Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in excerpt
Search in comments
Filter by Custom Post Type
Entradas
Publicidad

Que cómo lo hago

¿Qué cómo lo hago? Lo de hoy es puro y duro cotilleo. A los gastrónomos puristas no les va a gustar, así que les remito a mi próximo post, que ya estará dentro de la normalidad de estos webos.

A ello.

Recibo muchos correos con diversas opiniones:
—¡No es posible! ¡Tú tienes otro reloj diferente al mío! —con tono de admiración.
—¡Cómo voy a hacer yo pan, si no tengo tiempo! Tienes unas cosas… —con tono de parapanesestoyyo.
—No sé cómo lo haces para que te dé tiempo a tanto… —con tono de cariño.
—Debes tener mucho tiempo libre, porque ¡hijaaaaaaaaaaa, hay que ver lo que te cunde! —poner tonito.

Lo que hoy os voy a contar a grandes rasgos es mi organización personal, y he dado el paso de contarlo porque sé que hay mucha gente a la que le falta muy poco para lanzarse a cocinar más en serio o continuado, o para pensar en organizar un poco mejor el tema de la intendencia de los estómagos. Si esas personas ven que alguien como ellas puede lograrlo, se lanzarán a hacerlo. Mis palabras son exclusivamente de ánimo para lograr mejorar el tiempo que pasamos en la cocina, y que es un tiempo que revierte en el bienestar de la casa, aumentado si cabe, porque mucha parte de la salud entra por la boca, por no hablar del placer. Sé perfectamente que cada casa es un mundo, y que cada familia tiene sus circunstancias, y esto no son lecciones a nadie, ni soy yo quien, pero es cierto que mi estilo de vida coincide con el de otras muchas personas, y aquí, mi humilde aportación a esto de la organización en la cocina.

Yo

Ya me conocéis: soy una mujer normal, con dos hijas, trabajo fuera de casa en una ciudad distinta a la que vivo, en un puesto de responsabilidad, duro, y si fuera una supermujer no me cansaría, y estaría idealosa siempre, pero acabo diariamente más que reventada, pero feliz. ¿Por qué? No hay cosa que me pueda parecer más agradable que comer en casa —o cenar si no se puede comer— tu plato de comida cocinado la tarde o la noche de antes. ¡Me sabe tan rico…! Y que mis hijas puedan comer en casa diariamente, para mí eso no tiene precio.

Una ventaja que yo tengo es que las dos horas diarias que paso en bus, las dedico a descansar, pensando en mis recetas, leyendo o escuchando la radio. Otra es que como desarrollo mi trabajo sentada en un despacho, con follones, pero sentada, la actividad en la cocina además de relajarme, me cansa físicamente, y eso me viene bien para dormir mejor.

En mi vida decidí tener unas prioridades y no poder hacer otras cosas, entre ellas hacer pilates, ver mi serie favorita por la noche o estar peripuesta todo el día. En casa somos de gustos sencillos y somos felices simplemente saliendo a pasear el ratillo que tenemos libre los fines de semana. Eso facilita bastante las cosas.

Todo esto para deciros que si yo puedo hacerlo, y si vosotros queréis, no tenéis más que intentarlo: lo haréis mejor que yo, seguro: es cuestión de tesón y ganas.

La producción de recetas de webos la hacemos los fines de semana. Me ayuda mi madre —el tercer pilar de webos, su labor es impagable—, y además, entre una receta y otra, vamos preparando el menú semanal, para que guardado y combinado con segundos fáciles y rápidos de carne o pescado podamos ir pasando la semana con más gloria que pena.

¿Una paliza? Pues sinceramente, SÍ, con mayúsculas. Pero me compensa. A todos en casa nos gusta comer bien, y me puedo permitir que podamos hacerlo diariamente, cosa que no siempre se puede con los trabajos que tenemos.

Y evidentemente, a mi lado siempre e incondicionalmente, mi marido, trabajando e ilusionado con todo lo que vamos haciendo, de diario o no.

Para ilustrar un poco mi actividad, que no viene de ahora, os dejo un dibujo que me hizo mi hija mayor, Sara, para el día de la madre cuando ella tenía siete años, en el año 2003.
Mamá trabajadora

Preparando la semana

En la foto veis un ejemplo de lo que puedo avanzar el fin de semana para la comida de diario:

Guisar para toda la semana

1. Unas torrijas para aprovechar pan duro y no tirarlo —costumbre de mi madre, que no tira ni una pizca de nada—.

2. Acelgas cocidas, para hacerlas fritas con un ajito o rehogarlas con un huevo.

3. Judías verdes estofadas.

4. Champiñones olorosos para acomprañar un segundo de carne.

5. Lentejas.

6. Tomate frito casero para acompañar una pasta.

7. Muslos de pollo escabechados.

8. Relleno para empanada.

9. Croquetas, que a mis hijas les encantan.

10. Pimientos fritos para acompañar carne o lo que sea.

Con todo guardado y empaquetado la semana empieza para mí más tranquila.

webos

Otra cosa que me preguntáis es que cómo con este trajín de semana me quedan ganas para seguir con webos. Ahí entra la pasión por intentar contagiar el entusiasmo por disfrutar en la cocina. Se pueden hacer cosas muy ricas sin ser un profesional de la restauración. No tengo más meta que esa. Para blogs de cocineros preparadísimos, ya hay gente que se dedica a ello de una manera admirable; para blogs especializados en diferentes aspectos gastronómicos, ya hay gente que sabe mucho. Yo sólo quiero conseguir que los que menos importancia le dan a comer casero, se la den; hacer comprender que un plato, con sólo un poco de mimo, se puede presentar y disfrutar como en un restaurante, y que la hora de ir al mercado no suponga un suplicio. A cambiar el chip, y a mal tiempo en el trabajo, buena cara en la mesa: sólo quiero eso.

Estas últimas semanas he recibido algunos correos de amigas que me han dado mucha moral para seguir en la brecha, con palabras que demuestran que algo de este mensaje les llega: “…me ha picado el gusanillo…”, “…llevo la receta impresa en el bolso…”, “…nunca me he atrevido, y ahora siento que puedo hacerlo…”, “…era un alma descarriada, y ahora tengo mi propio blog…”.

Hoy os traigo el ejemplo de dos amigas que están empezando a meterse en la cocina, y, con su permiso, os pongo parte de lo que me cuentan y en el que muchos nos vemos reflejados cuando empezamos a cocinar para otros.

Irene me cuenta esta anécdota; no hay más que imaginársela en plena acción:

«El otro día hice mis primeras patatas con calamares, recuerdo de las que me hacía mi mami. Busqué en alguna web para hacerlas, pero no encontré nada. Total, que llamé a mi madre, que me explicó la receta a su manera habitual:
—Pues echas un poco de cebolla y pimiento, haces el sofrito, echas patatas para dos, cortadas de esa manera que parece que las vas arrancando…
—¿cuánto es patatas para dos?—, echas unos cuantos calamares, y luego agua…
—¿Cuánta, mamá?
—Pues más o menos, a ojo, tú lo irás viendo…

»Total, que con esas indicaciones de madre me salieron unos calamares ricos pero un poco aguados de más, así que tendré que mejorar la receta para la próxima vez…

Croquetas de Irene

»Su, te mando mis primeras croquetas hechas con tu receta. A mi chico le han encantado. Mil gracias»

Sara, currante de mil horas, me cuenta:

«Susana, yo antes no sabía cocinar (bueno, ahora tampoco mucho, jajaja) porque nunca me animaba a meterme en la cocina: pensar en un menú, ir a hacer la compra de esas cosas precisas, dedicar mogollón de tiempo a la elaboración, quemarme con las salpicaduras (en esto tengo un máster), manchar todo, limpiar todo… ¡para media hora de comida! ¡Que va! Yo salía a comer fuera o “robaba” un túper, a veces a mi madre, a veces a mi suegra.

»Pero ahora no. Bueno o no tanto. Ahora tú me animas muchísimo. Ayer cuando llegué a la estación de Azuqueca a las 20:00 h, llamé a mi chico y le dije que llegaría más tarde porque iba a parar para comprar unas cosas en el Mercadona (chocolate en polvo y yogures naturales) y es que este fin de semana me dejan a mi ahijada Inés (9 años) y quiero hacer con ella los bizcochitos individuales de chocolate que tanto han llamado mi atención…»

Sara hace bizcochos de chocolate 1

Sara hace bizcochos de chocolate 2

Ahí está la esencia de lo que busco: cambiar la idea de que la cocina sólo es pringar, por la idea de que es invertir el tiempo en placer, salud y bienestar.

Todo esto contando que los de la casa sean comilones y agradecidos, porque no hay cosa peor que cocinar con todo el mimo y que se coman el plato sin valorarlo. Para los que no lo aprecian, otro día os cuento un plan de choque que no falla. Ahora, ya he escrito un artículo todo lo incorrecto que se puede hacer, larguísimo, íntimo, y muy personal para esos mundos de internet, pero me lo pedía el cuerpo. Nos separa una pantalla, pero nos unen muchas cosas…

Gracias por estar al otro lado y dar sentido a estos webos.

Su

Publicado por Su, el 2 de marzo de 2011. Esta entrada está guardada en: Trucos. Etiquetas: , , , ,

Comentarios


Para comentar debes dar tu consentimiento para que tratemos tus datos. Aquí te explicamos qué hacemos con ellos.

Te recordamos que:

No publicaremos tu dirección de correo electrónico

Los comentarios no se publican inmediatamente. Están sometidos a moderación por parte de webos fritos

Si quieres poner cara a tus comentarios, aquí te explicamos cómo hacerlo


¿Sabías que puedes recibir gratis todas las novedades de webos fritos? ¡Entérate cómo!

Ya se han hecho 268 comentarios para "Que cómo lo hago".
  1. Manu CatMan dice:

    Que pasada de post! su…eres la repanocha!
    Un besote del gato

  2. Lolah dice:

    Muchas gracias a ti por el maravilloso trabajo que haces y por dejarnos cotillear un poco en tu vida cotidiana.
    Ya me gustaría organizarme la mitad de bien que tu!!!
    Un besazo.

  3. Querida amiga y mujer trabajadora, creo que voiy a hacer un mailing con tu post a muchas mujeres agobiadas que se ahogan en un vaso de agua y que no paran de quejarse. Conozco a unas cuantas.
    No sabes como comprendo el sentido de tu post, como comparto tus prioridades y otras cosas(como el Pilates y alguna serie por ahi!!) Pero sobre todo la organización familiar, con organización se llega, claro que se llega. Yo ya no trabajo -bueno fuera de casa- pero cuando lo hacia, mis ratos libres eran para organizar las comidas.
    Ahora se traduce en relacionarme con esos amigos increibles que he hecho -entre ellos tú- ver la labor que estáis haciendo, se por los que conozco mas, como dedicáis vuestro tiempo libre a deleitarnos con vuestras recetas.
    Como dice Dube, Internet es único!!gracias a esto he conocido un mundo nuevo y gente tan fantástica como tu!!
    La visión que tenia tu hija de ti, lo dice todo…
    Un beso amiga

  4. Jessica dice:

    grande su!! ahora me falta encontrar un momento para hacer la planificación el fin de semana!! realmente pienso como tú! lo podemos hacer todo sólo es organizarse…

  5. Viruja dice:

    Felicidades por este post, por el blog, por todo lo que haces y nos regalas… Es una suerte tenerte al otro lado de la pantalla. Gracias por todo, Su. Un abrazo

  6. Noelia dice:

    Su, pezado leccion de humildad nos has dado!! A mi si me encanta la cocina y todo lo cocinado en casa, tengo pendiente el preparar mis menus semanales con antelacion a la compra, que lo hago al reves, primero compro y luego preparo y asi no se aprovecha igual!!! Quiero la receta de esos pimientos enteros fritos ya!! Gracias por este Post y sigue tan feliz!!

  7. Ana Ruiz dice:

    Me ha gustado mucho tu post….la gente a veces se cree que no es capaz de hacer muchas cosas a la vez, y luego cuando se organizan se dan cuenta de lo que cunden los minutos, ese es el secreto verdad? y cuando cocinar no supone para las personas “una pérdida de tiempo” eso facilita la tarea de comer bien y disfrutar cocinando, y tú transmites la pasión por la cocina, por disfrutar de cocinar y de comer en familia, cosa muy importante hoy en día….precioso el dibujo de tu hija, me ha encantado….

    Un saludo y sigue así….

  8. María dice:

    Aunque soy una fiel seguidora de tú blog, en ocasiones te he dejado algún comentario, valorando tú trabajo, y con esta entrada me siento bastante cercana a ti, separandonos la pantalla, siempre he inculcado comer o cenar en familia, preparandolo en casa con cariño, y disfrutando de presentarlo en la mesa, pero en especial me ha hecho gracia que también pienses en el bus, mis amistades se rien cuando les cuento, que en el bus organizado media vida mia, en fin, muy buen trabajo, mis felicidades también a tú madre, en eso te “envidio”, a mi madre no le gusta nada la cocina, y he sido autodidacta, por eso me gusta mucho tus recetas tradicionales de las que he oido hablar, pero no sabía como hacerlas. Enhorabuena por todo lo que hacéis. Bss.

  9. Corbe dice:

    Como siempre, GENIAL. Yo cuando sea mayor quiero ser como SU. Mil besos y mil gracias.

  10. maduixeta dice:

    Pues voy a esperar ese plan de choque infalible para mudos jajajaj

    Tu dirás lo que quieras pero eres una supermamá, hasta tu nena lo sabe ;-)

    un besazo familia!

  11. Una entrada preciosa, y que nos sirve de apoyo a muchas madres de familia trabajadoras que nos gusta la cocina y tenemos blogs y mas trabajos que surgen del blog y ….es tardisimo, me voy a la cama!!! ejejej.

    Bss.Cris.

  12. carmen dice:

    Leo tu blog habitualmente y es la primera vez que comento.
    Me ha encantado este post!! Me siento identificada. Aunque llevo una vida más relajada que la tuya (aún no tengo hijos) me encanta cocinar y me relaja muchísimo.
    Sigue dándonos tan buenos consejos!! Estoy aprendiendo muchísimo!!
    Gracias

  13. cristina dice:

    su, me ha encantado conocer un poquito más de ti. parece que te conozco de toda la vida…
    es admirable la organización que tienes en casa. bravo por esa mamá, cocinera, esposa y bloguera 10!

    besos manchegos

    cristina

  14. Mirta dice:

    Hola Su,hoy me siento parte de esta charla,porque creo que son tantas las veces que te pregunto ,como lo haces? Lo bueno es que aunque ninguna cocine como tu ,porque lo he intentadoooooo,eres de admirar,cansada o no siempre te acompaña la sonrisa, un besote

  15. raquel dice:

    Ole, ole y ole asi me gusta que pensemos que los que estan ahi detras son personas de carne y hueso, lo que pasa es que hay algo tan fuerte como una gran aficion por superarse y sacar tiempo de donde casi no lo hay. Me encanta Su haber podido conocerte un poquito más a eso llamo yo desnudarse ante todo el mundo, hablando claro.
    Sólo hay que querer aunque a veces cuesta pero tu pasión prevalece sobre todo lo demas, gracias y enhorabuena por tu post que es la mejor receta que nos puedes dar.

  16. Marymary dice:

    Muchas gracias Su por este pedazo de post! y por ser como eres!
    Un besito

  17. Menos mal, que no estoy sola en el mundo!!!!!!!!!!
    Yo me organizo así casi desde que me casé, no para hacer grandes cosas, sino solo para el diario. Tengo mi menú colgado en la nevera y solo me complico la vida 1 vez a la semana, cuando lo hago, y listo.

    Voy a mandar ahoramismito enlaces de tu entrada a mis amigas que piensan que estoy loca cuando preparo comida el sábado para toda la semana.

    Gracias Su, muchas gracias.

    Besos

  18. HoneyBunny dice:

    He crecido en una casa donde mi madre trabajaba y llegaba tarde a casa todos los días, y aunque su trabajo es estar todo el día de pie, atendiendo los problemas de los demás y resolviendo los propios del negocio, llegaba a casa y se liaba a hacer un bizcocho, o un calgo o algo para el día siguiente… así q sólo espero hacer la mitad que ella cuando tenga mi propia familia… a día de hoy consigo ahcerlo todo… así que… ¡mil gracias por el post! besos al sr webos tb!

  19. wada dice:

    Su, me quito el sombrero con todo lo que haces, tanto por tu organización que no es poco, como por la sinceridad de contarlo abiertamente a “quién sabe quién”. Pero lo mejor de todo sin duda es la satifacción de poder ayudar con todo ello.
    Por cierto el dibujo de hija es para enmarcarlo!
    Un saludo!

  20. gloria dice:

    me interesa, mañana nada mas levantarme me lo leo que ahora no tengo tiempo, jajaja!! tengo que dormir…
    seguro que tu estas soñando con los angelitos!!

  21. gatope dice:

    Las cosas que se hacen con amor y cariño no suponen tanto esfuerzo como parece. Me han encantado tus palabras porque tienen mucho mensaje. A mi siempre me ha gustado cocinar, mas que muchas otras labores de la casa y cuando me pongo no miro ni el tiempo, me embeleso tanto en lo que estoy haciendo que disfruto. Siempre no me sale tan bien como huviese querido pero yo disfruto y eso es lo que cuenta. Y gracias a gente como tu que comparte sus ideas y recetas otros podemos disfrutar tambien. Yo busco muchas recetas por tu blog y otros de cocina y la verdad es que estoy encantada.

    gatope

  22. Conchi dice:

    Superorganizada!!!
    Un ejemplo y un aliciente, para todos los que compaginamos la necesidad de cocinar y la afición a la cocina con el trabajo. Y sabemos lo que es ocupar la tarde-noche preparando la cena y la comida del día siguiente.
    En tu caso, prueba superada con sobresaliente, yo intento llegar al aprobadillo y tu me ilusionas en mi labor. Gracias

  23. Pilar dice:

    Muchas gracias por renunciar a cosas que te hacen “sentir bien” por estos webos. Soy una lectora asidua de tu página y todo al que se la recomiendo, acaba enganchado a ella y encantado con ella. Imagino que eso te hará sentirte bien “de otra manera”.
    Gracias de nuevo y mucho ánimo para seguir.
    Besos.
    Pilar

  24. Ay, Su, esperame que vengo a darte un beso gordo….eres de lo más…es que hasta sin recetas ni fotos me gustas! El dibujo de Sara es impagable…bueno, toda la familia sois impagables…

    Un beso,

  25. Mar dice:

    Sois un ejemplo de entusiasmo y buen hacer en el mundo gastronómico. Amor, dedicación, profesionalidad…algo tan difícil de encontrar en este mundo de “copiar y pegar”, de robar ideas y de ir mirando a ver qué hace el vecino.

  26. Su dice:

    Queridos amigos:
    de sobra sabeís que me gustaría contestaros uno por uno, pero es imposible, si no quiero que mis clientes se rebelen por no hacerles caso.
    He leido cada comentario conmovida.

    Somos muchos los que compartimos, aficiones y estilo de vida, y este fin de semana, cuando esté preparando al intendencia semanal, me sentiré acompañada de mis vosotros, los que estamos haciendo lo mismo.

    Todo mi cariño, incondicional y a seguir trabajando.

  27. LMB dice:

    Felicidades de nuevo SU. Te sigo a diario, aunque no te escriba. Estas navidades me enganché a los dulces de mala manera, pero hago muchas otras recetas tuyas, eres mi blog de cabecera, trabajo más pero merece la pena que mi niño de casi 5 años me diga:
    – cada cena, ¡qué rico mamá!, ayer cenó tus croquetas de bonito (echas por su padre)
    – que para carnaval se quiera disfrazar de cocinero
    – que mi chico grande los fines de semana se pique y se meta en la cocina y yo descanse.
    Mi siguiente reto, para el día 22 de marzo (cumple del peque) TU tarta Sacher, ya te mandaré una foto.
    Espero que sigas mucho tiempo con esto y gracias por tu tiempo.

  28. Maria Urbiola dice:

    Si, todo es cuestión de prioridades. De saberte organizar. Y de que te guste!! Ultimamente no estoy pasando buena racha personal, y cuando me meto a la cama, no cuento ovejitas, nooooo, me pongo a “cocinar”. A imaginar platos, mezclas, ingredientes… Creo que con esto digo todo.

    Cocinar me relaja, siempre lo ha hecho, es mi pasión. Y si con eso puedes hacer felices a los demás, pues mejor que mejor, no??

    Su, como siempre, me encantan tus entradas. Enhorabuena!!!

  29. morgana dice:

    TE MERECES UN MONUMENTO, DE VERDAD.

    Un abrazo muy muy muy fuerte desde el corazón por todo lo que nos das.

  30. eva dice:

    me ha encantado el post! que haríamos sin los fines de semana para organizarnos, verdad? Yo no preparo tanta comida de antemano, pero es una idea muy interesante para ganar tiempo entre semana.
    bs!

  31. coro dice:

    Y aún tienes tiempo para mandar palabras de ánimo a tus lectores!!!!Eres la pera, Su, sois la pera!!!Un besazo enorme.

  32. Nuna dice:

    Yo cuando me fui de casa para hacer de au-pair en Londres no sabía cocinar. La primera vez que me mandaron hacer pasta para la niña que cuidaba, tuve que llamar a mi madre para preguntarle como se hacia eso. Mi madre que sabía que tenia poco tiempo me mando al supermercado a por una lata de salsa de tomate con cosas (la que más te guste). Ya después hemos ido intercambiando recetas y ahora puedo decir que me gusta la cocina. Lo que más me gusta es leer tu blog y robarte ideas. Me gusta probar continuamente cosas nuevas.
    Sigue así.

  33. Kaori dice:

    Hola Su.
    Soy seguidora de tu blog y quería darte la enhorabuena porque a mi también me entra el gusanillo cuando te leo.. muchas veces voy con las recetas impresas en el tren para ir leyéndomelas y poder ir más preparada el día que la voy a hacer…
    Realmente me parece de admirar lo que haces.. Tengo tres hijos, entre 4 y medio y 14 meses y la verdad que no saco tiempo para todo, aunque lo intento!!! poco a poco lo conseguiré!!!
    Quería hacerte una pregunta con respecto a la forma de hacer tus recetas ya que en la mayoría viene la explicación de forma manual y con la TH. Me gustaría saber, si es posible, cuánto utilizas la TH. Las recetas que he hecho tuyas (poquitas todavía) las hago con la TH pero no sé si hay algunas que es mejor hacerlas de forma manual o al revés…..

    Muchos saludos y ánimos.

    Kaori

  34. Helkiatxu dice:

    me parece que el espíritu del blog y lo que quieres lograr lo consigues de sobra…enhorabuena.de verdad

  35. Raquel dice:

    Hoy me hacía falta leer algo así:)

  36. merchi dice:

    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Eres la mejor, me encanta todo lo que haces, muchas felicidades!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  37. Saro dice:

    Ay Su! Muchísimas gracias por esta entrada, me aníma muchísimo a seguir, al pie de la cocina haciendo cosas nuevas y ricas para mi familia, que sabes (seguro) que hay épocas de ‘agotamiento crónico’ en las que dan ganas de dejarlo todo, aun así hago todas las noches la comida y el desayuno del dia siguiente (casi siempre algún bizcocho o magdalenas, siempre de diferentes sabores) y por la tarde entre deberes y la casa, la cena (todo gracias a la thermomix, si no sería imposible), ahora con tus ideas, me ha encantado lo del relleno de la empanada o las croquetas el fin de semana, o los acompañamientos como los pimientos, los champiñones, que engordan menos que freir unas patatas e última hora, además pienso ¿cómo no se me habrá ocurrido antes? pero desde luego cuando uno está ofuscado está ofuscado.
    Muchísimas gracias de nuevo, ahora sé que hay alguien mas, cocinando con dolor de todo el cuerpo, pero feliz, a las tantas, como yo (es una especie de Comunión de los Santos, pero en la cocina), ya que todas mis amigas me dicen que estoy loca y que ‘por cuanto para que todo desaparezca en 5 minutos’ (ponle tonito) yo les digo que eso es lo bueno, si algo dura más en casa…., malo.
    Un beso muy fuerte y a crecernos con nuestras familias, que es lo mejor que tenemos.
    Saro

  38. Cigalita dice:

    Hola Su,

    Como te entendemos! :-) Nosotros decidimos aprender a cocinar arrancando Todos a Comer, porque nuestra vida es un “sinparar” y la cocina era algo accesorio.

    Somos jóvenes y, aunque llzaevamos desde que empemos a estudiar en la universidad viviendo solos, siempre nos llevábamos los tupper de mamá.

    Después, nos dimos cuenta que comer bien es fundamental y decidimos montar el blog y comenzar a cocinar. La verdad es que es una de las mejores cosas que hemos hecho.

    Un abrazo y felicidades por los webos! Nos encantan!

  39. con muchas ganas y creyendo en lo que uno hace todo es posible, verdad???
    Eres muy fuerte Su y te admiro por ello (a tí y a tu familia :)
    Un beso enorme!!
    ali

  40. Angus dice:

    La caña. Yo también tengo una hija y otro en camino, me paso 2 horas diarias de transporte en el metro y trabajo en oficina, pero nada, que no me organizo.
    El dibujo de tu hija es chulísimo! No me entraña que te viera como un pulpo.

  41. Lola dice:

    Que mensajes tan bonitos!!!

    Yo también te doy las gracias, me gustaba cocinar pero me has animado a hacer cosas impensables, que no creía que se podían hacer sólamente con ganas.

    Esos bocaditos de nata, que los hice una tarde de domingo, medio mala, y me curó ver como crecían en el horno, esa ligereza, que exquisitez, y había hecho yo!!!! Claro, con tu recetario!!!

    A mí también me “alivia” cocinar cuando estoy cansada, porque tengo cansancio “anímico”, pero no corporal, y muchos viernes, me dan las 2, las 3 de la mañana, cocinando, preparando para el día siguiente, pero me acuesto tan contenta, con mis obras esperando a los invitados del sábado…

    Ya eres mi referencia, sólo te conozco desde el verano de 2010, pero eres el primer sitio donde consulto, para hacer un primero, un segundo, o un postre, lo que sea, busco en tu recetario porque está totalmente en mi línea…

    Esas gominolas, que sorprenden al regalado…. y que a mi marido le encantan con un gin tonic, jajajaj, son exquisitas!!!! y es dedicarle un ratito la tarde del día anterior…

    Y además de las recetas, la culturilla “colateral” que aportáis, con los weberos por el mundo, que post tan interesantes, con la explicación de los aceites, con el post del aguacate, que esa misma tarde cogí unos en la frutería y me supieron mejor por que los supe “interpretar”, jajaja

    Me encanta leeros, tanto si es receta, como si es vivencia, o recomendación, seguid así porque no me imagino pasar la semana sin vuestras sorpresas, son como regalitos, cada post que publicáis… Ahora que por falta de tiempo me cuesta leer un libro entero, me satisface lo que leo en vuestro blog, y a través del vuestro, los de otros blogueros que también me aportan muchísimo…

    Muchas gracias, seguid así porque sois un auténtico regalo

  42. Esther dice:

    Su, muchas gracias. Pienso muchísimo en iniciar un blog, pero lo pienso tanto, tanto, que nunca llego a hacerlo. Y es que temo empezarlo y no saber organizarme para publicar como es debido casi a diario. Creo sinceramente que me has dado el ánimo que necesitaba para echar fuera todos los miedos, confiar más en mí misma y lanzarme a la aventura. Espero poder presentarlo en sociedad en breve. Muchas gracias de nuevo.

  43. Eso si que es organización y reciclaje… perfecto para luego hacer las mejores recetas que podríamos imaginar.

  44. Olga dice:

    Muchas gracias por tus palabras y por dedicar parte de tu escaso tiempo a nosotros.
    Yo aún soy de las que sigo sin organizarme, y sólo de vez en cuando cocino. Eso suele ocurrir cuando hay eventos familiares, pues cocinar para mí sola es un aburrimiento! y como no tengo sitio en el congelador tengo un problema gordo!
    (Eso sí, en cuanto lleguen esas rosquillas de huevo conquenses sé que no voy a parar jajajaa!!!)
    Y, aunque cocine poco o nada, disfruto y aprendo muchísimo leyendo todo lo que dices, tanto la parte culinaria como la anecdótica y cómica. Esto engancha hasta niveles insospechados (vamos, que un día de estos me echan del trabajo ;)))) ). Y qué decir de esa pandilla de incondicionales seguidores! son geniales también!
    De todos modos, aspiro a conseguirlo algún día, gracias a personas como tú.
    Un besazo desde Valencia y mil gracias por todo!

  45. Oasis Mayca dice:

    Olé tus Wewos Su ;).
    Así se hace y lo esplicas rebien.
    Besotes por ser como eres y por tu tiempo

  46. Me has emocionado con tu relato, yo n me puedo comparar con todo lo que haces tu, pero tambien trabajo todo el dia a jornada partida, tengo dos niñas, marido y dos pajaros y saco tiempo para dedicarselo a mi blog y a la cocina, tambien tengo amigas que me dicen que debo tener mucho tiempo libre y no es verdad, la mayoria tienen mas tiempo libre que yo, pero cuando algo te gusta sacas el tiempo de donde no lo hay.

  47. Sara dice:

    Gracias, qué guay.

    No sé cómo darte las gracias por todo lo que he (hemos) aprendido con tu blog, no me refiero solo a las recetas (que también) sino a cambiar la creencia de no saber ni poder hacer algo más allá de una tortilla francesa. Nos ofreces ese impulso de “jo, qué buena pinta tiene, qué fácil parece según Susana… voy a intentarlo yo este fin de semana” y cada blog es un aliciente más para engancharnos a la cocina, a TU cocina. Mil gracias.

    De forma personal, y como afectada en este post, decirte que me ha encantado, que se me han saltado unas lagrimillas de alegría al recordar aquel mail que te envié con las fotos de mi sobrina Inés “volcando” la mezcha del bizcocho, jajaja, tienes toda la razón del mundo: Es mucho más valioso el placer de comer bien, sano y saber que está hecho con tus manos que el valor del tiempo que se invierte en ello.

    Y por último, felicitar a tu hija Sara por la realidad creativa tan bien reflejada en su madre, podríais utilizar ese dibujo con logotipo de webosfritos, es genial!!!

    Seguid así, no cambies, sois lo mejor!!!

  48. Maria Teresa dice:

    Su, pero sabes lo que más me gusta de ti??, bueno de vosotros???, la sencillez, te dan un super premio, tienes en cada entrada comentarios a porrillo, yo si paso de ocho o diez para mi es lujazo, y sí, pensamos muchas veces que eres superwoman, pero no es así, claro y esta entrada lo demuestra, eres sencilla, aprovechas el tiempo de una manera increible y en eso fallamos muchas.
    Yo he sido siempre muy desordenada en mi tiempo, y eso es lo que estoy cambiando, gracias a ver personas como tú, y haces bien en hablarnos de las prioridades, eso es fundamental.
    No siempre te pongo comentarios, le quiero dedicar el poco tiempo que tengo a ponerselos a blog que empiezan o que son menos importantes que el tuyo para darles ánimos, pero desde luego si tengo un blog de cabezera es el tuyo.
    Un beso y por favor, continuad, muchas gracias a los tres, a la mami tambien.

Mostrar comentarios

Su cocina con

Nuestros proveedores te ofrecen ventajas especiales. Ser webero supone regalo seguro….

Síguenos en redes sociales

¿Quieres recibir las recetas en tu correo?