Search
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Publicidad

¿Qué fue de la maravillosa cocina de sobras?

Ayer, leyendo el periódico me entero de que el Ministerio de Agricultura está haciendo un estudio para revisar y aumentar la caducidad de algunos alimentos, y los resultados me han parecido estremecedores: en España se tira de media en los hogares un 42% de comida. No entro en consideraciones de si este estudio es una exageración o no, o si nos tenemos que comer los yogures caducados estilo Cañete, o si realmente tenemos todos tan poco tiempo, que es más fácil tirar que reciclar la comida que sobra haciendo otra receta.

La cocina de aprovechamiento

¿Que ha sido de las sobras que nuestras madres reconvertían en el mejor de los platos?
En mi casa este tema es sagrado. Desde hace muchos años he seguido el sistema de mi madre. Ella es caso aparte, porque te reconvierte una sobra en otro plato mejor que el primero, y eso es un arte que se lleva innato. Yo lo hago bien, pero no con su maestría. Eso sí, en mi casa me he criado bajo el lema ‘no se tira nada’, y cuando digo ‘nada’, es ‘nada’. Las raciones se hacen pensando en la cantidad justa, y si sobra alguna cosa se convierte en otra receta automáticamente, siempre con la idea de hacer más agradable el tema sobras. Con lo cual yo le cogí el gusto a esto de aprovechar todo y no tirar nada, y menos mal que disfruto con ello, ya que en este caso, de no haber seguido estas enseñanzas, hubiese tenido graves problemas con la jefa del clan.

Creo que en el fondo lo que pasa ahora es que el poco tiempo de que disponemos nos lleva inevitablemente a coger el plato, mirar el cubo de la basura y pensar “bah, no merece la pena estarme quitando la carne de los huesos de la gallina del caldo para hacer unas croquetas”. ¿O no es el tiempo, sino el uso que hacemos de él?

Siempre me acuerdo lo que dice mi amiga Ajonjolí en su blog: “A nadie le sorprende que los españoles vean una media de cuatro horas de televisión al día. Sin embargo, el hecho de dedicar hora y media a preparar la cena cada noche a mucha gente le parece raro y te preguntan que cómo tienes tiempo.”

Sabéis que no suelo meterme en temas que no sean recetas propiamente dichas, porque cada uno es libre de hacer lo que considere oportuno. Además soy sumamente respetuosa, y la organización de cada casa es un mundo. Pero es que no puedo pasar por alto estos temas, y el hablarlo con vosotros me ayuda a desahogarme. Supongo que tú, que me estás leyendo y que te interesa hacer la comida a los tuyos de la mejor manera posible, es muy probable que cuides este tema, pero es cierto que hay una laxitud en el uso de las sobras, tenemos tanto de todo, que si tiramos algo a la basura, otra cosa habrá para cenar.

La cocina de aprovechamiento
Creo que es bueno pensar un poco y volver al maravilloso mundo de hacer de las sobras un arte. La cocina castellano manchega es primorosa en este tema. Si nos fijamos un poco, cuántas recetas son de aprovechamiento en nuestra cocina: con pan se hacen migas, sopa castellana, sopa de espárragos trigueros, gazpachos pobres, torrijas, y así, un montón de recetas.

¿Y qué hablar de las croquetas? ¿O de las empanadillas? ¿Y de las tortillas hechas con verduras que han sobrado o guisadas? ¿Y las ensaladas con restos que van quedando?, y que bien hechas, que son una maravilla, ¿Y las lasañas? y esas magdalenas que han quedado un poco olvidadas y con las que se puede hacer un fantástico puding —ya pondré la receta—…

Y así seguiría dándole una vuelta a muchas de las recetas que nos acompañan en la mesa del día a día.

Ya, pero algunos me diréis que hacer una croqueta casera lleva su tiempo. ¿Y? Nadie dijo que comer bien fuera fácil, pero es el tiempo mejor invertido: en salud, en bienestar y en placer.

Su

Publicado por Su, el 19 de enero de 2013. Esta entrada está guardada en: Trucos. Etiquetas: ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 130 comentarios para "¿Qué fue de la maravillosa cocina de sobras?".
  1. Isa dice:

    Independientemente del tema sobras. (¡Lo habéis expuesto tan bien…!)

    Leyendo todos los comentarios: ¿Os habéis dado cuenta de que en el fondo de todos ellos se respira “amor”?. Amor por las madres. Amor por la cocina. Amor por los valores que de verdad deben primar y que últimamente estaban muy denostados o aparcados…

    Un lujo de contenido este blog. Tanto por Su como por las personas que en él participan

    Un abrazo a todos/todas.

  2. Lucía dice:

    Este post de las sobras viene a ser una suerte de homenaje a las madres.
    La mía siempre ha estado en “economía de guerra” y jamás recuerdo que en casa se haya tirado nada.
    Con el pan duro, además de las migas, hace una tarta de manzana que quita el sentido.
    Yo procuro seguir su ejemplo. Este “entretenimiento” de transformar en nuevos platos los restos, no deja de ser un acto de amor a nuestras familias, ¿verdad?
    Me encanta formar parte de esta pequeña familia. ¡Cuánto se aprende!

  3. montserrat dice:

    No hay cosa que me de mas rabia que tener que tirar comida, en mi casa eso pasa en contadisimas ocasiones, actualmente somos dos , y lo congelo todo, todo, mi marido me dice que un dia lo congelare a el. Si hago comida con salsa casi siempre hago el doble y una parte directa al congelador, el pan siempre cortado y congelado, sopa en taper individuales y el mismo camino, quizas po que vivo en el campo me he acostumbrado a poner mucha imaginacion con lo que tienes en la nevera, no es lo mismo bajar hasta el supoer de la esquina que tener que hacer 9 km. para ir a comprar, por tanto el tema de las sobras recicladas, jaja en casa funciona .
    SU, perfecto esta receta de Puding, a mi me pirran.

    Por cierto hoy me ha cogido por hacer un plum-cake, aiiiins me ha quedado un poco seco, no tendras tu una recetilla?? besos

  4. Andaira dice:

    Estoy completamente de acuerdo contigo…además lo de aprovechar y no tirar nada se ha hecho toda la vida de dios, y aún así la gente se sigue sorprendiendo.
    Tengo una amiga que cuando queda un día para que caduquen los yogures, los tira ¿? y por más que le expliques…no hay manera.
    Yo, que soy la niña del exorcista de la cocina, porque no me gusta nada cocinar, intento no tirar nada, y aprovechar. Es decir, cocino porque tengo que alimentar a 4 personas más y a mi misma, y somos de comer, comida…..me entiendes?
    Así que siempre hay un día en que cada uno come diferentes sobras…y no creo que pase nada, ni creo que se haya inventado nada…pero ya te digo….tengo amigas que se sorprenden, cuando la sorprendida soy yo…y yo que me creía la más torpe cocinando….amos! amos!

    De paso aprovecho…..y te digo….me gusta cómo lo haces y de la manera que lo haces….
    Un beso

  5. Concha dice:

    En mi casa no suele sobrar. Y si algo sobra a mediodía… sería rarísimo que llegara a la cena… tengo unos carpantas que “pa qué” te voy a contar.

  6. Óscar dice:

    Aunque mi comentario quede un poco abajo (es lo que tiene querer participar en uno si no el más famoso blog gastronómico de España), quería introducir un elemento de reflexión. Y es la perplejidad que a diario me produce ver en la televisión a famosos cocineros elaborando sus deliciosas y que muchas veces me da la impresión que van demasiado obsesionados con que el plato dé bien en cámara, para lo que desperdician cantidades ingentes de los productos que utilizan al utilizar solo las partes “bonitas”.
    ¿Os habéis fijado o son solo manías mías?

  7. Mercè dice:

    El post me gusta pero……
    ¿DONDE ESTÁN LOS MACARONS?

  8. Reyes dice:

    Hola a todos: En mi casa no se tira nada de nada, yo provengo de una familia muy numerosa y aunque la mía no lo es tanto,mis costumbres son las mismas. Cocino siempre de más, todo me parece poco, debe ser porque aprendí a cocinar con mi madre y siempre eran muchas cantidades. Congelo y siempre tengo comida para un día que no me dá tiempo. Con la carne de hacer caldo hago de todo: croquetas, pimientos rellenos, berengenas rellenas, etc. Por supuesto que nos tomamos los yogures un poco caducados!
    No puedo soportar que se tire comida y que haya tantas personas que no tienen que llevarse a la boca….es inmoral!

  9. Mªdel Pilar dice:

    yo procuro aprovechar todo, y asi cuando tengo varias sobras hago un “menu de frigo” . En mi casa tambien aprendi que la comida no se tira.
    Lo que me parece terrible es la actitud de una cadena de Supermercados de Levante que echan lejia en los contenedores, para evitar que la gente que lo necesita lo recupere y lo coma. Es un acto totalmente insolidario en estos dias que vivimos. Besos desde Segovia

  10. cortapicos dice:

    Poco se puede añadir después de la entrada y los comentarios sensatos y acertados que he leído. En casa de mis padres, y mis abuelos tampoco se tira nada nunca (en un ultímisimo caso, siempre se le da a mi perro, jaja), y a nadie se le caen los anillos por cenar lo mismo que se ha comido o repetir al día siguiente, cosa de la que he visto quejarse a alguna gente. Yo desde que tengo mi casa, poco a poco voy aprendiendo e “inventando” recetas de aprovechamiento, a congelar para después tener y procuro, en la medida de lo posible no tirar nunca nada. Sé que puedo mejorar todavía… alguna vez se me pasa algo, o se pudre, pero no me gusta y de los errores también se aprende.
    Un saludo cariñoso, y mientras a seguir inviertendo tiempo en hacer croquetas, que siempre merece la pean :)

  11. sipos dice:

    Estoy totalmente de acuerdo, normalmente suelo hacer las comidas lo justo, pero en ocasiones me quedan sobras y no las tiro, las reutilizo.

  12. Esperanza dice:

    Yo pienso que las estadísticas,las hacen sin preguntar a las amas de casa.En mi casa la comida es sagrada y no se tira nada.Con las sobras y un poquito de imaginacion y ganas sale otro plato.

  13. IDania dice:

    Sue querida, siempre tan exacta… No podría estar más de acuerdo con lo que has expresado aquí.
    Soy emigrante por condición natural (he vivido en 3 países y hoy vivo en España porque, al ser mi marido español, decidimos dejar EE.UU. y venir a un pueblecito donde la calidad de vida es excepcional). Soy además de la generación que estudió carrera, que trabaja, que cocina, y que hace todo lo que tiene que hacer en casa y fuera de ella, pues además, tengo una vida social. En casa NO se tira absolutamente nada. Me encanta cocinar y aprendí de mi madre, mi abuela y mi suegra a poner en práctica la cocina de sobras!!!!
    Un beso,
    IDania

  14. lydia leyte dice:

    Mantengo la tradición: no tirar comida. Las recetas de aprovechamientos son deliciosas, algunas hasta de pura gula. Empanadas, croquetas, pasteles con puré de patata, y un largo etc. Solo es dedicar un tiempo a la cocina

  15. Cristina dice:

    Su, tienes más razón que un santo. En casa tampoco se tira nada. Tengo un congelador grande y cada vez que cocino lo hago en grandes cantidades, luego congelo en recipientes del tamaño de la comida de un día y de esa manera la cantidad es justa y no sobra nada. Y si algún día queda comida, con eso preparo pasta, sopa, croquetas, empanadillas, me invento una tarta, etc.
    Te agradezco mucho este post porque, basándonos en los datos que tú mencionas, hace falta un poco de concienciación en este tema. Esperemos que sirva de algo!

    Besos manchegos

  16. Fátima dice:

    Hola! Como siempre, suscribo lo que dices. Aparte de la visión que se está dando últimamente al tema de la comida que se tira y su relación con los plazos de caducidad.. que poco tiene que ver lo uno con lo otro. Yo también llevo por bandera la máxima de “aquí no se tira nada”, heredado de mi madre que cuando tirábamos de niños un mendruguito de pan nos hacía darle un beso ;).

    Me tachan de maruja cuando hablo de estas cosas, pero es lo que hay y pobre de quien no lo disfrute. Porque eso sí, no se tira nada, pero tampoco se comen los restos de cualquier manera. De hecho, hay comidas que hago para que sobre tras haber descubierto un plato con las sobras que adquiere la dimensión de plato propio.

    Adelante con los restos y su reinvención! Comida digna, rica e imaginación al poder! Y sobre todo, el cubo de la basura debe tener en la orgánica solo restos de peladuras y cáscaras de frutas!

    Un abrazo.

  17. ÁNGELES dice:

    ¡Magnífico post!
    Vas cargada de razón. Mi Madre me educó a aprovechar las sobras porque es un pecado tirar comida y además ella vivió una guerra y una posguerra que fué peor todavía.
    Su lema es “de tirar nadie se hace rico”.

  18. Júlia dice:

    En mi casa el tema sobras es sagrado! nunca se tira nada! mi madre tiene declarado el jueves como el dia de las sobras, ese dia cada uno va a la nevera mira que le interesa mas prepararse y cada uno mira la forma de rehacer el plato para comerselo a su gusto!!! la verdad que creo que mi madre hizo posible que a todos el dia de las sobras nos fascinara!!!

  19. javier dice:

    estoy muy concienciado del tema de los productos a punto de caducar,por mi trabajo en un supermercado desde hace 10 años soy el
    encargado de tirar al cobtebedor organico los productos que van a
    caducar,incluso con 10 dias de antelación,para nosotros es una pena
    pero luego a final de año hay un seguro que cubre a las empresas
    esos margenes de perdidas y son enormes.

  20. maria dice:

    Es la primera vez que escribo y llevo leyéndote mucho tiempo.Pero quiero aportar mi granito a este tema:
    – Yo soy una pésima cocinera,hago de comer porque en la organización familiar tengo esa tarea.Lo intento,hago recetas,busco,etc.pero a cada persona se le da una cosa y ésta no es la mía.Pero no ceso en mi empeño de mejorar.
    – A mi generación (´80)al menos en mi entorno,no nos enseñaron a cocinar.
    -Por tanto,tampoco a saber aprovechar las sobras.Yo como tengo cultura “de pobre” desde el primer día en mi casa no se tira comida,se ajustan las raciones a las personas y se aprovecha todo.
    – Hay muchas familias en las que se tira comida,muchísima,pero hay muchas en las que no y pienso que esta encuesta no está bien planteada o bien representada.
    -Es una forma de “echar la culpa” las familias,que somos las que parece culpables de todo y entre ellas,de tirar comida y derrochar.pues al menos en mi casa,NO,nunca.siempre hemos sido ahorradores,aprovechamos la comida (al igual que no se tiene la luz encendida inutilmente,las lavadoras se ponen cuando están llenas de ropa,el agua se utiliza con moderación,los folios usados se reutilizan por detrás para hacer la lista de la compra o pintar los niños….cosas de sentido común de toda la vida y que ahora parecen una novedad).

    un abrazo.

  21. Elisa dice:

    ¿Qué hay hoy para cenar, mami? Sobras,cari.

    Y mis hijas aplauden como locas, oye, son restos de comida sin tunear ni nada, una ración de macarrones, un par de filetes de lomo con tomate, una ración de arroz chino, lo justo para una o dos raciones, pero claro, las 3 dicen que es la mejor cena porque pueden elegir lo que quieran. Vamos, que aquí dices que hay sobras y se ponen tan contentas, no vemos que tenga nada de malo. Por supuesto también le damos a las tortillas paisanas que llamamos que son tortillas con restos de menestra, las croquetas de todo, las empanadillas también de todo, las rebanadas de pan tostado del día anterior las ponemos recien hechas en un plato en la cocina y cada vez que alguien aparece por allí desaparecen 2 o 3. Y qué decir del manjar de la crema de marisco con las cabezas de los langostinos a la sarten, un poquito de arroz o harina, unas verduritas y poco más. Bueno, me voy a la nevera a ver qué tengo por ahí para poder hacer un apaño, que me está entrando un hambre…

  22. Yolanda dice:

    Yo tengo la teoría de que las comidas de aprovechamiento son de las mejores, las croquetas, las migas, un montón de comida que es, como dices, incluso mejor que la inicial. Pero también creo que hace mucho en esto que lo hayas visto en casa. Toda mi vida he visto a mi abuela, a mi madre y a mis tías aprovechar lo que había sobrado para hacer otra cosa; y no me cabe en la cabeza hacerlo de otra manera. ¡

  23. Laube dice:

    Plenamente de acuerdo, Su. En casa seguimos la misma política; pero con toda la comida. Y es que es lo que vi a mi madre y a mi abuela… Además, qué pasa, que nos hemos vuelto tan snobs y tan sobrados que un trozo de pollo que sobra de hoy no lo podemos comer mañana?
    Uy uy uy… yo también me pongo como una moto con este tema. De hecho, el primer concurso que realicé en mi blog era para presentar recetas de aprovechamiento con sobras de otras comidas y, la verdad, tuvo mucha aceptación. Sin embargo, hay personas que no tienen muy claro qué es una sobra y pensaban que valía, por ejemplo, “abro una tarrina de queso, unto el pan; me sobra queso…”. Nooooo. El queso de la tarrina no es sobra!!!!! jajajajaja Bueno, lo pasamos muy bien y creo que hubo personas que aprendieron un poquito cómo hacer nuevos platos con restos del día anterior.
    Además, me gusta decir que mis comidas de restos salen más ricas… Palabrita!
    Besitos y gracias por sacar el tema

  24. Juego de sabores dice:

    Poco a poco estamos volviendo a la cultura del reciclado y del aprovechamiento, cosa que no está nada mal, especialmente en la cocina!
    Ana de JUEGO DE SABORES

  25. fernan dice:

    Acabo de descubrir webosfritos; buenísima, enhorabuena,por el articulo, los comentarios y recetas. Le he dicho a mi mujer que se meta sin falta, también es buena cocinera y de tu zona; tu recomendación sobre el aceite Pantocrator muy acertada, lo usamos de toda la vida, es posible que sea uno de los mejores aceites, quizás por su poca producción, y no es porque ella sea socia de la Cooperativa y de Valdeolivas… lo dicho enhorabuena.

  26. aliere dice:

    Hola Su,

    A mí me gustaría dar una visión diferente sobre el tema. Comparto el fondo: la comida no se tira. Pero lo siento pero no hay nada que más rabia me dé que la palabra sobras. Por ejemplo cuando este año terminó la cena de nochebuena y mi madre exclamó: “y mañana navidad, sobras”. No señor, no comparto la idea de cocinar 15 platos diferentes y pasarnos una semana comiéndolos para no tirar nada, ni siquiera intentando variar las preparaciones (que en mi casa casi nunca se hace). Además yo no lo podría hacer porque mi costillo odia todas las recetas de aprovechamiento, incluidas las croquetas. Esto es lo que yo hago:

    – Utilizar un organizador para tener planeada la comida de toda la semana y no comprar chuminaditas de más que luego terminan por ahí. Puede ser en papel o con medios digitales, yo por ejemplo utilizo pepperplate, donde voy almacenando además las recetas de mis blogs favoritos, como éste.

    – Comprar cantidades razonables de comida, colocarlas de mayor a menor caducidad en la alacena y si algo se ha pasado, a menos que esté manifiestamente podrido se come igual. Por culpa de nuestra dichosa manía de tirar las cosas en cuanto llegan a la fecha recomendada se tira mucha comida que está PERFECTAMENTE. ¡Si hasta las cápsulas de café de Nesspreso llevan caducidad de un año! Y los propios de la tienda te dicen que es que les obligan a poner una caducidad pero que el café está bien en esa fecha, como mucho pierde alguna nota de aroma.

    – Cocinar o bien para una comida, sin que sobre nada, cosa muy fácil de hacer en muchos platos, o bien congelar por raciones lo que sobre y sacarlo al cabo de una semana o dos. Ahí consigo que no sean sobras, sino un plato recién hecho (si se descongela y usa el microondas correctamente, claro) y además el costillo tiene la comida hecha para cuando yo no estoy. Creo que las amas de casa tradicionales le tienen demasiada tirria al congelador, cuando es nuestro mejor amigo. ¡Si hasta hay quien cocina una vez al mes! Yo lo he probado para toda la semana y ganas un montón de tiempo y los alimentos no pierden un ápice de calidad.

    Ah, y otra cosa más, lo que siempre tiraba porque se nos ponía malo siendo dos era el queso rallado de las pizzas, por ejemplo, y cocina maravillosamente en su propia bolsita y luego lo sacas cuando lo vas a usar.

    En definitiva, organizar los platos (como tú haces con los menús, por ejemplo) para no comprar tonterías y cocinar lo que esté próximo a caducar, ignorar las fechas de caducidad a menos que haya moho si algo se nos ha pasado y congelar lo congelable, que es prácticamente casi todo. Un beso y perdón por la chapa.

  27. Belen dice:

    Hola Su: no esta mal qu e de vez en cuando nos des un toque de atención, por lo menos a mi me sirve y mucho, procuro no tirar nada pero seria
    como pinocho si no reconociera que de vez en cuando va a la basura, ese jamon dulce caducado por tenerlo olvidado en el cajón etc…
    Gracias por todo Un abrazo Belen

  28. wivith dice:

    Hola Su.
    Yo vi, el viernes, el programa de la 6ª que hablaba sobre el tema y, como siempre me ocurre, se me llevaban los demonios al ver el despilfarro.
    En mi casa la ley es la misma que en muchas de las casas españolas: “En la comida, basura 0”. Si como el alcohol al volante. Exactamente igual.
    Esta Navidad decidí que mis comidas iban a ser lo más económicas posible pero, a la vez, lo mas originales posibles y francamente: Creo que lo logré.
    Ahora es cuando estoy sacando los post con todos los reciclajes y aprovechamiento de aquellos días y tengo que decir que quedaron unas cosas estupendas.
    Somos más de picoteos que de comidas de 1º, 2º y postre así que lo que más hago son precisamente tapas.
    De los pocos restos que quedaron para Noche Buena y Noche Vieja, los días de Navidad y Año Nuevo salieron otras tapas, con base en las primeras que quitaban el sentido.
    ¡Y todas las que no quise fotografiar porque ya me parecía excesivo!.
    Yo no me explico de donde salen esas cuentas que nos quiere hacer tragar el gobierno ya que todo el mundo que conozco hace lo mismo y, es más, llevamos a orgullo lo de sacar nuevos platos con los restos.
    Leo los comentarios y veo que todo el mundo decimos lo mismo…
    ¿No nos están pretendiendo hacer comulgar con ruedas de molino?.
    ¿Quien es el despilfarrador?: Ninguna/o de nosotros lo somos así que no me cuadran las cosas.
    ¡A ver si ahora pretenden que la crisis es culpa del ama de casa por tirar comida a la basura!.
    Resulta que es el consumidor el que desprecia los productos…
    Lo siento, pero es una MENTIRA, así, con mayúsculas y todo.
    En fin, mejor casi dejar de pensar en el tema porque los ánimos están más que soliviantados.

    Perdón por esta parrafada pero me siento insultada por nuestros politicastros al decir semejantes barbaridades.

    Pochoncicos.

  29. Silvia dice:

    Comer con poco dinero conlleva tirarse mas tiempo en la cocina, la carne que cuesta menos necesita mas coccion, hacer albondigas lleva su tiempo… si te gusta cocinar eso es una bendicion!

  30. Feli dice:

    Totalmente de acuerdo. En casa tampoco tiramos nada, un día a la semana comemos restos, nos repartimos lo que haya. Que ricas las migas con el pan duro, o una sopita de ajo o de tomate como la hacía mi madre.
    Otros días si hay mucho pan hago unos paninis …
    También las gallinas se comen a veces nuestro pan duro, se lo llevamos, pues para eso nos proporcionas los huevos.
    En el pueblo a veces se nos estropea algo de verdura fruta, pues a veces no podemos consumir todo lo que nos proporciona el huerto y eso que repartimos y envasamos muchas cosas como los tomates mermeladas y demás para el invierno.
    Nada como lo que uno hace en casa. Saludos

  31. Justo hoy hablaba con mis hijos de la comida, el valor que tiene. Para mí siempre ha sido así, me lo enseñaba mi padre… hoy les cuesta entender.. Siempre que puedo aprovecho todo. Gracias por sacar el tema. Me encanta tu blog. Las fotos preciosas.

  32. matarratas dice:

    Mi abuela me enseño que”No se tiran ni los rabos del perejil,sirven para adornar”Y desde entonces en mi casa a comer d sobres le llamamos comer “a la carta” El que saca la carta mas alta elige primero que “retalito” quiere

  33. una reflexion buenisima, la mayoria de la gente se ha acostumbrado a tirar y tirar y eso nos ha llevado a un mal sitio, en casa como dices tu mi madre hacia lo mismo con el mismo comentario de siempre” con la cantidad de gente que hay pasando hambre no se puede tirar nada, mira esos niños de africa si pillaran esto” a ver si asi no aprendes a hacer un arte lo de las sobras y bien que te las ingenias felicidades por esta entrada un saludo

  34. Maria dice:

    Hola Su estoy de acuerdo contigo se tira demasiado pensando en que siempre tendremos de todo , y por desgracia en muchos hogares ya no es asi. Pero yo voy un poco mas alla , por mi profesion , soy cocinera en una residencia de ancianos, se que por ley no se puede aprovechar nada ¿ la carne del cocido que sobra? a la basura ¿que sobra pollo asado? a la basura y asi todo , y no es por mal calculo ni mucho menos simplemente los abuelitos no comen simpre igual o ni comen por otras razones que no vienen al caso , el resultado es que yo y muchas compañeras nos sentimos fatal viendo acabar en el cubo de la basura comida que podria servir para muchas cosas , en fin
    saludos y me encanta tu blog

  35. elisa dice:

    Pero no estabas agobiada con el trabajo? la reflexión valela pena. espero que alguien no convencido se convierta.

  36. OrOliveSur dice:

    Que tema tan interesante … Nuestro aporte podría venir hablando de la estabilidad del aceite de oliva virgen extra y comentar que la variedad picual es la mas estable, la cual soporta mas de 119 horas a temperaturas altas.

    Todo esto nos lleva a contar con un aceite de calidad que puede ser usado varias veces sin ser perjudicial para la salud.

    Que no falte un gran #aove en tu mesa.

    Un saludo.

  37. susana dice:

    Yo nunca he tirado nada, no lo concibo. De niña, si se nos caía un trozo de pan al suelo,inmediatamente alguien decía: ‘Recoge el pan del suelo’ y quien lo recogía le daba un beso al trozo de pan, antes de depositarlo en la mesa..
    Una amiga que tiene tres hijos encantadores y maravillosamente educados, cuando le preguntan: “mami que vamos a comer” ella les responde oon dulzura: “comida hijo, comida”.
    Y es que como tu vienes diciendo desde el primer día, comer no es cosa de broma…
    Esta semana me voy a preparar alguno de tus platos de aprovechamiento.
    Un fortísimo abrazo querida amiga.

  38. Tú lo has dicho muy bien, Su. No es tanto el tiempo, que es verdad que no andamos muy sobrados de él, sino el uso que hacemos. Y que antes la gente no conocía lo que era el ocio. Ahora queremos tener cuanto más mejor. Pero todo en su justa medida.

  39. wendy dice:

    ¡¡¡Madre mía!!!, que razón tienes, yo también estoy feliz de pertenecer a esta rara raza de cocinillas y además orgullosisima. He estado mucho tiempo fuera de España, y mi hija se quedó sola en casa, pues todos los días se cocinaba, y no sólo pasta y arroz con huevo frito,ó patatas fritas, estoy hablando de cocina cocina , no os imaginais lo orgullosa que me siento y además es la reina del reciclaje, debo de decir que esto último me lo enseñó ella, con 8 años , me obligaba a reciclar, hoy en día tiene 20 años.
    Hoy dia reciclo, porque he tomado consciencia que no se debe desperdiciar, gastar gratuitamente, por fortuna he viajado muchisimo, hay gente en el mundo que se muere de hambre y es inmoral, lo repito inmoral desperdiciar comida ó cualesquier otro elemento de nuestro diario vivir, tenemos la gran suerte de vivir en un país en el cual, de manera mas apretada ó mas desahogada, podemos comer 3a 5 veces “todos los días”.Cómo se puede tener cara para tirar comida??
    Te agradezco tu post y espero no caiga en saco roto. Saludos

  40. eva patricia dice:

    Que gran verdad. Yo suelo congelar lo que me sobra. En casa somos dos y la verdad muchas veces sobra una ración, así que al congelador. Despues se saca, al micro y listo. A mi no me da pereza cocinar. He pasado por una grave enfermedad y me pasé el tiempo de convalecencia cocinando, pues me ha gustado siempre y me relaja un montón. Además recliclando las sobras ahorras un montón, y a mi con la pequeña pensión que tengo no ando muy holgada. Y LAS CROQUETAS CASERAS SON UNICAS. Además hago una dieta más sana, preparo todo lo que puedo yo, salsas, tomate frito, caldos, fondos de carne o verdura, masas, pan, reposteria, bolleria. De ese modo limito al minimo el consumo de aditivos, conservantes, antiapelmazantes… etc. Y de esta forma me ahorre una operación. MI MEDICO ALUCINABA. Asi que a cocinar de una forma más saludabley ha reciclar la comida que hay mucha necesidad y demasiado despilfarron!!!!!!!!!!!!!!!!!

  41. eva patricia dice:

    Por cierto eso de a la carta me parece muy democratico y divertido.

  42. Maite dice:

    Me alucina el enorme porcentaje de comida desaprovechado. Yo perytenezco al grupo de aprovechamiento total o reciclando en nuevas recetas,, o a veces haciendo comida ” de quedes” en la que cada uno come algo distinto ( y menudas risas escogiendo).
    No coincido con la opinión de que tirar comida se debe a la buena situación económica, es mas, creo que todos hemos visto que los que menos pueden suelen ser los que mas lo hacen (¿complejo de inferioridad?). Y tampoco crero que se deba a la falta de tiempo, yo trabajo fuera de casa como muchas de vosotras y atiendo a mi familia y mi casa sin problemas para cocinar. Eso sí, aunque tengo tiempo para coser , cocinar o leer no lo tengo para seguir series ni ver programas de cotilleos.
    Gracias Su , siempre planteas temas interesantes

  43. yolanda dice:

    En casa somos familia numerosa y no tiro nada, todo se recicla en el momento o va al congelador. Habeis dicho un montón de platos de aprovechamiento: croquetas,pasta, purés, budines, empanadas… Pero en mi casa el más famoso es el “Arrocito de mama”. Un filete del lunes, un poco de jamón del martes, unas verduras del miercoles….el sabado hago un buen sofrito,un buen caldo,las sobras y con arroz hago un plato de lujo. Un beso a todos los “cocinillas”

  44. Carmen dice:

    REcuerdo algunos de los platos que mi madre hacia con la comida que quedaba. Es cierto que eran otros tiempos donde habia que economizar mcho y no tirar nada. Tiempos que vuelven tambien. Su, sigo tu blog hace tiempo, y aunque pedir sea de caraduras……..porque no pones un apartado de como aprovechar bien la comida “de sobra”

    Gracias anticipadas

  45. DOLORES dice:

    Hay comidas de aprovechamiento que son autenticas maravillas. Yo soy de la generación del aprovechamiento, mi abuela era una experta y mi madre tambien…aún recuerdo aquella fuente de cristal ovalada, don de mi abuela presentaba su ensaladilla, sus huevos rellenos, su pisto, sus natillas, sus pasteles, adoraba sus pasteles…yo siempre decia: abuela que lleva?…y me decia: ¡come y calla!, jajajaj, ni ella lo sabia. Mas mayorcita me enteré que eran de restos de galletas, de fruta, almendras molida, con saborcito a limon rallado, o canela o según lo que pillaba mojaditos con flan o merengue umm eran verdaderas delicias, sus paellitas echas en una simple sarten,
    sus migas dulces cuando sobraba el pan, sus torrijas, sus tortitas cuando nos quedabamos sin pan o sus emparedados de pan duro con restos de fiambre, los restos del puchero, ect…era una imaginación y un amor con que lo hacía que sus comiditas eran un éxito siempre. Y ahora veo a mis sobrinitos de 11 a 5 que furtivamente abren las puertas de mi despensa y cojen las galletitas que hago o esperan que les haga un bracito de chocolate o su tarta de cumple, porque mamá…no les hace nada, porque no tiene tiempo. Ahora comprendo a mi abuela y la amo mas cuando mis chicos me dicen: “tia…es que todo lo que nos haces nos gusta”.
    La cocina es amor, la cocina es imaginación, es cultura, proporciona independencia y grandes satisfacciones. Respecto al tiempo si uno quiere puede, no hay excusa. Y como decía mi tio referente al tema que no toca: “una buena administración es una sana económia”

  46. bea dice:

    hola, aunque la reflexión está muy bien, creo que el principal problema no está tanto en nuestras casas, como en la propia industria, ya que seguramente los que más cantidades de comida desperdician son los grandes distribuidores o los propietarios de las tiendas (ya sean grandes o pequeñas) ya que ahí es más difícil controlar el estado en que sale el producto y el estado en el que llega a la estantería cuando pretendes comprarlo, y claro, si una naranja está picada nadie la coge, y al final o la tiras o haces un montón con las “malas” y las vendes más baratas.

    En mi barrio hay una tienda en la que venden productos de marca a un precio baratísimo porque está a punto de caducar. De esa forma a lo mejor llegas y te ofrecen 24 yogures por un euro, porque caducan al día siguiente. Yo no lo cojo porque al final en casa acabarían caducándose en exceso (y eso que yo le doy una semana de margen al yogur, y sigue estando bueno) pero seguro que hay familias con pocos recursos y muchos miembros en los que esas ofertas vienen fenomenal.

    Besos!!!

  47. carme dice:

    Yo con el cocido de navidad hago croquetas y menos mal, porque el año pasado me salieron 99!!! si eso 99 croquetas y aproveché hasta la verdura del caldo, no toda, pero resultaron fantásticas, con garbanzos chafados, buenísimas, me ayudaron a compractar todo y darle consistencia. Y mi perrita también que se acabó lo que sobró de carne, así que a la basura solo fue los huesos y el poco de col y porro del fondo.
    Y Los domingos que sobra comida porque es el día que hago más cantidad, no hay problema en el tuper y a media semana mi marido y yo ya tenemos menú y solo hay que calentar. Va estupendo.

  48. Estrella dice:

    Bravo por el artículo, yo también soy de la opinión de que hay que crear conciencia con este tema.

  49. Maria dice:

    Ayer hice unas hamburguesas, sobraron dos. Así que las piqué en la picadora e hice unos spaguetti a la boloñesa buenísimos. Con imaginación y ganas, se puede hacer mil cosas.

  50. Mª Luisa dice:

    Soy maestra en el tema sobras que aprendí de forma natural de mi madre.No me costó nada cuando tuve mi casa.Vamos,que nunca me lo he planteado,es así de siempre.Mecánicamente está en mi mente que cuando hago cocido saco sopa,croquetas o empanada de pollo o ensalada de pollo,tortilla con las verduras,si sobra mas ropa vieja y así con todas y cada una de las comidas que hago.Creo que tenemos obligación de inculcarselo a nuestros hijos,pero no de palabra,sino de forma natural.¡Que nos vean!Es la mejor manera.

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….

Síguenos en redes sociales

¿Quieres recibir las recetas en tu correo?