “de sobras” divertida. Fijate que mi hija vivió un año en Argentina, y el menu que pidio para el dia de su regreso a casa fueron croquetas de mamá (hechas con las sobras del pollo del caldo :) Pudiendo elegir pescado, marisco o lo que quisiera, elgio humildes croquetas de reciclaje. Seran que estan muy buenas ?

    Un abrazo !
    Laura

  23. Elena dice:

    No se a quien habran preguntado en la encuesta,pero no me la creo y menos con los tiempos que corren y lo caro que está todo.Como la mayoria,aprovecho las sobras para otro plato,es mas,cuando hago la compra pienso en lo que quiero preparar y lo que podría hacer si me sobra para otro dia.

  24. Cinta dice:

    Hola, pues aqui tampoco tiramos nada, si es una racion se mete en el congelador y un dia comemos cada uno una cosa, si es menos de una ración, pues tenemos 3 perros y dos gatos, asi que no se puede tirar nada, y si se estropeo algo, pues para las gallinas. Aqui se aprovecha todo, todo, todo.

    Aprovecho para preguntarte una duda que tengo. Tengo que hacer un bizcocho doble de grande de como viene en la receta, echo doble de ingredientes, pero también echo doble de levadura???, serian dos sobres de la tipo royal.

    Saludos y gracias.

  25. Javier Linde dice:

    Hola Su,

    en casa nos quedamos de piedra al ver esta noticia, y a mi particularmente me estreme!! No me cabe en la cabeza tirar la comida. Ya me pasaba antes, pero ahora en la situación en que está el país, es un crimen tirar la comida.

    Nosotros no tiramos absolutamente nada. Aprovechamos todo lo que nos sobra, y te salen unas cenas estupendas sin ningún esfuerzo.
    Siempre nos sobra salsa y la congelamos, y un día que te surge algo, unos filetes a la plancha y tu salsa y ya tienes la comida.

    De verdad, no entiendo la gente que tira comida.

    Saludos

  26. soco dice:

    Conoceis el libro: recetas caseras con pan de ayer??? está muy bien

  27. Itziar dice:

    Yo tengo un recetario de aprovechamiento del consorcio de basuras y residuos de mi comarca, es de hace 6 años!!! Yo intento que no sobre anda, pero con niños es imposible, de todas formas casi nunca tiro anda, o lo como yo, o guardo y como dice alguien más ariba otro día saco “restos”. Ah! yo también estoy cansada de que me digan que hago amdalenas, pan de molde, o unas simples tostas de pan multicereales con tomate, rúcula y salmón “claro! tú que tienes tiempo, como no trabajas”) Teniendo en cuenta que teng una casa y tres niños que comen todos los días en casa, creo que trabajo tengo no? pero me intento dedicarle mis horas a lo que para mi importa y me es satisfactorio… a una persona me llamó “radical” por decirq ue los san jacobos los hacía en casa y no los compraba congelados.

    • BEGOTXU dice:

      Hola Itziar, estoy de acuerdo contigo, no es falta de tiempo por trabajar fuera o dentro de casa, es no saber organizarse, yo llego de trabajas a las 7 de la tarde me voy al gimnasio y al volver enchufo la tele en la cocina y a cocinar, para varios dias, y asi organizo la semana, ahhh, dile a mi niño que los San Jacobos son compreados…no los quiere, y los ummmmm que suelta cuando come los de casa? como los croquetas de mi madre y mi suegra, de restos ehhh, en mi casa me enseñaron que nada se tira, y en casa de mi suegra he visto lo mismo, dos buenas cocineras de casa que han alimentado bien a sus familias, si sobra…se congela y luego se sacan sobras, y sino se recicla de otra manera, pollo guisado, a los 2 dias patatas cocidas con pollo, chipirones en su tinta…..a los 2 dias, arroz negro, yo creo que el dato como han dicho mas arriba es en los mercados, en casas seran menos, y sobre todo, sacar tiempo y aprender a organizarse, tengo 41 años y no me da verguenza decir que me encanta cocinar y que reciclo, saludos a tod@s

  28. Itziar dice:

    Sobre lo de enseñal cocina en lo colegios, no estoy muy de acuerdo, yo creo que eso se aprende en casa, pero en varias generaciones se ha perdido, la liberación de la mujer no veía bien eso de que te gustara cocinar.. en cambio ahora se puede decir sin complejos. Mi abuela hace una sopa de pescado increíble, y mi madre tb y yo ya la he aprendido, creo que esa es la esencia de la buena cocina y de calidad, la que se aprnde enc asa y ahí si se aprende a no tirar nada.

    • Mmm dice:

      Itziar, tienes razón, pero creo que lo que se aprende en casa sí que se puede reforzar en el colegio. Al fin y al cabo pasan allí muchísimas horas y sí, también tienen que ser educadores. En el colegio de mis hijos tienen una clase de cocina y les va muy bien aprender a cocinar: pasan a valorar más lo que cuesta hacer cada cosa y hasta les parece que ciertas cosas están más buenas (ej. las verduras) sólo porque ellos se han esforzado.

  29. Bea dice:

    Pues en mi casa, de toda la vida, ni se tira nada ni se deja nada en el plato. Es mas, mi hijo no es buen comedor y, por narices lo que no se come en la comida, lo tiene para la cena, que hay muchos pasando hambre en el mundo. Hay amigos de mis hijos que solocomen precocinados y bolleria industrial pero !bien que se comen mis magdalenas(tuyas, por cierto), cuando vienen a mi casa!!.
    Una cosa es no saber y otra no querer saber que resulta, por lo visto, mucho más comodo; y madres que despues de 15 años de casarse sus hijas las siguen haciendo los tupper; a eso le llamo yo muy poca vergüenza por parte de los hijos, pero, allá cada cual

  30. angeles dice:

    Antes en casa de mi madre, y ahora en la mía, jamás se tira absolutamente nada.

  31. Marisaespi dice:

    Tienes razón, me ha encantado tu artículo!!

  32. Ana Delgado dice:

    Yo también aprovecho las sobras. Algunas de las ensaladas más ricas las he hecho con sobras o con alimentos a punto de caducar.

  33. Marisaespi dice:

    Tengo una amiga que hace una cosa muy curiosa. Tiene en el congelador un tuper, y va metiendo lo que le sobra cada día y seguidamente congelàndose, por ejemplo, un boquerón, un par de patatas fritas, un resto de verdura, un trozo de filete…y cuando lo tiene lleno hace ¡de todo!, purè, empanada de sobras…como dice ella “de según”, De Según sean las sobras, reitero mi entusiasmo por el artículo…

  34. francisca balaguer dice:

    CHAPEAU¡¡¡¡ Su, todo el mundo deberia hacer lo mismo que nosotros, otro gallo cantaria. A mi esta mañana me hapasado un desaguisado. Estaba haciendo una especie de empanada llamada “espinagada” que se hace en los pueblos de Mallorca por Sant Antoni, va llena de verdura y pescado y al ir a colocarla en la fuente del horno se me ha partido y se ha escapado cantidad del relleno. Tenia que hacer dos y tenia la masa. Ni corta ni perezosa he hecho la otra y con la verdura que tenia que “tirarse” y con un buen sofrito me ha salido un arroz de verduras estupendo. Así que he tenido dos platos que han encantado a mis tres comensales. No creas muchas veces me vienen ganas de ofrecerme para enseñar a gente joven a hacer estas comidas sin nombre para que aprendan a no desperdiciar nada, aunque creo que esto tambien se mama. Tu de tu madre y yo de la mia.

  35. Marina Castelo Cadahía dice:

    Suscribo los comentarios hechos en este blog, con lo ricas que están las sobras bien cocinadas. ¿Será educación lo que falta?, en mi casa nunca se tiró la comida, a mí ni se me ocurriría hacerlo y eso es algo que se adquiere desde pequeños.

  36. Matilde dice:

    Si nuestra cocina es creativa, se debe en gran parte a la cocina de aprovechamiento, aq mi me encanta. Siempe he hecho croquetas y tortillas, y sopas etc, lo que sobra, sin problema se transforma en otra comida, más apetitosa si cabe que la original.
    Creo que tienes mucha razón en tu entrada.
    Abrazos,

  37. A mí me hace daño tirar la comida. Hoy, sin ir más lejos, un fumet de pescado con las cabezas de unos riquísimos langostinos para hacer un arrocito marinero…
    :)

  38. mayca dice:

    No puedo estar más de acuerdo contigo.Yo tengo compañeras en el trabajo que me tiene por bicho raro poque empleo las tardes a cocinar,
    (tengo 2 hijas con sus correspondientes actividades)y alucina:
    Congelan los macarrones cocidos, con tal de no perder 15 minutos en cocerlos y presentarlos en el momento!!!
    Flipante!!

    Mayca, una que se alegra de pertenecer a las extraterrestres cocinillas.

  39. Alisonhouse dice:

    Magnífico post. Creo que todos deberíamos reflexionar sobre el tema y enseñar a nuestros hijos a no tirar la comida.
    Saludos

  40. luis dice:

    Muy buenas.Como siempre , en tus comentarios, se podrán decir mas alto pero nunca mas claros.Cuanta razón llevas en todo lo que has ido poniendo.El tiempo se saca, si uno quiere.Yo en mi casa para mi gente, amaso y hago el pan para la semana , y eso nos sabe a gloria, y como eso muchas cosas mas.Lleva tiempo el hacerlo, pero uno debe de valorar las prioridades y de veras por ahi muchas cosas se están marchando a pique, pero todo empieza por uno mismo.
    Un saludo

  41. Conxita dice:

    Yo tambien quedé impresionada con la noticia de la cantidad de comida que se desperdicia en los hogares españoles. Tanto es así que yo también publiqué en mi blog un comentario al respecto. Os invito a leerlo: http://alpotpetitcuina.blogspot.com.es/2013/01/coca-de-ceba-pinyons-i-nabius-la-data.html
    Creo que entre todos hemos de esforzarnos por no tirar comida, es no solo un tema de sostenibilidad, sino tambien de justicia social.
    Saludos.
    Conxita

  42. jose carlos dice:

    Hola Su y seguidores, yo creo que esa noticia es exagerada, en cuanto a hogares pueda referirse, si leemos los comentarios ninguno tira, todos aprovechan de una manera o otra. Otro asunto son hoteles, restaurantes, supermercados, etc, ahí si que se han tirado pero de muchos años atrás, pero la situación era otra y nadie se pararaba en denunciarlo.Es como el agua de los sanitarios, agua potable, no se podría utilizar la de fregar o duchas.

  43. Laly dice:

    Totalmente de acuerdo, en casa se se aprovecha la comida, tambien mi madre me lo transmitio, con la carne del puchero croquetas o ropa vieja ,con el pescado que quedaba frito hacia croquetas y tambien le preparaba una especie de salsa y metia el pescado frito sobrante, le llamaba “pescado en sobreusa” pero no se como lo preparaba, lastima no tener la recetas,y muchas nas que ahora no me acuerdo. Un saludo, Laly.

  44. Parece que se nos ha olvidado de dónde venimos y quién somos. Hemos vivido unos años de opulencia, donde todo era poco.
    Me ha gustado mucho tu entrada.
    Yo aprovecho siempre la carne del caldo: la troceo en la sopa, hago croquetas o empanadillas. La última vez incluso hice un “trinxat” (patata y col cocida y despúes chafada) con ella.
    Lo que nos va quedando de las comidas de la semana……para el viernes, se comen sobras!!!
    Buen fin de semana!!!
    Saludos,
    Olga

  45. mavichuela dice:

    Cuanta razón tienes Su!!!! Creo que de todas las recetas que mencionas asi a bote pronto,las hago todas,ayer con la carne de puchero hice una empanada para cenar y aún me ha sobrado para una lasaña.
    Si es que con un puchero comes durante más de una semana y aún me da para congelar algo de caldo para unas prisas….La cocina de sobras es genial!!!!

  46. Carmen dice:

    Estoy completamente de acuerdo contigo. A mí me molesta mucho tener que tirar comida, así que siempre encuentro la forma de aprovechar todas las sobras de comida cocinada. Lo mismo pasa con los alimentos frescos. Si he comprado más verdura de la necesaria y veo que se va a poner mala hago puré y lo congelo, o preparo compota con las frutas. Supongo que en parte porque es lo que siempre he visto en casa. Pero claro, si no cocinas nada porque para tí cocinar es una pérdida de tiempo pues es difícil que puedas reciclar nada. Aparte de que unos nuggets y similares olvidados en la nevera tengan difícil reciclaje como no tengas perro
    A mí me parece increible la cantidad de gente que considera no ya que cocinar es una pérdida de timepo, sino que te miran como si fueras un pringao. Yo llevo la comida todos los días a trabajar y estoy harta de la gente que me dice que no sabe de dónde saco el tiempo. Que encima suelen ser los que dedican el tiempo que yo “pierdo” cocinando a ver el Sálvame y similares. O gente que te dice tranquilamente que ellos no cocinan nunca, que lo compran casi todo preparado. No hay más que ver el contenido de algunos carros en el super a base de refrescos y precocinados. ¿De verdad se puede comer así? Y lo peor es que comer así es carísimo. Gastar un pastón para comer mal, que tiene delito.
    Recuerdo cuando comencé a trabajar que tenía un compañero que se quejaba de que no llegaba a fin de mes, pero que salía todos los días no sólo a comer sino también a cenar fuera. Cuando alguien le dijo que por qué no cenaba en casa dijo que el no estaba trabajando para luego tener que hacerse la cena, como si cocinar fuera algo deshonroso, una bajeza. A mí me llamaba la atención porque yo estaba emocionada aprendiendo a cocinar (salí de casa de mi madre sabiendo hacer únicamente una tortilla francesa). Pues nada, qué siga así si quiere. A mí dedicar algo de mi tiempo a cocinar me recompensaba enormemente. Además de comer muchísimo mejor llegaba perfectamente a fin de mes y podía permitirme algún capricho. Todo ventajas.

  47. Eva dice:

    Yo personalmente soy de las que hace croquetas, tortillas de todo tipo y no me gusta tirar nada, pero hay cosas que no se como reciclar, por lo que cuando tengo varias hago una comida de sobras, esta noche misma (que mis hijos nos han dejado solos), me voy ha cenar un fricandó que me sobró que esta “que pa qué”.
    Petonets.

  48. Montse dice:

    HOla Su. En mi casa tampoco se tira la comida, pero básicamente porque no sobra casi nunca. Soy más bien parca en las raciones, muchas veces quiero hacer un poco más de lo necesario, para que sobre… y no hay forma, se lo comen :) A veces sí, a veces sobra algo (pocas) sobre todo pescado que nos gusta mucho a la plancha… y que en las cenas a los peques les encanta en un bocadillo.
    Como han dicho muchos antes, la cultura del usar y tirar ha hecho mucho daño, a mí me pone mala. Y sí que es una cuestión de educación. En mi casa no nos ha faltado nunca nada, pero me enseñaron que hay que aprovecharse muy bien de los recursos, y no tirar por tirar.
    Nosotros no tiramos ni los restos vegetales crudos ya que hacemos compost orgánico en el jardín.

  49. marisa dice:

    HOLA SU : totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores en mi casa, jamas se ha tirado nada de nada, ni el pan. lo de los carros llenos de cocina precocinada, yo tambien cuando los veo me pregunto ¿a que sabra eso?. pero bueno, por eso existen los fabricantes, si no se vendiera, no existiria. Muchos besos, y a cocinar…………

  50. mar rguez dice:

    Pues yo no tiro nada de nada ( a nos er que esté en mal estado) si junto sobras de un par de dias comemos “retales ” como dice mi madré…
    Si no lo que tu dices, croquetas, ensaladas, tortillas…

    Yo ni el pescado que se queda en las espinas cuando el pescatero te lo abre a la mitad… con ese pescado que se queda pegado y la cabeza del pescado me hago unas corquetas o unos huevos rellenos gratinados que quitan el hipo … (lo tengo en el blog, con el paso a paso vamos)

Mostrar comentarios

Agenda

+ Ver todo

  • No hay actividades programadas

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….